domingo, 21 de febrero de 2021

Hay alternativas

 Podrían plantearse muchas alternativas a una apertura de todo a la vez. Una podría ser que, quizás para que no haya contagios en las concentraciones, habría que turnar los locales que puedan abrir, estableciendo unas distancias mínimas de 100 o 150 metros entre ellos.

Lo que está claro es que sin salud, no hay economía porque no hay consumidores. Los dirigentes deberían cuestionarse si con ese tira y afloja, no se están cargando aún más la economía, porque los contagios nos obligan a tener que gastar todo en sanidad. Esa dicotomía entre salud o economía es falsa, y es la consecuencia de este camino agónico por obtener ingresos, sin asumir que cerrar, abrir, cerrar, abrir, etc es más perjudicial para la salud y para la economía que cerrar hasta una incidencia inferior a 25 por cada 100000 habitantes, y luego abrir todo dispuestos a adoptar medidas radicales de aislamiento ante un solo caso. No es una idea, sino copiar de quien funciona. Véase Australia o Nueva Zelanda donde se aísla un millón de habitantes por un solo caso y el resto del país funciona al 100%.
Nuestra realidad es muy distinta. En la foto véase Albacete el sábado por la tarde noche. Mejor no poner fotos de nuestros hospitales ni de las UCIs. En fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...