jueves, 28 de febrero de 2013

Marianico corre el riesgo de que le de un apechusque


Cuando esta mañana me disponía a empezar a redactar mi artículo del día, he recibido un correo de una amiga en el que hablando de las  y comportamientos de las personas, afirmaba que existen tres cosas que caracterizan a los hipócritas: cuando hablan mienten; cuando prometen no cumplen; y cuando confías en ellos te traicionan. Debe ser por el cariño que le profeso, que enseguida me dije que España está gobernada por un hipócrita. Y nadie debe extrañarse de esta conclusión, porque no se puede negar que a Marianico se le fotografía con esas las tres características, aunque la última de ellas haya que aplicarla a sus votantes, porque personalmente nunca confié en él.

Pero como para muchos españoles no hay Marianico sin Mari Loli, enseguida pensé que ese calificativo también sería aplicable nuestra presidenta regional, puesto que también miente cuando habla, no cumple lo que promete, y muchos de sus votantes castellano manchegos, sienten hoy traicionada la confianza que le depositaron hace más de un año en las urnas. Sin embargo, después de escuchar el trabalenguas con el que Mari Loli trataba de explicar el despido con “indemnización diferida” y en modo de “simulación” del ex tesorero del PP, la mejor definición que he encontrado para ella es la de “leguleya”, que según la RAE es la persona que trata de leyes, sin conocerlas más que vulgar y escasamente. Lo grave es que es abogada del Estado y uno piensa que asi esta el Estado.

A nuestra presidenta deberían haberle dado un cursillo de derecho laboral acelerado para evitar el uso de términos para describir el despido, que los letrados califican de merecedores de un premio a la innovación. Si se oye su intervención, comprobaremos que habla de indemnización, es decir, de la compensación por un daño recibido, o sea que el dañado es Bárcenas y no el PP. Además lo califica de diferido, que significa posterior en el tiempo en que ocurrió, o sea que quiere decirnos que la cosa viene de antes, pero que se la pagan ahora.

Pero de todo, lo más llamativo de su intervención es cuando habla de simulación. En la wikipedia nos dicen que la simulación “es el proceso de diseñar un modelo de un sistema real y llevar a término experiencias con él, con la finalidad de comprender el comportamiento del sistema o evaluar nuevas estrategias -dentro de los límites impuestos por un cierto criterio o un conjunto de ellos - para el funcionamiento del sistema". Si el sistema es el PP, querrá decir que en el partido están experimentando para ver qué ocurre si se realiza un despido poco a poco, porque lo de Bárcenas y después lo de  Sepúlveda, son experimentos de despedido poquito a poco.

Marianico, el solito, llegó a la conclusión que verbalizo con su “es que no sabemos transmitir lo que hacemos”. Y parece que llevaba razón, porque para el papelón que ha representado Mari Loli, no le ha hecho falta ponerse ni mantilla ni peineta, le basta con poner la cara dura, y ya esta explicado.

Pero el problema del PP no se queda aquí en nuestra Mari Loli. Si unimos a la peineta dicharachera, con el esperpento valleinclaniano que está montando el ex tesorero, con la sana ministra que insiste en su actitud insana para la higiene de la política, con el chico educado y culto que se empeña en españolizar a los catalanes, con el contable que acusa a los diputados de no declarar a hacienda correctamente pero que no se dio cuenta de que su secretaria general tenía que rectificar la declaración de la renta, con el economista pijo rebuscador de palabras para explicar el déficit como si se tratase de que alguien resbaló sin querer, con un abogado que reduce la lista de espera de los juzgado poniendo un precio para que solo los ricos puedan pleitear, con un defensor que defiende a las empresas de defensa de las que fue defensor, con una trabajadora que dice pretender crear empleo pero que nunca ha trabajado, y con alguno más que en este momento se me escapa, llegaremos a la conclusión, al menos en eso el hipócrita Marianico lleva razón.

Mariano, fúmate uno de tus puros que se te aplaque la ansiedad, porque con el equipo que tienes a tu alrededor, cualquier día te va a dar un apechusque que van a tener que darte los “soleos” como dicen en Honrubia, y no va a ser una simulación ni en diferido, sino en vivo y en directo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...