miércoles, 1 de mayo de 2013

¿Más ocurrencias? No, gracias.


Pensaba que era una contradicción pedir la dimisión de Rajoy, y luego proponer un consenso con el PP. Hoy he visto una propuesta que pretende modernizar el partido, y que me parece más tendente a perpetuar lo que existe, que a cambiar para modernizar.  Cambiamos de planteamientos, pero ¿para que? Voy a explicarme.
Por aquello de llevar mucho tiempo militando en este partido, uno tiene amigos, menos amigos, conocidos y menos conocidos en todos los rincones del socialismo. Incluso algunos de ellos se mueven cerca de donde se cuecen las grandes propuestas que se llevarán a la Conferencia política socialista de octubre.
Me han comentado que están terminando el documento de debate sobre el modelo de partido que queremos, y que si se aprueba, para conseguir más afiliación que actualmente, habrá tres clases de socialistas: simpatizantes, militantes, y una nueve especie de socialista que llaman el “afiliado directo”. Los dos primeros son conocidos, el ultimo una “modernización.”
Este último no tendrá agrupación, si pagaran una cuota, pero tendrán derechos y obligaciones con el partido. Mi duda es muy simple: si no militan en una agrupación, no tendrán más función que la de votar en los Congresos o para elegir delegados a esos congresos, que viene a ser lo mismo.  Serían, seguramente, militantes afiliados directamente a la Federal.
No sé si habrán pensado los redactores de esta propuesta, que esto puede aumentar la afiliación en ese tipo de afiliado, pero que puede  hacer que disminuya la militancia pura y dura, esa que se pelea día a día en los ayuntamientos,  aguanta los improperios de los fachas de turno de sus localidades, defiende como nadie algunas cosas indefendibles que se hacen desde las direcciones, o abre y barre las sedes del partido.
¿Para qué seguir como militante, si con esta nueva forma de afiliación, me limito a pagar la cuota como hasta ahora, y me ahorro todas las penosas servidumbres citadas del socialista tradicional? Yo y muchos y muchas, queremos que cambie el modelo de partido, que sea más abierto y participativo, pero esto huele a pasado no a cambio.
Como viejo militante, sé que esta propuesta puede llevarnos a repetir lo que ha ocurrido en alguna ocasión en una agrupación donde para una elección se afilian un montón de gente que nunca pensó afiliarse, vota, elige a quien se le indica, y causa baja por impago un año después.
Cambiar el modelo de partido, para muchos de nosotros y nosotras, no es aumentar la cantidad de afiliados, sino aumentar la calidad de la afiliación, o dicho de otro modo, más democracia interna, más participación de la militancia en las decisiones, mas debate interno. Lo he escrito varias veces, necesitamos complementar la democracia representativa con la participativa.
Es cuestión de calidad, no de cantidad, así que le pido a los redactores de estas propuestas tan ocurrentes que se las guarden, porque muchos estaremos en frente de estos inventos que suenan a antiguos, no a modernos ni a atrayentes para que se afilie la juventud. Creo que sería mas positivo que se centraran en pensar propuestas adaptadas a lo que la calle nos está pidiendo a gritos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...