martes, 18 de agosto de 2015

19 de agosto.- EL DÍA HA IDO DE EXPERTOS ECONOMISTAS


Arrancaba la mañana con la comparecencia del economista gobernador del Banco de España en la Comisión de Presupuestos. Después de media hora afirmar y reafirmar que Mariano es cojonudo y que como Mariano no hay ninguno, luego ante las preguntas de la oposición ha dejado tres pinceladas.

La primera al reconocer, que aun viendo posibles las previsiones de crecimiento hechas por el gobierno para los presupuestos 2016, estas eran unas previsiones bastante vulnerables (Ni si, ni no, sino todo lo contrario). Segunda, que nuestro endeudamiento público y privado es un problema de difícil corrección, y que su solución pasa por “más exportaciones, más empleo y más inversión” (¡Toma ya!). Y la última, afirmando que el Banco de España castigará a los bancos que cobren doble comisión en los cajeros (¡Menos mal!). Resumiendo nos ha dicho que todo es posible si las cosas van bien, y que si no suena la flauta, veremos donde acaba esto. En resumen, un homenaje a Pero Grullo.

Luego ha llegado el turno del gran economista, ese cerebro del mundo mundial llamado Luis De Guindos. Él lo hacía en el Congreso para exponer las bondades del tercer rescate a Grecia. De Guindos, el genio formado en la escuela de Goldman Sachs, el director de estrategias en Lehman Brothers cuando en 2008 se declaró en bancarrota provocando el destape de la crisis que hoy vivimos, y el que fuera fichaje estrella de la temporada para la Moncloa de Mariano para salvar la economía patria, fue al Congreso más que a hablar del rescate griego a cargar contra lo que denominó "cantos de sirena de populistas y políticas irresponsables".

No hay que extrañarse de nada. Como en nuestra política todo vale, a De Guindos no le tembló la voz aunque parece que le falló la memoria. Se olvidó de que Rajoy prometió crear 3,5 millones de empleos y bajar los impuestos sin tocar ni Sanidad, ni Educación y pensiones, precisamente haciendo una soberbia demostración de lo que son los "cantos de sirena de populistas” de los populares, visto lo visto estos cuatro años.

Y para hablar de “políticas irresponsables", necesariamente también ha tenido que olvidarse de que las del gobierno al que pertenece, han producido que 3,5 millones de personas no tengan ningún ingreso, que 5 millones sigan sin trabajo, que 13,5 millones de personas estén en el umbral de la pobreza, que las nuevas empresas que dicen crear son obreros despedidos obligados a hacerse autónomos, y que la deuda pública es un 40% superior a la de su llegada al gobierno. Han de ser olvidos, porque son datos de su ministerio.

Es el discurso obligado siendo miembro de un gobierno con la credibilidad perdida, y que en precampaña intenta sacar su redito político vendiéndonos como un fracaso del nuevo gobierno griego este nuevo rescate. El gobierno al que pertenece el señor De Guindos, además de estar en campaña electoral, es cómplice de Alemania en su intento de ahogar el sistema bancario griego para así obligar a Tsipras a aceptar las medidas que Alemania le impone, confirmado hoy por la noticia de que los aeropuertos griegos han pasado a manos de empresas y bancos alemanes.

Y como parte de la precampaña, se despide cínicamente y afirma que el gobierno español es “solidario con Grecia” cuando con Grecia quienes somos solidarios los españoles, no nuestro gobierno. Y como no podían faltar, en la réplica a los grupos de la oposición, tampoco se privó de hacer amenazas y más amenazas ya clásicas del PP, afirmando aquello de "o nosotros o el caos".

Ojala se acabe este castigo, porque este país se merece una derecha europea moderna, sin atavismos franquistas. No es imaginable una derecha europea que haga una ley mordaza, que se reúna en los ministerios con presuntos delincuentes, que sea capaz de condecorar vírgenes, o practique el nepotismo y conviva con la corrupción sin ruborizarse como la española.


Todo lo relacionado con las actuaciones de verano de este gobierno, viene a confirmar que desde el presidente al último de sus ministros, son una banda de facinerosos, palabra que según la Real Academia significa “hombre malvado, de perversa condición”. Visto lo que dicen y lo que hacen, me parece una definición perfecta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...