domingo, 7 de febrero de 2016

EN UN CALLEJÓN


La encuesta de esta mañana de El País, hace lo que todas, sacar como conclusiones las que desea quien ha hecho el encargo de realizarla, y afirma que lo más deseado por los españoles es un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos. Luego expone lo obvio: que la corrupción conocida después del 20 D le resta apoyos al PP (no se necesita encuesta para afirmarlo); o que la figura de Sanchez ha ganado enteros desde que tomó la iniciativa para intentar la investidura. Las consecuencias de esas dos afirmaciones, son las dos siguientes: la buena proyección de Ciudadanos y el estancamiento de Podemos. No descubrimos la pólvora al afirmar que estamos en un bipartidismo a cuatro.
Dicho lo anterior, algo parece evidente, que repetir las elecciones no cambiaría mucho la situación actual, salvo sorpresas de última hora. Incluso no creyendo la anterior encuesta, y dando la razón a quienes auguran un sorpasso de Podemos al PSOE, tampoco eso cambia que los escaños de la derecha y de la izquierda suman lo mismo que suman hoy, y lo que sí sería seguro es que en el PSOE no se aceptaría la posibilidad de un gobierno de Podemos, en respuesta a la respuesta de Podemos a apoyar hoy un gobierno del PSOE. Con ese panorama previsible, para repetir las elecciones y volver a estar como estamos, más nos valdría que intentaran pactar un programa de mínimos ahora.
Podemos dice que la mayoría del Parlamento es de izquierda, pero si lo es, lo es solo en votos, y mientras no se cambie nuestra ley electoral esta es una democracia parlamentaria y la suma de escaños no da el resultado que Iglesias afirma, aunque quizá no es que no haya hecho la cuenta, sino que es una forma más de su presión sobre Sanchez, Mi sensación es que en Podemos y en el PSOE y UP saben que no hay nada que hacer por muy apetecible que nos parezca a muchos esa alianza PSOE-IU-Podemos.
Existe una salida posible, que pasaría por una legislatura breve basada en alcanzar objetivos concretos, pero para eso es necesario que Podemos y Ciudadanos cambien el rechazo frontal que muestran de uno hacia el otro. Esa salida no sería ideal, pero al menos podría ser muy útil para los ciudadanos. Que los dos nuevos partidos persistan en su negativa a aceptarse es forzar nuevas elecciones, porque si de verdad no quisieran repetirlas, llegarían a ese acuerdo de mínimos con PSOE excluyendo solamente al PP, que en teoría es en lo que los tres si están realmente de acuerdo. Ese acuerdo podría incluso incorporar un pacto de celebrar unas elecciones en dos años.
Cualquier otra salida conduce siempre a un escenario de nuevas elecciones, con el riesgo de que no cambie en casi nada el resultado, o el riesgo no menor para los tres, de que al PP le saliesen mejor los números ante la posible abstención de un voto progresista hastiado de que sus líderes no alcancen un acuerdo. Aunque Iglesias liderase la oposición, que es lo que realmente parece querer, el gobierno volvería a ser PP. Tampoco el PSOE puede eludir su responsabilidad si eso ocurre, porque si no lo quiere, debería cambiar su enfoque sobre la cuestión territorial y no cerrarse en la imposibilidad de un acuerdo con los independentistas, aunque pase porque se abstengan o no asistan. Claro, que eso pondría enfrente a Ciudadanos, y tampoco salen las cuentas.
En cualquier caso, ese planteamiento hoy parece inasumible por el Comité Federal del PSOE. Pero el tiempo puede cambiar las cosas, porque si esta mañana de domingo se navega por los diferentes medios informativos, aunque la mayoría con relatos interesados, todos constatan que el intento de Sanchez por acercar a C's y Podemos, está resultando infructuoso, y que solo va a dilatar la difícil solución final. Entre líneas, todos parecen estar convencidos de que habrá elecciones, y muestran a unos candidatos que se preparan para intentar en los nuevos comicios intentar mejorar su posición.
Si se repiten, y los resultados vuelven a llevarnos a buscar otra vez los inestables equilibrios que ahora se intentan alcanzar, a alguien habría que poder exigirle responsabilidades. Como decimos en mi tierra, será al maestro armero.
Buen domingo.

1 comentario:

  1. Un buen análisis, salvo, si me permites, que a mi entender te dejas en el tintero la obsesión, por repetido, de Ciudadanos por incorporar al Partido Popular en cualquier pacto.
    Creo que una investidura es posible sobre un gobierno de coalición PSOE Podemos IU con el voto favorable del PNV, algo nada extraño dada la tradición pactista de este último tanto a la derecha como a la izquierda.
    Las nuevas elecciones solo empujarán a la gente a casa, cambiaran al lider del PSOE por otro y permitirán un gobierno en funciones más largo de lo debido, pero, siempre son una opción.
    Me ha gustado tropezar con tu espacio
    Un cordial saludo,

    ResponderEliminar

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...