viernes, 23 de abril de 2021

La pobreza para los pobres. También para los de espiritu

 Si alguien osa insinuar, que hay formas diferentes a como lo han hecho los sucesivos gobiernos de la Comunidad de Madrid, de entender lo que es la economía de mercado y lo que significa tener unos impuestos bien establecidos (más elevados solo para algunos), y que eso serviría para mejorar sustancialmente la calidad de vida de la mayor parte de los ciudadanos, inmediatamente es calificado como comunista totalitario y enemigo de la libertad. En ese nivel de simpleza argumental se encuentra el debate político ya en campaña electoral. Sólo importa la frase fácil, decir aquello que muchos quieren oír, aún sabiendo que quien lo promete nunca lo hará. No hay debate de propuestas, sólo importa poder tomarse una cerveza. Eso es el distintivo del madrileño de hoy según la candidata Ayuso. Una pena, que sigan viviendo de las rentas del tamayazo, y con esa cortina de humo de que le preocupa la hostelería, no se hable nada de una gestión nefasta de lo público por el gobierno regional, que es de lo que depende el bienestar de la inmensa mayoría de los madrileños. Decía una sirvienta en Madrid que iba a votar a Ayuso, porque "Mi señora quiere libertad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...