lunes, 30 de marzo de 2020

Diario del coronavirus 28

NO SE ROMPEN MUROS CON ALFILERES
Hay que seguir.
Los datos de Italia empiezan a apuntar a que se está controlando allí la pandemia. Tal y como he comentado algún día, el único dato fiable son los fallecimientos (porque ese no depende de lo que se declara o no como ocurre con los contagios), el número de nuevas muertes en Italia sigue descendiendo y ya la cifra de muertes diaria es menor que en España. Hoy ya han muerto en España más personas con coronavirus que en Italia.
Lo he comentado ya y lo repito, lo que ocurre en un lugar o en otro, no es diferente, lo que cambia es el momento de inicio, distinto en cada lugar. Eso significa que al igual que en Italia, las muertes aquí empezarán a disminuir como ya lo hacen allí. Pero también significa, que en Madrid llegó antes que a las otras Comunidades, pero al final, en todas el problema tendrá unas cifras similares. Aunque a algunos le cueste convencerse que será así.
No vale creer que este proceso es lineal, sino con etapas de sube y baja, hasta que se marca una tendencia y esas oscilaciones son cada vez más atenuadas o se estabilizan. Ya hemos hecho lo importante, aislarnos, pero esas oscilaciones se producirán posiblemente, puede que por los contactos intra familiares donde los contagios son mucho más impredecibles.
No es fácil convencerse de que con más de cuatro mil muertos, haya motivos para el optimismo, pero lo he comentado hace dos días: la velocidad de aumento del número de fallecidos se ha ralentizado por primera vez en España. Lo que aún no sabemos es si eso será tendencia, pero si desde ayer han fallecido 655 personas y el miércoles fueron 738, puede, y repito “puede” que se esté empezando a ralentizar. Y está claro que el quedarse en casa es el arma más efectiva con la que contamos hoy por hoy. Se lleva a jóvenes, lo que nos duele mucho, pero sobre todo, lo más dramático es lo que esta pandemia está provocando en las residencias de mayores de todo el país.

Seguimos sin los test para diagnostico, comprados a una empresa que ha resultado no fiable, aunque, y eso no se dice, la UE los homologó como validos. Mascarillas, batas, respiradores y un largo etcétera de déficit que demuestran una tremenda falta de previsión de la que se nos venía encima. Por parte del gobierno el primero y en mayor grado, pero de esa carencia de dimensionar la magnitud del problema no se escapa ni uno solo de nuestros representantes políticos. Ya ocurrió con la crisis económica mundial y aquí era culpable Zp. Ahora la pandemia es global, pero el culpable es el actual presidente. Ayer en el Congreso, se reprochaba al gobierno esa falta de previsión, con razón, pero es la misma carencia que presentan los Macron, Merkel, Trumps y todos los dirigentes mundiales. Ayer la oposición trato de hacernos ver, que con ellos en el gobierno eso no habría sucedido. Su reproche se resume en una frase “a cojón visto, macho”.
Seguro que algunos pensaréis que está visión es ideológica. Cierto, pero ¿es qué hay alguna opinión que no sea ideológica? No digo eso de “yo no soy de ningún partido” que de esos hay muchos, aunque yo no milite ahora, me refiero a opiniones que no estén apoyadas en una ideología. Yo tengo ideología, y opino que el error de todos los estados es su ombliguismo. No se rompen muros con alfileres. Un problema global como lo es esta pandemia, debe tener una respuesta global, y eso ha brillado por su ausencia. Ahora todo era un problema de los chinos, o la consecuencia de una guerra bacteriológica de los americanos, o un virus de las farmacéuticas para vender vacunas, o hasta la suma de todo lo anterior. Todas esas conspiraciones se han demostrado falaces ante la dimensión del problema.
Creo que un problema global debería tener una respuesta global. Habéis pensado en ¿qué gráficos dará la pandemia en los países africanos, en la India o en América Latina? Sencillamente nos importa poco si solo nos miramos nuestro ombligo. Aparte del aislamiento, aquí recomendamos lavarnos mucho las manos ¿habéis pensado que pasará en los países donde el agua es más preciada por su escasez que el combustible en nuestro mundo de ricos? Mejor haríamos en pensar, que hoy la fronteras no sirven para nada, Bueno sí, para incautar mascarillas y para impedir que nos lleguen respiradores como está sucediendo. O se amplía la mirada sobre este tipo de problemas de dimensión global, o volveremos a tropezar en la misma piedra, limitando nuestra actuación solo a lo que está dentro de nuestras fronteras.
Y eso nos lleva a cuestionarnos muchas cosas. La UE no ha dado una respuesta a todos los países que la forman, cuando el problema afecta a todos y en todos tendrá datos trágicos, ¿por qué? Son necesarias mascarillas, respiradores, fármacos, y un largo etcétera ¿Por qué no se ha hecho una adquisición conjunta de toda la UE? Lo que vemos es que entre socios europeos nos peleamos por llevarnos la mercancía, que siempre acaba en manos del mejor postor. ¿No queríamos globalización y economía de mercado? pues ya la tenemos, y el último que cierre la puerta.
Esta pandemia debería enseñarnos que hay que revisar de abajo a arriba nuestro modelo de sociedad, pero también las relaciones entre países, porque habrá más pandemias. Y en nuestro ombligo tendremos también que revisar las relaciones entre CCAA que aunque no lo parezca, basta rascar un poco para darnos cuenta de que no son precisamente un dechado de virtudes, y sí una carrera de intereses particulares que impiden que un problema de todos se resuelva con la ayuda de todos.
Pero sobre todo esta pandemia, aparte de ser un freno al cambio climático que ni los más optimistas de Kioto hubiesen soñado nunca y de una forma tan brutal (3000 millones de personas están recluidas en sus domicilios ya en todo el mundo), le está haciendo una radiografía a una sociedad mundial, donde unos pocos controlan el mercado, sin escuchar lo que opina la ciencia si eso puede cuestionar sus ingresos, y donde el concepto de democracia como gobierno del pueblo, queda cuestionado porque no se piensa en el pueblo ni en lo que puede ser mejor para todos, sino en lo que políticamente más interesa a quien ejerce el poder.
Algo verdaderamente duro de asumir desde una visión humanística. Cuando todo pase, será imprescindible hacerlo.
Buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...