sábado, 16 de mayo de 2020

Diario del coronavirus 122

Buenos días

De nuevo tenemos protesta porque Madrid no pasa a la fase 1. Se busca el desgaste del gobierno, aunque las razones para que ese paso no se produzca sean conocidas. El paso de una fase a otra exige unos mínimos que la Comunidad madrileña hoy no cumple. Lo fácil para el alumno suspenso, es decir que el maestro le tiene manía.

En Madrid parece que importa más el negocio que la salud, pero eso no es generalizable. Hay una mayoría de madrileños y madrileñas que, claro que les preocupa la economía de su ciudad y de su país, pero están más preocupados por su salud, y por tener garantizado que si se infectan van a ser atendidos con todas las garantías. Y lo que han vivido estos meses de atrás no ha sido precisamente tranquilizador en ese sentido.

Los  Comunidad de Madrid fundamenta su salida en la reducción de pacientes hospitalizados y de los que están en UCI, y en disponer hoy de más camas respecto al pico máximo de la pandemia. También señala el dato de una bajada del número de personas en seguimiento domiciliario. El gobierno regional dice tener capacidad para crear más puestos UCI y de hospitalización, y argumenta también con su número de pacientes curados . Todo son mejoras respecto a la pasada semana, es innegable. Pero  Sanidad sopesa el mayor nivel de transmisión y la mayor incidencia que ha tenido la pandemia en la Comunidad. 

Ayer 15 de mayo era la segunda comunidad autónoma con más defunciones y en ella se habían producido la tercera parte de los nuevos ingresos en UCI de todo el país. Además Madrid, concentra el 30% de los casos notificados en toda España. Si eso no es tenido en cuenta por la propia Comunidad, cuyo único objetivo es conseguir pasar a la siguiente fase, queda muy claro que la salud de los madrileños les importa un bledo a sus gobernantes.

El desmadre de acto de cierre del hospital de campaña, la dimisión de la Directora General de salud Pública,  la foto virginal, el apartamento gate, arengar a las masas a saltarse las medidas, amenazar al gobierno, no responder a las interpelaciones en la Asamblea, culpar a sus socios de filtrar el tema del apartamento, se carga al secretario general técnico de la consejería sin ninguna investigación,y un largo etcétera, no son precisamente un escaparate de las virtudes de gestión para la gente corriente. Igual para la del barrio de Salamanca sí es suficiente, pero Madrid es mucho más que un solo barrio.

Casado ayer conversaba con el Vicepresidente Aguado intentando que las aguas vuelvan a su cauce. Eso es señal de que la situación cada vez se parece más a la de su predecesora, la señora Cifuentes. Aquella negaba un Máster regalado, y esta un apartamento que no se sabe si paga o también es fruto de la generosidad interesada de alguien. Veremos.

Buen sábado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...