jueves, 18 de julio de 2013

Cospedal: DIMITIR no es un nombre ruso

Hoy el Secretario general del PSOE de Castilla La Mancha pedía la dimisión de la Presidenta Regional y del Presidente de las Cortes Regionales por su implicación en la financiación ilegal de la campaña electoral que les llevó al gobierno de la Comunidad Autónoma. Lo hacia apelando a la decencia politica. Y en cualquier país europeo, eso sería pedirlo, y más lógico aún que no hiciera falta hacerlo porque renunciase a su cargo sin necesidad de que la oposición se lo pida (recordemos que un ministro británico dimitió por una multa de tráfico que hacía años habían puesto a su mujer, y fue condenado a penas de prisión por mentir), pero si el nivel se pusiera tan alto aquí, nos encontraríamos que la mayor empresa del país no sería el paro, sino instituciones penitenciarias.


Y esto sería en cualquier país europeo, porque aquí la justicia no es imparcial (tiene la venda quitada ni siquiera para ser Presidente del Constitucional) y en muchos casos sirve a intereses inconfesables. No nos engañemos, la culpa es solo nuestra, de los ciudadanos en conjunto, que ante las muestras de que el sistema tiene fisuras y hace aguas, nos obstinamos en sostenerla y no enmendarla, y creer que un cambio constitucional, un cambio de ley electoral, o una ley de transparencia rígida, deben causarnos obligatoriamente miedo como a quien salta al vacio.


Apelar a la decencia para pedir que dimita Cospedal, sería lo logico, pero es obvio que para poner la decencia en valor hay que tenerla entre los valores de la persona. Y no puede considerarse que sea decente quien es capaz de cerrar escuelas rurales o puntos de urgencias, sin importarle nada más que el aspecto económico. No puede ser decente quien tiene a su consorte en todo tipo de ingenierías financieras, o quien se presenta como la nueva cenicienta a la que habían encargado la limpieza de Génova 13, pero se ha dedicado a esconder la mierda bajo las alfombras. Es imposible que sepa lo que es decencia, y lo queramos o no, esta señora vive en otro mundo mientras los ciudadanos a los que supuestamente gobierna, andamos jodidos precisamente por su falta de decencia politica.


Pero está claro que debe dimitir por esto y por otras muchas causas: por sus contradicciones, por sus falacias, por sus medias verdades, y por todas las florituras lingüísticas que utiliza para disfrazar la verdad. Y me da igual que lo haga en directo o en diferido. Pero el Secretario General socialista debe saber que el mayor obstáculo para que lo haga, es que dimitir es un verbo, y Cospedal debe creer que es un nombre ruso. Dimitir es un ejercicio de ética y de moral por parte de quien se considera autor de un hecho reprochable, y ella se sabe autora, aunque lo niegue, pero carece de esa etica. Y por tanto estoy convencido que esta señora no se va a marchar. Con seguridad se enrocará como Rajoy y se dedicará a atar todo lo atable para evitar dejar el gobierno regional (como por ejemplo modificar el número de diputados regionales), y aunque le resulte inevitable que algunos votantes se desengañen de su imagen de politica capaz, ella sabe que otros la votaran aunque la vean en video llevándose dinero a espuertas.


La única forma de que esta señora conoce para dimitir es cuando no la voten, pero desgraciadamente para este país la democracia solo se ejerce el día de las elecciones. Pero si ese día un partido cuenta con financiación extra, solo si eso se demuestra saltará el delito electoral, porque si no sale a la luz la corrupción de financiar ilegalmente, aún contara con mas recursos para permanecer en el poder.


El mayor motivo que debería tener para dimitir, sería la verguenza ajena, esa que sentimos los castellano manchegos de tenerla por Presidenta, pero eso a ella no le importa, y a sus fanáticos, tampoco. Para dimitir por verguenza ajena hay que tener decencia, asi que se resitira como gata panza arriba.Al fin y al cabo, doscientos mil euros para ella no son nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...