domingo, 16 de agosto de 2020

Diario del coronavirus 191

A propósito de la prohibición de fumar en lugares públicos sin guardar la distancia de seguridad necesaria. Esto no es un capricho. Si vemos las recomendaciones de los expertos en neumología, lo podemos comprobar.
La SEPAR recuerda en su página web estos tres puntos:
1. Fumar o vapear en tiempos de la pandemia COVID-19 conlleva un mayor riesgo de padecer una forma grave y de peor pronóstico de la enfermedad.
2. Es recomendable mantener todos los ambientes, tanto cerrados como al aire libre, 100% libres de humo de tabaco.
3. Además de no consumir tabaco, es necesario cumplir con las principales medidas higiénicas para combatir el SARS-CoV-2: lavado frecuente de manos, mantenimiento de distancia de seguridad a más de 2 metros y utilización de mascarillas.
Pero no son solo los neumólogos, porque también la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) insta a que todas las terrazas de bares y restaurantes se conviertan en espacios sin humo; así como playas, espectáculos al aire libre y coches particulares.
Para entender el porque de estas recomendaciones y de la prohibición, es importante saber los seis siguiente datos:
Primero, que aunque el virus no se transmita por el humo del tabaco, el acto de fumar sí que aumenta el riesgo de contagio.
Segundo, que no hay evidencia suficiente como para garantizar que el virus pueda "viajar" a través del humo de un cigarrillo, pero si es cierto que el propio acto de fumar conlleva una serie de circunstancias que pueden facilitar el contagio de la COVID-19.
Tercero, que el fumador no usa la mascarilla mientras está fumando, por tanto es lógico que se le pida que cuando fume esté a más de un metro y medio del resto de las personas.
Cuarta, que la mascarilla es útil para disminuir el riesgo de contagio: sea higiénica, quirúrgica o EPI, si la utilizamos correctamente, porque representa una barrera física que dificulta el contacto con cualquier patógeno que sea susceptible de entrar en nuestro organismo a través de las vías respiratorias, la nariz y la boca, como ocurre con el coronavirus.
Quinto, que mientras se fuma, no solo no se utiliza mascarilla, sino que esta además se toquetea en exceso. Si se ha tocado una superficie infectada puede contagiarse.
Sexto, que al expulsar el humo del cigarro, como sucede al hablar, toser o estornudad, hay más posibilidades de expulsar gotículas de saliva susceptibles de estar infectadas con el virus y que pueden permanecer, según SEPAR, hasta 30 minutos en el aire. Si estas llegan a las vías respiratorias de terceros, podrían contagiarles. La evidencia científica demuestra que el coronavirus se transfiere entre personas a través de las gotitas de Flügge y por vías de contacto con superficies.
La mejor recomendación es no fumar.
Espero que os sirva este comentario. Buen domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...