miércoles, 10 de febrero de 2016

10 de febrero.- EL CONDECORADOR DE VIRGENES

Llevaba demasiado tiempo callado, puede que por la cantidad de compañeros de partido que visitan estos días las dependencias judiciales y los juzgados. Pero para alguien de verbo incontenible, el deseo de actuar como militante de su partido en lugar de hacerlo como ministro del Interior en funciones, ayer el ansia de protagonismo le pudo a su continencia verbal y acabó poniendo el huevo.

Ni más, ni menos afirmó que "ETA está esperando como agua de mayo un gobierno del PSOE con Podemos y el apoyo del PNV". Ahí es nada, y eso que iba confesado. Parece que estos chicos del PP no aprendieron nada con el tropezón que se dieron al utilizar a ETA tras el atentado del 11 M. Entonces intentaron lo mismo que este descerebrado ahora, sacarle rédito político al terrorismo etarra. Todo vale si con ello logran desacreditar cualquier intento de gobierno que pudiese surgir de esa alianza. No han tenido bastante con aprovecharse del dolor de las asociaciones de víctimas del terrorismo para arrimar el ascua a su sardina partidista.
Si se repasa nuestra historia reciente, a quien más le ha servido políticamente ETA, ha sido al PP que la ha utilizado con fines políticos. Pero como ahora los ciudadanos, que no él, han hecho que ETA desaparezca, a este tipo no se le ocurre otra cosa que revivir su recuerdo en los medios de comunicación, para ver que rédito le saca. Ha debido pensar que si es ministro del interior, su cargo le obliga a decirnos lo que le brota de su interior, pero se ha olvidado de que la sociedad española ha madurado y ya no le amedrentan los discursos de personajes a los que se les ve, desde lejos, el plumero interesado que les adorna.
En realidad este intento por amedrentar, no es más que la manifestación de su propio miedo. El PP siempre ha sido un experto en meter "miedo", pero ahora estamos en otro momento político porque lo más claro del significado de los resultados del 20 D es que nuestra democracia es de todos, y no solo de unos pocos privilegiados. Por si el no se ha dado cuenta, este país es tan diverso como lo es su parlamento. A su partido, enrocado resistiendo, puede costarle admitirlo, pero los demócratas y la gente decente deseamos que el PP no gobierne de nuevo, y con declaraciones como las de este condecorador de vírgenes, solo hacen nos reforzarnos en el deseo de pasar página.
Con estas afirmaciones, el ministro del interior en funciones, otorga a ETA un poder que hoy ya no tiene, y si se permite esa licencia es porque sabe que ningún fiscal sería capaz de encarcelarlo, aunque su afirmación pueda oler a enaltecimiento del terrorismo según quien lo interprete. Con seguridad que no lo harán, porque él no es titiritero, aunque cuando condecora vírgenes, resulta verdaderamente cómico.
Y que me perdonen los cómicos por la comparación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...