lunes, 30 de marzo de 2020

Diario del coronavirus 30

28 Marzo 2020,
En septiembre pasado, se publicaba el informe "Un mundo en peligro: informe anual sobre la preparación de emergencias sanitarias", un encargo de la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial. Lo realizó un grupo de expertos en salud pública, encabezados por la Dra. Vega, una médica chilena, y doctorada en salud pública por la Universidad de Illinois. Sus advertencias eran estas: la importancia de prepararse para una emergencia sanitaria mundial; será un sálvese quien pueda”; se sacrifica la salud de las personas en pro de mantener un sistema financiero; los resultados van a ser catastróficos; necesario combatir el negacionismo de líderes como Trump o Bolsonario; nadie se salvará solo; si llega a ocurrir, los pobres serán los que más van a sufrir; todas las economías van a ser vulnerables.
El estudio pretendió dejar claro la importancia de prevenir la catástrofe. Porque era previsible. De poco sirvió su advertencia, y ningún país supo ver la que se nos avecinaba. 
Y comienzo con esta reseña, porque, al igual de la necesidad de repetir de manera machacona que permanezcamos en casa para que se nos meta en la cabeza, hay que repetir que la falta de previsión ha sido mundial, y no culpa de un solo país, y la solución debe surgir de medidas mundiales, y no de un solo país. Tal vez así, la gente deje de pensar, que esos mensajes de salva patrias que recorren las redes, no aportan soluciones reales, sino miedo a unos y crispación a otros, y que tienen como único fin, usar la pandemia para obtener de ella réditos políticos. Se critica la gestión, que no ha sido afortunada, y todos llos que lo hacen dicen tener la solución buena, eso ocurre en todos los países afectados. Pero no hay remedios mágicos en ningún país por no haber hecho una correcta previsión.

Recuento de hoy, un récord de defunciones en 24 horas, 832, y llegamos a las 5.690. Y eso que quienes trabajamos en atención primaria sabemos que no se notifican todas las que ocurren por causa del mal bicho. Esas cifras no son exactas. Hay más muertes que no han sido diagnosticadas como causadas por la pandemia, pero no confirmadas con test que lo acrediten.
Un incremento del 17,1% respecto al viernes. Si fue del 19,1% el jueves respecto al miércoles y del 18,8% el viernes respecto al jueves. La curva se aplana poco y despacio. Si no hay una inflexión ya, en los próximos días llegaremos a los mil fallecimientos en un día.
Preocupan las UCIs que hoy tienen ingresados 4.560 pacientes, un 9,6% más que ayer, y los 9.444 profesionales que se han infectado, casi un 15% del total. Alegran los 12.285 pacientes de alta por curación.
De los contagiados, que ya son más de 72.000, no debe preocupar el dato, porque en nada refleja la realidad donde es muy superior a esa cifra y ya dije que la cuenta de la vieja era fácil de hacer en base a los fallecimientos.
El gobierno ha anunciado que se paralizará la actividad no esencial, y se disminuirá aún más la actividad de lo que ya lo está que es próxima al 90 % de paralización. Es una vuelta de tuerca más. Si esta medida aún no es suficiente, para que quienes aún piensan que esto es algo que no merece ser tomado en serio, se equivocan, y deberían empezar a darse cuenta de ello. No es un capricho del gobierno, el objetivo es evitar que se desborden las UCIs.
Volviendo al consejo del informe inicial. No puede ser un “sálvese quien pueda”. Todas las provincias deberían estar preparando una ampliación del número de camas disponibles porque estamos en plena subida, y las proyecciones (solo con continuar como de ayer a hoy), nos sitúan por encima de 6.500 fallecidos mañana, los que estarán en UCI superaran los 5.000 y solo alegraran las altas que llegaran a las 14.000.
Son los momentos de acercarse a la cima de la curva, y es momento de contener la respiración, pero con estas cifras cuesta respirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...