lunes, 10 de enero de 2022

LOS ABRILES

24 abril 2021

Hoy un paciente me ha preguntado, que porque le he pedido que me firme el Consentimiento informado para ponerle la vacuna contra la Covid 19, y a su hermano no se lo han pedido y le han vacunado.
Le he explicado que los cuatro principios de ética médica (autonomía, no maleficencia, beneficencia y justicia), se recogieron en 1979 en un tratado publicado en EE UU por T. Beauchamp y J. Childress, sobre el que posteriormente ha puesto las bases la bioética tal y como la entendemos los sanitarios de hoy.
El consentimiento informado para un acto o investigación, es parte de ese principio de autonomía, aunque no por muchas veces usado está bien usado. Hoy se considera una parte fundamental de la protección de los derechos de los pacientes. Es un acto con dos partes: en primer lugar, la exposición de la información, asegurando su total comprensión, y en segundo lugar, el preguntar por el consentimiento, confirmando que el paciente es competente para la toma de decisiones y que lo hace en dominio de su voluntariedad.
Que haya quien lo exige, y quien no lo hace, solo habla de que hay a quien le preocupa la seguridad y el conocimiento por parte del paciente de la actuación o exploración que se le va a realizar, y la seguridad del profesional que la realiza, y quien no lo considera un acto necesario antes de cualquier intervención como, en este caso es, la administración de una vacuna.
Personalmente lo considero imprescindible, y más cuando cualquier medicamento tiene unos efectos adversos, que deben ser conocidos por el paciente, y esa información ha de ser un proceso en el tiempo, no solo un documento firmado.

25 abril
La sanidad de Madrid se apoya en los conciertos, no en la mejora del sistema público. No sube el gasto sanitario público global al mismo ritmo que aumentan los conciertos. Objetivo, acabar con la parte pública del sistema, cada vez menor. Lo escuchado a Ayuso en el debate no es verdad. Aquí los números de Madrid que acreditan que su afirmación es falsa.
El gasto en conciertos en Madrid ascendió en 2019 a 947,4 millones, 101,8 millones más que en 2018, lo que supone una subida de un 12% con respecto al año anterior (845,6 millones). El incremento de esta partida en la última década (2009-2019) ha sido del 55,7%. Si nos vamos a 2002, primer año de la tabla comparativa publicada por Sanidad, la subida es de un 321,1% (de 224,9 millones a 947,4).
¿Sube al mismo ritmo el gasto sanitario público global que el dedicado a conciertos? No. Entre 2018 y 2019 subió un 6,8%. Desde 2009, un 11,4%. Desde 2002, un 111,9%.
Esta es la realidad en datos que justifican un hecho irrefutable: el balance de gestión de la pandemia Madrid encabeza todos los rankings negativos: desde contagios a muertes, pasando por el escándalo de las residencias. Y pese a las cifras negativas de su gestión, la presidenta madrileña es la favorita en todas las encuestas de las elecciones del 4M. Ayuso logra la simpatía ciudadana apelando a sentimientos e ilusiones, contraponiendo "libertad" y restricciones, y negando la gravedad del coronavirus en su Comunidad.
Cada uno es libre de votar lo que quiera, pero los candidatos no deberían ser libres para engañar a los votantes.

26 abril
Hay que fastidiarse, que se intente engañar a todos los que desconocen lo que son los servicios sanitarios, con explicaciones banales, que no resisten el más mínimo análisis serio.
Me refiero a la afirmación que hacen los defensores de la gestión sanitaria del actual gobierno de la Comunidad de Madrid, de que el hospital Isabel Zendal es un completo éxito asistencial, porque tiene una gran capacidad y dotación de camas, y eso le permite ingresar muchos pacientes Covid, y con ello descongestionar los demás hospitales de la Comunidad de la presión asistencial que representa la incidencia de la pandemia.
Vamos a poner las cosas en su sitio.
Lo importante no es disponer de muchas camas, sino que el número de camas de que dispongamos pueda ser atendido en las condiciones que cualquier paciente se merece, y eso en primer lugar depende de los recursos de personal existentes. Este hospital carece de un personal propio suficiente, y para que funcione, la Consejería trasladó personal de otros centros hospitalarios al nuevo hospital, pero dejando al hacerlo desatendidas las camas de las que estos profesionales estaban siendo responsables. Abrir así el Zendal es deteriorar la atención en esos otros centros se mire como se quiera.
Para quien no lo sepa, lo que impide el normal funcionamiento de un hospital es sobre todo la saturación de su Unidad de Cuidados Intensivos. El hospital Zendal tiene muy pocas camas de UCI y no puede ayudar a bajar la presión de los otros hospitales de la Comunidad. Si hay 36 hospitales públicos en Madrid, y el Zendal tiene 30 camas UCI, solo les puede aliviar menos de un paciente por cada hospital. Si hay 500 pacientes UCI, no les alivia ni un seis por ciento y son más de 500.
Para que parezca un éxito su funcionamiento, lo que han hecho ha sido definir un perfil de paciente que pueda ir a ese hospital, y el resto de pacientes con más problemas asistenciales que lo soporten los demás centros. El hospital Zendal no tiene servicio de urgencias, y allí no van los pacientes críticos, y por eso, por muchos pacientes que se ingresen en el Zendal, eso no alivia el colapso de las UCIs de los hospitales de Madrid que es donde está el problema.
Recuerdo a muchos que critican la apertura de hospitales comarcales en esta región de CLM, porque con la inversión que suponían, se podía haber mejorado la dotación de personal y la dotación de material del Hospital General de Albacete. Hoy pueden utilizar aquí sus mismos argumentos para analizar la construcción del Zendal, en lugar de alabarlo por interés puramente partidista.
El Zendal es una inversión faraónica que hubiese sido mucho más útil al sistema sanitario madrileño, si se hubiese dedicado a rehabilitar las plantas cerradas en los hospitales ya existentes, a dotarlos de Unidades con Oxígeno de alto flujo o de ventiladores mecánicos no invasivos. Y sobre todo a haber dotado suficientemente de personal a todos los hospitales de la Comunidad que llevan años viendo como sus plantillas merman en cada presupuesto anual.
Y sobre todo deberían haber invertido en prevenir los contagios, porque, a día de hoy, la Comunidad sigue teniendo un número de rastreadores inferior al recomendado por los organismos internacionales y las Sociedades Científicas, y sigue sin hacer caso a sus recomendaciones.
Lo del Zendal, viendo el deterioro por falta de recursos de los demás hospitales madrileños, sólo puede justificarse si lo único que se buscaba era una propaganda fácil, una inauguración con reportajes, fotos y más fotos.

28 abril
La situación que estamos viendo en la India, donde se creían que su gran ola pandémica había sido superada, es la demostración palpable de que si queremos que termine la pandemia, no solo tenemos que vacunar en nuestro país, sino que hay que vacunar a todos los países del planeta, porque esa es la única manera de evitar que aparezcan más variantes. Nuestro sistema inmunológico puede responder a una o varias variantes, pero no a todas. Lo mismo ocurre con las actuales vacunas que son una barrera impenetrable para algunas variantes, pero un fino papel para otras, y las variantes surgen donde no se está vacunando, y estás tienen muchas probabilidades de escapar a nuestra respuesta inmune. Debemos confiar en la vacuna que se está elaborando por el CSIC, investigación dirigida por el Dr. Enjuanes, que puede hacer frente a todas las variantes, y evitar los contagios. Mientras eso ocurre, quien se confíe por estar vacunado, no solo se pone en peligro él, sino a todo su entorno.

29 abril

Ha sido presidente. Se baso en el populismo, la mentira y el neoliberalismo para lograrlo. Estuvo cuatro años abusando de su poder ¿ alguien se acuerda de Donald Trump hoy?. IDA puede tomar nota. Lleva dos años haciendo lo mismo, y aunque pueda gobernar otros dos años más puede que cuando salga del gobierno nos preguntemos ¿alguien se acuerda de Ayuso? No hay un proyecto colectivo, sino un proyecto personal. Como ocurrió con el americano del tupé.
Lo digo porque su última ocurrencia es rebaja de impuestos que premia a las rentas más altas contra el criterio del FMI y de las instituciones internacionales.
Propone una bajada del 0,5% en todas las franjas del tramo autonómico del impuesto de la renta que ahorraría 33 euros al año a los salarios de 12.000 euros y 93 euros a quienes cobren 24.000. Las rentas de más de 240.000 euros anuales dejarían de pagar 1.173 euros cada ejercicio. Esto es hambre para los de siempre, y pan solo para los amigos, y eso con el tiempo se acaba pagando.
Al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TAMBIÉN ES RESPONSABILIDAD DE LOS PROFESIONALES

Ayer en este muro, una buena amiga me pedía que pedía que expresara mi opinión no solo sobre el sistema, sino también sobre los profesionale...