sábado, 30 de mayo de 2020

Diario del coronavirus 153

Artículo de opinión del sábado tarde.
El perro rabioso
La noticia saltaba en los medios de Cádiz, hace unos días. Pero dada la repercusión social, hoy ya la podemos encontrar en medios de tirada nacional.
Yo que siempre he estado convencido de que la inmensa mayoría de las fuerzas de seguridad, en nuestra democracia de hoy (que no antes), están para ayudar y proteger a los ciudadanos. Y para cumplir y hacer cumplir la ley con independencia de ideologías, me encuentro sorprendido, aunque cada vez menos, de encontrarnos muestras de intolerancia entre algunos de sus miembros. Al final, esto solo viene a convertir, aunque yo las considero desafortunados, en ciertos los comentarios del Vicepresidente del gobierno sobre la actitud de Vox en la Comisión para la reconstrucción.
Me parece inaceptable que un jefe de policía local pueda hacer estas declaraciones y seguir en su puesto. Lo primero que invita a pensar que alguien con este perfil pueda acceder a una jefatura de policía, es que los test psicológicos que se les realizan son una castaña. Basta ver su perfil de Facebook para entender lo que digo. Os lo explico.
El Jefe de la Policía Local de El Puerto de Santa María (Cádiz), coloca en su muro los siguientes comentarios: "Majadero psicópata" y "borracho loco" refiriéndose a Fernando Simón; "chepafregona" o "comunista de mierda" en alusión a Pablo Iglesias; "astronauta lunático" sobre Pedro Duque: llama "hija de puta" a María Jesús Montero; "pa cagarse en su puta madre" es la dedicatoria hecha a Grande-Marlaska; "mentirosos", "tontos", "chapuceros", "trileros asesinos", "mangantes", "sinvergüenzas", "ineptos" etc. Sus comentarios más afectuosos sobre el gobierno en pleno.
No solo se permite hacerse eco de memes ofensivos, machistas y homófobos desde hace semanas, sino que se puede encontrar entres sus publicaciones una frase muy aclaratoria de su perfil y su militancia: "Un régimen totalitario acecha España, alcémonos y desempolvemos las hachas de guerra". También citas de frases de José Antonio Primo de Rivera.

En una democracia, cualquier servidor público que manifieste odio hacia cualquier gobierno o persona, debe ser apartado de su puesto. Es evidente que alguien que ejerce un mando policial, pero que tiene tan arraigados perjuicios ideológicos, machistas y xenófobos, no puede continuar en ese ejercicio. El debe saber que un agente de la policía no puede hacer esos pronunciamientos hacia nadie, y mucho menos si es jefe. En su círculo privado, puede opinar como quiera. Públicamente no.
El contenido de sus manifestaciones hace que las mismas no se resuelvan solo con un expediente por parte del Ayuntamiento, sino que la Subdelegación del gobierno debe ordenar que se abran diligencias porque pueden ser constitutivas de delito. Eso está recogido en el artículo. 93 y siguientes del texto refundido de la ley del Estatuto Básico del Empleado Público aprobado por Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre. Y luego el artículo 96 explicita lo que son las Faltas y las sanciones de las mismas.
Claro que luego nos encontramos que a la policía local en Andalucía le es de aplicación el régimen disciplinario de la Policía Nacional, que es la Ley Orgánica 4/2010. En esa Ley Orgánica se considera falta grave “la grave desconsideración con los superiores, compañeros, subordinados o ciudadanos, en el ejercicio de sus funciones o cuando cause descrédito notorio a la Institución Policial”. Primero se le debe expedientar y sanciona y la cosa podría quedar en cinco días de suspensión. Le caería más si se fuma un porro de servicio. Salvo que se considere que ha cometido algún delito, le van a salir baratas todas sus barbaridades.
Puede que a él no le haya pasado por su "cabecita", pero con sus manifestaciones lo que está dañando es la imagen del ayuntamiento, y la dignidad de los ciudadanos de su localidad. Pero no es menos llamativo, que la teniente de alcalde responsable de la policía local le indique que lo que debe hacer es pedir disculpas. Lo que ya ha hecho, eso sí, a su manera. Dice que sus barbaridades se deben a que se encuentra muy afectado por la muerte de un familiar a causa del coronavirus y que arrepentido. Se olvida de lo que ha colocado en su murió antes del fallecimiento familiar. Y el remate es la frase "si he podido con mis comentarios insultar o faltar el respeto a alguien". Parece que aún lo duda, que no da lo dicho como un insulto.
Qué imagen más entrañable de una provincia (donde todos los años suelo ir y me siento como en casa), y del pueblo gaditano, sabiendo toda España que un perro rabioso anda suelto, y que puede contagiar la rabia a todo el que se acerque para acariciarle. Pero la peor imagen de toda esta historia es la del Alcalde de esa localidad, que es el jefe de la Policía local del ayuntamiento. Pero si uno busca de que partido es el regidor, entonces se empieza a entender que le parezca suficiente que pida disculpas, y caso cerrado.
Qué pena de democracia. Va a ser difícil reconstruir nuestra sanidad y nuestra economía. Pero me temo que va a ser mucho más difícil reconstruir la convivencia, si estas actitudes, y otras, no se cortan de raíz. Penoso, que esto pueda caber aún en nuestra democracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...