domingo, 21 de febrero de 2021

Píldoras sueltas

 A veces leemos un artículo de prensa o escuchamos un informativo, y solo nos quedamos con lo que estrictamente nos cuentan, sin intentar ver un poco más allá de ese contenido.

Ayer, oyendo uno de tantos noticieros, pensé lo triste que resulta ver, como hemos sido capaces de normalizar que a diario mueran del Covid cientos de personas. Ya ni nos alteramos, lo vemos como normal y cotidiano. Hace tiempo, que son sólo un número, pero que sólo tienen nombre para sus seres queridos. Nuestros muertos parece que solo son eso, un número en un bombo de lotería. Bolitas sin nombre ni apellidos.

Con más de dos millones de muertos por la Covid 19, y hoy con varios millones más de vidas en juego, las vacunas no puede ser parte de un negocio. No pueden existir disputas entre las grandes empresas farmacéuticas, que lleven a la muerte a muchos ciudadanos. Si eso ocurre, el concepto de fármaco se ha pervertido, y ha pasado a llamarse euro, dólar, etc.

Este es el país donde mayor número de expertos existe en eso que se denomina "política de tierra quemada". Muchos de ellos son auténticos antisistema. Algunos los vemos disfrazados de populismo de Chanel, aunque en realidad solo es perfume barato. Se autoproclaman salvapatrias. Pero los hechos son tozudos. Un ejemplo: qué no se haya vacunado ya a todos los sanitarios y trabajadores de residencias, y que se suspenda la vacunación alegando falta de vacunas (las cifras de entregas no dicen eso), y a la vez se plantee ampliar horarios y relajar las medidas. Eso no es de salvapatrias, ni de preocupados por la economía, ni de defensores de la hostelería. Es de demenciados convencidos de que en política lo importante es que hablen de ti, aunque sea mal.

España supera por primera vez las 100.000 vacunaciones al día. Exactamente, 100.564. La mayoría corresponden a segundas dosis. Más de medio millón de personas han recibido ya la pauta completa. España está acelerando el ritmo de vacunación, y ha conseguido superar su récord de 94.548 personas vacunadas el pasado 18 de enero. De las más de 100.000 vacunas registradas, en las últimas 24 horas, 87.144 corresponden a segundas dosis y 13.420 a primeras. De hecho, ya más de medio millón de personas (586.122) han recibido la pauta completa de vacunación contra la Covid-19. Lo que supone el 32,42% de las dosis administradas

Tenemos dos problemas graves: el sanitario y el económico. Con dos soluciones: las vacunas y los fondos europeos. Por eso cuesta entender que haya quien no vea que ambos asuntos deben ser considerados cuestiones de Estado, y no de lucha entre partidos, y ambos asuntos utilizados como armas arrojadizas en la disputa partidista nacional. ¿Qué más debe ocurrirnos para que todos rememos en la misma dirección?
Más vacunas y cuanto antes, pero que lleguen y pronto, depende de la gestión de Bruselas, y no ayuda en nada, que las dosis sean convertidas en un asunto para reprochar una mala gestión nacional. Presionen a las farmacéuticas en España, pero háganlo juntos, no a espaldas uno del otro. Culpar al gobierno del retraso en la llegada de las vacunas, no hace que lleguen antes que es lo que necesitamos.
Tampoco ayuda que se intente, para desgastar al gobierno, que Bruselas retrase la llegada de esos fondos, con el argumento de que se van a repartir de forma corrupta y solo para los amiguetes. Si eso ocurre, denunciese, pero cuando suceda. Hacerlo ahora solo sirve para entorpecer la llegada de algo que TODOS necesitamos como el comer.
Esta forma de hacer oposición daña más al país en su conjunto, que todas las ideas de independentismo. La actitud de la oposición, que se olvida que ahora no está en el gobierno, no tiene sentido en estos asuntos, ni hoy, ni ahora. Para mí, esto es lo que se define como patriotismo mal entendido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...