jueves, 30 de abril de 2020

Diario del coronavirus 92

29 de Abril 2020
Datos mundiales.
Contagiados 3.200.000; Fallecidos 227.290; Recuperados 995.405
España
Se han notificado 268 fallecimientos en las últimas 24 horas. La pandemia se ha cobrado la vida de 24.543 personas desde su inicio en España.
Se ha dado de alta a 3.103 con lo que la suma total de altas asciende a 112.050 pacientes.
Hoy se han declarado 1.309 nuevos contagios, con lo que la cifra de contagios confirmados con PCR asciende a 213.435 casos.
Sanidad ha informado de resultados positivos con test de anticuerpos en 25.934 personas.
Las hospitalización han sido 116.661 desde el inicio de la pandemia. Desde ayer se han producido 816 nuevos ingresos.
Los ingresos en la UCI se han incrementado en 57 desde ayer y la cifra total de personas que han requerido ingreso en UCI es de 10.776 en todo el país.
Comentarios
La evolución es buena dentro de lo que es continuar con un número de fallecidos cada día por esta causa.
El número de fallecidos supone el dato más bajo desde el 20 de marzo.
Para la desescalada progresiva
El Gobierno fijará franjas horarias para controlar la salida de la población a la calle a partir de este sábado 2 de mayo.
Perdonad la brevedad de hoy por agotamiento.

Diario del cronavirus 91

La moda de los "Test masivos" (y IV)
El resumen
Hace unos días veíamos como la OCDE daba una relación de países y el número de test que cada uno realiza. Al principio España aparecía como el octavo país en realizar mayor número de test, y luego corrigió y nos colocó en el puesto 17 de esa clasificación. Esto, aunque a algunos le sirva de munición contra el gobierno, culpable de todo, no tiene nada que ver con el festival de Eurovisión.
Quienes solicitan los test masivos, son los mismos que culpan al gobierno de engañar a la OCDE, cuando lo que la OCDE hace es precisamente no contabilizar los test que ellos mismos solicitan para una realización masiva, sino las PCR. Los test solos sirven de poco, si no se acompañan de una PCR, que es la prueba que junto con el test, define la situación de un contagio, como activo o como pasado.
No tiene mucho sentido seguir comparando un país con otro, porque la cantidad de test que se haga, por sí misma, no indica nada. En un contexto en el que el mismo virus tiene una tasa de mortalidad de menos del 1% en algunos lugares y de más del 10% en otros, es evidente que hace falta controlar muchas otras variables para hacer un diagnóstico razonable de la situación de cada país.
Y hay varios ejemplos que dejan esto en evidencia. Hoy en día, muchos de los países que hacen más test son los que peor están con respecto al coronavirus tanto en cantidad de contagiados como en cantidad de muertos. Y no hay que buscarlos lejos, por ejemplo Italia, España y Estados Unidos. No es que hacer más test sea malo, sino que no necesariamente hacer más test implica que uno esté mejor posicionado en esta lucha contra la pandemia.
Si Italia, Estados Unidos y España hacen tantos test hoy, es debido a que la pandemia se nos fue de las manos. En España tenemos cuarenta y cinco millones de epidemiólogos, de seleccionadores de fútbol, de ministros de sanidad y de presidentes del gobierno (de reyes no). Para algunos las medidas adoptadas son demasiado estrictas y para otros el problema es que se adoptaron demasiado tarde. Para demostrar que llevan razón, nada mejor que compararse con otros países que lograron controlar la pandemia, como por ejemplo Corea del Sur o Alemania. Podrían hacerlo con otros a los que les ha ido mejor que a estos dos, pero entonces dirán que es que ocultan sus datos.
¿Es razonable comparar la situación española con la de estos dos países revisados? ¿Es cierto que alguno haya hecho "test masivos", sea lo que sea que esto signifique, para detener la propagación? A ambas cuestiones la respuesta es no. Con el hecho de hacer más test, no basta, porque la necesidad de una mayor o menor cantidad de test que se haga de lo que debe depender es del momento en el que se encuentra la circulación del virus en ese país. Dicho de otra manera, hacer mil test con 5 casos es un despilfarro, y hacer 10.000 con cien mil casos puede ser insuficiente
La OMS desaconseja que se haga el test de PCR a pacientes asintomáticos o con síntomas leves, salvo en los casos en que hayan tenido contacto con un individuo confirmado. La estrategia de cada país cambia de acuerdo a factores clínicos y epidemiológicos, como la propia OMS recomienda. De ahí que comparar la cantidad de test de un país que hizo un confinamiento total al inicio, con uno que tardo meses y que ahora tiene una tasa alta de positivos es un sin sentido. Ni aporta nada, ni nos dice nada sobre cómo estamos hoy.
En nuestro país estamos multiplicando la cantidad de test que se realizan cada día, gracias a la descentralización y el envío de kits diagnósticos a más laboratorios. Pero esa no es la buena noticia, sino que es que, aún aumentando la cantidad de test y habiendo ampliado la definición de caso sospechoso, la cantidad de positivos por día sigue disminuyendo, y ese descenso no se debe a los test , sino al contrario. La disminución se debe seguramente al efecto del confinamiento sobre la transmisión.
Habrá que ver cómo evolucionan los datos, habrá que continuar saliendo lo menos posible de casa y, habrá que mantener las medidas de distanciamiento, incluso una vez levantado el confinamiento. Para ese momento, necesitaremos hacer más test de los que se están haciendo ahora, y para eso se deben preparar los laboratorios y se deben comprar los kits diagnósticos necesarios.
Espero que esta revisión haya quedado claro, que los test masivos a toda la población, no son necesarios, y que si es imprescindible su realización a determinados colectivos (sanitarios, sociosanitarios, servicios esenciales, etc.), también a los enfermos hospitalizados o con sintomatología clara. Para conocer el estado de la población en su conjunto, lo necesario es un estudio de seroprevalencia, que hay que hacer si o si.
El ejemplo hispano de los test masivos.
El pasado 8 de abril, la Comunidad de Madrid recibió 206.000 test rápidos del Ministerio de Sanidad. Iban a llegar a las residencias en 24 horas. Dos semanas después, la Comunidad de Madrid solo había repartido el 5%. El vicepresidente de la Comunidad de Madrid. Admitió que solo habían utilizado “18.000 test rápidos”, La Consejería de Sanidad sin embargo comunicaba que de la primera tanda del Ministerio de Sanidad de 206.000 test rápidos habían repartido más de 23.000 en residencias. Son declaraciones del portavoz de la Consejería de Sanidad a la Cadena Ser.
Además, ¿Dónde están las otras 100.000 pruebas rápidas que compró el Gobierno de la Comunidad? En la Consejería de Sanidad no aclaran cuántos han repartido hasta la fecha, ni por qué su dato no se corresponde con el que ofreció el portavoz del Gobierno de madrileño, que dice que los datos que dio fueron los que le enviaron desde la Consejería de Sanidad. Mucho antes, el 2 de abril, la presidenta madrileña anunció que esa próxima semana comenzarían a realizar "test masivos", días después, en el hospital del IFEMA matizó, y empezó a hablar de "test selectivos" para realizar un estudio epidemiológico.
Los que vean en este post partidismo, sectarismo, o visceralidad (algunos así califican estas publicaciones), tienen muy fácil comprobar todo lo que he afirmado en ellas. Tiene a su disposición las hemerotecas.
La exigencia de test masivo se resume en "no es lo mismo llamar, que salir a abrir".
Espero que esta entrega por fascículos os haya gustado. Creo que se entiende mejor si se lee completa de una sola vez.

Diario del coronavirus 90

La moda de los "Test masivos" (III)
Corea del Sur.-
El otro país con el que es habitual comparar a España es con Corea del Sur. También este país produce sus propios kits diagnósticos y tiene una industria biotecnológica de las más importantes del mundo. Conviene hacer un apunte histórico y recordar que en ese país se produjo en 2015 el brote del coronavirus MERS, lo que les ha supuesto sin duda, una experiencia de lo que es una pandemia de coronavirus, y gracias a eso organizó un sistema descentralizado de testeos.
Pero eso en ningún modo significa, que se haya testeado a cualquier coreano/a desde el principio, ni tampoco que haya seguido criterios que difieran mucho de los alemanes. Lo que si ha sido muy diferente es su estrategia. Y lo ha sido gracias a algunas particularidades idiosincráticas muy difíciles de reproducir en Occidente, y creo que impensables en España.
El 20 de enero se confirmó el primer caso de coronavirus Covid 19 en Corea. Lo que hizo el gobierno coreano fue, aislar a la persona enferma y rastrear a todos sus contactos para también aislarlos. Hasta el 19 de febrero, la cantidad de casos fue incrementándose, a razón de unos 20 casos por día, lo que indicaba que la pandemia en Corea estaba controlada.
Desde la aparición del primer caso (20 de enero) y hasta el 19 de febrero, habían realizado 10400 test. Curiosamente, en el primer mes en España, habíamos realizado más test que ellos. Sin embargo, hasta ese momento tuvo muchos menos casos que nosotros.
Si en ese primer mes testeó como nosotros, surge una pregunta: ¿Qué hizo diferente Corea para controlar la pandemia mejor que nosotros? Aunque muchos crean y afirman en todos los púlpitos o micrófonos que tienen a su alcance, que lo que hizo fue hacer miles de test de manera masiva, lo cierto es que Corea no testeó a todo el mundo, sino que lo que hizo fue montar un sofisticado sistema de seguimiento de los casos confirmados, consistente en cruzar datos de los infectados con los del resto de la población para ver con quiénes se cruzaron, hacerles el test y aislarlos en cuarentena.
Cualquiera nos preguntamos, por cómo pudieron hacerlo. Pues eso fue posible por tres particularidades o singularidades de Corea que prácticamente en ningún otro país se dan: una que son el país con mayor proporción de pagos con tarjeta de débito/crédito del mundo; otro segundo que son uno de los países con una mayor cantidad de teléfonos por persona del mundo (Corea presume de tener más teléfonos que personas) y a través de ellos sus ciudadanos pueden ser rastreados con gran precisión; y una tercera y última, que tienen una tecnología de vigilancia pública sin parangón, porque Corea tiene funcionando más de un millón de cámaras de vigilancia instaladas en lugares públicos.
Utilizando esta tecnología de vigilancia y rastreo de sus habitantes, con los datos procedentes de esos tres elementos fácilmente rastreables los dos primeros, y la evidencia de los vídeos de vigilancia, Corea hizo lo que llama "track and test" que significa algo así como ”rastrear y probar”, y mantuvo una cifra de testeos moderada hasta entonces, porque no hizo falta hacer test por hacerlos.
Pero la cantidad de test empezó a aumentar a partir de entonces, hasta llegar a hacer más de 11 mil test al día, es decir, en un día hicieron más test de los que estaban realizado en todo su primer mes. El motivo para ese incremento, además de algo fundamental como es poder disponer de suficientes test, es que se disparó la cantidad de casos, atribuidos en su mayoría a la conocida como "paciente 31", una señora que asistió a una ceremonia masiva, con de una reunión de su comunidad religiosa en la ciudad de Daeogu, que cuenta con dos millones y medio de habitantes. El gobierno coreano, entonces, empezó a perseguir y testear a todos los miembros de esa religión, hubiesen asistido o no a la ceremonia.
Ese es el motivo por el que se empezó a aumentar la cantidad de test, aunque usando siempre el mismo criterio para realizarlos: contacto con casos confirmados verificados en los sistemas de vigilancia. No me imagino la que se montaría en la opinión pública española si se produce esa vigilancia en los lugares públicos. Es bueno recordar que hablar de seguimiento aquí (solo con existir el rumor de poder realizarlo a través del móvil, provocó que quienes ahora ponen de ejemplo Corea, y exigen los test masivos, montas en inmediatamente un pollo y recomendaran que todo el mundo pusiese su móvil personal en modo avión ¿lo recordáis?.
La conclusión que obtenemos es similar a la de Alemania, que la cantidad de test que se hacen, en sí misma, no indica nada. Que para ver como han controlado la pandemia, hay que controlar muchas más variables, para saber lo que en verdad ha hecho un país. Muchos no se creen los datos de China; tampoco los de Corea; algo más, pero tampoco los de Alemania por tener muy pocos muertos; pero se pone el grito en el cielo acusando de manipulación en los nuestros, que ya tampoco muchos españoles se creen.
Seguramente nosotros hemos cometido muchos errores, pero no todos. Pero no es menos cierto, que los demás habrán tenido muchos aciertos, pero tampoco en todo. La estrategia de cada país varía según una serie de factores clínicos y epidemiológicos, que es lo que la propia OMS recomienda. Por eso, empeñarse en comparar la cantidad de test de un país, sin ver si hizo un confinamiento total al inicio, con los de otro que tardo meses en hacerlo, y que ahora tiene una tasa alta de positivos, es un sin sentido. Ni aporta nada, ni nos dice nada sobre cómo esta ese país hoy.
Tampoco parece que el modelo de afrontar la pandemia en Corea sea extrapolable a España, ni se puede afirmar que en Corea se han realizado test masivos y ese es el motivo principal para sus resultados. Afirmar eso de Corea,es también una falsedad. Interesada por supuesto.

miércoles, 29 de abril de 2020

Diario del coronavirus 89

29 de abril 2020
Contagios Muertes Altas
ESPAÑA 212.917 24.275 108.947
ITALIA 201.505 27.359 68.941
ALEMANIA 159.941 6.215 120.400
FRANCIA 165.911 23.660 45.513
REINO UNIDO 161.145 21.678 N/D
EEUU 1.029.878 58.640 140.138
GLOBAL 3.140.298 218.030 959.711

Se han registrado 325 fallecimientos, por lo que desde que comenzó la emergencia sanitaria son 24.275 muertes.
Las altas ascienden a 108.947 personas desde el inicio de la pandemia, y las de hoy han sido 6.399 recuperaciones más que el día anterior, debido a que Galicia ha sumado de golpe 3.552 personas curadas, frente a las 1.841 que comunicaba este martes.
Han aparecido 2.144 nuevos contagios con PCR, con lo que los casos totales se han elevado a 212.917. Si se le suman los 23.982 positivos de anticuerpos, la cifra sería de 236.899 casos.
Se ha conseguido homogeneizar los datos de las CCAA en el balance de hoy.
En total, los casos que han requerido hospitalización han sido 115.845, con la suma de todas las comunidades, y 10.721 pacientes han ingresado en UCI.
Galicia ha notificado hoy 128 defunciones en centros sociosanitarios que no corresponden a fallecimientos actuales, por lo que no se incluyen dentro de los 325.
Ayer el gobierno presentó un plan detallado entre el 4 de mayo y finales de junio, donde se recoge que se mantengan las distancias físicas y la vigilancia del virus pero retomando gran parte de la actividad.
Algunas provincias e islas llegarán antes y otras después en función de la situación de la epidemia en sus territorios.
Esta desescalada comenzaría el 4 de mayo hasta finales de junio, siempre y cuando la pandemia no empeore. Se haría en cuatro fases, con una duración mínima de dos semanas cada fase, para poder analizar el efecto sobre los contagios. Se define como unidad de acción la provincia o la isla, porque puede haber medidas distintas por provincias, islas e incluso grupos de municipios.
Los residentes en un lugar no pueden viajar fuera de la provincia o la isla o la unidad que se decida salvo por causa mayor justificada.
Ir a una segunda residencia no es una causa justificada.
Permite diferentes medidas por territorios. Las islas donde no hay casos activos (El Hierro, La Gomera La Graciosa y Formentera) empezaran por la fase 1 mientras que el resto lo harán por la fase 0.
Pasar de una fase a otra dependerá de los indicadores de cada territorio, que dependerán de los recursos en atención primaria y camas de UCI, la evolución de los contagios, el nivel de seguridad en los trabajos, el comercio y el transporte, y los niveles de movilidad y condiciones socioeconómicas.
El documento presentado es orientativo hasta que no haya decretos con las reglas para cada sector.
Hoy son muchos los programas que no han esperado a conocer el contenido completo del documento, para cargar contra su contenido. Llama mucho la atención, que su contenido parezca todo fatal, pero nadie ponga sobre la mesa una propuesta diferente que pueda ser estudiada.
Y no me refiero a las CCAA, que la mayoría han diseñado el suyo, sino a los sectores afectados, que siguen en el este no me gusta, sin hacer público el suyo propio. Igual es que piensan que puede que tampoco guste a los demás sectores.
En fin, siempre podemos culpar a Zapatero.

Diario del coronavirus 88

La moda de los "Test masivos" (II)
Alemania.-
El PIB alemán anual per cápita, es 2.5 veces es español. Y de ese PIB dedica más del 3% a ciencia y tecnología en 2019. Una cuenta sencilla, de 10 Alemania dedica tres a ciencia y tecnología, y España que no tiene 10, sino 4, de eso no llega a 0,8. Podemos compararnos con Alemania, pero empecemos admitiendo que nos parecemos poco.
Es cierto que hoy en día, Alemania es uno de los países que más test lleva realizados. Y lo importante es que los han hecho pronto, lo que les ha permitido el aislamiento de contagiados, y en eso fue más efectivo que todos sus vecinos, y probablemente esa sea la causas de que su tasa de mortalidad sea tan baja. No el hecho de haber hecho test, sino el momento de hacerlos.
Luego está un extraordinario sistema de salud, propio de un presupuesto como el antes indicado. Alemania tiene 8 camas por cada mil habitantes, mientras que la cifra nuestra es de 3 camas por 1000 habitantes. El otro país con mayor problema es Italia, pese a que allí son 4,3 camas por cada 1000 habitantes
¿Hizo Alemania "test masivos"? ¿Testeó, como piden algunos, a toda persona con cualquier síntoma inespecífico, o a todos los asintomáticos? La respuesta es simple: no. Sí actuó muy rápido y testeó muchísimo más que sus vecinos europeos. Su secreto, ha sido el ojo comercial. Alemania ordenó el 16 de enero de 2020 el desarrollo de kits diagnósticos, pensando en que sería muy rentable su venta a los países que sufrieran la pandemia, y cuando la pandemia les llegó, les cogió con stock de test en sus laboratorios. Eso fue posible, porque en ese momento Alemania ya disponía de 85 laboratorios públicos y privados preparados para realizarlos. Vuelven a mi mente los jóvenes científicos españoles emigrados por la crisis, que muchos de ellos encontraron trabajo en Alemania..
Alemania no hizo nada extraordinario referente a las indicaciones de la OMS, y al igual que aquí el Carlos III, el control de la epidemia se realiza según las recomendaciones del el instituto público de biomedicina más importante del país, el Robert Koch Institute (RKI).
Veamos fechas. El primer caso de COVID en Alemania apareció en enero, y las primeras medidas que se tomaron fueron de contención y de protección, minimizando la expansión de la pandemia. Los colegios no se cerraron, aunque se recomendó el distanciamiento social que fue lo aconsejado por la OMS. El 13 de marzo, ya con los casos confirmados duplicándose cada dos días, Alemania cierra las escuelas en algunos estados. El 15 de marzo, se cerraron las fronteras con los países vecinos. Alemania ya tenía, en ese momento, 4838 casos y 12 muertos. El 22 de marzo fue decretada la cuarentena total, pero con algunos permisos excepcionales. En ese momento ya eran 18.600 casos los confirmados en Alemania y eran 55 fallecidos. Para que nos sirva como referencia, en España, el 14 de marzo que se decreta el estado de alarma, teníamos 5.753, casos y 136 fallecidos.
El 25 de marzo, con 31554 casos y 149 muertos, Alemania, pidió a todos sus laboratorios que fuesen muy estrictos en los criterios que empleaban para determinar quién podía acceder al test, porque están llegando a un cuello de botella en la producción de reactivos. No pidió que se hicieran más test, sino que se los test se hicieran de manera más racional y dirigida, para no gastar recursos en vano.
Pero ellos tampoco iban sobrados de materias primas para la realización de los test. Así lo demuestra que en esos días, Evangelos Kotsoupoulos, director de la asociación de laboratorios más grande de Alemania dijo: "Hay en todo el mundo solo cinco o seis grandes proveedores de los materiales que necesitamos. Alemania debería focalizarse en quién se testea, para garantizar que quienes no tienen síntomas, pero quieren saber si lo tienen o no, no sean testeados". "Simplemente no es posible hoy en día testear a todo el mundo en una población de nuestro tamaño". Podéis encontrar esa entrevista en el diario Die Zeit.
Pero no solo se quedó ahí, sino que sugirió, “el porcentaje de pruebas positivas sobre pruebas totales, debería ser más alto que lo que es ahora, para garantizar así, que no se están desperdiciando test”.
Bueno, pues esto es lo que se conoce de Alemania. No es cierto que allí se hicieron test masivos, si se hicieron test selectivos, y sobre todo se hicieron cuando era más útil hacerlo, entre otras cosas, porque ellos disponían de un número muy importantes de test, y no tuvieron que acudir al mercado mundial, fundamentalmente asiático, al que la pandemia convirtió en un verdadero zoco, donde siempre gana el mejor postor.
Y un matiz final importante. Mientas que en España la procedencia de los contagios se considera de quince focos, en Alemania, con muchísimo menos turismo que nosotros, el origen de sus contagios fundamentalmente se centra en los grandes ejecutivos de empresas con intereses comerciales en china.
Todo esto invita a pensar que la cantidad de test que puedan hacerse, en sí misma, no es indicativo de nada. Si lo es el momento, y el oportunismo en realizarlos, y a quien se le hicieron. Si además cuentan con un sistema sanitario bien dotado, mucho mejor. Y si disponen de muchos científicos contratados, aunque sean españoles, mejor aún.
Lo de los test masivos alemanes se cae por su peso. Su buena gestión también, y la suerte de disponer de test en ese oportuno momento, también.
El principal asesor de Angela Merkel, Christian Drosten, hoy cuenta en una entrevista cómo Alemania se prepara para una segunda ola de contagios. En esto si que deberíamos imitarles.

Diario del coronavirus 87

La moda de los "Test masivos para todos":
Buenos días.
Hace unos días traté de averiguar la importancia que había tenido la manifestación del 8 M, en la propagación de la pandemia, y hacerlo con cifras, para comprobar que era uno de los grandes bulos que nos cuentan y que circulan por las redes. Ahora el manual de hostigamiento nacional, se ha centrado en otro mantra: no hay un mañana sin los “test masivos”. Vale preguntarse muchas cosas: ¿Son realmente imprescindibles? ¿En qué fase de la pandemia lo son y cuando no? ¿Qué países han hecho test masivos? ¿Cómo les ha ido?
Son preguntas que muchos nos hacemos, o deberíamos hacernos, porque es mucho el ruido que se hace exigiéndolos test para toda la población, y puede que detrás de esa demanda, se esconda más que un interés por preservar nuestra salud, un interés solo por nuestro voto. No hay que mezclar, la exigencia de realizarlos a todos los sanitarios, personal e internos de centros sociosanitarios o miembros de servicios públicos esenciales es, que no solo es lógico, sino necesario y exigible por su carácter esencial para el país. Ni con los que se deben realizar a los enfermos que acuden a los servicios de urgencias o son hospitalizados, a quienes ya se los realizan allí. Pero ¿es necesario hacerlos al 100% de la población? Veamos.
Cuando la pandemia ya se les había ido de las manos en occidente, la OMS fijo dos criterios para la lucha contra la pandemia: el distanciamiento social y la realización de test de anticuerpos. Aunque parezcan cosas diferentes, los test sirven para hacer más efectivo el distanciamiento (que no es social, sino físico). Si conocemos quien ya es inmune, y quien es portador, a este se le puede aislar y así controlar la expansión de la infección . Sencillo o aparentemente sencillo.
Ahora todo el mundo los ve imprescindibles, y reclama la realización de lo que llaman "test masivos". ¿Sabemos qué es lo que estamos pidiendo? ¿Hacer test a todos los habitantes de un país? ¿solo a los sintomáticos o solo a los asintomáticos? ¿solo a los confirmados o también a sus contactos?
El número de test que se realiza en cada país depende de dos cosas: de la definición de "caso sospechoso" que tenga ese país; y de su capacidad de sus laboratorios para hacer esos test. Claro que con su poca fiabilidad, con los falsos negativos y falsos positivos, tenemos que el único test realmente efectivo y fiable es el que se acompaña de la PCR, y la realización de esta prueba a todo paisano viviente, requiere de unos laboratorios con personal especializados. Aprovecho este Este momento para recordar a todos los que exigen su test personal e intransferible, que muchos de nuestros jóvenes científicos, bien formados con nuestros impuestos, que hoy podrían hacer esos test y esas PCR en un plis plas, se vieron obligados a emigrar por los recortes de 2008 y sucesivos, la mayoría de ellos al Reino Unido o a la envidiada Alemania de los mil test, y ya veréis por que citó este país. Y también es un buen momento para señalar, que preparar a ese personal ahora requiere de tiempo. Podrá vociferarse, pero con eso no se pueden hacer las PCR, que necesitan personal capacitado, y como sin PCR, pueden seguir exigiéndose test masivos, pero no tendremos seguridad de lo que significa su resultado.
Primer elemento, la definición de caso. Varía según los países y según el momento que cursa la pandemia. Por ejemplo al principio era necesario haber viajado a un foco de contagio, y luego ya no. Con algún matiz, por lo general podemos decir, que "caso" de covid es una persona que presenta fiebre y uno o más síntomas respiratorios (tos, dolor al tragar, dificultad respiratoria) y decíamos, que en los últimos 14 días ha estado en contacto con algún caso confirmado de COVID-19. Luego serían casos otros pacientes con un diagnóstico clínico y radiológico de neumonía de origen desconocido, y que son sospechosos por sus síntomas de Covid, y el personal sanitario, aunque, por ahora, sólo el que tiene síntomas.
El segundo elemento es la capacidad de realizar los test. Os propongo revisar lo que han hecho los dos países de referencia en esto de los test, Alemania y Corea del Sur, para ver si detrás de sus buenos datos frente a la pandemia, están los test o si es otra la causa. Esta revisión es necesariamente extensa, y para evitar cansaros con toda ella en una sola entrada, me propongo hacerlo por capítulos, y distribuirlos en dos días.
Serían: Primero una introducción, que es este post matinal; un segundo en el que analizaremos como ha abordado la situación Alemania, y que espero terminar y publicar en principio esta tarde junto con los datos del día; un tercero sobre lo que ha hecho Corea del Sur, que espero poder publicar en la mañana del jueves; y uno final, para ver que países son los que hacen más test hoy, la utilidad de hacerlos, y algunas conclusiones que puedan extraerse, y que si lo termino lo publicaré en el muro en la tarde del jueves.
Empiezo y espero que os resulte interesante el asunto, porque con todo el ruido que se hace con el asunto de los test masivos, creo que lo será.
Introducción.-
Hay que empezar diciendo, que aunque siempre se ponen como ejemplo a Corea y Alemania, como países donde mayor porcentaje de test se han hecho, por millón de habitantes, no son ellos, sino las Islas Feroe, Islandia, Luxemburgo, Bahrein y Lichtenstein. Estos son países pequeños, son ricos y tienen poblaciones inferiores al millón de habitantes. Esas tres cosas, lo hacen todo más fácil: organizar la acción de testeo, un menor número de kit es suficiente (hay pocos en el mundo para los que se quieren realizar) y eso permite que, aunque se hagan pocos test en número absoluto, el porcentaje de población testeada sea el más alto.
Pero como lo que todos hacen al criticar el número de test que aquí se han hecho, es compararnos con otros países como el nuestro, pues vamos a ver como lo han hecho en esos países Alemania y Corea del Sur. La verdad es que con datos en la mano, eso de que nos parecemos "un poco", es un eufemismo.
Empezamos por Alemania, pero será esta tarde, que son las 8 del miércoles y toca empezar a trabajar. No os lo perdáis, creo que saber cosas siempre merece la pena.

martes, 28 de abril de 2020

Diario del coronavirus 86

28 de abril de 2020
Los datos. España 

Hoy han sido registrados 301 fallecimientos en las últimas 24 horas. Desde que comenzó la pandemia se han producido 23.822 decesos.

Confirmados 1.308 positivos en pruebas PCR y los contagios totales se han elevado a 210.773. Si se le suman los 21.355 positivos en test de anticuerpos, la cifra es de 232.128 casos.
Se han curado 102.548 personas desde el inicio de la pandemia, 1.673 más que el día anterior. 
Han requerido hospitalización en todo este tiempo 114.959.
Han requerido ingresar en UCI en estos casi dos meses de pandemia 10.364.
Apuntes
El Gobierno concretará este martes la desescalada tras reunirse el Consejo de Ministros. 
El Consejo Interterritorial de Salud se reunirá para recibir información sobre el plan de desescalada. 
Paralelamente a la desescalada, ayer se puso en marcha el estudio para conocer la dimensión real de la epidemia, y el porcentaje de la población española que ha desarrollado anticuerpos. Se han seleccionado 36.000 hogares y se prevé obtener entre 60.000 y 90.000 muestras.
Comentarios
España ya ha superado el pico del actual brote y sigue la tendencia descendente.
Esto no ha terminado ni mucho menos, porque aún siguen muriendo cada día cientos de personas.
Ha disminuido la presión sobre los hospitales y las UCIs y casi la mitad de los casos confirmados, ya han sido dados de alta. 
La presión de los gobiernos de las CCAA para rebajar las medidas, no sucede solo aquí, y eso en todos los países está complicando la gestión. Nadie aprende.
La epidemia se está frenando en todo el mundo, pero se han confinado más de 3.500 millones de personas y las consecuencias económicas son enormes.
La impaciencia por retomar la actividad es muy peligrosa. Incluso un negacionista hasta ahora del problema como Boris Johnson, avisaba ayer de que “retomar la actividad de industrias y comercios sin tener la red de seguridad para frenar los contagios puede traer más muertes y problemas aún peores para la economía”. 
España es el país con más sanitarios contagiados por coronavirus, como se comprueba en un estudio del Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades. Según los datos de Sanidad, son ya más de 38.000 los sanitarios que se han contagiado.

Diario del coronavirus 85

Buenos días.
Parece que nuestra España sigue siendo la reserva espiritual de Occidente. Sobre todo si se escuchan, leen o ven las opiniones de algunos opinadores, empeñados en ser creadores de opinión. Ni la santa Inquisición se atrevió a tanto como algunos "balconers".
Tenemos gente a la que le estorba todo el que no tenga asumido, que hay que hacer las cosas como ellos quieren. Vamos, lo que ellos definen como Dios manda. Hay que gobernar como ellos quieren, escribir sólo lo que a ellos le gusta leer; el policía o el militar, tienen que ser anti comunistas o no son ni policía ni militar; les estorban los científicos que no afirmen que el gobierno se equivoca; y hasta los jueces que no condenen a prisión permanente irrevisable, a la panda de rojos que por hablar o actuar, a ellos les molesta que exista.
Son los abanderados de la intolerancia, y en el confinamiento, han encontrado su púlpito para predicar en los balcones. A ritmo de cacerolas, han puesto de moda las salidas de tono, el insulto, la mala baba, la agresividad, la tontuna y hasta el exceso de garrafa. Todo en un escenario aromatizado con un perfume irrespirable, desde donde claman arrojar a los leones a todo disidente. Mientras, como parte del decorado patrio, lucen chorreones de mezquindad en sus fachadas.
Y tras sentirse auténticos novios de la muerte, a veces, cansados se duermen...no hay problema, tienen su tonto de guardia. Ese Manolo, capaz de llamar asesino al presidente o pendón a una ministra, mientras reclama un plan de reconstrucción nacional post pandemia. Eso si, elaborado a base de féretros, banderas a media asta, crespones negros y misas de réquiem. No hay que asombrarse, que para eso son de rezo en domingo y fiestas de guardar. Son ellos, los que gracias al hambriento en la puerta de la iglesia, hacen de la limosna su solución hidroalcoholica para desinfectar conciencias.
En esta inmensa botica que precisa nuestro país, deberemos disponer de fórmulas magistrales, y será necesario tener siempre el botiquín post pandemia repleto. No pueden faltarnos los fármacos clásicos: Tranquilil comprimidos, para los másteres de la crispación; Perdonal cápsulas, para los que se pasan la vida ajustando cuentas con el otro; o Amorfiel solución, indicada para quienes esparcen el odio; o Jodedol supositorios, especial post sodomía. Y además un sinfín de pócimas y brebajes, para esta post pandemia.
Pero me temo, que para la peor secuela de esta enfermedad de país, el odiotismo, no será suficiente con toda esa farmacopea. Vamos a necesitar también, desinfectantes para tratar a quienes infectan las relaciones entre vecinos; basureros para recoger y arrojar al vertedero tanta inmundicia como hay en las redes sociales; y electricistas que nos den luz en esta oscuridad.
Así que mientras paciente espero hacerme el test que yo ya quiero, al despertarme he sentido la necesidad de haceros este post como de un Jorge Javier
Perdonadme un despertar de martes, el día marcado en el calendario para que los Reyes toledanos nos traigan la mascarilla autonómica de regalo.
Buenos días

lunes, 27 de abril de 2020

Diario del coronavirus 84

27 abril 2020
Hoy lo haré al revés porque me parece importante que además de los datos, que los pondré al final de este post, os detengáis a leer este apunte que os hago al principio.
El apunte
Ya forma parte de la polémica nacional, afirmar que las manifestaciones del 8 M están detrás del avance de la pandemia en nuestro país. Es habitual escuchar argumentos negando esa afirmación, diciendo que ese día hubo misas, partidos, bodas, bautizos, y comuniones, etc.
Es cierto, pero eso solo es otro “y tú más” de esos a los que hemos acabado por acompañarnos. Lo cierto es que cuando te lo dicen, es fácil pensar que eso es posible, y hasta creérselo. Yo mismo he pensado que esa manifestación no debió celebrase, y tampoco los partidos de ese día, y otras concentraciones de gente. Voy a hacer lo que hacen los genios de las redes, opinar a tiempo pasado, solo que yo opinaré con los datos que a tiempo pasado ya disponemos, para ver si eso manifestación es una causa posible o sencillamente es una falacia de las muchas que con intención interesada se nos cuentan, se nos repiten, y como decía, hasta incluso se nos convence. Mejor siempre opinar en base a las evidencias. Vamos allá.
Según los últimos informes de la Organización Mundial de la Salud, el periodo de incubación del virus va de 2 a 14 días. Hay informes que hablan de una media de 5,2 días, para los muy concienzudos, se debe decir que ese dato es con un intervalo de confianza del 95%, lo que sitúa ese periodo entre 4,1 y 7,0 días. Ese dato significa que entre los contagiados, los primeros síntomas de estar con la enfermedad, aparecen entre los 4 y los 7 días después. Luego en unos 5 días o menos (dependiendo si se tiene una enfermedad crónica o no) el paciente empeora y acaba teniendo que ir a un hospital para que le hagan las pruebas. Ya sé que no van todos al hospital, ni a todos se le hacen las pruebas.
Si te hacen la prueba, el resultado tarda entre 1 o 5 días, aunque ahora esos resultados los tenemos antes. Y al día siguiente de dar positivo, el caso aparece en las estadísticas que nos cuentan cada día desde el Ministerio. Resumiendo, desde que te contagias hasta que apareces en los números pasan entre una o dos semanas (7 o 14 días). Por lo tanto los contagios del 8 M debieron aparecer entre el 15 y el 22 de marzo. Primer dato que no podemos olvidar.
Si se miran las estadísticas y los gráficos de el incremento de total de contagiados en un día, con respecto al total del día anterior, nos daremos cuenta de que no existe en ese periodo del 15 al 22 de marzo, un incremento de los casos, comparado con los periodos anteriores. Incluso puede comprobarse que la curva de contagios sube más despacio que en la semana anterior, porque durante varios días crecía al 50% cada día. Con el dato de la OMS vemos que esos días de máximo crecimiento, los casos corresponden a los contagios que se produjeron en la última semana de febrero, y primeros días de marzo.
En España el 8 M no teníamos ni 100 casos confirmados, y nadie en Europa, ni siquiera Italia que iba delante de nosotros, se planteo el confinamiento en nuestras casas y cerrar las fronteras. Puede decirse lo que se quiera, para eso todos somos libres de opinar, pero hoy sabemos que el virus estaba ya entre nosotros en febrero, sin tener ni idea de que estaba aquí, posiblemente con muchos asintomáticos o convencidos de tener la gripe.
Pero sigamos, para ver la influencia de esa manifestación. Según la delegación el gobierno en Madrid, a la manifestación de esa ciudad asistieron 120.000 personas. Seguro que los organizadores dirán que fueron más, pues bueno, pongamos 250.000 personas o si quieren más Son números insignificantes comparados con los más de 61 millones de viajeros que tuvo Metro de Madrid en marzo, de los que casi catorce millones viajaron en la primera semana antes del 8 M. Si quieren puede verse por días, el 9 de marzo viajaron 2 millones de personas. Tampoco olvidemos que más de un millón de alumnos asisten en Madrid a clase cada día, y si se añaden los que salieron a hacer deporte, suman más de diez veces los participantes en la manifestación. Supongo que con esos números ya no es necesario hablar de los que salieron a restaurantes, bares, cines, conciertos, etc.
Creo que cualquier persona que haya leído con interés esos datos, llegará a la conclusión de que, la manifestación fue una gota de agua en el mar. A toro pasado, deberíamos estar confinados desde que China declaró el primer caso, solo que nadie esperaba lo que luego fue.
Y ahora miremos hacia adelante. En vez de buscar a quien señalar como culpable de algo, mejor sería que nos dedicásemos a pensar, en las razones para que esta crisis sanitaria esté golpeando al mundo entero. Sobre todo, porque habrá seguramente otras pandemias o un rebrote de esta, y mientras en los demás países se aprende de los errores cometidos, en el nuestro lo único que sabemos hacer es declarar culpable al que peor nos caiga. Y en eso, el que tiene que gobernar, ha comprado todos los décimos del sorteo.
Y ahora los datos.
La cifra de fallecidos por coronavirus en las últimas es de 31 personas, con lo que el número total de fallecidos se eleva a 23.521.
El número de contagios es de 209.465.
El de recuperados es de 100.875
En el mundo se alcanzan los 3 millones de contagios registrados y los fallecidos superan las 203.000 persona, y son 840.000 las recuperadas.
Comentarios
Toca rebajar la intensidad de los confinamientos que son algo negativo para las personas, acostumbrados a movernos con libertad. Se trata de aliviar parte de las medidas de aislamiento, no de suprimirlas, ni de volver a la situación de principios de marzo.
Puede que lo ocurrido ayer se convierta en un paso atrás que nos retorne al confinamiento. Se ha dicho por activa y por pasiva que a partir de comenzar las medidas de relajación de los confinamientos, debería imperar la responsabilidad personal. Hoy no sé si lo hará, ayer, por mucho que algunos se empeñen en decir que los vídeos y las fotografías de las redes eran bulos o falsedades, en realidad eran fotos y vídeos de imprudentes que también los hay. Incluso hay quien de las imágenes de falta de cumplimiento de ayer, culpa al gobierno, que habría querido crear con ellas una cortina de humo para desviar la atención sobre su mala gestión.
Lo que nadie debe poner en duda, es que va a depender del grado de cumplimiento de las normas en el desconfinamiento, tanto de los niños, como de quienes saldrán a practicar deporte el próximo día 2, que la fase de transición nos llegue antes o después. Y si llega más tarde, además será más lenta porque existirá desconfianza en nuestra responsabilidad.
Se pone en marcha el estudio o encuesta de seroprevalencia para ver el porcentaje de población que ya está inmunizada serán 36.000 familias y unas 90.000 personas las que se incluyen en la muestra del estudio. La participación es voluntaria. Se realiza un primer test rápido de anticuerpos (con un pinchazo en el dedo y nos dan allí mismo el resultado) y una extracción de sangre tradicional y cuyo resultado se nos dará más tarde.
Buenas tardes.

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...