jueves, 14 de mayo de 2020

Diario del coronavirus 118

Buenos días. Ayer no pude comentar los datos. Lo haré esta tarde. Hoy tenemos test de seroprevalencia para profesionales en mi Centro de Salud. Por fin. Por eso publico antes que de costumbre.
El apartamento
No os voy a hablar de la película ganadora de un Oscar dirigida por Billy Wilder, y protagonizada por Jack Lemmon y una guapisima Shirley MacLaine. Sería más agradable hacerlo sobre eso. Pero el título se refiere al apartamento de la Presidenta Madrileña.
Lo de Madrid se ha convertido en un pozo sin fondo de noticias, y en un dolor de cabeza para el PP. La presidenta que aparcaba en cualquier sitio, a la que sucedió la amante de las cremas cosméticas, se han quedado en mantillas al lado de lo de la actual Isabel Díaz Ayuso, IDA.
Un confinamiento poco confinado. En un ático en el centro. En concreto la suite royal de un apartahotel. Se muda allí, dos días después de declarado el estado de alarma. La intención era confinarse y no contagiar a sus vecinos. Pero debió pensar que ella no hacía nada confinada, que una presidenta madrileña puede con todo, y decidió acudir a cuantos más actos mejor, que más vale una imagen que mil palabras, y en su caso que diez mil. Pasó de la cuarentena, monto el pollo en IFEMA. Y cuando ya no estaba en cuarentena, le debió gustar el ático, porque no volvió a su casa, aunque ya no contagiaba vecinos.

El precio del alquiler del apartamento eran 6.000 euros mensuales. O lo pagaba ella, o se lo regalaban o lo pagaba la Comunidad. Imposible lo primero, con un salario público de 5.239 euros brutos al mes. Imposible lo segundo, sin cometer una vulneración del estricto código ético del PP y de la Comunidad. Imposible lo tercero, porque tendría que ser público el contrato, y haber sido fiscalizado. Debió pensar que lo mejor era que le pusiesen un precio asequible a sus posibilidades y así callar a la jauría. Ayer la empresa propietaria dio la cifra de 2.400 euros mensuales, y alguien dijo que los pagaba la presidenta de su bolsillo.
Por ahora no lo ha abonado, pero dice que lo hará.

No se comprende el baile de fechas, porque sugieren que o miente la empresa, o miente la Presidenta. Según la empresa se lo alquila antes del estado de alarma (14 de marzo), pero ella afirma que lo alquila al dar positivo por coronavirius, (16 de marzo), para no contagiar a sus vecinos. No cuadran las dos versiones. Tampoco cuadra el precio, porque en ese apartahotel, si uno intenta alquiler en su web, ninguna habitación baja del doble de los 80 euros diarios. Pero además, luego resulta que no es solo la suite royal, sino que tiene otra suite para dormir, y la royal es para despachar.
Hoy la empresa dice, que no sabe si son uno o dos apartamentos, pero que si son dos, que seran 80 euros por día cada uno. O sea que vamos por 4.800, lo que tampoco cuadra con un salario de 5.239 euros brutos al mes. Claro que si el dueño de los apartahoteles está investigado por delito fiscal, la cosa empieza a tener un cierto tufillo a lío. Si a eso le añadimos los halagos al empresario por haber donado los hoteles para sanitarios, por parte de Casado y la propia Ayuso, el olor se intensifica.

Cuando ayer martes, en la web oficial de la Comunidad de Madrid aparece una adjudicación de 560.000 euros a la empresa dueña de los apartahoteles, Room Mate, concedida por el gobierno de Ayuso, el lio ya no hay quien lo frene.

Y la genial idea que se les ocurre para intentar justificar la chapuza, es que la Comunidad dice que la publicación en la web es un "error".
Y luego, por la boca muere el pez. Además del alquiler de los dos apartamentos, Ayuso también paga el alquiler: el de su vivienda habitual. Antes de las elecciones, el pro Ayuso diario El Mundo, halagaba la figura de Díaz Ayuso, como la candidata que vive en un piso de 50 metros". Corría febrero del pasado año, y Ayuso añadía una frase genial en campaña electoral “Siempre vivo acorde a los salarios que tengo, y ahora mismo no sé cuál va a ser mi vida". Ahora paga tres alquileres.
Hasta ahí los hechos. Pero hay quien pone un circo y le crecen los enanos, y Ayuso parece de esas. Ayer tarde supimos que los certificados de homologación europea que mostraba la empresa fabricante de las mascarillas polémicas de la Comunidad de Madrid, son falsos y que la empresa, ante el ruido y la sospecha, ha borrado su web. El pasado 11 de mayo, por encargo de la Comunidad se empezaron a repartir las mascarillas, a través de farmacias. Son 14 millones, de unas mascarillas que nos decían eran de tipo FFP2 y que la Comunidad adquirió para entregar de forma gratuita. Son con envoltorio, estampado con la bandera de la región: con sello de la CE; con una etiqueta de información sobre las características de la mascarilla; con nombre del fabricante, la empresa china Wenzhou Haoshuo Home Textile Co., Ltd. Se podían adquirir en una plataforma llamada Alibaba. Pero hoy la web de la empresa ha desaparecido sin dejar rastro. El nombre de la plataforma, igual era una pista, para haberse mosqueado con que cerca andarían los 40 ladrones.
Puede vestir de luto, y soltar la oportuna lagrima, pero si se está aprovechando de su posición, nadie se lo va a perdonar. Poco tiene de ejemplar esa forma de vida de la modesta presidenta inquilina de casas. Menos ejemplar resulta con lo que llueve con los centros de mayores de su Comunidad. Poco ejemplar por parte de quien justifica menús a base de pizzas y sándwiches para los niños sin recursos. Lo de los apartamentos huele a más que a una simple desfachatez. Huele a abuso de poder. Huele a saqueo de lo público. El tiempo lo dirá. Hay quien piensa que la política es una profesión donde se gana mucho en poco tiempo, pero se confunden, porque eso solo sucede con la bono loto y sorteos similares, no con un trabajo decente.
Y uno se pregunta ¿Querrán quitársela de en medio? ¿Será fuego amigo? Lo cierto es que al PP le da más dolores de cabeza que gloria. Tampoco sería raro que los disparos viniesen de sus socios de gobierno los naranjitos. Sea una cosa, la otra, o la que ni sospechamos, lo que no cabe duda, es que en política los favores se pagan, y que el gobierno de Ayuso, tiene cada día más hipotecas tiene poca discusión. Puede que de pronto, al preguntarle a alguien por Ayuso, nos responda con aquel famoso “esa señora de la que usted me habla”.Pueden cambiar las personas. Los partidos es más difícil que lo hagan.
En fin, todo se verá. Está mañana llueve mucho en San Pedro. Los datos del estudio de anticuerpos en la población española nos da un 5% de inmunizados (en Albacete 11.6%) lo que significa un alto riesgo de rebrote si no disponemos de vacuna. A ver si nos tomamos en serio lo de respetar las medidas.
Vamos por este jueves mojado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...