sábado, 16 de enero de 2016

16 de enero.- PIENSEN EN NOSOTROS Y NO EN USTEDES

Repetir unas elecciones solo demostrará la incapacidad de los partidos y de sus políticos para poner en valor las coincidencias programáticas sobre los desacuerdos. Todos los partidos manifiestan que ninguno apoyará al PP, y solo ciudadanos admite que podría abstenerse. En esa situación, sería intolerable que no se formara un gobierno de izquierdas, y que nos viésemos de nuevo camino de las urnas convencidos de que el nuevo resultado no sería muy diferente del que se dio el 20 D.

En esta coyuntura, es la hora de hacer política, el momento en que todos los partidos a la izquierda van a tener que retratarse. Ya no les valdrán a sus líderes hacernos elocuentes discursos, porque ahora ya empiezan a contar los hechos. Toca que cada uno pague lo que consume, y que ninguno pretenda asistir como invitado, porque paga otro. Que cada cual defienda su programa, pero que sepan que tendrán que aceptar propuestas de los otros, y deberían empezar por no tener la menor duda de que solo pactando, evitaran eliminarse entre ellos.

Todos dicen desear el cambio ¿qué cambio? ¿En qué momento? Seguramente algunos se conforman con cambiar aspectos pero manteniendo la estructura del edificio. Frente a ellos, otros que quieren derribar y construir un nuevo edificio. Ambos deseos respetables, pero ni a unos ni a otros les salen las cuentas si van separados. Seguro que si se repiten elecciones, algunos imaginan que para ellos será mejor, y otros lo contrario. Pero deberían pensar si repetir las elecciones no es aplazar cualquier grado de cambio. Es el eterno debate entre poner un parche o comprar la rueda nueva.

Los obstáculos para un acuerdo, no están fuera de la mesa de negociación sino alrededor de ella. Se llaman egoísmo, ambición, soberbia o vanidad, en los negociadores. Poner trabas o líneas rojas insalvables, solo son escusas para defender solo los propios intereses y tratar de justificar que lo hacen en nombre de los ciudadanos de izquierda, a es a ellos a quienes les aplazan la atención de sus necesidades. Para quienes lo están pasando mal, es un juego imperdonable e indecente, ver que no se atiende su situación de emergencia.

En esta mañana de sábado, agradable en Albacete, solo se me ocurre pedirles que aparquen sus diferencias, porque luego no les valdrá venirnos con disculpas de que ninguno ha sido el responsable de que fracase la negociación. Nos habrán desencantado, y nos habrán hecho una invitación a pensar que una cosa es lo que nos dicen, y otra la que hacen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...