lunes, 26 de octubre de 2020

ASÍ TERMINO SEPTIEMBRE

Por si a alguien le quedaba alguna duda, de que el sistema de justicia en nuestro país es una vergüenza, parece que el propio sistema está empeñado en despejarla.
Acabamos de conocer la sentencia de la Audiencia Nacional sobre Bankia. La Audiencia dice exactamente lo contrario de lo que decían otros miembros de ese mismo sistema de justicia, que, según parece, no debían tener ni zorra idea de lo que es un juicio, y se inventaron pruebas por capricho o manía a los acusados
Cuando se revisa lo que ocurre en otros casos, todo huele a que la nuestra es una justicia hecha a medida en función de quienes sean los sujetos de su aplicación. Si un inocente acaba en la trena el daño es inmenso a su persona. Pero en este caso, también me gustaría que no olvidemos a todos los afectados por este caso que vieron volatilizadas sus inversiones.
Y ahora pregunto ¿nos devolverán a los españolitos de a pie, los 20.000 millones de euros que nos costó el rescate de Bankia?
Y ahora respondo: Pues va a ser que no.

Lo único que escucharemos a partir de ahora son alabanzas a ese genio de las finanzas (como demostró en el Fondo Monetario Internacional) del que nos privó Jose Mari como posible Presidente del gobierno. Del resto de perjudicados pronto nos habremos olvidado.


 Dice Feijóo (el bueno del PP): Es inaudito el enfrentamiento del Gobierno de España con el Gobierno de una Comunidad Autónoma.

Y digo yo (que no soy nadie): Es inaudito el enfrentamiento del Gobierno de una Comunidad Autónoma con el Gobierno de España.
¿No habíamos quedado en que lo que importa es España que es indivisible?


El callejero de Madrid cambiará porque el pleno del Ayuntamiento ha aprobado hoy retirar el nombre de la calle en memoria al ministro socialista Indalecio Prieto y de Largo Caballero. Los votos del PP, CS y VOX lo han hecho posible a de la formación de ultraderecha. Para eso sí les sirve la Ley de Memoria Histórica.
¿Que tal si todos los Ayuntamientos gobernados por la izquierda hacen lo mismo con todos los nombres del franquistas?
Mejor no, que entonces será revanchismo y remover las dos Españas. ¿Verdad?


Puede que esta sea una opinión equivocada.
Creo que el hecho de que el Secretario General del PSOE de Madrid, sea a la vez el Delegado del Gobierno, es un error porque le impide a los socialistas madrileños hacer su labor de oposición clara y visible, y mostrarse como alternativa a los desvaríos de Díaz Ayuso.
Lo mismo ocurre con el caso de Martinez Almeida. Ser a la vez Alcalde de Madrid y Portavoz del P, le convierte a los ojos de todos en una muletilla del PP. Eso le impide ejercer como alcalde de todos los madrileños, apareciendo como el representante de su partido, y olvidando aquello de que era "el alcalde de todos".
Esto, aunque parezca no tener relación con la situación sanitaria por la pandemia en Madrid, resulta un lastre importante para que pueda encontrar una salida política a la situación, que precisamente está más enconada porque se anteponen los criterios e intereses políticos a los sanitarios.
Si esto sucede en los dos grandes partidos, junto a que Ciudadanos está en caída libre, ¿favorece a Vox Madrid? ¿Perjudica la convicción democrática de los ciudadanos?


Difícil entender el contenido del acuerdo Gobierno España-Gobierno C. de Madrid. En julio se elaboró un Plan de Respuesta Temprana, y en ese plan se establecían una serie de criterios y de indicadores, que debían servir para evaluar el riesgo que podría suponer la segunda oleada en una Comunidad Autónoma.
Sanitariamente, no considero acertado, que ahora se vayan a reducir a cuatro criterios solamente. La sensación es que vuelve a imponerse lo político sobre lo sanitario, en un problema tan grave como es la pandemia.
Hay ocasiones en la que los acuerdos acaban en un pacto con el que finaliza una guerra, y eso puede ser bueno. Pero eso generalmente, viene a demostrar que la política, o mejor dicho, los políticos, cada vez se alejan más de la gente corriente y de sus problemas. Que al final se impongan los criterios partidistas en una situación como esta, es la prueba de ello.


Aunque puede que hoy o mañana cambien de opinión, Ayuso y su equipo, al parecer, han decidido acatar las medidas propuestas por el Gobierno.
La cuestión que llama la atención, es que no las aceptan porque sean las que necesitan los madrileños, sino porque se van a aplicar en todo el territorio español, y a todos los municipios que están en las mismas condiciones. Luego nos enteramos, que de los municipios que reúnen esos criterios, nueve de ellos son de la Comunidad de Madrid:: Madrid, Fuenlabrada, Parla, Alcobendas, Torrejón de Ardoz, Getafe, Leganés, Móstoles y Alcalá de Henares.
Lo único que se puede concluir es, que sabiendo esto, lo que ha hecho el gobierno de la Comunidad de Madrid, es dejar que sigan los contagios, las hospitalizaciones y las muertes, durante este tiempo de discusión, porque su objetivo no era salvaguardar la salud de los madrileños, sino impedir, que asumiendo esos criterios, alguien pudiese ver en ello una derrota política.
La realidad es dura. Porque esto viene a demostrar, que las medidas era necesario tomarlas antes, pero que se adoptaran tarde por interés partidista.
Es una vergüenza, que se imponga la soberbia de una persona sobre el interés general, y se le permita, señor Ministro.


Poco ha tardado la Comunidad de Madrid en romper el acuerdo de ayer tarde. Madrid rechaza aplicar las nuevas medidas que propone Sanidad a toda la capital. El ministerio pide restringir entradas y salidas, reducir aforos y cerrar parques infantiles en las localidades más afectadas.
Al final tendrá que ser una orden ministerial. Lo que no puede ser no puede ser, y además es imposible.


Benjamín Prado hace una fotografía en Infolibre, de la que se puede discrepar, pero que merece ser leída. Esto es solo un trocito de ella.
"Una tarde, Díaz Ayuso pide que se hagan pruebas PCR a quienes aterricen en Barajas y a los viajeros que lleguen en tren a Madrid, pero de forma simultánea ella y su consejero de Transportes continúan asegurando que en el Metro no hay el más mínimo riesgo, a pesar de las aglomeraciones que se producen en las estaciones y en los vagones cada jornada, y que tanto ahí como en los autobuses de la EMT no hay constancia de que se haya producido ningún contagio. ¿Cómo lo saben? ¿Cómo saben que no es ahí dónde han sido infectadas y han enfermado las personas que sufren ese hacinamiento, aunque después los síntomas aparezcan en sus domicilios o en cualquier otro lugar?
El resultado, ya lo sabemos: Madrid es de nuevo el epicentro de la catástrofe y eso tiene que ver con la gestión de quien manda aquí desde hace veinticinco años, es una consecuencia de sus privatizaciones, su destrucción infatigable de lo público y su falta de inversión: según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, la tasa de profesionales médicos por cada mil habitantes en Madrid, cuya densidad de población mencionan ellos mismos a menudo para usarla como disculpa del número de afectados, es menor que las de Aragón, Asturias, Castilla y León, Navarra y País Vasco. Las quejas incesantes de los profesionales, obligados a atender a una cantidad inabarcable de pacientes en sus consultas, dejan claro que falta personal y que parte de los mil quinientos millones de los fondos comunitarios que ya se le han entregado debería haberlos usado para eso, no para construir un hospital de pandemias seguramente privado. Su última ocurrencia ha sido tratar de censurar a los médicos o enfermeros, mediante otra de sus ya tristemente célebres notas internas: “El profesional nunca actuará por su cuenta ante un medio de comunicación, siempre debe contar con la autorización del centro” y del departamento de Comunicación de la Comunidad de Madrid.
El PP actual no tiene recursos, sólo discurso, habla mucho pero no aporta nada, y ante la falta de iniciativa se refugia en temas absolutamente menores como la ausencia del rey en la entrega de despachos del Poder Judicial, eso sí, al mismo tiempo que tiene bloqueada su renovación, saltándose de ese modo, una vez más y a cara descubierta la Constitución, de la que arranca las páginas que no le interesan en cada momento, mientras reparte a los demás certificados de constitucionalista.
Hace falta otra derecha, y en el propio Partido Popular hay opciones mucho mejores que, antes que nada, deberían alejarse de sus actuales socios, porque para lo único que sirve la ultraderecha es para sembrar la discordia, multiplicar el odio, propagar el miedo y avergonzar a cualquier ser decente, sea cual sea su ideología, que ve cómo un grupo de alborotadores puede estar meses acosando al vicepresidente Iglesias, la ministra Montero y sus hijos, y cuando los niños son ingresados en un hospital, esas mismas personas, u otras del mismo círculo, inundan las redes con mensajes en los que les desean lo peor. Es una vileza que los define y tal vez un delito que debería investigar la fiscalía que para otras cosas es tan minuciosa. España no merece tener a gente así, ni que Casado y los suyos los sienten a su mesa."
Su ultima frase es brutal "La crispación agrieta la democracia y es por esa fisura por donde entra el veneno."


En esta ceremonia de la confusión en que se ha convertido la disputa política respecto a las medidas a adoptar para intentar frenar el avance la pandemia en la Comunidad Madrileña, creo que en las redes se está manipulando de manera interesada lo que significan las propuestas realizadas por el Ministerio.
La propuesta del Ministerio consiste en que las mismas medidas que ya están en vigor en Madrid, todas ellas aprobadas por el Gobierno de la Comunidad, no se limiten a un número de zonas de salud, sino a toda la capital y a todos los municipios más afectados.
Si alguien entre todas esas medidas, encuentra una sola de las mismas que suponga el confinamiento domiciliario como se realizó en marzo, o impiden realizar alguna actividad económica, que la exponga en letras grandes y visibles. Las limita pero no las impide. Hoy los nuevos contagios en la Comunidad de Madrid representan el 43$ del total de los del conjunto de España, y ese es motivo para, como poco, limitarlas.
Léanlas completas, están en los diarios, y verán que sólo establecen limitaciones a las actividades de se pueden calificar como de ocio.
Los ciudadanos de Madrid, además de victimas del Covid, están siendo victimas de un enredo, de un juego impresentable, de un intento de utilizar el gobierno de una Comunidad para desgaste del Gobierno del Estado, mientras los ciudadanos de Madrid van muriendo miserablemente abandonados por quien ha tenido y tiene las competencias de organizar su sanidad, de las que ha hecho dejación, anteponiendo los intereses partidistas y económicos a la salud de los ciudadanos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...