lunes, 30 de marzo de 2020

Diario del coronavirus 27

Hoy mejor me callo.
No escribiré mucho. Por cansancio físico y anímico.
Primero los números. En las últimas 24 horas han fallecido 738 personas y nos hemos acercado a los 48000 diagnósticos. No se han alejado mucho de la previsión que señalaba ayer. Un solo fallecido ya es demasiado, y hoy han sido 738 demasiados. España es el segundo país del mundo con más fallecidos, y ya sólo nos supera en esa cifra Italia.
De poco vale lo que se pueda decir con ese número de muertes, pero aunque parezca mentira, el crecimiento de la mortalidad era del 33,2 % el día 19, y ahora es del 23,6% en relación a los contagios.Toca esperar, y ver cómo se desarrolla la semana en que estamos para empezar a tener certezas. Aún, todo son suposiciones y proyecciones.
.
Demasiado miedo trasladado al teléfono de la consulta y en persona, tanto por quienes atiendes a distancia como entre los que debes visitar en su casa, hace estas jornadas agotadoras.

Y cansancio anímico. Hoy han muerto dos compañeros de Atención primaria. Isabel que trabajaba como medico de familia en un pueblo de Salamanca, y Manuel, médico de familia en un centro urbano de Córdoba, y a quien conocí hace ya muchos años. Isabel tenía síntomas y estaba aislada, esperando el resultado del test diagnostico, que llegará cuando ya no importe. Se la encontraron muerta en su casa, en un pueblo del tamaño del mío en la provincia de Salamanca. Manuel ha muerto ingresado en la UCI del hospital cordobés donde yo me forme, por la neumonía que causa el virus.
Ambos casos solo son la punta del iceberg, de una situación de riesgo en la que nos encontramos los profesionales sanitarios de toda España. Hoy son ya más de 5400 los contagiados, y los encontramos en todas y cada una de las CCAA. Ahora dirán que ambos fallecidos eran grandes profesionales, buenas personas, y un largo etcétera.. Ya se sabe, que en España enterramos de cine a nuestros ilustres. Está bien que así les recordemos, pero ya no serán ni buenos, ni malos profesionales, sino dos víctimas más de un sistema sanitario que ha sido diezmado, porque el nuestro es el cuarto sistema de salud del mundo que ha sido sometido a más recortes.
No solo hay médicos en los hospitales en riesgo. Los médicos de primaria también enfermamos como los de hospital, y nuestras familias se sienten tan inseguras como las de ellos, sin saber lo que podemos llevar a casa al regreso del trabajo, por mucho que nos cuidemos. Para los medios de comunicación, el papel de los médicos de primaria no es tan importante como el hospitalario, pero olvidan que la gran avalancha de casos que soportan nuestros compañeros de los hospitales, son pacientes que antes han sido atendidos por nosotros en atención primaria. Y lo hemos hecho con una mayor falta de medios técnicos, pero con la misma falta de medios de protección que ellos.
La muerte de Isabel y Manuel, no ha tenido tanta repercusión en las portadas de informativos como tuvo la primera víctima de esta pandemia. Puede que sea porque un hospital llama más la atención mediática que un pequeño consultorio. Pero nuestro trabajo es igual de importante. Para la compañera hospitalaria y para ellos mi recuerdo. Que la tierra les sea leve.
No nos vale que nuestros dirigentes hablen de unidad para hacer frente al problema que tenemos, si mientras la ellos la alcanzan, e independientemente de que trabajemos en primaria u hospitalaria, todos estamos enfermando. Necesitamos menos discursos de que todo se está solucionando y más medios de protección. Y sobre todo, que de una vez por todas, se nos haga el test del Covid, y no solo a los ya sospechosos de sufrir el contagio,que están aislados y siendo sustituidos por sus compañeros, sino a todos los sanitarios y familia.
Y no lo pido por miedo a correr la misma suerte que estos compañeros, sino porque con las deficitarias protecciones que actuamos, no solo podemos contagiarnos nosotros, sino contagiar o ser contagiados en nuestras familias, y hacerlo nosotros a los pacientes que atendemos sin estarlo aún. Y eso si que no me lo perdonaría, ni creo, que a quienes tienen la responsabilidad de garantizar nuestra seguridad lanoral se lo perdonase.
Hasta mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...