lunes, 28 de julio de 2014

La hora de la verdad

20 julio 2014
Tras la votación de los militantes en la que fue elegido mayoritariamente como candidato a la secretaria general, Pedro Sanchez se juega bastante este fin de semana en los diferentes congresos provinciales. De ahí es, de donde surgirá la percepción de los ciudadanos de si el nuevo Secretario General quiere cambiar realmente el modelo de partido (se comprometió en su campaña), de si los ciudadanos consideran que es capaz de hacerlo, y en resumen, de si el PSOE transmite que puede resurgir o no. De no conseguirlo, los ciudadanos verán como resultado que todo es más de lo mismo, y si eso ocurre, nos mandarán a casa.
También serán parte de esa sensación, los diferentes movimientos que se han producido como consecuencia de la invitación del vencedor a 1 y 2 para que formasen parte de la próxima ejecutiva federal. Habrá que prestar atención a ambos derrotados, para ver si son capaces de en esas conversaciones de integración, dar cumplimiento a sus propuestas electorales, porque eso si será un signo de si en el partido ha habido un cambio profundo o seguimos con más de lo mismo.
En cada provincia se han elaborado de una manera diferente la lista de delegados/as al 3 Extraordinario. En Albacete se ha designado una delegación con presencia de las tres candidaturas que concurrieron en la proporción de los apoyos que cada candidato obtuvo. Era el momento de la militancia, por eso creo que sobraban protagonismos personales, que los hubo.
Pero el termómetro de si hay voluntad de dar el poder a la militancia, serán dos asuntos claves: el papel que se otorgue a los llamados barones y la celebración de las primarias. El futuro secretario general afirmaba que los compromisos con la sociedad son para cumplirlos, y debe poner especial énfasis en que nadie pueda echarle en cara incumplimientos ya desde el principio. Choca ver que el secretario de la militancia, se deje influenciar tanto por los barones del partido y sean solo ellos los consultados sobre la oportunidad o no de celebrar primarias, cuando ese es un acuerdo del último Congreso Federal, y una exigencia de las bases socialistas.
Todos los barones tratan de influir para aplazarlas, y parece que el futuro secretario general se está planteando ese aplazamiento. Tal vez debería valorarse todo lo contrario, adelantarlas. Si el PP sigue perdiendo apoyos, lo lógico es que se plantee el adelanto electoral, y si así lo hace, el retraso pillara la maquinaria socialista sin engrasar. Por el contrario, un adelanto incorporando un mismo día primarias a alcaldías, CCAA y Presidencia del Gobierno permitiría tomar la iniciativa sobre el partido gobernante. Esa decisión, además implicaría obtener el respeto total de la militancia y la confianza de muchos ciudadanos que verían en ello hechos y no solo palabras, de que el PSOE apuesta por la participación. De no hacerlo, la bandera de la participación se le entregará en bandeja a Podemos.
Nadie controla a quien no se deja controlar, y el secretario general solo debe ser controlado por el conjunto de la militancia, y si no es así, este partido seguirá por los mismos derroteros que nos han traído hasta aquí.
Hoy en el Congreso provincial de Albacete, hablando con algunos compañeros, tenía la sensación de que los únicos que esperamos que 4 cumpla su compromiso de primarias somos quienes no le hemos votados.
Después de más de treinta años de militante, en lo personal me cuestiono si no ha llegado el momento del abandono por hastío, o si debo resistir un poco más, y esperar los cambios que creo que se necesitan pero que nunca llegan. Después de luchar porque llegase un militante un voto, de luchar por las primarias abiertas, por la limitación de mandatos, por intentar vivir como pienso en lugar de pensar como vivo, me resulta frustrante ver que de nuevo se ponen cortapisas a que la voz y la decisión de este partido resida en los militantes, y sigamos con barones y baronesas.
A algunos nos cuesta tirar la toalla, porque aún confiamos en un nuevo secretario general que sea algo más, que solo más guapo que el anterior. Ha llegado la hora de la verdad.
Artículo de opinión de Antpnio Gonzalez Cabrera - Médico Especialista en Medicina de Familia

¿Y si surge la sorpresa?

9 julio 2014
Nadie esperaba el resultado del encuentro mundialista 1-2. Al contrario, la mayoría de futboleros apostaban por el triunfo de 1, conocedores de que el país organizador contaba con las ayudas arbitrales y el apoyo del público. Pero surgió la sorpresa.
Cuando nos acercamos al día de votación, la mayoría de las encuestas dan por vencedor a Pedro Sanchez para la Secretaría General del PSOE. El lunes fue el debate entre los tres candidatos, y he querido esperar a revisar sus contenidos para hacer algunos comentarios sobre el mismo. Los tres me merecen respeto, pero desde luego quien merece mayor respeto es aquel que se lo gana. No lhan tenido todos iguales fácilidades, porque la falta de neutralidad de los llamados “aparatos” mostrandose a favor de 3 fundamentalmente, y también aunque algo menos, a favor de 4, se ha vista al comprobar que no les ha hecho ninguna gracia que Tapias esté en la carrera final. La pregunta es si, como en el futbol, el domingo no puede ocurrir que se equivoquen las predicciones y salte la sorpresa.
Pero centrandome en el debate en sí, se vio un continuismo con la actual dirección en el discurso de Pedro Sanchez. Si se pormenoriza su mensaje, uno se da cuenta de que se tiene un discurso repetitivo, lo que choca de frente con el hecho de que en algunos temas cada día dice una cosa diferente a la que dijo el día anterior (copago, Cataluña, financiación autonómica). De su intervención sobre todo me llamó la atención que se autocalifique como “militante de base”, cuando en el Congreso federal en el que se eligió Secretario general a Zapatero, él ya fue delegado, ha sido concejal en 5 y Diputado nacional, y eso no es propio del militante de base de nuestro partido. Eso son detalles que para mi le quitan parte de ese respeto equitativo que profeso a los tres.
También Eduardo Madina transmite esa sensación de continuidad, aunque con mayores deseos de ruptura con muchas cosas del actual partido. Su puesta en escena en el debate, sudando y señalando continuamente con el dedo, no me pareció la más atractiva, pero pueden ser apreciaciones personales sobre la imagen, que creo las menso importantes. Aquí aparece rupturista, aunque hasta ahora desde su escaño guardo silencio ante todas las actuaciones del partido que dejaban la ideología socialsita en el baúl de los recuerdos. Rectificar es de sabios, pero también es propio de los inseguros. En cualquier caso, también le hizo perder parte de ese respeto equitativo, escucharle arrogándose el mérito de haber conseguido que en este proceso podamos votar los militantes. Yo estuve en el Congreso de 6, y tanto el cómo Sanchez eran contrarios a la participación de las bases en esta elección, cuando alcanzó la votación en plenario la propuesta de un militante un voto.
El tercer candidato, Pérez Tapias, aparentemente el que por obtener menos avales, contaba con menos posibilidades, sin embargo si hizo un discurso rupturista con las decisiones adoptadas en el partido en los últimos años, que le han alejado de posicionamientos izquierdistas y socialdemócratas, y acercado a posturas liberales. Quizás lo que más debe valorarse es como transmite firmeza en sus convicciones, y su declaración de no ser candidato a presidente del gobierno y dedicarse al funcionamiento interno de la organización, personalmente me parece coherente con el principio de incompatbilidad de cargos. En su contra estuvo ser menos mediático que los otros dos.
Las valoraciones del debate coinciden con a quein apoya el evaluador, y existe un verdadero alud de comentariso en las redes sociales lanzadas por los respectivos equipos de los tres candidatos. Hoy he leído un comentario de 7 en una entrevista diciendo que Sanchez y Madina no mostraron en el debate un perfil ideológico propio. Creo que es una valoración que comparto, y que complementaría diciendo que no ganó el debate el favorito. Que los tres candidatos hablen de una mayor democracia interna, ya es un logro a apuntar como merito a la presencia de la candidatura de Tapias que ha obligado a asumir ese principio a los otros. Sobre el reconocimeinto de los errores cometidos, los citados por Sanchez y Madina, no creo que sean reconocimeintos que permitan recuperar la credibilidad y la confianza de los electores, y mucho menos la ilusión de la militancia. La postura de Tapias ha sido más coherente, primero votando en contra de esas decisiones, y ahora reafirmandose en que eran erróneas.
Oidos todos los candidatos, ahora si me pronuncio. Me inclino por apoyar a Tapias, porque entiendo que su propuesta es la más coherente, la más sensata y la que un partido que necesita resituarse en la izquierda ideológica necesita.
Pero en esta fase final, ya no vale quien tiene más vales, ni quein es mas guapo, o quien cuenta con más apoyos de los aparatos, ahora toca el voto individual y secreto, ese que debe ser el fruto de la reflexión sobre lo que este partido necesita para recuperar el crédito perdido. No se elige solo un secretario general sino que los militantes definiremos cual es nuestra cuota de responsabilidad con la organización, para hacer valer nuestra dignidad como ciudadanos de izquierda. El próximo domingo los afiliados socialistas tenemos la palabra, y nos jugamos mucho.
Tenemos la oportunidad de decidir si queremos o no, la ruptura definitiva con lo que han sido las políticas de este partido en los últimos años, y de que tal vez, como en el partido de Brasil, el resultado final no está escrito de antemano y que pueden existir sorpresas.
A más participación, más incertidumbre con el resultado final, pero también una foto más fiel de la realidad de esta organización.

jueves, 3 de julio de 2014

Hay que acertar

Pese al mensaje de “el PSOE ha vuelto” lanzado por Rubalcaba en Sevilla, las ultimas elecciones europeas nos han devuelto a la realidad, y su dimisión es la confirmación de que no se ha frenado el declive que llevamos de un tiempo a esta parte. Como buen estadista, que lo es, y muy a su pesar, Rubalcaba ha acabado por aceptar que ya no vale seguir haciendo nos trampas en el solitario Aunque cueste aceptarlo a los miembros de las direcciones y a muchos militantes de base, la ideología socialista no puede reconocerse en muchas de las acciones del partido ni en algunas actuaciones hechas como gobierno y como oposición. Nos hemos equivocado y más vale aceptarlo sin cortapisas.



El diagnostico de la situación era compartido por todos: había un distanciamiento de los ciudadanos con nuestro partido. La solución solo lo era por unos pocos: necesitamos un acercamiento del partido a la ciudadanía, para recuperar una comunicación fluida con ella. A nivel interno el diagnostico también es compartido por todos: hay que regenerar las estructuras del partido, y la solución vuelve a compartirse solo por algunos: hay que desterrar de una vez por todas un modelo jerárquico de relación entre la ejecutiva y los militantes, para permitir a estos ser protagonistas de algo que es de todos, no solo de una élite como ha estado ocurriendo hasta ahora. 


En el Congreso de Sevilla se aprobaron las primarias para elegir el candidato a la presidencia del gobierno, pero la dimisión del secretario general ha sido el motivo para cambiar el calendario previsto. Alguien debió temerse que esa cronología le podía desplazar de su asiento, y decidió que primero se eligiese al nuevo secretario general y posteriormente se celebrasen las primarias. Ese cambio en la secuencia de acontecimientos, ha tenido un efecto demostrado en las encuestas de opinión: lo que se quiere por los ciudadanos que votan socialista, no coincide con lo que se piensa por parte de quienes militan en el partido.


De mantenerse en primer lugar las primarias, el candidato a presidir el gobierno habría tenido ganado el congreso, puesto que contaría no solo con el respaldo de la ciudadanía militante sino también con el de la votante y no militante. Con la elección primero del secretario general, puede que el elegido sea el mas valorado por la militancia, pero no tiene garantizado que sea el mas valorado por quienes votan socialista pero no militan. Y sobre todo, esta elección de secretario general primeramente, desincentiva la participación ciudadana en las primarias, y si no es así, nos hace correr el riesgo de acabar con una bicefalia incomoda, que solo podría evitarse renunciando los tres candidatos a presentarse a esas primarias, lo que solo se ha manifestado por uno de ellos, y no por los otros dos.


Pero tampoco se han cumplido las previsiones de quienes han cambiado ese calendario, porque todo hacia prever que solo serían dos los candidatos a la secretaria general del PSOE, y el hecho de que haya accedido a la candidatura un tercero, ha trastornado las previsiones iniciales de la Federal. Además, curiosamente es el tercero de ellos, José Antonio Pérez Tapias, quien parece tener más partidistas fuera del partido (muchos de ellos ex-militantes que se marcharon desanimados por como se hacían las cosas), mientras que quien cuenta con mas apoyos internos es Pedro Sánchez, a quien en todos sus actos de candidato le arropan las ejecutivas.


El dato mas esperanzador para no volver a caer en la estrategia preconcebida de que quien obtenga mas avales sea el próximo secretario general, es que el 61,27% de los militantes no ha avalado a nadie, o dicho de otra manera, solo ha participado un treinta y ocho por ciento de los militantes con su aval. Veremos si el día 13 de julio el interés por participar supera al interés en avalar, si no es así, algo que supone la mayor esperanza de que las cosas cambien, puede convertirse en otra frustración más a añadir a las muchas ya soportadas por las bases socialistas. Que sea en urna y con voto secreto, puede que cambie la previsión que se proyecta con los avales.


En cualquier caso parece que no es solo el aparato del partido quien deseaba solo dos candidatos, porque también los medios están interesados en que solo parezca un binomio. Las justificaciones que se dan para apoyar a uno de los dos favoritos, son a cual más peregrina: apuesto, joven, cae mejor, etc. Lo que parece claro es que a lo que menos interés se le presta por dirección socialista y medios de comunicación es al mensaje político de defiende cada uno de ellos. Tan es así, que cualquier militante puede pensar que esta de acuerdo con cualquiera de los tres, porque basta con sentirse participe de la unidad interna que el partido necesita, para que nos conformemos diciendo que el que mas votos obtenga será nuestro secretario general, sin analizar a fondo sus propuestas y su forma de llevarlas a cabo. Eso es aceptable, pero no significa que necesariamente se elija al mas conveniente.


Tampoco tiene desperdicio la pieza clave que desempeña en este proceso la secretaria general de Andalucía, que parece ser se va a elegir a quien ella decida desde su influencia en la agrupación socialista mayor del estado, la andaluza. Eso sin descartar que si el nuevo secretario general no consigue que el partido remonte el vuelo, ella llegará como la salvadora en 2015 para sacarnos de las cenizas.


Dicho lo anterior, creo que el 13,de julio, a la hora de votar, los militantes deberíamos hacerlo pensando quien de los tres posibles, puede hacer que este partido funcione de manera distinta a como ha venido haciéndolo, porque de seguir igual a los resultados obtenidos me remito. Si no lo hacemos así, ya podemos poner todo el empeño e interés en que se vuelvan a acercar los ciudadanos a nosotros, que no lo conseguiremos. Hay que pensar al elegir, que elegimos a quien puede contar con más respaldo entre los ciudadanos no entre nosotros los militantes.


Aunque resulte pesado, reitero una vez más que esta situación se hubiese evitado celebrando primero las primarias, y al no haberlo acordado así, que los militantes acertemos en nuestra elección se ha convierte en una cuestión de supervivencia, aunque algunos parece que siguen sin querer verlo. Si acertamos o no, lo dirán los ciudadanos en las próximas elecciones locales y autonomicas no porque algunos el día trece griten el tan manido !hemos ganao!


martes, 1 de julio de 2014

MEJOR UNA REGENERACION INTERGENERACIONAL


 Al final serán tres los candidatos que opten a la secretaria general del PSOE. Los tres nos hablan de regeneración y de cambios. Pero en el periodo de recogida de avales, lo que más llama la atención no es el discurso de los tres sino ver cuanta energía estamos gastando en esa elección el conjunto de lo...s socialistas, aunque curiosamente, no somos los militantes de base los que más hemos realizado ese desgaste, sino quienes ya ocupan o quienes aspiran a ocupar cargos.

Cito esta apreciación, porque no deja de seruna contradicción que sean los dirigentes los que parecen los más interesados en cambiar las estructuras del partido, cuando son esas estructuras las que les han permitido o pueden permitirles acceder a esos cargos, mientras que quienes exigíamos que cambiaran hemos sido las bases socialistas, porque a las direcciones ya les iban bien las existentes.

Otro detalle que muchos no acabamos de comprender, es como se pone mucho interés en que un candidato obtenga los avales suficientes para presentarse, antes que mostrarlo por presentarnos como alternativa de gobierno y lograr que Rajoy deje de ser presidente. Tal vez esa sea la causa de que algunos votantes socialistas comenten en tertulias, que si todas estas energías las hubiesen utilizado los dirigentes en dar respuestas viables a los grandes problemas de los ciudadanos a los que el PP no las está dando, otro gallo nos hubiera cantado en las últimas contiendas electorales. Y si se les pregunta el porqué de esta actitud, la respuesta que se obtiene suele relacionarse con la juventud, la ambición o la falta de experiencia.

Una tercera cuestión que merece señalarse es que quienes militamos en este partido desde hace décadas, vemos repetirse viejas escenasde manera cíclica. Como si de un mantra se tratase, reaparece la urgencia por dar paso de una nueva generación de responsables del partido, pero, eso sí, arrinconando a la anterior. Ya se planteó con la generación de Zapatero y la generación de Felipe, y estos días se vuelve a utilizar ese mismo discurso para dar un valor mágico a la juventud de algunos candidatos. Parece olvidarse en esos momentos, quealgunos de esos jóvenes candidatos, llevan más años en política y en cargos, que quienestambién militando, hoy les doblan la edad.

De nuevo se comete la gran equivocación quehistóricamente siempre se ha repetido, la dearrinconar en el desván a la anterior generación sin aprovechar toda la sabiduría y el aprendizaje que esa generación contiene, yque debería ser utilizada en beneficio del conjunto de la organización. Quienes así actúan, parecen olvidar que en este partido no sobra nadie, ni más jóvenes, ni menos jóvenes, ni con más experiencia o con menos, que todos somos necesarios, y mucho más cuando electoralmente el PSOE se encuentra en horas bajas.

Tampoco la generación a relevar puede negar, la necesidad que tiene el partido de asumir el reto de la renovación, y que eso pasa por el acceso a los órganos de decisión de los sectores más jóvenes. Pero la incorporación necesaria de nueva savia, no supone que exista una relación directa entre ser joven y poseer cualidades y madurez, porque no es así. No tener en cuenta otros muchos aspectos y valorarlos en conjunto, hace que se corra el riesgo de dar paso a quienes entienden la política desde una visión burocrática, como una salida profesional, o a quienes ven en ella el campo de ejercicio ideal para el autoritarismo y la demagogia, sencillamente por haber cumplido pocos años. Para ejercer en política es necesaria voluntad y capacidad de servicio a la sociedad, y eso no es patrimonio de ninguna edad concreta.

Debemos integrar a las distintas generaciones de este partido, juntos si se puede conseguir avanzar, sabiendo que vivimos un tiempo de inflexión que decidirá el futuro social de nuestro país. No hacerlo así, supone dilapidar un patrimonio que es colectivo. La nueva generación muestra tanta prisa por llegar a metas de poder, que parece no disponer de tiempo para escuchar a la anterior. Puede parecer propio de la juventud, pero no parece propio de inteligentes.

TAMBIÉN ES RESPONSABILIDAD DE LOS PROFESIONALES

Ayer en este muro, una buena amiga me pedía que pedía que expresara mi opinión no solo sobre el sistema, sino también sobre los profesionale...