sábado, 23 de mayo de 2020

Diario del coronavirus 138

YA PASARON LOS COCHES

No es libertad de expresión, son mentiras. En sus medios de intoxicación, llevan días, difundiendo la noticia de los múltiples ataques verbales e incluso agresiones, que sufren los valientes de las cacerolas. Todo vale pare enervar los ánimos entre los fieles, algo propio del más rancio fascismo. Es la estrategia del cuanto peor, mejor.

Buscan provocar el caos y sembrar el miedo. No hay que preguntarse ¿por qué hay que aguantarles todo esto? Es mejor no responder, no enfrentarlos, que es lo que buscan. Si última jugada previa al desfile de autos de escaparate, ha sido difundir una falsa convocatoria antifascista, que solo han difundido personajes afines a Vox que solo comparten grupos de extrema derecha y de la que los colectivos antifascistas se desmarcan. Esto ya lo hacían las juventudes hitlerianas, para justificar sus agresiones “defensivas”.

La manifestaciones de esta mañana han sido un rotundo éxito mediático, que no de asistencia. Con epicentro en Madrid, la ultra derecha ha vivido su particular terremoto, su victoria en un mundial. Una amiga madrileña me comentaba que desde su ventana ha visto muchos coches. Lleva razón, pero eso no significa muchos asistentes. Según la Delegación del Gobierno de Madrid, han asistido unas 6.000 personas.
Pero se pueden hacer números. Entre las ocho provincias andaluzas, otros diez mil vehículos (en Sevilla se han sumado unos 4.500; en Córdoba, unos 2.500; en Granada, 1.000 coches y 150 motos; en Málaga, 773 coches y 236 motos; en Almería, 510; en Cádiz, 419; en Huelva y en Jaén, 400 en cada caso, y 49 coches en el municipio malagueño de Marbella); Unos 130 coches y unas 50 motos en Barcelona. 1.500 en Valencia; 6.100 en Castilla y León; 20 vehículos en Bilbao, 12 en Vitoria; 400 en Canarias; 500 vehículos en las cinco capitales Castellano Manchegas y Talavera; 1850 en Extremadura y algo menos de 5.000 personas; no han llegado a 1000 vehículos en Zaragoza; 1000 en Palma; 250 en Navarra; otros 1000 vehículos en Cantabria. Todo esto son datos de las delegaciones del gobierno, informadas por la Policía.
Hagamos números redondos, que sean 25.000 vehículos. La mayoría con conductor y uno o dos acompañantes. Pero seamos generosos, subamos cuatro personas por vehículo, o si prefieren seis. Hablamos de 100.000 a 150.000 personas en toda España. Comparen los datos con la Diada, con la manifestación del orgullo, o con esa tan peligrosa para la salud, celebrada el 8 M. Ahora opinen, pero recuerden que somos 45 millones de españoles. En alguna televisión, el tiempo de información dedicado en sus informativos, apuntaría a que de los veinte millones de españoles contra el gobierno, no han bajado las cifras. Sus 52 diputados pesan más que sus manifestantes, y eso es lo real. Lo de hoy es el ruido.

Algo han conseguido seguro, no solo hoy, pero hoy mucho más: es imposible que toda España se identifique con una bandera que es manipulada y vejada por una minoría, que se la ha apropiado de una forma impúdica. Una segunda consecuencia clara, es que cuentan con muchos medios informativos que difunden su mensaje y le otorgan una proyección social de la que el propio movimiento antigubernamental carece. Una tercera, que a sus votantes no les preocupa que muchos de sus dirigentes se encuentren condenados o procesados por ser amigos de lo ajeno, y amigos íntimos si lo ajeno es público. Que son capaces de aprovechar la pesadilla que vivimos para hacer su política.

Las manifestaciones de hoy han sido autorizadas, por eso es inevitable preguntarse ¿Por qué la manifestación en coche del 1 de Mayo no se permitió, si también era en coche, y Madrid estaba en la misma fase 0 que está hoy día 23? Solo es explicable esa discriminación, si quienes autorizan o deniegan unas y otras, son maestros en interpretar las leyes, y que la decisión siempre caiga en donde ellos quieren. Muchos españoles tenemos familiares en Madrid y ver que no se están cumpliendo las normas de la situación de alarma, no es plato de buen gusto. Tal vez alguien en el Ministerio del Interior, debería empezar a plantearse, que se ha convertido en una demanda de muchos más ciudadanos de los que hoy se han manifestado, el que las fuerzas de seguridad que pagamos entre todos, hagan cumplir las leyes democráticas y garanticen su seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...