miércoles, 20 de septiembre de 2017

AL ACTUAL SECRETARIO GENERAL LE TOCA MOVER FICHA


En el documento de Resoluciones del 39 Congreso, en el apartado de Modelo de Partido, podemos leer: “Para una mayor imparcialidad en los procesos de primarias, los candidatos que ocupen puestos orgánicos, durante los procesos de primarias, quedarán suspendidos de su cargo, quedando delegadas automáticamente sus funciones en la persona u órgano que las normas prevean que lo sustituye en sus funciones temporalmente”. En otro párrafo de esas resoluciones también se señala. “Se garantizará el acceso de todos los candidatos en condiciones de igualdad a los medios del Partido para llegar a los militantes o simpatizantes”.

Si ambos candidatos se han comprometido a aplicar esas resoluciones, el actual Secretario General debería mover ficha, para hacer visibles esos dos aspectos fundamentales; la neutralidad y la igualdad. ¿Está garantizada la neutralidad de los órganos regionales, respecto a ambos candidatos? No debería ponerse en duda, si la supervisión de Ferraz es exhaustiva, pero lo que se denuncia en las redes sobre procesos de primarias en provincias andaluzas, no hace pensar que esa supervisión exista de manera firme. Las suspicacias parten del hecho de que el actual SG sea de nuevo candidato, que hasta hoy no ha quedado “suspendido de su cargo”. Pero si lo ha sido, el hecho de que la Secretaria de Organización sea ejercida en este proceso por alguien designado para ello por ese anterior SG, tampoco ayuda a despejar las dudas de los suspicaces

El segundo aspecto de la igualdad de condiciones, tampoco es fácil garantizarla entre quien además de candidato ejerce la presidencia de la región, y quien hasta hace muy pocas fechas era prácticamente un desconocido para la mayoría de los militantes regionales. Para evitar la desigualdad, debe quedar garantizado que los equipos de ambos candidatos puedan disponer de similares recursos para la campaña, de censos actualizados de electores, y contar de facilidad de acceso a la documentación que precisen por parte de la secretaría de organización.

Sin embargo, será inevitable que muchos los militantes opinen que los actuales dirigentes, que pretenden seguir en la secretaria General, o formando parte de su equipo, son incombustibles. Muchos han estado con varios secretarios generales, sin que el cambio de la persona les haya supuesto su movilidad. Su perenne presencia les convierte en mucho más responsables que los sucesivos secretarios generales, de haber llevado a la organización a una batalla fratricida de la que inevitablemente saldrá con heridas de difícil cicatrización.

Si esos personajes pensaran en socialista, y sintiesen el respeto que se merece este viejo partido, se irían solos y en silencio. Pero parece que a pesar de tener enfrente a una parte importante de la militancia, y de saber el recelo que despiertan, prefieren continuar propiciando los destrozos que su oscuro papel ha producido entre los militantes. Cuando pase el tiempo y las cicatrices no sean ya tan visibles, será el momento de valorar lo ocurrido, y en ese momento nadie dudará que el origen del problema fuera la ambición sin límites de algunos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...