martes, 19 de enero de 2016

19 de enero.- ¿POR QUÉ NO TE CALLAS?


No bastó con lo ocurrido antes y después del Comité Federal, donde en lugar de oírse una sola voz, escuchamos diecisiete. Tres semanas viendo a barones y baronesas, convertidos en actores de una comedia vergonzante para los socialistas de base. Ahora, de nuevo, hemos vuelto a escuchar el ruido. Otra vez algunos dicen sentirse desconcertados por la cesión de senadores socialistas para que los nacionalistas formen grupo en el Senado.

Pueden estar en lo cierto, y la dirección socialista equivocada, pero nadie entiende entre los votantes, que se cuestione públicamente la figura del secretario general, y mucho menos por quienes en las primarias fueron sus grandes valedores frente a las otras opciones. Es como si públicamente admitiesen que entonces fueron ellos quienes se equivocaron.

Y no queda ahí la cosa, lo hacen con argumentos inconsistentes propios de quien ha perdido la memoria reciente. Solo se explica su crítica, si han olvidado que pertenecen al mismo partido de los acuerdos de Maragall y Montilla con ERC, o de los acercamientos de Eguiguren a HB. Y es mucho peor aún que se haga por quienes ya han hecho concesiones a Podemos y sus allegados en sus territorios.

Ante esto, demasiadas preguntas que deberían responderse a los votantes o al menos reflexionar sobre ellas. ¿Para qué ha servido la Conferencia Política celebrada en 2013? ¿Cómo piensan retomar el diálogo con Cataluña? ¿Se piensa continuar la política de esconder la cabeza como el avestruz al estilo Rajoy? ¿Son conscientes de que con sus opiniones crean división interna? ¿No sería más fácil llamar al SG para que se lo explique, en lugar de dar una rueda de prensa para decir que desconocen el motivo de esos acuerdos? ¿Han pensado si algún votante se avergüenza de ellos, en lugar de hacerlo por la cesión de senadores?

Y sobre todo, antes de pronunciarse como representantes de los militantes socialistas, ellos también deberían plantearse algunas cuestiones ¿Han pensado si abochornan a sus militantes dando estos espectáculos? ¿Han pensado si los militantes quieren remar todos en la misma dirección? ¿Han tenido reuniones con todas las agrupaciones locales de sus territorios para saber si opinan como ellos? ¿Han escuchado las dudas que pasan por la mente de los socialistas sobre pactos? ¿Les han preguntado qué piensan de los acuerdos que ellos critican? ¿Para qué les sirven a ellos los militantes, y cuál es su papel cuando hay elecciones, y cual cuando no?

Ellos, los militantes, sí que deben sentirse más que desconcertados, perplejos. Lo que está meridianamente claro es que, acertados o no, ellos votaron a Pedro Sánchez para secretario general y no votaron a los barones para que jueguen a esto. Pero como seguro que es mejor no hurgar en la herida, baste con decir que pueden ser esas luchas cainitas las que han alejado a los jóvenes y a muchos votantes del socialismo del PSOE, seguro que bastante más que polemizar sobre la "unidad" de España, una polémica que alimentada por la derecha, encuentra en estos comentarios de dirigentes socialistas su campo para enraizar.

Visto lo visto, cada día es más claro que el socialismo no necesita que le ataquen sus rivales políticos, ya sabe suicidarse solo. Sobre todo gracias a estas paradojas que tiene la vida, quienes más disciplina interna exigen, aún no han aprendido a lavar la ropa en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...