jueves, 23 de noviembre de 2017

Volvemos al “Tanto monta, monta tanto, la iglesia como el PP”


Por una respuesta parlamentaria, hoy nos hemos enterado, que el Gobierno acepta como definitivas las inmatriculaciones que ha hecho la Iglesia a su favor. Son muchas las propiedades adquiridas así, entre otras la Mezquita de Córdoba. Todo gracias a la reforma legal que impulsó Aznar en 1998, que Zapatero no abolió, y que aún sigue en vigor. Dicen los obispos que a quien el PP se lo dé, San Pedro lo bendiga.
La estrategia seguida por Rajoy es muy simple. La iglesia ayuda al PP y el PP ayuda a la iglesia. La cuadratura de un círculo perfecto, para desgracia del conjunto de los ciudadanos, también de los católicos. Luego culparemos a los jueces por aplicarlas, pero es que tenemos leyes que hacen legal el espolio del patrimonio nacional.
No estaría mal, que en lugar de patalear en el Congreso, los partidos de izquierda, y los que consideren la inmatriculación de propiedades por parte de la Iglesia injustificable, se pusiesen de acuerdo sin dilación, en la necesidad de promulgar una nueva desamortización. Es absolutamente vergonzoso que en el siglo XXI una organización, ya sea la Iglesia en este caso o cualquiera otra, se adueñen de unos bienes que a quien le pertenecen es a todo el pueblo español.
Esto también es la marca España.

Y aquí estamos, preocupados por Puigdemont. Pero entre los que cogen lo que no es suyo por vía de la corrupción, y los que permiten que se privaticen los bienes públicos, acabaran dejándonos en cueros. Los católicos no se lo imaginan hoy, pero acabaran teniendo que pagar entrada por entrar a rezar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...