martes, 17 de junio de 2014

DE CANDIDATOS Y DE TREPAS

A estas alturas de partido, todos deberiamos tener claro que en el PSOE se necesita un debate profundo y serio sobre como hacer frente a un nuevo tiempo del socialismo en este país. Debería ser ya hora de hacer menos mensajes publicitarios y mas acciones que beneficien a los débiles y necesitados. Siempre he pensado que rendir cuentas es una deuda pendiente que tenemos con nuestros votantes, y que la debemos resarcir con urgencia y con claridad. De este proceso de elección tambien deberiamos rendirlas.
 
Los socialistas somos mas fuertes cuando luchamos por los débiles, por la justicia, por la igualdad y por la libertad.,y estos valores deberían servir como guia del proceso de elección de secretario general: que todos los candidatos compitan en igualdad, que los militantes decidamos en libertad y qiue el resultado sea justo no solo por la pureza del proceso, sino con quienes mas lo necesitan.
 
No debemos olvidar que el PSOE nunca sera el partido que todos deseamos si la democracia interna no se fortalece día a día, y lo abrimos plenamente a la sociedad. La voluntad de todos los candidatos puede ser la idonea si en sus respectivos proyectos adquieren vigencia las palabras consenso, unidad, coherencia y respeto. Ahora que los candidatos inician su periplo por los medios informativos y por las agrupaciones, en la recogida de avales para su candidatura, creo oportuno plantear varias cuestiones que merecen ser analizadas sobre el proceso de elección.
La primera es que el exigir un número minimo de avales puede ser aconsejable, siempre y cuando tambien se fije un maximo a recoger por cada candidato. La razón de esta afirmación es que de lo contrario, aquellos candidatos con mayor vinculación con las direcciones, pueden acaparar tantos avales que no permitan a los candidatos nuevos alcanzar el minimo requerido. Esto no es algo inusual ya que en muchas elecciones provinciales, este fenomeno se ha repetido impidiendo la concurrencia de todos los que manifestaban voluntad de liderazgo. Y no vale como argumento que asi se evita que se presenten doscientos, es simplemente un tema de capacidad logistica para la recogida que favorece a los candidatos que ocupan cargos frente a los que aspiran por primera vez.
 
En segundo lugar, tambien adquiere importancia el hecho de que algunos candidatos cuenten con el respaldo de los responsables de las direcciones regionales o provinciales. En este sentido los pronunciamientos de los denominados barones, en favor de la candidatura de Pedro Sanchez o el de parte de los miembros de la ejecutiva federal a favor de Eduardo Madina, ha hecho que los apoyos locales de esos candidatos tambien se encuentren entre los miembros de las ejecutivas provinciales y locales. Esto hace que la desigualdad de oportunidades con la que arranca el proceso sea clara para Perez Taìas como para Sotillos.
 
Pero en cualquier caso, el gran enemigo de todos los candidatos y del propio partido son los denominados trepas, que ahora afloraran como las setas con las lluvias. Es gente que aparenta lo que nunca fueron, que solo buscan sus intereses y que para ello se arriman al sol que mas calienta. Maestros en darle la vuelta a las cosas según su conveniencia, carentes de escrupulos, no dudan en usar todos los medios a su alcance para obtener lo que por meritos propios no alcanzan aunque ello ponga en entredicho el crédito del grupo ideológico al que dicen pertenecer.
 
Son ambiciosos, individualistas, egoistas, y con pretensiones desmedidas para su trayectoria profesional, y no reconocen la labor de aquellos de los que han obtenido sus conocimientos. La situación que se vive en el PSOE es un caldo de cultivo ideal para estos personajes, y muchos de ellos salen a la luz sin necesitar que los descubramos, y se desprenden solitos de su disfraz.
 
Si lo que realmente necesita el PSOE es el debate interno, la militancia deberia plantearse la distribucion de los apoyos a todos los candidatos, para que todos alcancen el minimo de avales requerido, y eso facilitaria el objetivo de un proceso de primarias: que la militancia decida. Este sistema de avales da ventaja para aquellos aspirantes mas conocidos o mediaticos, y que cuenten con el apoyo de más trepas, cuando debería ser un proceso solo para escoger al mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...