domingo, 21 de febrero de 2021

Catalunya

 En Catalunya, tras cuatro años parece que todo cambia pero que todo sigue igual. Son diez años con una situación que el tiempo nos ha demostrado como insoluble, pero que alguna salida debe tener. El bloque independentista ha obtenido una mayoría suficiente para gobernar, pero no es la necesaria para que pueda sacar adelante su proyecto. Demasiada abstención para hacer valer esa mayoría como refrendo ala independencia y todos los actores lo saben. Demostrado adónde lleva la unilateralidad. La de ayer es una victoria cuantitativa de ERC, JUNTS y la CUP, pero pocos la entienden en términos de legitimidad como validante de su decisión de promover la independencia. Es hora de hacer política o el burro se cansará de dar vueltas alrededor del pozo y todos moriremos de sed. Da igual quien caiga antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...