sábado, 4 de abril de 2020

Diario del coronavirus 37

Sábado 4 de Abril 2020.
Publico en la tarde. Parece que la pandemia nos da un respiro. Pequeño, pero respiro al fin y al cabo.
Los datos 
España suma 809 muertos desde ayer, el menor número de fallecidos en un día desde la pasada semana. La cifra total de fallecidos alcanza los 11.744. También los contagiados que se acercan a los 125.000 y solo están los datos de los que son positivos. Los dados de alta por curación son muy buenos, 34.219.

En el otro lado de la balanza, están los hospitalizados que hoy son 57.612. Siguen preocupando los números de las UCIs, hoy con 116 personas más y son ya 6.532 personas en estas unidades.
Si miramos los datos por CCAA, nos indican que prácticamente todas las regiones han visto crecer el número diario de personas contagiadas y el de fallecimientos. Tenemos a Madrid como la más afectada con más de 36.000 contagiados positivos y 4.723 muertos; a Catalunya con de 24.734 contagios positivos y 2.508 fallecidos; y Castilla La Mancha con 9.324 contagios positivos y 786 fallecidos.
Cuestiones a tener en cuenta para entender esos datos
Las cifras que se conocen, por parte de algunas CCAA, no ayudan a que los datos sean exactos, ni en contagios, ni en fallecimientos, ni en hospitalizaciones. No lo digo yo, a modo de ejemplo, hoy aparecía la noticia de que Andalucía, ha cambiado su recuento de contagios diarios, y 24 horas después, ha rectificado. Pero son las cifras oficiales, y son las que tenemos.
Para acercarlas a la realidad, hay que tener en cuenta varios aspectos.
1 A más test realizados, más casos detectados. Pero la no realización de test rápidos, tampoco permite confirmar los casos que no han precisado ingreso, aunque clínicamente sean infecciones por Covid 19.
Si han curado, deberían ser incorporados como tales, porque son contagios que han superado la infección. Si han fallecido, deberían ser incorporados en esa cifra, y tampoco lo son.

2 El dato más fiable siguen siendo los fallecidos. Vuelvo a repetir, que si las muertes tardan aproximadamente dos o tres semanas en producirse desde el contagio, las ocurridas hoy, representan la evolución de la epidemia hace dos o tres semanas. 
Un factor que influye en un mayor o menor número de muertes es si los hospitales están o no colapsados, si lo están las muertes pueden aumentar.

3 La falta de test tampoco permite conocer con exactitud, cuántos mayores han fallecido en total en las residencias de mayores en España por este virus.
4 Algo parecido tenemos con la cifra de pacientes curados, ya que cada CA sigue su regla. En Castilla y León se consideran curados los pacientes que dan negativo en dos pruebas con un intervalo de 24 horas. En la C. Valenciana, se consideran curados los pacientes que durante 14 días no han presentado síntomas o 14 días después de que hayan salido del hospital. En Andalucía son altas, con una exploración y un test rápido. Cada C Autónoma es libre de establecer su criterio, pero eso no ayuda a saber la realidad, y en una epidemia o pandemia, conocer los datos es imprescindible para poder ver su evolución. Disponer de una información de calidad, es tan importante como disponer de otros elementos.
Los datos de los demás países
Te vuelves loco para saber que significan sus números. Si la pandemia afecta a toda Europa, y cada país tiene un criterio, y cada una de sus regiones tiene el suyo propio, saber la realidad solo puede ocurrir por una casualidad. Algunos ejemplos: Francia no cuenta los fallecimientos que ocurren fuera de los hospitales; Reino Unido solo cuentan sus fallecimientos desde el 5 de marzo; Alemania da sus datos con varios días de retraso.
A lo que nos importa
En cualquier caso, lo más importante es saber cuándo se ha frenado la escalada. España e Italia han seguido un ritmo muy parecido de en la evolución de la epidemia, y sus criterios de recogida de datos, con matices, son similares, por lo tanto Italia es una referencia para conocer nuestra evolución.
Se empieza a ver el resultado de los confinamientos, y todo apuntaba a lo que hoy es noticia, que el gobierno solicitará al Congreso prorrogar el estado de alarma hasta el 26 de abril. No es un capricho, es una recomendación del Comité científica que hace el seguimiento de la pandemia, y es lo que se ha hecho en los países que sufrieron la pandemia antes que nosotros.
Parece que la línea de actuación la marca ese comité, que es lo mejor que puede hacer un gobierno, asesorarse por quienes saben de esto.
Comentarios personales sobre lo que estamos viviendo
Podemos opinar de mil formas diferentes, pero debemos dirigir a los técnicos en salud, si estamos ante un problema de Salud. No nos vale, que incluso ya haya quien es merecedor del carnet de epidemiólogo en redes sociales, y otros tantos expertos en pandemias como de pronto comprobamos tener.
Lo cierto y verdad es que cuando los gobiernos (también el nuestro), empezaron a comprobar la virulencia del bicho, se dieron cuenta de que nadie estaba preparado para algo así.
En el caso, español, hemos visto a nuestro sistema sanitario ser víctima de sucesivas políticas cortoplacistas, donde primaba el lucro de la gestión, sobre el bienestar y la salud de la gente. Y lo hemos permitido pensando que quien decidía eso, tendría sus razones para hacerlo.
Vemos como nuestro sistema asistencial ha sido y está siendo determinante en cómo se está afrontando el problema, tanto para lo bueno como para lo malo. Con aciertos y errores. Es un buen momento para recordar, que nadie escucho las protestas de muchos profesionales (que no de todos), contra los recortes a los que el sistema sanitario estaba siendo sometido, y pese a eso, somos el país en que más pacientes han recibido el alta por curación, detrás de China a quien superaremos en muy pocos días.
Y todo eso, con pocos tratamientos disponibles, no solo porque estamos ante una enfermedad nueva, sino también porque nuestro presupuesto de ciencia e investigación, se recortó un 26.38%, quedando solo 6.320 millones de euros en 2012. Para luego meterle de nuevo tijera con recortes del 6.3%, y si no llega a ser porque tuvimos elecciones en 2015, no se hubiese subido un 3,26% hasta 6.140 millones en 2014.
Vemos como en aquellos países donde no hay un sistema sanitario público o es muy débil, las consecuencias están siendo terribles. Da igual que sean países pobres (Ecuador) como ricos donde solo accede a cuidados quien puede pagárselos, como pueden comprobar los ciudadanos estadounidenses.
Deberíamos meter en la cabeza de todos y cada uno de los españoles, la imperiosa necesidad de salvaguardar un sistema sanitario eficiente, eficaz y bien dotado, y habrá que hablar pronto de su sostenibilidad, cuando amaine la tormenta.
Y luego está el otro aspecto de la crisis que provoca el bicho, el económico.
Pone la piel de gallina, ver cómo, para muchos o al menos para os de siempre, lo importante es mantener la actividad económica, aunque ello suponga pérdidas humanas. Es innegable que las consecuencias económicas son dramáticas. Pero lo son mucho más, la cifra de fallecimientos de cada día.
Llama la atención ver tanta preocupación en las empresas, ahora, por el mantenimiento del empelo para sus trabajadores, y recordar la poca que mostraron porque esos mismos trabajadores conservaran sus derechos laborales, unos salarios dignos, etc. Todo lo que se llevaron por delante las sucesivas reformas laborales en especial la última.
Llevamos demasiado tiempo anteponiendo lo economía a la salud y al medio ambiente. Demasiado pensar en las infinitas bondades de los mercados, para ahora ver a quienes las proclamaban, llorar a papá Estado para que les ayude, como hizo la banca en la crisis del 2008. También de esto habrá que hablar cuando todo pase.
Creo que es suficiente por hoy, si queréis pensar en todo lo expuesto.
Buenas tardes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...