sábado, 26 de diciembre de 2015

26 de diciembre.- Esperando que se decide el día de los inocentes ¡SUERTE! PEDRO SANCHEZ


En las primarias, esperaba que el PSOE eligiera al candidato con más talla política, que a mi entender era Pérez Tapias. No ocurrió así y se eligió a Pedro Sánchez, quizás la que parecía más inconsistente de las tres opciones posibles. Pero frente a sus dos rivales, Sánchez contó con el apoyo de la mayoría de estructuras territoriales del PSOE, esas que tras los resultados del 20D no han tardado en cuestionarle. Siempre pensé que para liderar este partido había que haber soportado varios hervores y que Sanchez los necesitaba, pero nunca dude de que fuera buena gente y que a partir de ese momento debería tener tiempo para trabajar.

Si creo, que como Secretario General no se rodeó del mejor equipo que hubiese podido configurar, salvo los casos puntuales e alguna nueva incorporación. Creo que de ese equipo, partieron muchas de los errores e incongruencias cometidas, sobre todo la de justificar el cambio de la ejecutiva de Madrid por la falta de apoyo electoral, puesto que por ese mismo motivo debería haber relevado a las ejecutivas de muchas provincias. Antes de las elecciones, mi reproche era que no había realizado a nivel interno, los cambios que las bases del partido piden.

Ya en campaña electoral, contemplé como se fajó en los debates (a veces con más acierto que otras), pero he de admitir que se lo ha currado, bastante más que muchos de sus prohombres provinciales o regionales, que tenían segura su elección o su (en la muchos casos) reelección. Puede que la noche electoral estuviese algo torpe, pero en su comparecencia de hace dos días, creo que estuvo impecable. Tal vez ha cometido un grave error: no haberse dado cuenta hasta después de los comicios, que es el SG de un partido incapaz de dejar atrás sus tradiciones, como lo son conspirar y apuñalarnos entre nosotros en cuanto se nos presenta la más mínima ocasión.

La encrucijada en la que está Sánchez en vísperas del Comité Federal, no es la más cómoda para quien es el SG del partido clave para cualquier posibilidad de cambio de gobernó en España. Sanchez ya ha expresado su voluntad de explorar la posibilidad de que haya una alternativa progresista de gobierno, porque tiene meridianamente claro, que ningún socialista ha votado al PSOE para que permita que gobierne el PP. Pero sabe que quienes desde dentro quieren frenar esa iniciativa, le quieren segar la hierba debajo de sus pies, lo que en la calle se está interpretando, como si muchos líderes socialistas  territoriales, prefiriesen mantener a Rajoy de presidente antes que escuchar la voz de sus votantes. Son los que no han visto inconvenientes para pactar con Podemos y alcanzar su investidura regional.

Nadie duda que tomar una decisión u otra, no es fácil, y menos cuando probablemente el PSOE se juega su futuro con la apuesta por la que opte. Ambos posicionamientos tienen sus pros y sus contras, apoyar al PP o la opción que plantea Sanchez que me parece la más acertada sin ser un regalo para quien pretenda liderarla. Personalmente dudo mucho que la otra opción, repetir elecciones, sea lo mejor para el PSOE aunque ponga a candidato o candidata, diferente a Sanchez. Nadie duda hoy, que si se repiten las elecciones el PP mejorará a costa de Ciudadanos que pasará a ser irrelevante, y Podemos crecerá a costa del PSOE.

Parece que pesan todavía mucho en el PSOE, los que tratan de frenar algo que ya no hay quien lo detenga: la necesidad de regeneración y de cambios internos. Esos que hoy no comparten la propuesta de Sanchez, consiguieron frenarlos en el último congreso federal y en muchos congresos provinciales, pero el resultado electoral ha vuelto a situar sobre la mesa la necesidad de afrontarlos. Para muchos cabezas pensantes de este partido, parece resultarles difícil entender, que (según las encuestas), más de un setenta por ciento de españoles no quieren a Rajoy otra vez de presidente, y eso hace que su planteamiento les coloque frente a quienes piensan que lo mejor que podrían hacer es tomarse en serio un merecido descanso, pero de verdad, y no para que permanezcan intentando dirigir en la sombra.

Y es que aunque esas cabezas pensantes se consideren imprescindibles para el socialismo, ya no tienen que preocuparse por defender sus posturas y presionar a Sanchez, porque en ese mismo sentido ya le presionan desde el Ibex-35, desde Bruselas, y como no, desde los medios conservadores. Desde este muro, llevo varios días repitiendo la misma idea, que lo más sencillo es que el PSOE pregunte a sus militantes para que se pronuncien sobre si quieren que su partido apoye por activa o por pasiva no solo la investidura de Rajoy, sino la de cualquier candidato del PP, pero no lo harán porque ya conocen la respuesta y esa no les gusta. Pero aunque no les guste, esa sería la mejor y única manera de evitar que se puedan confundir los intereses de unos pocos con los de la inmensa mayoría de sus votantes.


¡Ojala que el lunes decidan lo mejor! pero en cualquier caso, quiero desearle toda la suerte del mundo a Pedro Sanchez, por el bien de todas y todos y por evitar otros cuatro años de infierno con el PP al frente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...