domingo, 17 de enero de 2016

17 de enero.- Mañana de domingo ENCUESTA INTERESADA

Hoy se publica una encuesta de El País, ese diario de línea editorial desconocida desde que tiene nuevos dueños. En sus conclusiones se le ve el plumero, rezumando con ellas presión hacia el PSOE con el anuncio de una pérdida de votos. Objetivo que el PSOE pacte con el PP.

Si se busca en la hemeroteca se aprecia que sus datos no parten de los resultados del 20 D sino de sus anteriores encuestas, lo que la convierte en manipulada y falsa. Sin embargo contiene algunos datos que considero deberían ser tenidos en cuenta por creíbles: que dos de cada tres españoles no quieren que se repitan las elecciones o el dato de que son los votantes de Podemos los más interesados por esa repetición.

Hay ya quienes, aunque hace dos días desconfiaban de todas las encuestas, hoy ya se felicitan en las redes por el augurio de esta plasmando que Podemos adelantaría al PSOE en intención de voto. Deberían también entender que ese dato hace cada vez más creíble la idea de que sea Podemos quien se niegue a negociar con extrañas excusas, y eso no es precisamente un buen dato para una posible repetición de los comicios. Según este diario, todo apunta a que caminamos de nuevo hacia el nuevo bipartidismo, PP-Podemos, que según El País es el mejor escenario para que la derecha se perpetúe en el poder.

Pero puestos a creernos la encuesta, en el escenario que describe, estaría más que justificado que el PSOE sea el más interesado en evitar nuevas elecciones. Ya se sabe que siempre a quien más tiene que perder es al que más se le exige, y aquí se le exige el pacto con el PP para mantenerse a flote. Y si damos un paso más, y creemos ciertos esos datos (que repito, creo manipulados interesadamente), la pregunta que el socialismo debería hacerse es ¿cómo hacer para evitar que continúe de aquí a esa repetición electoral la sangría de votantes?

Intentando responder, es evidente que no se puede pretender recuperar apoyo electoral con el desprestigio del rival. Eso solo es posible si se produce una mejora de la oferta propia que resulte atractiva para el desencantado. Sin embargo las declaraciones de muchos dirigentes solo van en la línea de lo malo que es el adversario, y del “y tú más”. No parece el momento adecuado para responder a la prepotencia con más prepotencia, lo que siempre conduce a lo contrario de lo que se persigue.

Cuando no se está en disposición de exigir, hacerlo es una metedura de pata. Y si la izquierda quiere evitar un nuevo gobierno del PP mejor harían con templar las gaitas antes de ponerse a tocar en la plaza del pueblo. Si el PSOE se alía con el PP, o permite su gobierno, muchos creen que habrá firmado su acta de defunción, mientras otros le auguran una agonía lenta por hacerlo. En ambos casos con resultado de muerte.

Si todas las piezas siguen sobre el tablero, y los movimientos son repetitivos, y por ello previsibles, la repetición de elecciones supone un riesgo real para el PSOE desde no mejorar resultados, a su mejor apuesta que sería ¡virgencita que me quede como estoy! La decisión que tiene que adoptar Sánchez es tan difícil como la de Sophie en la película del mismo título.

Lo realmente curioso a cuatro semanas de celebradas las elecciones, la gran coalición es más posible sin Sánchez que sin Rajoy. A esperar tocan, mientras El País y los demás medios mueven sus hilos para arrimar el ascua a su sardina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...