jueves, 23 de noviembre de 2017

ALGO LE PASA AL SISTEMA, PORQUE ESTO NO ES NORMAL.



Unos policías municipales de Madrid se permiten en un WhatsApp, amenazar a la alcaldesa, a políticos y periodistas, lanzar mensajes xenófobos, hacer apología del fascismo con alabanzas a Hitler, y rematan con amenazas de muerte contra el agente, que denuncia estos hechos. Hoy, ante la sorpresa del respetable, los sindicatos policiales salen en su defensa, salvo CCOO. Era un chat para reivindicaciones laborales.
La Unión de Policía Municipal (UPM) primero critica los mensajes, pero luego dice que son conversaciones privadas, que las han sacado de contexto, y que lo que se ha hecho es una traición a los compañeros al filtrar la información de lo que ocurría. Como si las manifestaciones realizadas pudiesen tener alguna justificación.
Algo nos pasa, porque esto no es normal, puesto que por comentarios menos hirientes encierran a un rapero o a unos titiriteros. ¿Cómo es posible que alguien con esa mentalidad pueda pasar un test que le acredite para ser servidor de la ley?
Y lo de que se trata de conversaciones privadas es ya el colmo. También son conversaciones privadas las de los violadores, los pederastas, los abusadores o los yihadistas, y a todos nos parece correcto que se persigan esas manifestaciones en las redes sociales.
¿Hay ciudadanos de primera y ciudadanos de regional preferente?
Espero que haya algún fiscal o algún juez por ahí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...