lunes, 14 de diciembre de 2015

14 de diciembre.- En campaña CARTA A LA ALCALDESA COLAU


Una de las frases más chirriantes de lo que llevamos de campaña electoral, la has pronunciado tú, siendo ya alcaldesa de Barcelona. Has vuelto a acusar el pasado sábado de "criminales" a PP y PSOE, y por si alguien te solicitaba que te retractases de tus palabras, ya te has colocado la venda antes de recibir la herida, añadiendo que no te retractarías porque ahora gobiernas la segunda ciudad del Estado.
No es la primera vez que realizas una calificación similar, entonces fue defendiendo en el Congreso de los Diputados la Iniciativa Legislativa Popular pensada para proteger a los Afectados por la Hipoteca. Allí llamaste “criminales” a los banqueros e insultaste a los diputados de ambos partidos. Pero entonces no eras alcaldesa y seguramente todo quedó como fruto de un exceso en tu pasión de justiciera.
Hoy tu situación y tu contexto son muy distintos. Ahora gobiernas tu ciudad, y lo haces con el apoyo de los socialistas catalanes, parte de esos que llamas criminales, y aunque solo fuese por coherencia, si piensas eso de ellos, por decencia deberías prescindir de su apoyo en el Ayuntamiento. Al no hacerlo pones en duda tu credibilidad, estás diciendo una cosa y mientras haces otra, que es precisamente la misma actitud de la que acusas a la antigua política, pero en la que ahora tú incurres. No te has aplicado a ti lo que exiges que se apliquen los demás. Ya no eres solo representante de un partido, sino la alcaldesa de todos los barceloneses y barcelonesas, y muchos de ellos, socialistas, no se merecen que les insultes aunque solo sea por el respeto que como vecinos tuyos les debes.
Espero que muchos prefieran pensar, que tu verbo fácil el sábado fue más rápido que tus neuronas, porque si no es así, mal mensaje les envías si pretendes que te vean como la alcaldesa de todos. Los candidatos dan mítines, pero los alcaldes y alcaldesas deben mostrar respeto, y sobre todo a la ética y a la ley, porque cuando se prescinde de ellas, siempre acaban aplastados los más débiles, y a ti que procedes de una organización que precisamente defiende a los débiles, ese tipo de declaraciones pone en duda tu legitimidad y te resta eficacia para alcanzar los nobles propósitos que manifestabas cuando eras candidata.
Cuando consideras al PSOE en su conjunto una organización criminal, en lugar de citar nombres y apellidos para que personalmente se defiendan, lo que estás haciendo, es llamarnos a todos y todas sus militantes sicarios a sueldo de esas siglas, a los simpatizantes nuestros cómplices, y a los votantes nuestros colaboradores necesarios en el crimen. Quizás sea por tu juventud, pero te has olvidado que muchos de esos criminales hemos sufrido persecución o cárcel en la lucha por las libertades, y que seguramente si hoy puedes ejercer como alcaldesa elegida democráticamente, en gran parte es gracias al trabajo de esos a los que hoy calificas con el mismo término que entonces nos aplicaban los franquistas. Te equivocas con los socialistas, porque la inmensa mayoría solo somos gente que defendemos nuestra ideología, y creemos en la libertad, la igualdad y la justicia, como mínimo, tanto como tú.
Las campañas electorales nos ciegan a todos, y el rechazo que con tus declaraciones has provocado en parte de la izquierda de este país, solo divide a la izquierda. Los del PP que se defiendan ellos, pero yo, como otros muchos socialistas, me siento ofendido doblemente. Primero por tu generalización para con todos los que profesamos esa ideología, y segundo, porque tus declaraciones solo han servido para profundizar en una herida que se refleja en dos frases que cualquiera puede encontrar estos días en las redes sociales: “PP y Podemos, son iguales” tan hiriente como esa otra que a ti debe gustarte más, de “PP y PSOE son iguales”. Entre unos y otros, siempre acabamos haciéndoles el caldo gordo a los mismos.
Creo que ejercer como alcaldesa no debe trastornar a nadie y menos a ti. Pero mucho menos deben hacerlo las encuestas que señalan remontada si, o remontada no, para lanzarse al vacío sin paracaídas. Como ya debes saber, las encuestas solo muestran cuanto miedo tienen quienes las encargan, y no van a cambiar por mucho que se mienta, se insulte o se difame. Soy el primero en exigir un giro a la izquierda del socialismo español, en lugar de crear barreras o actuar mostrando temor ante un partido nuevo como el que tu apoyas. Siempre he creído que el reto socialista es mejorar nosotros, en lugar de criticar a los demás.
Pero se cumpla o no mi deseo, por muy alcaldesa de Barcelona que seas, y por mucho que te empeñes en calificarlo de organización criminal, no vas a lograr que este viejo partido, con sus aciertos y errores, por su gente honesta y a pesar de sus corruptos, deje de ser uno de los pilares de la democracia en este país.
Si algún socialista se sitúa fuera de la ley, podrás criminalizarle a él, pero eso no puede ser motivo para que con tu verborrea de progre mitinéra, te pases tres pueblos con todos y todas los socialistas. Y el sábado querida alcaldesa, lo has hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...