martes, 12 de noviembre de 2019

Sobre el acuerdo de hoy.




Sorprendente por lo fugaz de la concreción de un acuerdo que hace nada era imposible alcanzar. Seguro que el ascenso de la extrema derecha ha tenido mucho que ver en esa rapidez, por parte de ambos dirigentes. Diez puntos programáticos, seguro que con sillones detrás, pero sin citar los sillones en el acuerdo.
Las reacciones en tromba y para todos los gustos, que no se han hecho esperar. La ultraderecha ve frustrada su ambición de llegar ya, y habla de acuerdo bolivariano contra los españoles. La derecha, que hace solo cuarenta y ocho horas hablaba de la necesidad de salir del bloqueo, ahora habla de que los socialistas abrazan el comunismo, y Casado se queja de que este acuerdo cierra cualquier colaboración con ellos, como si en algún momento en su partido hubiesen mostrado algún interés en colaborar para salir del bloqueo. Los zombis que aun quedan con un micrófono enfrente en el partido de Rivera, parecen olvidar su reciente fallecimiento electoral, y continúan con su vomito de odio visceral a todo lo que suene a Sánchez. En su conjunto, la reacción del bloque de derechas, apunta al pánico entre sus dirigentes, a que el acuerdo suponga una salida del bloqueo actual, con políticas progresistas y que busque la justicia social. Esa sensación se ve ratificada con los movimientos en bolsa nada más conocerse el acuerdo alcanzado, y llama la atención que el PP culpe a Vox y Cs de haber hecho posible el acuerdo PSOE-UP por no haber aceptado su propuesta de España Suma.
Pero en la izquierda, tampoco llueve a gusto de todos. Mientras muchos en UP califican el acuerdo como una victoria de Iglesias, otros muchos votantes de UP lo critican en las redes, y hablan de un Iglesias que se ha vendido al poder, o que ha sido engañado. Muchos tendrán que tragarse sus odios a los socialistas, y empezar a entender que en política, una cosa es predicar y otra dar trigo. Y en esas mismas redes, algunos votantes socialistas hablan de cesiones de Sánchez con Iglesias, porque siempre los cargos y “carguetes”, se van a ver obligados a reflexionar, a cambiar sus formas, a abandonar la ostentación, ya poner los pies en el suelo aunque no quieran.
¿Pero no habíamos quedado en que lo más importante era desbloquear? Entonces ¿Por qué se molestan por el desbloqueo?. Habrá aspectos en los que habrá cedido el PSOE, y otros en os que lo habrá hecho UP, como en cualquier negociación que sea tal. Lo importante era desbloquear una situación que nunca debió llegar al 12 de noviembre, sino haberse resuelto el 30 de abril, por parte de unos y de otros.
Toca mirar adelante e intentar sumar al acuerdo a otras fuerzas que hagan posible un gobierno estable, difícil donde hay muchos intereses, pero sin duda posible. Si realmente las medidas que se desarrollen surten efecto, y se forma un autentico gobierno socialista y de izquierda, serán muchos los países que se vean en la necesidad de andar un camino similar, en una Europa que hoy solo camina hacia la derecha. Es una oportunidad que no puede dejarse pasar. Lo único que puede frenar el crecimiento de la ultraderecha en Europa, son políticas sociales que frustren el discurso populista y falsamente social.
Creo que quienes se sienten progresistas, mejor harían arrimando el hombro, y remando en la misma dirección, para hacer posibles políticas sociales, una fiscalidad progresiva, una sanidad y educación más publicas, unos salarios y unas pensiones justas, y tantas y tantas aspiraciones de los que estamos abajo, en lugar de continuar en la lucha fratricida a la que la izquierda lleva más de un siglo acostumbrada. No es el momento de empezar a embarrar un posible gobierno, que hoy es solo eso, una posibilidad.
No toca ahora tener miedo, a descalificaciones y ataques que ya vienen y seguirán llegando desde posiciones reaccionarias, cuando no puramente fascistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...