sábado, 21 de septiembre de 2013

Un gobierno miserable


Desde primeros de octubre los enfermos de cáncer y de otras patologías graves pagarán el 10% del precio de los medicamentos. No lo han anunciado en plan globo sonda como en otras ocasiones, sino directamente en el BOE, eso sí, de tapadillo. Prácticamente todos los sectores relacionados con la salud han rechazado la medida, incluso alguna Comunidad Autónoma del PP.

Posiblemente, de todas las líneas traspasadas por el PP en su afán por cambiar el modelo social de nuestro país, esta es la que demuestra más claramente lo miserables que pueden llegar a ser, estableciendo el copago a los tratamientos que reciben los ciudadanos afectados por estas patologías. Parece poco discutible ya que con la justificación de la crisis se dedican a establecer medidas que solo empeoran las condiciones de vida de quienes menos recursos poseen o de quienes más necesitan el apoyo de lo público para mejorar esas condiciones de vida.

Lo mas extraño es que los afectados nos limitemos a protestar solo en voz baja, y no se vean las calles llenas de gente gritando que hasta aquí hemos llegado, y no pensamos tolerar tamaño atropello. Pero si manifiestas esto, siempre hay quien pone frente a cualquier propuesta de manifestarse en contra del gobierno el mensaje de siempre: es la decisión de un gobierno con mayoría absoluta. Y eso es innegable.

Pero siempre se puede responder que no tiene mayoría absoluta por la política que hace, sino por la que prometió que haría. Y en concreto, la ministra de sanidad encontró uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, gratuito y universal. Hoy ese sistema ha dejado de ser universal, porque son miles de pacientes los excluidos del sistema desde su decreto del 2012, y lo de gratuito también es otro calificativo que ya no puede aplicársele.

Mientras tanto, este mismo gobierno hace unos días, condonaba la deuda que tenían con el Estado, las entidades bancarias rescatadas. Para ellas si dispone el Estado de recursos, para estos enfermos no. Solo podemos pensar que quien nos gobierna no lleva la iniciativa, sino que está decidido a cumplir al pie de la letra las premisas del liberalismo: déficit publico cero, desfiscalización de las rentas del capital, menor gasto público en servicios sociales, privatización de los servicios públicos, deslocalización del capital, y recortes en derechos laborales y sociales.                                   

Como dice el chiste, está claro que en un país donde el mayor banquero se llama “Botín” y la ministra de sanidad “Mato”, las esperanzas de que las cosas se hagan bien son escasas. Nulas. Pero la mayoría absoluta debe darles derecho a todos los abusos a que nos someten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...