domingo, 21 de octubre de 2018

YO SOY LIMPIO Y PURO. EL OTRO, QUE LO DEMUESTRE


Con tanto Master, todos hemos empezado a caer en manos de una prensa amarilla. Su objetivo no es otro, que sembrar la duda sobre la decencia de todo el mundo. Difama que algo o alguien caera. Y nada mejor para lograrlo que usar la generalización. 

No todo son plagios o falsificaciones en la Universidad. Y de serlo, eso debe demostrarlo la justicia. Se olvida, que un trabajo hecho y presentado en la Universidad tiene un tutor, se expone publicamente, y un tribunal de expertos lo examina y evalúa. ¿Qué hay irregularidades en muchos casos? Seguro. ¿Qué las hay en todos? Falso.

La prensa de investigación está para investigar y denunciar lo irregular o ilicito.Pero eso no puede convertir a todos los periodistas en grandes expertos en todas las materias, en los más capacitados para analizar un trabajo o una tesis, o detectar plagios en trabajos especializados, salvo que esos trabajos sean sobre periodismo. 

Preguntate ¿Te dejarias operar por Inda o Marhuenda, expertos en todo? Responderías que no, que no son cirujanos. Pues tampoco son economistas, ni ambientalista, u otra profesión y manifiestan su infalibilidad en todas las materias. Son solo periodistas, pero el amarillismo les convierte en maestros en todo, o eso le parecen a algunos. Mejor harían en intentar ser independientes en una disciplina tan importante socialmente como es el periodismo. Sin embargo, no hay duda que son la voz de su amo.

Decir que todo nuestro sistema universitario está putrefacto, no se corresponde con la realidad, y prueba de que no es así, es la valoración que fuera de nuestro país tienen los graduados/as, licenciados/s, master, y doctores/as españoles, que por desgracia están obligados a trabajar fuera de España. No se puede generalizar, porque junto a gente intachable haya gente impresentable. Pero sobre todo, me niego a aceptar, que ser calificado en un grupo u otro, le corresponda hacerlo a un periodista, que sabrá mucho de periodismo, pero no de todas las materias.

La tesis de Sánchez, convertida de la noche a la mañana en el libro más deseado para ser leído en este país, es un ejemplo de la práctica de ese amarillismo. Calificarla fue responsabilidad del Tribunal que la valoró y evaluó. Si alguno de sus contenidos está plagiado, reprochemosle eso al tribunal que se dejó colar un gol, pero no queramos convertirnos en miembros de ese tribunal, sin estar cualificados para ello, porque nos instiguen a hacerlo estos "genios" del periodismo.

Respondamonos cada uno a estas preguntas ¿superariamos, cada uno en su profesión, el nivel de excelencia que exigimos al vecino en la suya? ¿dejaríamos que nos juzgase nuestra capacitación un periodista? ¿Estaríamos dispuestos a acreditar nuestras titulaciones si quien nos lo pide es un periodista?

Las respuestas nos indican que, de verdad, es para hacernoslo mirar. Y lo peor, es que nos merecemos que nos lo miren, por pensar para nosotros de una forma, y de la contraria cuando se trata del otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...