domingo, 31 de mayo de 2020

Diario del coronavirus 156

No me he olvidado que día es hoy. 31 de mayo, fiesta de la Comunidad castellano manchega. Pero no quería hacer un post sobre el significado de esta fecha, porque seguro que muchos lo harán mejor que lo que yo pudiese hacer.
Son casi cuarenta y un años los que llevo ligado a esta tierra y sobre todo a sus gentes. Sería un relato interminable, intentar expresar todo lo bueno y lo malo que en ese tiempo he visto, oído, olido, tocado y saboreado en estas tierras. Me he permitido ponerme ante un papel e intentar plasmar con una sola palabra, cada uno de los recuerdos, momentos y lugares que en ese tiempo han sido parte de mi vida. El resultado es este.
Generosidad. Emoción. Trabajo. Reconocimiento. Encuentro. Despedida. Esperanza. Ayuda. Admiración. Calidez. Paciencia. Ganas. Memoria. Oportunidad. Distancia. Orgullo. Ilusión. Símbolos. Fuerza. Convencimiento. Mirada. Nostalgias. Letras. Obligación. Dificultades. Retorno. Desamparo. Adaptación. Aprendizaje. Energía. Familia. Intensidad. Condolencia. Recompensa. Migración. Pragmatismo. Aislamiento. Ficción. Supervivencia. Territorio. Privilegio. Paseos. Descanso. Miedo. Expectativas. Campo. Ruralidad. Gastronomía. Rincones. Quijote. Sancho.
Feliz fiesta a todas y todos.

Diario del coronavirus 155

Hoy le decimos adiós al mayo pandemico, y nos acercamos al verano, esa estación en la que la luz lo invade todo, en la que las personas parecemos más brillantes. Ojalá que sea así, y recuperemos esa brillantez también como país.
Puede que estemos viviendo el año más extraño de nuestras vidas. Es como habitar un mundo al revés. Confinados los que amamos la libertad; enfermos los profesionales sanitarios; sin salud los que la consideramos un preciado regalo; perdiendo a aquellos que nunca hubiéramos querido perder; con una cacerola en la mano, quienes siempre odiaron una cocina; o gritando revolución aquellos a los que siempre le molestaron los revolucionarios.
Será que hemos entrado en el año de la oscuridad, cuando creíamos habitar en el mundo de las luces. Hemos comprobado que quizá la luz del día no ha sido tan diferente, pero también que hay muchos conciudadanos sin luces. Porque solo por carecer de luces, podemos olvidarnos de los consejos, mientras seguimos con los prejuicios de ayer, y nos movemos por nuestros miedos.
A cambio de mantener la salud, nos ha sobrado todo. Recluidos, hemos llegado a idealizar aquello que creíamos banal por cotidiano. Una sensación o una breve mirada, las hemos valorado más que nunca lo habíamos hecho. Hemos agradecido las lluvias que odiábamos de abril y mayo. Las fotografías que acumulaban polvo en los cajones, nos han permitido recordar momentos y personas olvidadas o desaparecidas de nuestras vidas hace tiempo. Nos hemos sentido unos idiotas, por saber de aquellas fotografías perdidas, o las que un día quemamos en un arrebato de no sabemos qué.
Quienes ya peinan canas, y quienes no peinamos nada, hemos descubierto que aprendimos más por viejos que por diablos. Que hasta hemos conseguido ver lo invisible, e incluso tocarlo en el aire. Que sin un poco de humor en nuestras vidas es difícil ser feliz. Que por fin descubrimos el motivo, por el que alguien nos enseño el camino aquel día que andábamos perdidos en el naufragio cotidiano de la vida. Fue por bondad, por generosidad, por solidaridad.
El día que el temor a la pandemia acabe, cogeremos un billete sin destino, con la sensación de que no hay distancias, pero sabedores de que las grandes autopistas de la vida siempre tienen un peaje. Ahora sabemos que si en nuestra habitación personal hay sombras, es porque alguien encendió una luz para que las viésemos. Que es más fácil responder, que ignorar los mensajes. Que siempre a lo lejos hay un faro que nos impide el naufragio. Y que para cambiar el mundo, solo es necesaria una razón.
¿Qué cuál es esa razón? La respuesta siempre la tienes tú. Yo tengo la mía. Cada uno tenemos la nuestra.
Buen domingo.

Diario del coronavirus 154

30 de Mayo 2020
Los datos de España
Se han registrado 271 nuevos casos de COVID-19 en estas últimas 24 horas. La cifra de contagiados se sitúa en 239.228 personas .Madrid con 95 y Catalunya con 88 nuevos son las comunidades que acaparan la mayoría de casos recientes. Asturias con 19 y Aragón con 12 les siguen.
43 fallecimientos, cuatro más respecto al balance de ayer. La cifra de decesos alcanza las 27.125 personas. El informe del Ministerio de Sanidad muestra que, en los últimos siete días, la comunidad autónoma que más muertes ha registrado ha sido Catalunya con 13.
Ya se están haciendo pruebas de PCR a más del 80% de los posibles contagios y que únicamente el 11% de los contactos han desarrollado la enfermedad.
España sigue siendo el tercer país europeo con más casos confirmados de COVID-19 detrás de Rusia (396.575) y de Reino Unido (271.222).
En fallecimientos, Reino Unido ha informado de 38.161 seguido de Italia con 33.229 y Francia con 28.714 personas.

sábado, 30 de mayo de 2020

Diario del coronavirus 153

Artículo de opinión del sábado tarde.
El perro rabioso
La noticia saltaba en los medios de Cádiz, hace unos días. Pero dada la repercusión social, hoy ya la podemos encontrar en medios de tirada nacional.
Yo que siempre he estado convencido de que la inmensa mayoría de las fuerzas de seguridad, en nuestra democracia de hoy (que no antes), están para ayudar y proteger a los ciudadanos. Y para cumplir y hacer cumplir la ley con independencia de ideologías, me encuentro sorprendido, aunque cada vez menos, de encontrarnos muestras de intolerancia entre algunos de sus miembros. Al final, esto solo viene a convertir, aunque yo las considero desafortunados, en ciertos los comentarios del Vicepresidente del gobierno sobre la actitud de Vox en la Comisión para la reconstrucción.
Me parece inaceptable que un jefe de policía local pueda hacer estas declaraciones y seguir en su puesto. Lo primero que invita a pensar que alguien con este perfil pueda acceder a una jefatura de policía, es que los test psicológicos que se les realizan son una castaña. Basta ver su perfil de Facebook para entender lo que digo. Os lo explico.
El Jefe de la Policía Local de El Puerto de Santa María (Cádiz), coloca en su muro los siguientes comentarios: "Majadero psicópata" y "borracho loco" refiriéndose a Fernando Simón; "chepafregona" o "comunista de mierda" en alusión a Pablo Iglesias; "astronauta lunático" sobre Pedro Duque: llama "hija de puta" a María Jesús Montero; "pa cagarse en su puta madre" es la dedicatoria hecha a Grande-Marlaska; "mentirosos", "tontos", "chapuceros", "trileros asesinos", "mangantes", "sinvergüenzas", "ineptos" etc. Sus comentarios más afectuosos sobre el gobierno en pleno.
No solo se permite hacerse eco de memes ofensivos, machistas y homófobos desde hace semanas, sino que se puede encontrar entres sus publicaciones una frase muy aclaratoria de su perfil y su militancia: "Un régimen totalitario acecha España, alcémonos y desempolvemos las hachas de guerra". También citas de frases de José Antonio Primo de Rivera.

En una democracia, cualquier servidor público que manifieste odio hacia cualquier gobierno o persona, debe ser apartado de su puesto. Es evidente que alguien que ejerce un mando policial, pero que tiene tan arraigados perjuicios ideológicos, machistas y xenófobos, no puede continuar en ese ejercicio. El debe saber que un agente de la policía no puede hacer esos pronunciamientos hacia nadie, y mucho menos si es jefe. En su círculo privado, puede opinar como quiera. Públicamente no.
El contenido de sus manifestaciones hace que las mismas no se resuelvan solo con un expediente por parte del Ayuntamiento, sino que la Subdelegación del gobierno debe ordenar que se abran diligencias porque pueden ser constitutivas de delito. Eso está recogido en el artículo. 93 y siguientes del texto refundido de la ley del Estatuto Básico del Empleado Público aprobado por Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre. Y luego el artículo 96 explicita lo que son las Faltas y las sanciones de las mismas.
Claro que luego nos encontramos que a la policía local en Andalucía le es de aplicación el régimen disciplinario de la Policía Nacional, que es la Ley Orgánica 4/2010. En esa Ley Orgánica se considera falta grave “la grave desconsideración con los superiores, compañeros, subordinados o ciudadanos, en el ejercicio de sus funciones o cuando cause descrédito notorio a la Institución Policial”. Primero se le debe expedientar y sanciona y la cosa podría quedar en cinco días de suspensión. Le caería más si se fuma un porro de servicio. Salvo que se considere que ha cometido algún delito, le van a salir baratas todas sus barbaridades.
Puede que a él no le haya pasado por su "cabecita", pero con sus manifestaciones lo que está dañando es la imagen del ayuntamiento, y la dignidad de los ciudadanos de su localidad. Pero no es menos llamativo, que la teniente de alcalde responsable de la policía local le indique que lo que debe hacer es pedir disculpas. Lo que ya ha hecho, eso sí, a su manera. Dice que sus barbaridades se deben a que se encuentra muy afectado por la muerte de un familiar a causa del coronavirus y que arrepentido. Se olvida de lo que ha colocado en su murió antes del fallecimiento familiar. Y el remate es la frase "si he podido con mis comentarios insultar o faltar el respeto a alguien". Parece que aún lo duda, que no da lo dicho como un insulto.
Qué imagen más entrañable de una provincia (donde todos los años suelo ir y me siento como en casa), y del pueblo gaditano, sabiendo toda España que un perro rabioso anda suelto, y que puede contagiar la rabia a todo el que se acerque para acariciarle. Pero la peor imagen de toda esta historia es la del Alcalde de esa localidad, que es el jefe de la Policía local del ayuntamiento. Pero si uno busca de que partido es el regidor, entonces se empieza a entender que le parezca suficiente que pida disculpas, y caso cerrado.
Qué pena de democracia. Va a ser difícil reconstruir nuestra sanidad y nuestra economía. Pero me temo que va a ser mucho más difícil reconstruir la convivencia, si estas actitudes, y otras, no se cortan de raíz. Penoso, que esto pueda caber aún en nuestra democracia.

Diario del coronavirus 152

Buenos días.
Ayer me despertaba constitucionalista, y hoy lo he hecho suspicaz, es decir, propenso a sospechar o ver mala intención en lo que dicen o hacen los demás. El motivo de mi suspicacia es la noticia de la realización de test masivos a toda la población de la localidad de Torrejón de Ardoz, en la Comunidad de Madrid. Aquí mi comentario matutino de hoy sábado.
La república independiente de mi casa.
Vaya por delante que cada ciudadano es libre de hacerse las exploraciones y pruebas que considere oportuno. Pero eso no impide que libremente se pueda opinar, tanto para asentir como para disentir, de la idea de realizar una prueba o exploración, en cuanto a su validez, su eficacia u oportunidad. Dicho eso, no puede negarse el morbo de la idea de hacer test masivos. Lo cierto es que no los ha realizado ningún país, porque se considera que sanitariamente es una medida inútil. Su realización solo es aconsejable en determinadas circunstancias, y su significado siempre está en relación con la presencia el momento de hacerlo, pero interpretar su tresultadi, casi siempre, requiere ir acompañado de la realización de una PCR.
Pero eso es algo que parece no importar a la autoridad local promotora. Se pueden realizar todos los test que se quieran, pero eso no inmuniza, y con test o sin él, los vecinos tendrán que seguir cumpliendo con las medidas de protección para no contagiarse. Un test no es un tratamiento, ni tampoco es una vacuna. Es tan solo una exploración o prueba complementaria. Pero muchos de quienes se realizan un test, lo interpretan como una licencia para poder hacer ya lo que les plazca porque son inmunes o son negativos. En la mayoría de los casos, es entendido como un permiso para saltarse las normas de distanciamiento e higiene.
Suelen realizarse los test las personas que antes se han sentido enfermas o han tenido contacto con el virus hace semanas pero ahora se sienten bien, puesto que quienes se sienten enfermos acuden a un centro sanitario y allí no solo se les realiza un test sino toda una batería de pruebas para alcanzar un diagnostico. El resultado del test no es preventivo, y como mucho se descubrirá una inmunidad que se desconocía hasta ese momento, pero de la que se desconoce su duración. Lo de verdad importante, es identificar los posibles nuevos casos y realizar esos test rápidos a los sospechosos, para aislar los contactos en caso de positividad del test. Pero si lo que se busca es identificar quienes han pasado la enfermedad, no se hace nada nuevo, y se están empleando recursos públicos en realizar algo, que ya está haciendo el Instituto Carlos III en toda España.
En el caso de la localidad madrileña, su alcaldía ha decidido desafiar los criterios del Ministerio, y los test son realizados al margen de la sanidad pública. La Comunidad de Madrid, no ha querido dar cumplimiento tampoco al criterio ministerial, y ha hecho finalmente una instrucción para intentar darle una cierta legalidad a su realización en Torrejón, pero ello no puede ni debe impedir que el ayuntamiento pueda y deba ser sancionado por saltarse la estrategia del gobierno, y las normativas en vigor durante el Estado de alarma.
No es una manía del ministerio desaconsejar los test masivos, sino que es la propia OMS, la que los desaconseja por ser un gasto innecesario al existir la duda de si alguien que hoy tenga anticuerpos, está completamente protegido y durante cuanto tiempo puede estarlo. Luego están los falsos positivos y falsos negativos, que crearán angustia, dudas e incluso alarmismo. Y también aparecerán los trastornos administrativos al ser enfermedad de declaración obligatoria, los costes de bajas laborales innecesarias, como aislamientos innecesarios, que solo se resolverán con la realización de una PCR, imprescindible para acreditar la fase de la enfermedad en la que esa persona se encuentra. Lo peor una falsa sensación de seguridad.
Aunque el refranero diga "Zapatero a tus zapatos" todos los criterios sanitarios quedan al margen, cuando un alcalde decide convertirse en epidemiológo y tomar una decisión que no le compete. Es como si el médico decidiese cuando se debe celebrar un Pleno. El objetivo, colgarse una medalla local, aprovechando el miedo vecinal a la pandemia y el desconocimiento existente sobre una enfermedad que es nueva, pero no por ello durable por decreto o por acuerdo de la Comisión de Gobierno municipal. Ante ese miedo y ese desconocimiento de la enfermedad, y del valor real de la prueba que se hace, estoy seguro que hará que los vecinos, con el mejor deseo de proteger su salud, acudan en masa a realizarsela. La guinda del pastel, que se la hacen gratis. El alcalde gana puntos para el cielo, pero los test masivos siguen siendo innecesarios.
Reiteró que un test no protege del coronavirus, y que solo da la información del estado de la enfermedad en el momento en que se realiza, pero no evita el contagiarse mañana. Y seguro que no quedará ahí la cosa. Ahora toca el “culito veo, culito deseo”, esa costumbre tan española, que hará que otros alcaldes se crean que ellos no pueden ser menos que el de Torrejón y le imitarán. Todo lo anterior sin entrar en cuestiones de sensibilidad o fiabilidad de los test, para lo que debe bastar con recordar que tanto al Ministerio, como a la Comunidad, que compraron test, recibieron gato por liebre. Pero es legítimo satisfacer un deseo vecinal.
Entonces, aparte de la imagen del alcalde que se preocupa por la salud de sus vecinos, ¿Quien gana con estos test?
Deberíamos preguntarnos, por qué no se ha permitido a los medios entrevistar al personal del dispositivo montado para realizar los test. Deberíamos poder conocer, cuántos de los que hoy son negativos en el test, resultan luego positivos en unos días. Deberíamos saber, cuantos falsos positivos y cuantos falsos negativos se producen. Y ya puestos a saber, también estaría bien conocer los que tras tener un positivo o un negativo, acaban acudiendo a su hospital de referencia, para realizarse una PCR. Todo por interés científico. Pero si a muchos se les debe realizar la PCR, esa prueba ya no la pagará el Ayuntamiento, sino la Comunidad de Madrid. Se cobrará por quien gestione el hospital que la realice. Lo normal es que sea en el hospital de referencia.
El Hospital de referencia de la población en cuestión, es el Hospital Universitario de Torrejón, un hospital publico pero de gestión privada, y gestionado por la empresa Ribera Salud. ¿Para qué entidad trabajan los sanitarios desplazados desde la Comunidad Valenciana, que componen el dispositivo que realiza los test? Para Ribera Salud. Es decir, que las dudas generadas por los test que realiza Ribera Salud, serán resueltas por un hospital que gestiona Ribera Salud.
Como poco, el dato de esa coincidencia, es curioso. ¿entendéis porque me siento hoy algo suspicaz? Por la sensación de que las cosas no cambian ni con miles de muertes por medio.
Buenos días.

viernes, 29 de mayo de 2020

Diario del coronavirus 151

Comentario de un viernes por la tarde.
Pues ahí la tenemos. Una ayuda de subsistencia, para aquellas familias que menos tienen. Sin ningún lugar a dudas, es la noticia destacada del día, y puede que una de las más importantes desde la aprobación de la ley de Dependencia, es que el Gobierno de coalición ha cumplido uno de sus compromisos de legislatura: la creación de un ingreso mínimo vital contra la pobreza en todo el Estado. Lo que no ha hecho hasta ahora ningún gobierno de este país.
El objetivo de la medida es alcanzar a unos 850.000 hogares, Se puede solicitar a partir de junio y garantizará al menos 461,5 euros mensuales, para los hogares compuestos por una sola persona, y de unos mil euros en el caso de las familias numerosas y con niños a cargo. Esta renta estatal es una redistribución de rentas, que cumple dos objetivos fundamentales: reducir la pobreza extrema, y permitir la inclusión social de sus beneficiarios. Esta ayuda económica estará ligada a itinerarios de inclusión para que las personas que la perciban mejoren su situación, ya sea a nivel laboral o social.
El ingreso mínimo vital será el suelo de ingresos y se compatibilizará con las ayudas autonómicas existentes. Supone un mínimo de ingresos garantizado en todo el Estado, algo que diferenciaba a España de sus socios europeos, porque todos los países de la eurozona tienen sistemas de rentas mínimas estatales. Representa un verdadero avance en derechos sociales.
Las estimaciones apuntan que la renta mínima estatal alcanzará los 850.000 hogares, compuestos por 2,3 millones de personas aproximadamente. El Estado garantizará unos mínimos de renta de manera mensual, en 12 pagas, según el tipo de hogar, para el que se ha tenido en cuenta un total de 14 familias diferentes. El coste de la medida es de unos 3.000 millones de euros anuales. De los 2,3 millones de personas que el Gobierno estima que se podrán beneficiar del ingreso mínimo vital, un 30% son menores y el 16% de los 850.000 hogares potenciales beneficiarios son monoparentales.
La medida protege en especial a las familias con niños y a los hogares monoparentales, es decir formados por un solo adulto progenitor con menores a cargo. En nuestro país, el 43% de los hogares con niños encabezados solo por un adulto viven con ingresos por debajo del umbral de la pobreza.
Las personas que cobren la ayuda estatal y encuentren un empleo podrán compatibilizar de manera temporal ambos ingresos, recibiendo parte del ingreso mínimo durante un tiempo. Podrá solicitarse a partir del 15 de junio y el Gobierno pretende que se abone ya a finales de este mes a unas 100.000 familias.
Personalmente me parece una medida que se ha demostrado imprescindible para paliar la desigualdad que existe en este país. Pero me resulta penoso que en todos los programas de sobremesa, sea la “arrogancia” del gobierno, y la capacidad de provocación de su vicepresidente lo más destacado que han encontrado.
Que a una medida social de este calibre, no se le esté dando la cobertura mediática, y la importancia social que tiene, habla muy a las claras del tipo de información que las cadenas televisivas deciden facilitarnos. Solo les importa la confrontación y mantener el clima de desgobierno que se han empeñado en hacernos creer que existe.
Esta medida es una muestra de solidaridad entre todos los españoles, y para llevarla a cabo, no son necesarias ni las grandes banderas, ni los valores del patriotismo,, ni dividirnos en rojos y azules. Solo ha sido necesaria la solidaridad entre todos.
Buena tarde y buen fin de semana

Diario del coronavirus 150

29 de Mayo 2020
Los datos de España
Se han registrado 187 casos nuevos de coronavirus en las últimas 24 horas. 61 en Madrid y 47 a Catalunya, son las comunidades con más positivos confirmados en la última semana. Es una cifra similar de contagios a la del jueves (182). El total de contagiados en España desde el inicio de la epidemia asciende a 238.564 personas. En los últimos siete días han sido en total 2.951.
Han fallecido 39 personas en los últimos siete días. Según los datos de ayer, en los últimos siete días habían muerto 38 personas con coronavirus. 8 en Catalunya, 6 en Galicia, 5 en Madrid y 5 en la Rioja, como cifras mayores. El total de fallecidos asciende a 27.121.
286 personas han necesitado ser hospitalizadas en los últimos siete días.
Se han producido 12 ingresos nuevos en UCI en los últimos siete días.
Hay cuatro puntos en vigilancia: Lleida, Ceuta, Totana (Murcia), y Cuenca. Los cuatros están bajo control y, de hecho, Totana pasa ya de fase, pero los cuatro van a seguir en vigilancia de cómo van evolucionando. Ninguno supone un problema más allá del área a la que se circunscribe.
Un cumpleaños con más asistentes de los permitidos ha acabado en la comarca sanitaria de Badajoz con una persona contagiada del virus y otras 18 en observación y aisladas en sus casas.
Un pasajero de un vuelo procedente de Madrid ha dado positivo por coronavirus en pleno vuelo a Lanzarote. El viajero ha sido sometido a aislamiento nada más llegar al aeropuerto César Manrique en la isla tras haber dado positivo en unas pruebas que se había hecho antes de emprender viaje, porque había estado en contacto estrecho con un fallecido por la COVID-19.

Diario del coronavirus 149

Buenos días.
Hoy me he levantado preguntándome, cómo debe ver un constitucionalista, lo que acontece en el Ministerio del Interior. Vamos a ver que dice la Constitución.
Artículo 104 de la Constitución Española de 1.978
1. Las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, tendrán como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana.
2. Una ley orgánica determinará las funciones, principios básicos de actuación y estatutos de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad.

En el desarrollo del artículo anterior, la Ley Orgánica 2/86, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, define las competencias funcionales y territoriales de los diferentes Cuerpos de Seguridad del Estado. 
Pues leído lo anterior, mi conclusión es que hay mucho interés en que sigamos teniendo mucho ruido en el ambiente.

Cuando una parte de un Estado, durante años ha permanecido oculta y al servicio del poder, llega un día en que se ve a la luz, sucede que nadie sabía nada de su existencia. Quienes han operado en ella, quizás por falta de costumbre de transparencia, lo ven todo borroso, y a alguno acaba resultandole incluso turbio.
Cuando esa visión y esa forma de entender la seguridad, se la plasma en un informe, en este caso como poco viciado, ese documento acaba convirtiéndose en la prueba de la propia existencia de esa parte del Estado que se intuía oculta. Si el informe emitido, además de parcial, está plagado de errores, de interpretaciones, de manipulaciones, y todo eso se incluye para jugar en contra del gobierno de ese país, la cosa adquiere mucha gravedad.
Esa forma de actuar, durante años se ha permitido que exista porque ha interesado al Estado, y por eso se ha admitido que haya permanecido oculta. Pero al salir a la luz su existencia, para los que la vemos desde fuera, deja de ser solamente un asunto turbio o borroso, y acaba convertido en explosivo y haciendo saltar por los aires la confianza ciudadana en esa parte de la seguridad.
Esa trama, siempre negada por el Estado y oculta, se ha creído con mayor poder que el propio gobierno al que debe obediencia. El choque se produce, cuando lo que debe hacer no es lo que quiere hacer, y entonces su lucha ya no es contra “los enemigos del Estado”, sino que pasa a considerar como enemigo al “gobierno del Estado”. Se está dejando de cumplir lo que dice el 104 de la Constitución.
La cuestión no es si esa parte de los sótanos, ha informado a un juez de una actuación delictiva, lo que debería hacer siempre y no según su propio criterio (juzgar corresponde a la justicia), sino si lo que se informa obedece a que el gobierno no le gusta, y se hace sin datos ni hechos en que basarlo, sino que se informa lo que se piensa y no lo que se tiene por acreditado.
Pero todo lo ocurrido, también es una consecuencia de la propia irresponsabilidad de este gobierno. Lo primero que debió hacer tras la toma de posesión, fue inundar de agua con lejía todos esos sótanos y sus cloacas. Debió limpiarlos, por si quienes durante años han habitado en ellos, pudiesen resultar tan peligrosos como el mismo coronavirus.
Estamos en esta situación delicada, porque se ha mantenido como parte del aparato del Estado, a una parte rancia a la que este gobierno no le ha gustado desde su formación. Lo de cesar a las personas de confianza del gobierno precedente, siempre ha sido lo habitual con la llegada de la derecha al gobierno. Ha sido lo primero que han hecho siempre, y luego han situado en los cargos de responsabilidad a su gente de su confianza, personas comprometidas con el programa de gobierno. La derecha nunca ha mantenido a nadie que pudiese estar, ya no en contra de su programa, sino que le bastaba para cesarles que hubiesen sido parte del gobierno anterior. Lo que la derecha le está reprochando a Marlaska, es hacer lo mismo que sus gobiernos siempre han hecho.
Lo que me parece verdaderamente reprochable a este gobierno, es que no lo haya hecho antes, y haya mantenido en esos puestos a personas contrarias a la ideología mayoritaria en las urnas. Y más conociendo que los medios afines a lo oposición harían todo el ruido posible. Asistimos a montajes televisivos en forma de tertulias, que intentan enfangar todo, y desgastar al gobierno ante la opinión pública. Eso es inevitable porque es lo que quieren los dueños de esos medios. Debió hacerse antes, y ahora ha parecido de ser oportuno, porque se puede considerar oportunista.
Ante eso, al gobierno le toca actuar con prudencia, seriedad y desde luego, no entrar a ese trapo. Este gobierno debe de mejorar la comunicación, sabiendo transmitir los logros pero en su momento, no a destiempo. Y debe hacerlo con elegancia y con educación, para que puedan percibirse por la ciudadanía esas cualidades de las que la derecha hoy carece.
Si este gobierno no lo hace pronto, corremos el riesgo de acabar teniendo una democracia fallida. Toca dialogar siempre. Pero también toca no ceder siempre.
Vamos por el viernes, que se nos acaba mayo.

jueves, 28 de mayo de 2020

Diario del coronavirus 148


28 de mayo
Los datos de España
Se han registrado este jueves 182 casos nuevos. De ellos 67 corresponden a Madrid y 39 a Catalunya. El total de contagiados en España desde el inicio de la pandemia es de 237.906 personas. En la última semana se han diagnosticado en total 3.062.
Han fallecido en los últimos siete días 38 personas. El total de fallecidos asciende a 27.119. De los 38 fallecidos 8 corresponden a Catalunya, 6 a Galicia y 6 a Madrid.
Esto supone una reducción en los contagios respecto al día anterior, cuando se diagnosticaron 231 nuevos casos.
A los problemas de rebrote en Lleida, Archena y Totana en la Comunidad de Murcia, y Tenerife, hoy se une el rebrote de Ceuta. La ciudad autónoma, que se encuentra en fase 2 de la desescalada podría volver a fase 0, como consecuencia de un rebrote con 22 casos activos y con 271 las personas en aislamiento domiciliario por haber estado en contacto. Ahora mismo tiene una incidencia acumulada en los últimos siete días de 9,44 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes, solo por detrás de Madrid, Catalunya y Castilla y León.

Diario del coronavirus 147

Buenos días de jueves
La noticia destacada del día, debería ser que Bruselas propone un fondo anti crisis de 750.000 millones. Con estas cifras, Italia lograría 81.000 millones en transferencias y 91.000 millones en préstamos, y España, un escalón por debajo, podría acceder a 140.000 millones –en torno al 11% del PIB–: 77.324 millones en transferencias y 63.122 en préstamos. Cifras que ayudarán a salir de la crisis del coronavirus. Pero esa no lo es, porque esa buena noticia ha quedado eclipsada por lo visto ayer en el Parlamento.
Puede que se viviera posiblemente, la sesión parlamentaria más violenta, chulesca, barriobajera, chabacana e impropia de nuestra democracia, protagonizada por nuestros representantes públicos. Si esa es nuestra representación, poco deberíamos esperar de sus representados, aunque seguro que mucho más de lo que vimos ayer. Como diría Casado, hubo bronca, “casi más que la del 23 F”. A Grande-Marlaska, le han convertido en la diana. El ministro ha negado haber conocido el informe de la Guardia Civil sobre el 8M, y ha enmarcado el cese del coronel Pérez de los Cobos en un "plan de remodelación" en su ministerio. Que todos esos cargos, son de "libre designación" y ha acusado al PP de "injerencias a la Guardia Civil proponiendo nombramientos", así como de "injerencias al poder judicial". Ayer dimitía el número dos y por la noche cesado el número tres. Puede que el problema de Grande Marlaska haya sido esperar a hacer la remodelación ahora, y no al llegar al Ministerio.
Luego saltaron chispas, entre el vicepresidente segundo del Gobierno y la portavoz del PP. Iba la cosa sobre el acuerdo suscrito por el PSOE y Unidas Podemos con Bildu, para derogar la reforma laboral. Pero se ha terminado con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ordenando retirar del Diario de Sesiones las graves acusaciones de Álvarez de Toledo contra el padre de Iglesias. Al padre del vicepresidente le ha acusado de ser un "terrorista". Con ese estilo de gran parlamentario ingenioso, que siempre le caracteriza, G. Egea, mano derecha de Casado, ha terminado su intervención llamando a Iglesias "burro de troya" del nacionalismo, intentando demostrar que en ocasiones lee los clásicos. La réplica no se ha hecho esperar: "Mucho más digno ser burro de troya que marqués".
La referencia del vicepresidente segundo al título nobiliario de Álvarez de Toledo, marquesa de Casa Fuerte, ha sido suficiente ofensa para quien tiene lengua viperina, pero la piel fina. La portavoz no lo ha dejado pasar: "Ha hecho referencia a mi título. Los hijos no somos responsables de nuestros padres. Primera y última vez que lo digo, usted es el hijo de un terrorista. A esa aristocracia pertenece usted, a la del crimen político". Iglesias ha anunciado querella de su padre, y habría que recordar que por ese motivo fue condenado Herman Terch miembro de Vox. La presidenta del Congreso, ha pedido a Álvarez de Toledo que retirara sus palabras, pero ella se ha reafirmado, y entonces Batet, ha ordenado retirar las palabras del Diario de Sesiones. Había ganas de bronca, y ese intento de calmar el patio, lo que ha provocado han sido las quejas de PP y de Vox. El ambiente está tan cargado que alguien habitualmente calmado, como Ana Pastor, que sabe las veces que la hemos visto pedir que no cometen insultos ni barrabasadas en el diario de sesiones, se mostraba molesta con Batet por hacerlo. Hasta ahí el parlamentarismo hispano, que hay que calificar como venido a menos, y que ahora en mi teoría de ayer de que se busca la inestabilidad institucional a través de la provocación.
En paralelo, nos hemos enterado que la Guardia Civil manipuló la declaración de un testigo de la investigación judicial contra el Gobierno por autorizar la celebración de la manifestación del Día Internacional de la Mujer. Esa declaración figura en el informe que ha resultado clave para la imputación del delegado del Gobierno en Madrid. En él, se atribuye a la COVID-19 la causa de la desconvocatoria que llevó a cabo el sindicato CGT de una concentración en Collado Villalba (Madrid) dos días antes del 8M, pese a que eso no es cierto.
El informe sostiene que el Gobierno permitió unas convocatorias como la de las mujeres el 8 M, mientras prohibía o trataba de impedir otras con criterios arbitrarios. En base a eso, se ha hecho la investigación por prevaricación administrativa del delegado del Gobierno. El informe de 81 páginas, mezcla noticias con bulos, comete errores tan obvios que es difícil creer que sean inocentes e ignora datos conocidos al no acomodarse a la tesis que se intenta sostener. Por su parte, la Abogacía del Estado sostiene, que la jueza está "convirtiendo" la instrucción abierta contra el delegado del Gobierno en Madrid en "una causa general acerca de la gestión de la crisis sanitaria". Al coronel de la Guardia Civil se le habrá cesado en la remodelación ministerial, pero el contenido del informe ya es motivo para su cese, no por represalia, sino por inepto.
Ayer colgaba un post en este mismo muro en el que señalaba textualmente “El ruido de las cacerolas acaba por nublar la sesera, y hay interés en que así sea. Toca reivindicar más democracia. A ellos les estorba”. Pues visto lo visto, y leído lo anterior, me ratifico en lo dicho .
Creo que en este ambiente, puede ser oportuna la poesía, que amansa a las fieras, y aquí va un recuerdo a Gabriel Celaya:
“Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo”.

Empieza el día, esperemos que más calmado que ayer, aunque la noticia del cierre de Nissan en Barcelona no ayudará.

miércoles, 27 de mayo de 2020

Diario del coronavirus 146

Miércoles 27 de Mayo
Los datos de España
231 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas. En las CCAA donde más, 93 en Catalunya y 81 en Madrid. En total, se han contagiado en España desde que se inició la crisis 236.769. De esos 3.007 casos han sido diagnosticados en los últimos siete días.
Han fallecido 39 personas en los últimos siete días. En el sumatorio total, 27.118, hay solo uno más, por los cambios en las series. De ellos, 9 Catalunya; 6 Madrid 6 Galicia; 5 La Rioja; 4 Castilla y León; 3 Extremadura; 2 Castilla-La Mancha; y el resto de CC 1 o ninguno.
En los últimos siete días han precisado hospitalización 283 personas. 88 han ingresado en Madrid; 54 en Catalunya. El resto de CC, suman entre 0 y 27.
En cuanto a ingresos en UCI, en los últimos siete días se han registrado 13.
Para intentar explicar el porqué de los cambios en la exposición de los datos, creo que la mejor referencia es el artículo de Natalia Chientaroli y Marta Borraz publicado en eldiario.es ayer 26 de mayo.
Más que un resumen, os copio los párrafos que considero más aclaratorios para intentar entender el porqué del este cambio y lo que se espera como resultado del mismo.
Los cambios en el balance de datos que publica Sanidad cada día se basan en una orden publicada en el BOE el 12 de mayo, que modificó la forma en que las comunidades le trasladan sus números al Ministerio de Sanidad.
Hasta entonces, lo hacían de forma agregada; un número total de casos que se enviaban al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. De ahí se restaba el total anterior y se obtenía una cifra diaria. Sin embargo, eran notificaciones, es decir, había casos de fallecimientos o contagios, por ejemplo, que podían haber ocurrido hace tiempo pero que se comunicaban en ese momento. A partir de la entrada en vigor de una nueva estrategia de vigilancia y detección precoz, la comunicación debía pasar a ser individualizada y diaria. Las autonomías deben reportar cada caso e incluir información muy detallada de cada uno de ellos.
Por cada caso, las comunidades tienen que rellenar una encuesta con información clínico-epidemiológica: sexo, edad, qué síntomas tiene o las fechas de inicio de éstos, la notificación, el diagnóstico confirmado, o en su caso, la hospitalización, ingreso en UCI o defunción. Esto permite, de acuerdo con los especialistas del ministerio, dar una información más precisa sobre la evolución de la COVID-19. Hasta ahora, las CCAA iban progresivamente incorporando los datos y la información a este sistema, pero no al día debido al volumen de trabajo que supone. Es en esta "transición" de sistemas en la que están inmersas y lo que, según Sanidad, está motivando los desajustes entre cifras, que "podrán persistir aún varios días". Es decir, explican fuentes del ministerio, deberá llegar un momento en el que las comunidades ya hayan metido todos los casos, pero ahora "hay retrasos".
En resumen, lo que mirábamos hasta ahora ya no vale. En los balances ya no hay un número de "nuevos" casos fallecidos u hospitalizados, sino que se da la información correspondiente a la última semana o los últimos 14 días. No podremos medir la evolución día a día, excepto en los casos confirmados, que sí se dan diariamente; en concreto, el número de personas diagnosticadas el "día previo" y que este martes fueron 194 nuevos. Sanidad defiende que la serie de los últimos siete días "es más estable y mucho más fiable que el dato día a día". Y los desajustes provienen del tránsito hacia este nuevo sistema.
La nueva notificación ofrece "una foto más real de lo que está pasando" para "poder estar muy seguros de que estamos viendo los posibles impactos negativos de la desescalada a tiempo". Es decir, es más factible identificar posibles brotes y cortar las cadenas de transmisión si los datos se corresponden al momento real en el que los casos iniciaron síntomas o fueron diagnosticados y no a cuando fueron notificados. Sin embargo, el sistema "implica una carga de trabajo enorme para el momento caliente de la epidemia y a medida que hay menos casos se puede estar más al día". Esta es la opinión de Joan Ramón Villalbí, ex presidente y portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS). Villalbí también apunta a que "lo importante no es centrarse en si ha subido diez un día o no" sino en "observar tendencias".
Lo mismo opina Salvador Macip, genetista y médico investigador de la Universidad de Leicester (Inglaterra) y de la UOC: "Poner el foco en un periodo más largo es más interesante. Los cambios día a día son poco relevantes y las variaciones de semana a semana son más informativas". Para este experto, no obstante, la nueva implementación "ha llegado un poco tarde" porque "no ha habido unas normas claras desde el principio, pero ni en España en ningún otro sitio". "Uno de los puntos débiles de muchos países en la gestión de la pandemia ha sido la comunicación y en España ha habido deficiencias en este sentido", señala Salvador Macip. Para el investigador es "muy importante" explicar "muy bien qué se está haciendo y cómo, ser claros y transparentes" porque "no puede dar la impresión de que estamos manipulando". Al final, "si no lo cuentas, generas desconfianza y eso es lo último que necesitamos porque la única manera de parar la pandemia es mediante la colaboración de la población, siempre que entienda lo que tiene que hacer".
Villalbí también considera que los reajustes "son relativamente normales" y "ocurren en todos los países, que de pronto baja un día mucho o se dispara mucho", explica. 
"Nos costó tomar la decisión porque sabíamos que el cambio iba a ser difícil de entender", reconocen fuentes de Sanidad. Pero subrayan que esta forma de contar es mucho más fiable que el dato del día a día, de modo que se inclinaron por dar el "salto mortal" del lunes. "¿Qué podíamos hacer? ¿Arrastrar una mala manera de contar, pero que era la única posible en su momento, cuando podemos dar una serie buena?"

Espero que su lectura os sirva para entender mejor la idea que se tiene con este nuevo sistema de recuento: conocer la tendencia de los datos, lo que permitirá actuar en cuanto se vea que hay una oscilación significativa en las series de cada Comunidad.

Diario del coronavirus 145

Miércoles 27 de mayo.
Igual me he despertado conspiranoico, pero tengo la impresión de que el suelo se está moviendo bajo nuestros pies. En el Grupo Prisa ya ha debido pasar, o está pasando algo. Hoy han levantado la veda contra el Dr. Simón que solo es un técnico. Ayer lo hicieron con el ministro. Hoy tocará que lo hagan directamente con el presidente. Este Grupo editorial nunca actúa por casualidad. Nunca se mueve de criterio, si no es por algo importante. El cambio en su visión de los acontecimientos significa solo puede obedecer a que alguna estrategia se está cociendo, porque ahí no se dan puntadas sin hilo. El detonante, o el por qué, puede estar en el cese de Pérez de los Cobos que ha debido molestar en algunos ambientes. De esos cambios hay un precedente, cuando se dijo adiós a F. González. Venía Aznar.
Casado no necesita saber que rumbo debe seguir su partido, ahora le basta con seguir el marcado por Vox y por los medios. Las encuestas le dan la razón. No buscan eliminar a Vox, sino sumar con Vox. Cada día es mayor el despropósito que este señor Casado es capaz de verbalizar sin ruborizarse. Solo como de "disparate", se puede calificar, que compare el 23 F con todo. Pero ayer dio una vuelta de tuerca más, y lo comparó con las multas por saltarse el confinamiento. Nunca pensé que alguien viera en la necesidad de confinarnos para evitar las muertes de la pandemia, un golpe de estado semejante al de Tejero y Cia. Casado habla incluso de que ha sido una situación de "toque de queda". Con el maestro que tiene en FAES, nada puede ser casual ni debe extrañarnos. Casado no habla como fruto de un trastorno casual, consecuencia de su confinamiento en la pandemia.
Algo debe existir, para su insistencia en recordarnos el 23 F. No debería extrañar que el mensaje subliminal sea crear la percepción, de que mantener el actual gobierno nos conducirá hacia un nuevo 23 F, y que sólo su acceso a la Jefatura del Estado puede evitarlo y salvarnos del maligno. También podemos pensar, que no es eso, y sencillamente, es el discurso de un bobo. No lo creo.
Tenemos una derecha hipócrita, que no piensa si con su actuación por llegar al poder, pone en riesgo la democracia o desacredita las instituciones. Han conseguido que no haya centro político, solo hay dos bloques, de conmigo o contra mi. No hay que ser un genio, para darse cuenta que para esta derecha, es legitimo solo lo que ella hace, e inaceptable todo lo que hagan los demás. A partir de ahora, lo que se diga o haga por su parte, será solo para calentar el ambiente entre los ciudadanos.
El vocero mayor es Casado, con la colaboración inestimable de Teo, Cayetana, y el aderezo de los Inda, Marhuenda, Claver y compañía. Pero mientras, su mayordo conductor, es el líder de la ultra derecha. Esta intentará conseguir lo mismo que Casado, pero entre los miembros de las fuerzas de seguridad donde creen que pueda calar más su discurso, y en los ambientes más reaccionarios y rancios del país. Cada uno en su estilo, intentan dibujarnos, una situación insostenible, rememorando lo vivido en los días previos al 23F.
Pero no buscan un golpe de estado que no les perdonarían, pero si crear la sensación de inestabilidad institucional, que produzca un miedo colectivo imprescindible para alcanzar su objetivo, cambiar de gobierno. Entonces vendrán ellos, los salvadores de la patria.
Hace un tiempo que en este país se están siguiendo las mismas pautas que empleó el nazismo. Parece que la gente no se da cuenta y cree que todas estas actitudes no son importantes, no significan nada, y las banaliza. No son casuales y por eso son importantes. No es que quiera practicar el pesimismo, pero si se mira a muchos ciudadanos, ya sienten miedo y algunos tiemblan. Lo he dicho en este muro, buscan el "cuanto peor, mejor" como en 2008. Las consecuencias de aquel ambiente post González, fue la derecha en el gobierno, con la excusa de tener que salvar un país arruinado, pero muchos ya parecen haber olvidado, que ese gobierno lo dejó más arruinado aún, pero a sus ricos más ricos.
La desmemoria, nunca es una buena noticia, y algunos trabajadores la empiezan a padecer. Lo cierto es que no podemos seguir así. No parecen existir ya límites, ni voluntad para frenar el dislate. El gobierno debe ser firme. El ruido de las cacerolas acaba por nublar la sesera, y hay interés en que así sea.
Toca reivindicar más democracia. A ellos les estorba.
Último miércoles de mayo.

martes, 26 de mayo de 2020

Diario del coronavirus 144

26 de mayo 
Los datos de España
Ayer el Ministerio de Sanidad, informaba de que al menos 50 personas habían muerto por coronavirus en España en la última semana. Esos datos eran la suma de los reportados por las distintas CCAA. Datos llamativos porque Sanidad ha cambiado la manera de contabilizar los datos y aún no son definitivos, porque se deben verificar aún algunos de ellos. El resultado de este cambio es que hoy aparecen casi dos mil fallecidos menos en nuestro país a causa de la Covid 19.
La explicación es fácil de dar, pero difícil de entender para el común de los mortales. Los casos que se han quitado del, hasta ahora número de los fallecidos por la pandemia, son aquellos que no estaban confirmados con PCR o que han podido ser duplicados al manejar la base de datos, según Sanidad. Puede que lo afirmado por el Ministerio sea así, porque lo cierto es que llevamos desde el inicio de la pandemia, viendo como cada Comunidad hacia su declaración según unos criterios propios, y el Ministerio limitándose a sumar esos datos, y aquellos polvos trajeron estos lodos.
Otra cosa distinta es el por qué de ese cambio, la cuantía de reducción que el cambio causa en los datos de cada comunidad, cuantos de esos fallecidos eran errores y cuantos eran por mal diagnosticados, etc. Son datos que ayer debieron facilitarse para dar el máximo de trasparencia, algo muy importante en estas circunstancias, y eso no se hizo, limitándose a facilitar las cifras.
Con la revisión hay Comunidades que se quedan con sus cifras iguales, como ocurre con La Rioja , Extremadura, Ceuta y Melilla. Otras, el resto, que todas ven reducido su número de fallecidos. Eso ocurre en mayor medida en Catalunya que a partir de ahora contabiliza 1.126 fallecidos menos, lo que da un total de 5.575 muertes; Madrid con 291 fallecidos menos con lo que su cifra ahora es de 8.686; y Castilla La-Mancha con 152 menos y su cifra es ahora de 2.788. Con esta nueva manera de dar los datos se quiere implantar un sistema de vigilancia con información más precisa, pero la forma de iniciarlo, quizá no ha sido la más asequible al ciudadano sin conocimientos epidemiológicos, y no es raro que muchos piensen que es que los datos no están claros, cuando estoy seguro que no es eso, lo que está detrás del cambio producido.
Antes de continuar os expongo los datos de esta tarde porque también son fruto de esa revisión. Hoy nos encontramos con una nueva cifra de fallecidos, y esta asciende a 27.117 porque se suman 283 muertes, de ellas 35 en la última semana. Se han registrado un total de 236.259 casos confirmados con PCR de los que 123.182 han necesitado ingreso hospitalario, de ellos en la ultima semana han sido 256.
Bueno, ya tenemos una segunda cifra para intentar hacer un seguimiento de la evolución, pero necesitamos más días para dar valoraciones. El Ministerio debería haber hecho una información más extensa ayer, intentando informar, de como con estos nuevos criterios habrían quedado las cifras que teníamos en las ultimas semanas, y posiblemente también hubiese estado bien, conocer una proyección hacia delante de los datos para conocer la previsión y entender el proceso de desescalada. O tal vez algo más simple, mantener la serie antigua y exponer la nueva, porque de hecho eso es posible. Si nos vamos a las paginas web de las distintas CCAA, nos encontraremos que casi todas ellas siguen dando las cifras con los mismos criterios de hace dos días. Por lo tanto, facilitar ese dato habría servido para clarificar.
También ha cambiado la forma de dar el número de contagios, que ayer fueron 132 casos nuevos, y hoy 256. En esto las cifras no han variado tanto respecto a las anteriores, el cambio es que ahora se dan los nuevos casos diagnosticados en las últimas 24 horas, mientras que antes, se daban los casos notificados en las últimas 24 horas aunque el diagnóstico se hubiera hecho antes.
Para quienes llevamos meses siguiendo los datos, es sorpresa el cambio, pero no tanto. Basta mirar a otros países para comprobar que esto ha sucedido en todos ellos, y hemos podido ver como Belgica, Italia, EE UU, Francia, Reino Unido, Irlanda, Suecia y otros han cambiado sus contabilizaciones. Por ejemplo, en el caso de Alemania, lo que hacen es dar un goteo de casos todo el día, de tal forma que si no te esperas hasta las 2 de la madrugada, no puedes saber cuantos han fallecido en un día, porque los de unos minutos antes de las 24 horas los contabilizan a esa hora más o menos. O el caso de China que tuvo que sumar de golpe 1000 fallecidos que no había contabilizado.
Sí me resulta curioso, ver personas que de sus muros es fácil intuir, que de pandemias sabían bien poco hace tres meses, pero hoy manejan las cifras, y acusan de ocultación de datos, con una facilidad pasmosa, y como auténticos epidemiologos. Claro que la contrapartida también existe, por parte de quienes siendo expertos en esta materia, pretenden pasarse de listos y tomarnos por tontos.
Lo cierto y verdad, es que los desajustes no ayudan a valorar la labor de control que, sin duda, están haciendo las autoridades sanitarias desde el Ministerio. No debería resultar tan difícil, explicar cada uno de esos nuevos criterios, lo que disiparía dudas y evitaría acusaciones de falta de transparencia, que aún siendo infundadas, se encuentran con una base de dudas y desconocimiento para ser emitidas. En política, el deficit de calidad de la información que se facilita pasa factura, y eso debería evitarse desde el Ministerio.

Diario del coronavirus 143

Día movido el de ayer, lleno de curiosidades o noticias que me resultan curiosas.
Marlaska destituye al jefe de la comandancia de Madrid por no informar de que sus subordinados habían entregado un informe a la magistrada en la causa contra el delegado del Gobierno que permitió el 8M. La jueza, que había pedido máxima reserva, advierte de que actuará contra Interior si confirma que Pérez de los Cobos ha sido cesado por obedecerla. El Ministerio del Interior se ha limitado a decir que ha sido cesado por "pérdida de confianza. Será difícil demostrar que el delegado del Gobierno en Madrid, quisiera que todos los manifestantes se contagiaran. Luego tendrá que demostrar que esos contagios se produjeron allí. Lo siguiente debe ser imputar a todos los delegados del gobierno donde hubo manifestaciones ese día, a los organizadores de conciertos, a la Liga de fútbol por celebrar partidos, a Vox por su mitin, A la Comunidad de Madrid por celebrar ese día oposiciones, y a un largo etcétera.
Las cúpulas de las empresas en ERTE, invierten 110 millones en bolsa durante la crisis del coronavirus. Tanto consejeros como directivos de empresas que han presentado expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por el cerrojazo a la actividad económica ante la crisis del coronavirus, han invertido cerca de 110 millones de euros en acciones de compañías cotizadas desde que en marzo explotó la pandemia en España. Las compras se han llevado a cabo coincidiendo con el desplome de las bolsas provocado por la rápida expansión de esta crisis sin precedentes. Ellos no pierden dinero. Al contrario, lo ganan aprovechando la crisis.
Ciudadanos sostiene que el enigma de quién pagó durante dos años la vivienda de Rivera es un "asunto privado", según afirma el portavoz adjunto del partido, Edmundo Bal, y ha insistido en que "cada uno decide libremente su domicilio y negocia las condiciones que quiere con su casero". Pero se olvida que era un cargo público electo, pero eso parece que no importa. Estos daban lecciones de transparencia a los demás.
Pablo Casado, se ha mostrado muy crítico con las medidas del confinamiento decretadas durante el estado de alarma y, sobre todo, ante las multas emitidas por incumplir dicho confinamiento. Casado, que ha asegurado que España vive en un "estado de control absoluto". Según él, el Ejecutivo está "recluyendo" a los ciudadanos a través de lo que ha calificado como "toque de queda" que "jamás se había decretado en España". "No sé si el 23 F hubo restricciones como estas", ha sentenciado.
Una plataforma de trabajadores, defiende en las puertas de los centros sanitarios de Madrid, que se mantenga el refuerzo de las plantillas que consiguieron capear la emergencia por la COVID-19 y piden que el Gobierno regional blinde la inversión en Sanidad.
El Gobierno aprobará en el próximo Consejo de Ministros el Ingreso Mínimo Vital. Beneficiará a más de 850.000 familias y casi 2,3 millones de personas. Pero lo que importa es el acuerdo con EH-Bildu, no si esa gente va a poder al menos comer cada día.
Así está la España en que nos ha tocado vivir. Sigue siendo noticia el patriotismo de opereta barata, no la respuesta a una urgencia social. El reproche al acuerdo con ley Bildu, cuando debería ser la lentitud del gobierno en poner el IMV en mitad de la pandemia.
Cuando uno comprueba , que la separación de poderes en este estado nuestro, no es tan clara; cuando vemos que, llueva o diluvie, unos que suelen ser siempre los mismos, se lo llevan calentito; que hay quien considera que lo privado de un cargo publico, sigue siendo privado aun tratándose de dádivas; que quien se postula como alternativa de gobierno, considera que el confinamiento en está pandemia ha sido una reclusión ilegal; y que las dos noticias más importantes del día como pueden ser que no se despida a los sanitarios en Madrid, y mucho más aún, que se implante un Ingreso Mínimo Vital, son noticias que hay que rebuscar en las paginas interiores; deberíamos empezar a sacar muchas conclusiones.
Y estas dos. La primera, que no es tan grande el problema de la ultra derecha, como la estupidez y el buenismo de la izquierda; y la segunda, que habría que empezar a solicitar la imputación de todos los jueces que permitieron las manifestaciones de la ultra derecha este fin de semana pasado, por la misma regla que se pide la imputación del delegado de Madrid, para que todos seamos iguales ante la ley.
Y una pregunta ¿ qué hemos hecho los ciudadanos españoles para merecer esto? Igual hasta me respondo.
Vamos que es martes.

Diario del coronavirus 142

Si esto no es para que nos lo hagamos mirar...
En una televisión ha salido un señor muy indignado, porque el gobierno no se ha acordado del pádel en la desescalada.

Leva razón ¡Es algo absolutamente imperdonable!


Vox admite ahora la necesidad de un "ingreso mínimo vital" después de criticar al Papa por apoyar la medida.
Si es que lo que no consiga este virus.


Villacís corta una cinta para inaugurar la vuelta de las terrazas. Luego ha procedido al descubrimiento de una placa en la que puede leerse "Esta terraza fue reinaugurada en el día 25 de mayo del año de gracia de 2020, siendo Vicealcaldesa de esta Villa doña Begoña Villacis".
Hay que entenderlo: hay que justificar el sueldo, y una foto es una foto.


25 de mayo 2020
Los datos de España
El Ministerio de Sanidad ha cambiado la forma de dar los datos de la pandemia. Eso significa que hasta que no dispongamos de varios días con esta nueva metodología, será difícil poder hablar de evolución, puesto que los datos de los que hemos dispuesto hasta ahora no los vamos a tener para compararlos con estos nuevos.
Por ejemplo, el número de nuevas muertes es de 50, una cifra que según el informe se refiere a los fallecidos con fecha de defunción en los últimos 7 días.

También llama la atención que el número total de fallecidos cambia de 28.752 a 26.834, una variación que el Ministerio de Sanidad atribuye a "una validación individualizada de los casos". El cambio en las cifras se debe varias cuestiones, pero basicamente a la corrección de las series y la "validación de los datos". Hay comunidades que en cifras de fallecidos "se han dado cuenta de que eran casos sospechosos", pero no "confirmados".
La tendencia continúa a la baja, ya que se cumple más de una semana con menos de 100 fallecimientos.
También hay 132 contagios nuevos, una cifra también menor a la de ayer cuando se dieron 246, y se eleva el total de casos confirmados a 235.400. Los 132 casos son nuevos diagnósticos "con fecha de ayer", algo que "nos muestra datos muy reales".
Espero que con el paso de los días pueda ser comparable un día con otro y así hablar de evolución. Hoy es imposible hacerlo.

Diario del coronavirus 141

Buenos días. Comenzamos una semana más en la pandemia. Algo más relajados los confinamientos.
Diaz Ayuso también parece más relajada. Núñez Feijoo está en plena campaña y no es para él momento de "tontaas". Le toca ahora Moreno Bonilla, salir a la palestra.
Dice su presidente, que Andalucía no entiende. Creo que eso no es así, porque Andalucía si entiende, que en cada fase hay que estar al menos dos semanas, salvo que los datos de la evolución puedan cambiar ese criterio. No es un número de días caprichoso. Se debe a que ese es el periodo establecido para determinar si se producen los contagios del virus. Pasado ese periodo, normalmente, toca evaluar si el control en una provincia es seguro, y puede avanzar su desescalada.
Parece que quien no lo quiere entender, es el gobierno de Andalucía, que como estas semanas de atrás ha estado haciendo el de la Comunidad de Madrid, pretende sacar rédito político, haciéndose la víctima acosada y perseguida, para ver si con ello consigue que sea el pueblo andaluz el que se sienta perseguido. En la forma de entender el populismo desde el PP, si no eres victima de los socialcomunistas, no vendes, y el líder no se fija en ti.
No estamos ante una realidad exclusivamente política, sino ante un hecho epidemiológico. Las limitaciones que se imponen en el estado de alarma y la gestión de la sanidad es lo que está consiguiendo mejorar la situación. Todos han cometido errores, empezando por la OMS, siguiendo por los gobiernos nacionales, continuando por los regionales, y acabando por el último imprudente que se ha contagiado por no respetar las recomendaciones y empeñarse en ir sin mascarilla y no guardar la distancia aconsejada.
Sigo esperando que estos, que se pasan la vida declarándose víctimas de la perfidia gubernamental, aporten alguna propuesta para solucionar el problema, que no sea la de “dimita usted que me ponga yo”. Igual adoptando en su Comunidad las medidas para que las terrazas tengan las mesas a más de dos metros, o para que las personas estén a esa distancia y no una cuarta parte de la recomendada, y sin la protección adecuada, ayudaban a que no sigamos con los contagios. Si las autoridades no hacen su trabajo, y los ciudadanos no actuamos responsablemente será difícil evitar nuevos contagios, y luego podremos quejarnos todo lo que queramos.
A las dos provincias andaluzas que no han estado esas dos semanas en la fase 1, les falta una semana como se señala en las normas de las fases de desescalada. Están por escrito. ¿Qué más explicaciones hacen falta? Igual eso cambia, pero mientras no sea así ¿qué es lo que Moreno Bonilla no entiende?
Vamos que es lunes

domingo, 24 de mayo de 2020

Diario del coronavirus 140


24 de mayo , no es una biblia, solo es información.

Bajo el titulo “Los primeros 100 días en los que se propagó el virus”, José Manuel Romero y Pablo Ordaz, publican hoy 24 de mayo en el país un informe que merece ser leído con calma, por su extensa aportación de datos, sus gráficos y los videos que adjunta, porque todo ese material nos permiten evaluar la secuencia de acontecimientos y tener una idea clara antes de emitir juicios que no se corresponden con los datos ciertos de que disponemos. Para aquellos y aquellas que deseéis poder leerlo íntegramente, este es el enlace donde podéis encontrarlo https://elpais.com/sociedad/2020-05-23/el-virus-que-apago-el-mundo-en-100-dias.html#comentarios

Aprovechando que es domingo, he realizado un resumen del mismo con los datos que creo pueden ser de utilidad y colocándolos a modo de calendario. No es breve el resumen, porque el informe tampoco lo es, y no he querido no incluir algunos comentarios que me parece importante conocer para poder opinar sobre la pandemia con conocimiento de causa.

SECUENCIA DE ACONTECIMIENTOS

31 de diciembre, 2019
China revela la existencia de un foco de neumonía de origen desconocido. Hay 27 casos.

El 12 de enero
China compartió con el mundo la secuencia genética del coronavirus. La OMS alabó el trabajo para contener el brote, pese a que el número de infectados y fallecidos seguía al alza. Con los datos disponibles,41 casos diagnosticados, siete de ellos graves y un fallecido, la OMS desaconsejó aquel 12 de enero restringir los viajes con origen o destino a Wuhan, una ciudad muy conectada con el resto del mundo. Los vuelos programados tenían como destino otras provincias chinas, pero también Australia, Japón, Estados Unidos y Europa (Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido).
La OMS no recomienda restringir los viajes a China y señala que las autoridades descartan la transmisión del virus de persona a persona.

13 de enero
Toma posesión el nuevo gobierno de coalición en España.

19 de enero
El alcalde de la ciudad organizó una comida colectiva para 10.000 personas en un espacio cerrado. El objetivo era lanzar un mensaje de tranquilidad en plena crisis de salud en su ciudad. Nadie se lo impidió.
20 de enero
China cambia la estrategia contra el coronavirus gracias a un grupo de médicos chinos que viajó hasta la ciudad de la epidemia y descubrió que la enfermedad se transmitía entre personas. El doctor Zhong Nanshan, explicó a los periodistas de Wuhan su receta para neutralizar la epidemia: “Desde el momento en el que la transmisión entre humanos está probada, la cuarentena debe ser la primera prioridad. Es la medida más efectiva porque de momento no hemos desarrollado un medicamento específico para hacer frente al coronavirus. Hay dos claves para abordar la epidemia: la detección temprana y el aislamiento temprano. Son los métodos más primitivos y efectivos”.

23 de enero
A las dos de la madrugada China cierra Wuhan. Las medidas de confinamiento se harían efectivas a partir de las diez de la mañana de ese día, cuando ya se habían diagnosticado 1.100 casos y habían muerto 41 personas. Sin embargo el virus ya había dado una vuelta al mundo y hasta 25 países detectaron y notificaron sus primeros casos entre el 20 de enero y el 1 de febrero, todos en personas relacionadas directa o indirectamente con la ciudad china.
Desde que surgió el brote infeccioso (primeros de diciembre de 2019) hasta que China tomó medidas radicales con el confinamiento masivo de su población (23 de enero de 2020) pasaron casi dos meses. En ese tiempo, miles de personas se desplazaron entre Wuhan y el resto del mundo. Japón, Taiwán, Tailandia y Estados Unidos confirmaron sus primeros casos positivos el 21 de enero. Les siguieron Macao y Corea del Sur (22 de enero); Hong Kong, Singapur y Vietnam (23 de enero); Francia (24 de enero); Malasia y Nepal (25 de enero); Australia y Canadá (26 de enero); Camboya, Alemania y Sri Lanka (27 de enero); Finlandia (29 de enero); la India y Filipinas (30 de enero); Italia, Rusia, Suecia y el Reino Unido (31 de enero) y España (31 de enero).

24 de enero
La OMS rechaza de momento declarar la emergencia internacional. Los expertos de la OMS debatieron ese día si declaraban una emergencia internacional cuando ya conocían que el virus había saltado a otros países. Pero decidieron no hacerlo Con la información disponible, la OMS aconseja que se implementen medidas para limitar el riesgo de exportación o importación de la enfermedad sin restricciones innecesarias del tráfico internacional. Son medidas que interfieren en el movimiento de personas y en el comercio y no queremos tomarlas sin estar seguros de que son necesarias”.

28 de enero
El director general de la OMS, visitó China para reunirse con el ministro de Salud y con el presidente de la República Popular. Tras volver de aquel viaje, alabó la predisposición del Gobierno chino para combatir el virus y evitar su propagación: “Se han confirmado un total de 6.065 casos, casi el 99% (5.997) en China y ha habido 132 fallecidos. Fuera de China no ha habido defunciones y se han confirmado solo 68 casos en 15 países que suman el 1% del total, la gran mayoría ha viajado a este país o ha estado en contacto con alguien que lo ha hecho. Hay signos indicativos de que ha habido transmisión de persona a persona fuera de China, si bien se trata de unos pocos casos que están siendo objeto de un seguimiento estrecho
La ciudad de Wuhan llevaba cinco días cerrada a cal y canto, pero el incesante goteo de casos en países situados muy lejos de allí demostraba que el virus había volado sin obstáculos durante las tres primeras semanas de enero.

30 de enero
Declara la epidemia como "emergencia de salud pública de alcance internacional". Es la sexta declaración de este tipo que aprueba la OMS en el siglo XXI después de la gripe A (abril de 2009), el poliovirus salvaje (mayo de 2014), el virus ébola (agosto de 2014 y octubre de 2019) y el virus Zika (febrero de 2016).

31 de enero
Primer caso de coronavirus en España. Era importado por un turista alemán en La Gomera.

1 de febrero
El Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias de España destacó que la OMS había confirmado que el brote se transmitía de persona a persona, que aconsejaba tomar medidas de detección temprana de los casos para evitar la propagación de la epidemia, pero que rechazaba aplicar restricciones de viaje o comercio con China. España, aún no había detectado ningún caso de coronavirus propio (solo el turista alemán de La Gomera), y decidió mantener su tráfico aéreo con los aeropuertos chinos. Muchos de esos países no pensaron que el problema pudiera traspasar sus fronteras porque los pocos casos que atendían estaban bajo control: los enfermos, aislados; sus contactos, vigilados; y el origen del contagio, localizado muy lejos.
No fue el caso de otros 22 países, que desoyeron la recomendación de la OMS y establecieron restricciones temporales de viaje. Entre esos países estaban Rusia, Italia y Estados Unidos. Lo más curioso es que, pese a su cautela, ninguno de ellos se libró de un contagio masivo.
La OMS consideró que esas barreras al movimiento de personas servirían de poco y podrían “acrecentar el temor y la estigmatización”. Su director general confiaba en que la vigencia de las restricciones fuera “breve”. “No existe ningún motivo para que cunda el pánico. 176 casos en el resto del mundo es una cifra muy pequeña”.
En su primera comparecencia, Simón no pareció preocupado ante el lento avance de la enfermedad por el mundo. Los casos conocidos eran pocos y controlables: “Hay indicios de que esta enfermedad sigue sin ser excesivamente transmisible. Sigue habiendo una sola provincia de China con transmisión comunitaria”. “Parece que la epidemia tiene posibilidades de empezar a remitir. Nosotros creemos que España no va a tener, como mucho, más allá de algún caso diagnosticado. Esperemos que no haya transmisión local. Si la hay, será transmisión muy limitada y controlada. Pero España tiene que trabajar en todos los escenarios posibles”.

7 de febrero
La OMS alerta sobre el desabastecimiento en material de protección sanitario para luchar contra el virus en China. Algunos países de la UE envían material entre el 8 y el 18 de febrero.

11 de febrero
Califica la epidemia como un peligro “mayor que cualquier ataque terrorista” y “enemigo público número uno”.

21 de febrero
Italia vivió ajena al problema hasta ese día, fecha en la que contaba con tan solo tres casos conocidos de enfermos por coronavirus. A partir de ese día y hasta el final de mes, los contagiados aumentaron por un foco localizado en el norte del país.

El 29 de febrero
Italia sumaba ya 888 enfermos diagnosticados y 21 fallecidos. El Gobierno se apresuró a tomar medidas de aislamiento y susoensión de actividades en las provincias del norte donde se registró el mayor número de casos. El Gobierno español no restringió aquellos días los movimientos entre ambos países pese a conocer la alerta sanitaria en el norte de Italia.

13 de febrero
El Dr. Simón fue aún más categórico: “No tenemos coronavirus en España. No hay riesgo de infectarse”. Entre una declaración y la otra, sin embargo, ños organizadores decidieron suspender el Mobile World Congres de Barcelona. La decisión no sentó bien ni al Gobierno, ni a la Generalitat ni al Ayuntamiento de Barcelona, cuyos responsables alegaron que no había motivos sanitarios para tal suspensión.
Aunque no se supo en aquel momento, el 13 de febrero, un día después de la suspensión del Mobile, se produjo en Valencia la primera muerte por coronavirus.

18 de febrero,
Simón acude a una reunión en Solna (Suecia) junto a otros 26 colegas que dirigen los centros de control de enfermedades de los países de la UE. Hablan durante horas sobre el problema del coronavirus en China sin que nadie alerte sobre la posibilidad de que el patógeno ya se haya desplegado por Europa. Las actas de la reunión, muestran a unas autoridades sanitarias preocupadas por aspectos técnicos sin sospechar la magnitud del problema al que se iba a enfrentar Europa en solo unos días.

25 de febrero
El virus circuló en España desde la primera semana de febrero sin ser descubierto ni por los servicios de Salud del Gobierno central ni por los de las 17 comunidades autónomas, que tienen transferida la gestión sanitaria.
Hasta ese día 25 de febrero, los protocolos de vigilancia no fueron capaces de detectar, una puerta abierta por la que se colaba el SARS-CoV-2 con total impunidad. Ese día, el Ministerio de Sanidad actualizó sus sistemas de detección de la enfermedad de manera que se amplió la investigación a casos sin ninguna vinculación con las zonas de riesgo del coronavirus o con otros infectados. A partir de ese día, bastaba ingresar con una neumonía sin un origen claro para hacer la prueba del coronavirus al enfermo.
El primer caso de coronavirus diagnosticado en la Comunidad de Madrid se produjo el 25 de febrero en el hospital de Torrejón. Se trataba de un hombre que había regresado dos días antes de una zona de riesgo. Un día después, en el mismo centro, se detectó otro caso similar que llevaba en España desde el 14 de febrero.

26 de febrero
Se celebra una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Los partidos políticos plantean más de 20 preguntas al recién estrenado Ejecutivo de Pedro Sánchez, pero ninguna de ellas hace referencia al coronavirus. Y eso pese a que en el Congreso se sientan diputados de ocho partidos políticos que están presentes en Gobiernos autonómicos con competencias en gestión sanitaria. Solo el líder del PP, Pablo Casado, lo menciona de pasada, pero en tono irónico, en un intento de tomarle el pelo a Sánchez por la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat que se iba a celebrar esa tarde: “Se lleva usted al ministro de Sanidad para negociar con el virus independentista en vez de estar poniendo medidas para paliar los efectos del coronavirus”.
Ese mismo día, 26 de febrero, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quita hierro a la supuesta peligrosidad de la covid-19: “Lo más peligroso ahora es el miedo, más que el propio virus, que normalmente lo que deja como secuelas son síntomas menores incluso que los de una gripe”. Febrero estaba a punto de terminar y el virus aún no era un problema.
El 20 de febrero ingresó en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla un hombre de 62 años con neumonía. Se le aplicó el protocolo habitual porque no había viajado a zona de riesgo por coronavirus ni había estado en contacto con extranjeros procedentes de esas zonas. Se conoce su positivo ese día 26 de febrero.
España llegó a la última semana de febrero con solo nueve enfermos diagnosticados con el virus; otros muchos casos pasaron inadvertidos para los servicios de salud, según se supo después. En la Comunidad de Madrid hubo pacientes que ingresaron a mediados de febrero en el hospital pero no fueron diagnosticados de coronavirus hasta dos semanas después.

27 de febrero
Un hombre da positivo en el Hospital de Torrejón de Ardoz. El ingreso se había producido el 15 de febrero, un hombre de 77 años con patologías múltiples acudió al hospital universitario de Torrejón de Ardoz, a nueve kilómetros de Madrid. Llevaba enfermo siete días. No tenía antecedentes de viajes a China ni contactos con personas infectadas por coronavirus. Era un caso “de origen comunitario” que se sumó a otro detectado el mismo día en el mismo hospital correspondiente a un hombre que había enfermado el 12 de febrero. El día 28 del mismo mes, otros cinco pacientes dan positivo por coronavirus. En solo cuatro días, el hospital de Torrejón (250 camas) registró nueve casos de la covid-19, la mitad sin vínculo conocido con zonas de riesgo u otros contagiados, lo que indicaba que se estaba produciendo la temida transmisión comunitaria.

29 de febrero
150.000 independentistas catalanes, con el presidente Torra al frente, se reunían con Puigdemont en Perpiñán. Los servicios de Salud de la Generalitat solo habían detectado tres casos en Cataluña y no habían alertado a nadie del peligro de ese tipo de concentraciones.
En la conferencia de prensa de aquel día por la crisis sanitaria del coronavirus, Fernando Simón declaraba: “Hay que interpretar los datos correctamente. No hay gran transmisión a nivel nacional. Hay que ser muy prudente y no dar falsas ideas. No estamos en la situación de aplicar medidas drásticas, no lo haremos por titulares sino por evidencias”.

3 de marzo
Se conoce que el 13 de febrero, falleció por neumonía un hombre de 69 años que había ingresado por urgencias en el hospital Arnau de Vilanova, en Valencia. El fallecido había viajado semanas antes a Nepal, un país vecino de China con muy pocos casos de coronavirus. Nadie relacionó el fallecimiento con la enfermedad covid-19

El 2 de marzo,
El informe epidemiológico del Ministerio de Sanidad resalta que de los 33 enfermos analizados, el 61% corresponde a casos importados y el 39% a transmisión local. El 3 de marzo, los casos importados suponen el 51% de los 57 pacientes analizados. El 5 de marzo, ya son mayoría los casos de transmisión local: el 53% de los 107 enfermos estudiados. Y el 13 de marzo, en vísperas del decreto de estado de alarma que ponía bajo cuarentena a todo el país, solo el 19% de los 575 casos analizados era importado.
El origen de los contagios es una información que consideran clave los expertos para gestionar el problema de un brote infeccioso y decidir las medidas de contención. Si los casos detectados estaban vinculados con una fuente exterior (Italia o China), los gestores públicos apostaban por un aislamiento del enfermo y el control de sus contactos, sin necesidad de tomar otro tipo de medidas para contener al virus.
Sin embargo, el hecho de que los casos de transmisión local fueran creciendo en los primeros días de marzo hasta superar a los casos importados no motivó un cambio de postura del Ministerio de Sanidad respecto a la celebración de los actos multitudinarios previstos ese fin de semana en España.

El 4 de marzo
Fernando Simón, respondió a las preguntas sobre si era conveniente prohibir los actos multitudinarios previstos para el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer: “Es una convocatoria para ciudadanos españoles (…). No creo que haya que hacer ninguna recomendación especial ahora mismo, hay que ser sensatos. Deseo que el 8-M si es posible, tenga un gran éxito”.

8 de marzo
Los dirigentes de Vox celebraron un acto multitudinario ese 8 de marzo (y varios enfermaron a los pocos días), mientras PP y Ciudadanos enviaron a sus representantes a las manifestaciones convocadas en las principales ciudades del país.
Los actos del 8-M no provocaron el contagio masivo en España, según se ha podido comprobar por la evolución de la pandemia y lo que se sabe del periodo de incubación de la enfermedad. El virus circulaba desde la primera semana de febrero por varias capitales de provincia y los servicios de salud ya habían detectado desde finales de febrero algunos importantes focos de infección de transmisión comunitaria.
Durante la tarde noche del domingo 8 de marzo, el Ministerio de Sanidad recibió malas noticias de la Comunidad de Madrid: los nuevos contagios doblaban la cifra del día anterior. El repunte no guardaba relación con la manifestación de ese día en el centro de la capital, a la que acudieron 120.000 personas, pero anunciaba males mayores. El aumento correspondía a enfermos que se habían infectado al menos una semana antes y apuntalaba la idea de que la transmisión local en la Comunidad de Madrid era ya un problema real. Cualquier acto multitudinario sería, en esas condiciones, como echar gasolina al fuego.

9 de marzo
La OMS recomienda suspender clases y eventos multitudinariosen países que tengan transmisión comunitaria del virus. Ese día, con el brote fuera de control y 368 fallecidos, el Ejecutivo italiano decretó el confinamiento de todo el país.
El doctor Simón compareció ese 9 de febrero tras detectarse el segundo caso de un turista británico en Palma de Mallorca, contagiado en los Alpes franceses, donde había compartido estancia con un hombre procedente de Singapur, y declaró: “Esto no supone ningún riesgo para nuestro país puesto que no ha habido transmisión en España”.
Los datos de Madrid y otros parecidos que llegaron de Vitoria con fuertes sospechas de transmisión local, empujaban a España a una situación parecida a la que Italia sufría desde dos semanas antes. El Ministerio de Sanidad y las comunidades de Madrid, Euskadi y La Rioja tomaron el 9 de marzo las primeras medidas de contención reforzada en los lugares de alto riesgo: suspensión de clases, restricción de visitas a residencias de ancianos, prohibición de eventos multitudinarios…
España alcanzó este día los 1.000 casos diagnosticados (la mitad, en Madrid) con 18 fallecidos (nueve en Madrid). La pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 colocó a la Comunidad de Madrid (6,8 millones de habitantes) en el centro del dolor, según las estadísticas que mostraban cada día la magnitud de la crisis sanitaria.
La directora general de salud de la Comunidad de Madrid, Yolanda Fuentes, firmó esa tarde del 9 de marzo el informe de 11 páginas que alertaba por primera vez de la previsible muerte de cientos de personas por un brote que ya estaba fuera de control. El informe pedía medidas inmediatas para contener la propagación de la enfermedad.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, decidió aplicar ese mismo día 9 de marzo medidas de aislamiento social —suspensión de clases, prohibición de eventos multitudinarios…— pactadas con las tres comunidades que habían detectado numerosos casos positivos en el último fin de semana: País Vasco, La Rioja y Madrid.
La Organización Mundial de la Salud también aconsejó ese 9 de marzo, por primera vez desde el comienzo de la crisis, que se considerara la posibilidad de “cerrar escuelas, cancelar concentraciones multitudinarias y otras medidas para reducir la exposición” en aquellos países que tuvieran “transmisión comunitaria”, como España.

10 de marzo
El presidente Pedro Sánchez explicó la gravedad del problema y anunció que tomaría medidas, sin anunciar cuáles ni tomarlas inmediatamente: “Haré lo que haga falta, cuando haga falta y donde haga falta [para evitar la propagación de la enfermedad]”. En ese momento, en España ya había 1.622 contagiados y 35 fallecidos. Como contraste, Wuhan se había cerrado con 1.100 casos y 41 muertos
Aquellos días previos a la declaración del estado de alarma se produjo una catarata de declaraciones de líderes regionales que se empeñaban en insistir todavía en que no era para tanto. El 10 de marzo, Juan Manuel Moreno Bonilla, el presidente de la Junta de Andalucía, aseguró: “No hay razones motivadas para tomar una decisión como la que ha tomado la Comunidad Autónoma del País Vasco o la de Madrid en cuanto a suspender las clases o en cuanto a hacer peligrar acontecimientos de carácter público como puede ser la Semana Santa [de Sevilla] o el Festival de Cine [de Málaga]”. Y lo intentó explicar así: “En Andalucía hay en este momento 60 personas infectadas de una población de ocho millones y medio”. Un día después, el 11 de marzo, Díaz Ayuso desmintió indignada que se fuera a cerrar Madrid: “La Comunidad de Madrid no ha valorado en ningún momento un supuesto cierre de la región. Rogamos a los medios de comunicación y a los ciudadanos no atender a las noticias falsas. Nos jugamos mucho todos”.

11 de marzo
Más de un millón y medio de escolares se quedó sin clases. Es una medida que parece sólida pero que en solo unas horas se demuestra insuficiente. Al Gobierno le cuesta tomar esta decisión porque en parte contradice las teorías de Fernando Simón. Hasta entonces, el experto había sostenido que cerrar los colegios podía llegar a ser contraproducente, por cuanto los niños tendrían que quedar en muchos casos al cuidado de sus abuelos, un grupo especialmente vulnerable a la enfermedad. De tal forma que el Ministerio de Sanidad opta por emprender la escalada con pies de plomo. Lo hace dividiendo el país en dos categorías: las que califica como “zona de transmisión comunitaria significativa o alta” y el resto. En el primer grupo solo incluye a la Comunidad de Madrid y a los municipios alaveses de Vitoria y Labastida.
De los 18 muertos del domingo 8 de marzo se pasa a 120 el sábado 14. Ni el cierre por zonas de los colegios ni la suspensión controlada de los eventos deportivos son suficientes para controlar el brote.
La OMS declara la pandemia.

13 de marzo
España suma 4.209 casos diagnosticados y 120 muertos. El Gobierno confirma que decretará un día después el estado de alarma para encerrar a la población en sus casas y suspender la mayoría de las actividades. España aplica la receta china contra la epidemia cinco días después de que Italia aplicase idénticas armas en su batalla contra el coronavirus.

14 de marzo
Comienza un largo confinamiento para neutralizar el brote infeccioso en España. Hay 5.793 infectados y han fallecido 138 personas. El Gobierno se aferra a estas cifras para destacar que impuso la cuarentena antes que otros países. Las semanas que siguieron al confinamiento aumentaron el dolor y situaron al país entre los más golpeados del mundo por el brote infeccioso.

COMENTARIOS Y APRECIACIONES

Hasta aquí la historia cronológica de un virus que vivió casi un mes entre nosotros sin ser visto. A continuación expongo algunas apreciaciones que figuran también en el informe y que me parece importante reseñar.

1 En Estados Unidos (330 millones de habitantes) se conocieron solo 60 casos durante todo el mes de febrero; 53 en Alemania (83 millones); 38 en Francia (66 millones), 16 en el Reino Unido (67 millones), y 32 en España (46 millones). A todos los Gobiernos les pareció que aquellas cifras eran demasiado pequeñas como para activar las alarmas sanitarias. Estos países comenzaron a sospechar que la realidad era mucho más preocupante cuando conocieron el brote destapado en el norte de Italia a partir del 21 de febrero. Y se dieron de bruces con la crisis una semana después.

2 Entre el 1 y el 9 de marzo, Alemania pasó de 53 casos a 1.112; Francia, de 38 a 1.126; y España, de 32 a 1.000.
Ese día se conoce el primer caso en España de un brote infeccioso que ya sumaba 11.000 enfermos y al menos 259 fallecidos en Wuhan. Un turista alemán, de vacaciones en la isla de La Gomera (Canarias), dio positivo ese 1 de febrero. Había viajado a Shanghái, donde se encontró con sus padres, residentes en Wuhan. La ruta de la infección estaba localizada y los expertos consideraron que no había peligro al tratarse de un caso importado y bajo control. España fue el vigésimo tercer país que detectó un caso de coronavirus en su territorio. Para entonces había ya 153 personas diagnosticadas fuera de China.

3 El pico de la gripe estacional contribuyó a ocultar mejor el brote infeccioso que había nacido en China. Esta circunstancia convertía a los propios centros sanitarios españoles que atendían casos de infectados por coronavirus en focos de contagio por las visitas de familiares a los enfermos o el trato con los propios profesionales del hospital. La debilidad del sistema para detectar casos de la covid-19 se resolvió unos días después.

4 Otros países sufrieron idéntica desinformación. El primer fallecido por coronavirus en Estados Unidos fue notificado el 29 de febrero en Seattle (Washington). Una investigación posterior fijó la primera muerte por el virus tres semanas antes (6 de febrero) en California.
Todavía a finales de febrero, las autoridades de Estados Unidos descartaban que hubiera transmisión local del brote infeccioso y aseguraban que los 63 diagnosticados por coronavirus habían viajado a China o convivían con alguien que había llegado de ese país. Estados Unidos tiene hoy más de millón y medio de contagiados y 94.000 muertos

5 Madrid ha sido el epicentro. Con más de 14.000 muertos en apenas tres meses (de ellos, 4.500 en residencias de ancianos y casi 1.000 en domicilios), la pandemia del coronavirus convirtió a los 44 hospitales públicos madrileños en centros de tratamiento exclusivo de enfermos de covid-19. Las 600 plazas que albergaban las Unidades de Cuidados Intensivos se multiplicaron por tres para atender a los más graves.
En los primeros días de abril, los hospitales llegaron a contar hasta 15.000 camas ocupadas por enfermos de coronavirus. El número de muertos diarios fue tan elevado —hubo un día con más de 300 por la covid-19— que se habilitaron dos morgues en las pistas de patinaje sobre hielo de la capital y Majadahonda. Con ayuda del ejército se improvisó un centro con 1.000 camas para los enfermos menos graves en las naves del recinto ferial Ifema.

6 Al escribir estas líneas, tres meses después de aquella declaración, España registra cerca de 230.000 contagiados con un diagnóstico oficial y probablemente más de 46.000 muertos. Esa cifra es la que resulta de sumar al número oficial de fallecidos (más de 28.000), otras 18.000 muertes registradas en residencias y domicilios

7 Un estudio de seroprevalencia con 36.000 análisis en toda España apunta que el brote ha infectado al 5% de la población, 2,3 millones de personas.

8 Estas apreciaciones que expongo en este punto 8, son personales. Si la OMS recomienda en 9 de marzo la suspensión de clases y eventos multitudinarios, en países que tengan transmisión comunitaria del virus, no se puede aducir lentitud en la adopción de la decisión de declaran el estado de alarma el día 11 y hacerlo efectivo el 14 de marzo. Puede que si hay que culpar a alguien de retraso, sea a la OMS y a la ONU que espero hasta ese 9 de marzo para recomendar la suspensión de clases y eventos multitudinarios, en países que tengan transmisión comunitaria del virus. Solo desde un posicionamiento sectario, se puede acusar al gobierno central de ser el responsable de la actual crispación social existente. La responsabilidad de nuestras cifras, debe ser compartida por muchos responsables, unos puede que por omisión, otros puede que por errores en su actuación, y otros por desentenderse del problema sin aportar soluciones, y viendo en la pandemia no un problema de salud pública, sino una oportunidad para desgastar a un gobierno, recién llegado, que ha tenido que hacer frente al mayor problema de gestión de nuestra historia reciente.

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...