sábado, 27 de julio de 2013

Revisen los requisitos para ser ministro/a


Para quienes trabajamos en el sistema sanitario español, el deterioro progresivo que se está viviendo en el mismo, cada día resulta más inasumible. España gasta en sanidad mucho menos, en tanto por ciento de su PIB, de lo que gastan la mayoría de los países desarrollados, pero el gobierno sigue empeñado en seguir aplicándole recortes. El resultado dos años después, es que nuestro sistema sanitario era uno de los ocho mejores del mundo, siendo el de mayor cobertura sanitaria y uno de los mejores resultados científicos y asistenciales que había, y hoy ya no lo es.

En la última reunión del Consejo interterritorial de Salud, doña Ana Mato y Echaniz, el cerebro pensante de la visión sanitaria popular,  se han salido con la suya, y a los recortes del decreto 16/12 de “sostenibilidad del sistema sanitario“, han añadido otros adicionales, eso sí, siempre respaldados en la misma justificación: nuestro gasto sanitario es excesivo.

La verdad, es que lo que resulta realmente excesivo es tener que continuar, ya por más de dos años, con esta señora como ministra y con unos consejeros autonómicos que, ni una ni otros, acaban de decir claramente lo que desean hacer con la sanidad española. Si desean privatizarla completamente, que lo digan a las claras y no continúen con parche tras parche. Parece como si admitir su modelo les avergonzará, o temieran los problemas que plantearlo a las claras les está ocasionando en la Comunidad de Madrid. La incertidumbre e indefinición a la que nos someten, es un castigo demasiado grande para el pecado cometido por la mayoría: dejarse engañar y votar al PP.

Tener al frente de un ministerio como este, a una persona que en más de una ocasión se ha demostrado como una indocumentada, que está salpicada por los asuntos de corrupción, a la que alguno puede encontrarle méritos para ser ministra (pero resultan difíciles de encontrar), y que en ocasiones carece de criterio para refrendar sus decisiones. Hace unos días leía, que en una entrevista que le hacían comentó que su mejor momento del día era "Ver como visten a mis hijos", o por si es poco esta visión de la vida, tampoco se olvida que según ella misma, ni se entera ni de lo que ocurre en su casa, ni quién pagaba las comuniones y los viajes de los niños a Euro Disney ¿Estos son los requisitos para ser ministro de España?

Pero dejando a un lado la figura de la responsable ministerial, parece que desde el gobierno se han empeñado en convencer a muchos ciudadanos de que gestionar la sanidad en el Estado, es como gestionar la economía de nuestra casa. Este mensaje solo demuestra que desde el gobierno nos toman a los ciudadanos por unos indocumentados.

La realidad es que no son parecidas ni por asomo. Porque si aplicásemos esta idea, estaríamos aceptando que cuando nos dicen que gastamos mucho en sanidad, en nuestra casa significaría que no deberíamos ponernos malos, que no deberíamos tomarnos los medicamentos que el medico nos prescribe, o que no se nos debe intervenir quirúrgicamente porque cuesta mucha y la economía familiar no lo permite. La realidad es que nadie hacemos eso.

En lo único que si se parece la asistencia sanitaria a los miembros de nuestra familia, con la asistencia sanitaria del Estado, es en que al igual que nuestro salario es bajo, el presupuesto sanitario está infradotado presupuestariamente.

Por más que se diga que en España pagamos muchos impuestos, no es cierto. La verdad es que esos impuestos están mal repartidos y mientras cualquier trabajador con nomina no se escapa del IRPF, las grandes fortunas y empresas apenas pagan. Nuestro PIB puede asumir el gasto sanitario que teníamos. Al igual que asume otros gastos por exclusiva decisión política.

Dejen ya de engañarnos para dedicar los recursos a los negocios de sus amigos, y por favor, manden a la ministra a su casa y así se enterara de lo que pasa en ella y seguirá disfrutando viendo como visten a sus hijos. Y de paso, revisen los requisitos para ser ministro o ministra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...