miércoles, 17 de febrero de 2016

HOY VA DE DIENTES


Hace unas semanas era Funnydent y ayer le tocaba el turno a Vitaldent. Ambas han sido las empresas reinas de las ofertas en el campo de la salud bucodental, donde la falta de cobertura por el sistema público para estas patologías, ha creado una situación de inseguridad para pacientes y para profesionales. Los primeros por ser atendidos con materiales cuya calidad en algunos casos es cuestionable, y para los profesionales que se han visto obligados a trabajar en unas condiciones laborales con salarios impropios para una especialidad sanitaria. La mayoría de nuevos profesionales españoles de este campo, se han visto obligados a emigrar a otros países para ejercer dignamente.
Mientras el sistema público atiende solo las extracciones, los procesos infecciosos, y los traumatismos dentales, el resto de patologías (incluida la enfermedad de mayor prevalencia entre los seres humanos, la caries dental), se debe acudir a un sistema privado, en el que prima el negocio sobre la salud. No parece admisible en un país dotado del mejor sistema sanitario público que existe, que la boca no sea parte de la atención a la salud de sus ciudadanos, lo que debilita a ese sistema frente a la oferta desde el negocio privado. Mucho menos justificable aun, resulta que cada Comunidad Autónoma aborde la atención bucodental de una manera completamente diferente.
Ha sido necesario que se produzcan estas noticias sobre dos franquicias, para salir del silencio absoluto que desde hace años ha rodeado a este gran negocio. Gran negocio, resulta aquello que no se atiende desde los servicios públicos, siendo imprescindible, con el agravante de que no todos los españoles pueden permitirse los gastos que suponen mantener una buena salud bucodental, en esto si hay clases. Se hace exigible que se incluyan en el sistema público estos tratamientos, porque no son una cuestión de estética sino de salud.
En un país que reconoce como su mayor problema el paro, nos permitimos callarnos que la mayoría de los odontólogos jóvenes, trabajan como falsos autónomos para muchas clínicas, incluso sin ser franquicias. Otro campo donde la reforma laboral ha causado estragos, sin que nadie alce la voz, pese a que la salud bucodental es una muestra más de las carencias que tiene nuestro estado del bienestar.
Posiblemente persiguiendo el fraude existente, del que los casos conocidos estos días son solo la punta del iceberg, atender esta demanda sería económicamente posible. Al fin y al cabo, dar solución a esta situación es solo una cuestión de voluntad política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...