lunes, 10 de enero de 2022

JULIO

 2 de julio

Creo que para las próximas reuniones que tengamos, ya sea en casa o visitando a alguien, debemos considerar y tener en cuenta esta nueva advertencia y tomar las precauciones necesarias.
*IMPORTANTE*
Con el nuevo virus Covid Delta, no hay tos, ni fiebre. Hay mucho dolor de las articulaciones, dolor de cabeza, nuca y espalda en su parte alta, debilidad general, pérdida de apetito, y neumonía,. Así es el Covid Delta! Y por supuesto, más virulento y con un índice de mortandad más alto. Tarda menos tiempo en llegar a los extremos. A veces sin síntomas!! Tengamos más cuidado!
Esta cepa no se aloja en la región naso-faríngea como lo hace la cepa clásica. Ahora afecta directamente a los pulmones, lo que quiere decir que las ‘ventanas’, (periodos de tiempo) son más cortos.
Se han visto varios pacientes sin fiebre, sin dolor, pero que presentan una leve neumonía en su placa de Rx de tórax.
Los test de hisopo nasal son muy a menudo negativos al Covid-19!!, y cada vez son más los resultados de falso negativo de los test naso-faríngeos. Lo que quiere decir que el virus se riega y contagia directamente a los pulmones, provocando estress respiratorio causado por neumonía viral. Esto explica el por qué se ha vuelto agudo, más virulento y mortal.
Por favor, seamos más cuidadosos, evitemos estar en sitios aglomerados, mantengamos 1,5 m de distancia aunque estemos en sitios abiertos, usemos bien las máscarillas, careta y lavemonos las manos ( sobre todo cuando tosamos o estornudemos). Aunque nos cueste, nada de abrazos y besos, porque es muy peligroso en estos momentos, porque casi todos los infectados están asintomáticos.
Esta *“ola”* es mucho más mortal que la primera. Así que tenemos que ser MUY cuidadosos y tomar *todo tipo de precauciones*
Por favor, alerta con esta información a tus amigos y familiares.


9 de julio
Un estudio publicado por investigadores chinos muestra que los anticuerpos pueden permanecer hasta 12 meses en más de un 70% de los pacientes que han superado la Covid. En el estudio se recogieron unas 1800 muestras de plasma convaleciente de 869 participantes, que habían pasado la enfermedad en los últimos 12 meses en Wuhan. Según los resultados, en los 9 meses posteriores, los niveles de anticuerpos disminuyeron hasta el 64.3% y después se estabilizaron hasta el año. En un primer momento, se produce una mayor respuesta inmune en hombres con respecto a mujeres, pero según va pasando el tiempo, esta diferencia se va diluyendo. También se producen niveles de anticuerpos más altos entre los 18 y los 55 años. La investigación también concluye que la vacunación puede "restringir de forma efectiva la propagación" del coronavirus, ya que fomenta una respuesta inmune similar a la manera en la que los cuerpos humanos generan anticuerpos.

11 de julio
Los políticos que digan lo que quieran. Los médicos decimos que el consumo de carne roja más de 1 vez por semana es perjudicial. Aumenta el colesterol, y el riesgo de problemas cardíacos y vasculares, aumenta el riesgo de cáncer de colon, aumenta el ácido úrico, ¿sigo?

17 de julio
Muchos sanitarios empezamos a mostrar cansancio y hastío por la situación sanitaria con el aumento de contagios. Toca ver a pacientes jóvenes positivos. Muchos no precisarán atención hospitalaria, pero la sobrecarga en AP empieza a ser insoportable.
A la necesidad de continuar con la vacunación, de atender otras patologías y de continuar recuperando a pacientes crónicos con seguimiento deficiente durante la pandemia, se suman ahora los jóvenes. No son una consulta por un cuadro clínico, y una prueba y el seguimiento de dos o tres contactos por paciente. Un joven positivo implica una visita de diagnóstico, un test de antígenos que a veces es negativo y requiere PCR, hacer PCR a sus progenitores, localizar contactos estrechos y hacer PCR (en jóvenes muchos más que en mayores) y PCR a la semana a los progenitores y esos contactos estrechos si no fueron positivos.
Además a esto hay que añadir las informaciones erróneas, o directamente mentiras, que intencionadamente muchos nos dan por diferentes motivos, como no informar de todos los contactos o de en qué lugares concurridos han estado, o miedo por las repercusiones laborales o económicas de ser positivo, que nos impiden hacer bien nuestro trabajo, y el incumplimiento de las normas de aislamiento que algunos no quieren entender.
Cada positivo joven representa alrededor de 10 actuaciones médicas de media más los seguimientos. Nadie debería extrañarse de que alguno en primaria arroje la toalla, y si no lo hacemos es por profesionalidad, no porque sintamos que nuestra labor se reconoce como útil, al revés, parece que queremos amargarles la vida, cuando lo único que pretendemos es protegerla.
Malos tiempos para la relación médico paciente en este contexto.

21 de julio
No es admisible que en nuestro país, el recibo de la luz sea el más caro de Europa. El gobierno tiene que hacer algo, o las eléctricas, que tienen nombres y apellidos, acabarán consiguiendo lo que quieren: desgastarlo cuanto más mejor. En Moncloa deben ponerse las pilas, mejor hoy que mañana. Solo una rebaja del IVA, no es la solución a este abuso.


24 de julio

Buenos días. Termina una semana de mucho trabajo, con dobles consultas, vacunaciones, aumento de positivos y seguimiento de pacientes, y algunos mayores que deben ser atendidos en sus domicilios porque su eBuenos días. Termina una semana de mucho trabajo, con dobles consultas, vacunaciones, aumento de positivos y seguimiento de pacientes, y algunos mayores que deben ser atendidos en sus domicilios porque su estado de salud así lo requiere. Pero también una semana de satisfacción por el reconocimiento de UPA, Fundación de Estudios Rurales y FADEMUR, y por las muestras de afecto recibidas por ese reconocimiento. No entiendo los premios como un referente al pasado aunque se basen en ello, sino como un estímulo a la continuidad hoy y mañana. A ello voy.
La atención primaria necesita revisarse en todos sus aspectos. Comenzando por revisar un mapa de zonas de salud (elaborado con criterios demográficos de hace tres décadas), dotando de personal y de recursos los Centros de Salud, promoviendo y estimulando la formación continuada de todos los profesionales, e invirtiendo en educación sanitaria para hacer más prevención y menos atención reactiva a los problemas, y para que los ciudadanos aprendan a hacer un uso racional del sistema sanitario como un derecho de todos y no como un privilegio individual como algunos lo entienden.
Quien exige profesionalidad a los sanitarios, debe empezar por auto exigirse civismo. La pandemia ha evidenciado todas esas y otras carencias, pero también ha demostrado las bondades de lo público y que sólo entendiendo los servicios básicos como parte de un gran consenso nacional, podremos hacer frente a los avatares que el tiempo nos traiga. Una visión economicista de la asistencia sanitaria es pan para hoy y hambre de mañana. Usar muertes, casos, medidas de control o vacunas como arma arrojadiza en la disputa política, acabará pasándonos factura a todos. Al tiempo.
Mientras, la pandemia sigue golpeando. Donde más golpeó antes ahora lo hace menos. Si antes eran los barrios pobres los más afectados, hoy lo son las zonas económicamente mejor dotadas. Eso no significa que la pandemia no sepa de clases sociales, sino al contrario: pobreza y muerte van ligadas, y ahí están los datos. Creo que la vacunación de todo el personal sanitario y el de los centros sociosanitarios debería ser obligatoria en nuestro país. El negacionismo no puede tener sitio en nuestro sistema público y menos con más de 80.000 personas que nos han dejado por el COVID, y muchos sanitarios afectados. El uso permanente de la mascarilla por parte de todos los sanitarios también debe ser obligatorio, y su “no uso”sancionable. La negligencia o laxitud de unos pocos (muy pocos), no puede poner en riesgo la salud de los demás, que si enfermamos supondría una sobrecarga de trabajo para los demás compañeros incluidos ellos. Si faltan sanitarios, no cuidar la salud de los que ahora disponemos es un error imperdonable.
La vacunación va a buen ritmo y ya superamos lis 25 millones de ciudadanos con la pauta completa. Puede que cada año haya que volver a vacunarse, pero las vacunas son el mejor freno a la pandemia sino queremos estar en confinamiento alternante. Tenemos muchos positivos y una incidencia disparada, pero evitarlo solo lo podremos hacer con la vacuna, porque el rastreo de los contagios entre los jóvenes es algo imposible de hacer bien.
Tantos contagios ahora, tiene una cara positiva, que crece el número de inmunizados a sumar a los vacunados, aunque debamos vacunar a los positivos de hoy dentro de seis meses. Pero eso no justifica la sensación que se percibe, de que parecen no importar las cifras de contagios ni el riesgo de seguir en pandemia. Sigue muriendo gente y algunos demasiado jóvenes para hacerlo.
Hay quien se queja de retraso en la segunda dosis. Tranquilos que los últimos estudios demuestran mayor producción de anticuerpos en los que recibieron la segunda dosis con retraso. Mejor sería que se quejasen de que su Comunidad tenga dosis almacenadas sin administrar, y no lleguemos cuanto antes con el grupo de población de doce años inmunizado.
Quienes sigan viendo la pandemia solo a corta distancia para jugar al desgaste de dirigentes locales, demuestran que desconocen el significado de la palabra pandemia. Aquí no vale mirarse el ombligo, hay que luchar por la inmunización de todos los ciudadanos del planeta. Que nosotros ya estemos pensando en la necesidad de una tercera dosis, sin pensar que hay mucha más población mundial sin recibir la primera, no solo muestra la desigualdad mundial, sino que muestra que es un error, una forma de no saber pensar en nosotros.
Jesus Plaza Senabre, Juani Gómez y 132 personas más
14 veces compartida
Me gusta
Comentar
Compartir
More
Promocionar publicación
Ver insights
Editar publicación

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TAMBIÉN ES RESPONSABILIDAD DE LOS PROFESIONALES

Ayer en este muro, una buena amiga me pedía que pedía que expresara mi opinión no solo sobre el sistema, sino también sobre los profesionale...