lunes, 25 de marzo de 2013

!Cospedal, veste al pijo!


Hay ocasiones en las que uno puede llegar a avergonzarse de sus representantes, y eso lo consiguió ayer la señora Cospedal, al menos conmigo, y creo que con otras y otros muchos castellano manchegos.
Esta señora que debe pensar, que el hecho de ocupar un cargo público le otorga patente de corso para decir lo que en cada ocasión le venga en gana, no se digna valorar si sus insidias gratuitas ofenden a sus administrados, que no a sus gobernados, porque para eso hay que ser gobernante y no un mero administrador como parece ser esta señora.
Los hechos son conocidos. Aprovechando la inauguración del congreso de Nuevas Generaciones del PP, la señora se permite acusar al PSOE y al resto de formaciones del espectro político de generar frustración entre los jóvenes, e inculcarles violencia y agresividad, impidiéndoles pensar, decidir y expresarse libremente. Sobre esta intervención me surgen algunos comentarios.
Lo primero que puede decírsele a esta gran pensadora manchega, recurriendo para ello a algo tan cervantino como el refranero, es que “piensa el ladrón que todos son de su condición”. Por si no es consciente de ello, es precisamente ella misma quien en ese acto adoctrina e impide pensar libremente a su auditorio de jóvenes del PP, y a la vez incita al odio a los rivales políticos.


Lo segundo es, que al decir esto no solo miente, sino que sabe que miente, y eso se llama cinismo. Ella sabe que cuando se ejerce violencia oratoria, es cuando se acusa a los demás de violencia. En este tipo de intervenciones ella inculca a los cachorros del PP violencia y agresividad, mostrándose como realmente es, cínica y manipuladora. La única disculpa que tiene, es que se ve obligada a lanzar cortinas de humo sobre la pésima gestión que ha hecho para su partido en el caso Bárcenas, donde se le ha visto el plumero de su incapacidad.

Un tercer aspecto es que esta señora debería saber que la mala leche y la frustración no son una exclusiva de la juventud, sino de la mayoría de la población española  hoy día, precisamente como consecuencia de las políticas que el partido de esta señora en España, y ella en Castilla La Mancha, nos están generando.

Los seis millones de parados, el 50% de paro juvenil, disminución de salarios y pensiones, los recortes en sanidad, en educación, en servicios sociales, en I+D, en derechos laborales, una justicia lenta, y mil cuestiones más, son consecuencia de esas políticas. A eso hay que añadirles algo más sangrante, que es como la juventud ve que banqueros y políticos como ella viven a lo grande y disfrutan de cigarrales, mientras su familia o sus amigos pierden la casa ganada con el esfuerzo de toda una vida. Y para qué hablar de la corrupción en la que se pudre el partido de esta señora. Si esto no es una violencia política ejercida sobre la población en general, que venga su dios y lo vea.
En cuarto lugar diré, que esto no nos afecta o lo pensamos, solo quienes ni por asomo se nos paso por la cabeza la posibilidad de votarla, sino que también hay frustración entre los votantes de PP que ven que el programa presentado en las elecciones está en la papelera, y como han puesto a todo el país al servicio de los grandes capitales y especuladores. Pero claro, esa frustración, esta señora no puede verla.

Como quinta apreciación, quizá a la señora Cospedal es que empiezan a preocuparle los abucheos que reciben por la calle ella y algunos miembros de su partido, y aprovecha el incidente en casa de Gonzalez Pons, para mostrar a su partido como una congregación de mártires de la democracia, que para eso estamos en Semana Santa y es época propicia para ser sufridora. Tal vez debería dar un visionado (con ojos neutrales, aunque le resulte difícil) a las imágenes de las cargas de los cuerpos de seguridad del estado contra los manifestantes, mandados a actuar así por su gobierno, y quizás aprenda lo que es violencia.
Finalizaría diciéndole que ningún socialista apoyamos la violencia, y que personalmente no comparto el escrache que se está realizando a algunos diputados. Además sobre su acusación al PSOE le diría que ya nos gustaría a los socialistas tener esa capacidad de influencia sobre la juventud que usted nos achaca. Ya sé que no le habrá sido fácil colocar a su marido en todos los sitios donde puede ser bien retribuido, pero de ahí, a pretender que le demos un pañuelo para que enjugue sus lágrimas, hay un trecho.
Como la señora es de Albacete. Seguro que entenderá lo que voy a decirle: ¡Cospedal, veste al pijo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...