miércoles, 13 de noviembre de 2019

REACCIONES


Nos quejábamos del bloqueo político. Ahora nos quejamos del intento de desbloqueo. Ya sabemos ese principio tan hispano, que da igual lo que se haga, o como se haga, que nunca lloverá a gusto de todos.
El acuerdo PSOE-UP parece haber abierto la caja de los truenos y los exabruptos. Afirman en los medios pro derecha, que a los españoles nos ha llegado el Apocalipsis, el comunismo, que nos pondrán un Maduro intravenoso a cada uno y una de nosotros, que vamos a asistir a la venta o subasta de España por un puñado de dólares, que un acuerdo de la izquierda sola, sin ellos, es una deshonra nacional, etc. Parece que ese país al que tanto dicen amar, con una firma (que no es la suya), lo han convertido en una franquicia del infierno. Todo el pataleo, porque no se ha hecho una gran coalición PP-PSOE que les garantizaría la desaparición del PSOE, en los siguientes comicios.
Poco parece importarles no seguir en la pura critica política, que deberían limitar a si los protagonistas del acuerdo, ahora dicen digo donde antes dijeron Diego, o si el contenido el acuerdo (que desconocemos en su letra pequeña todos, ellos también) es positivo o negativo. Tampoco les interesa resaltar que solo se trata de un pre acuerdo y no de un gobierno cerrado. Todo eso queda ya a un lado, para así poder justificar que hoy toda la artillería de los no firmantes esté en los medios. La política española es tan seria en esta etapa, que a ningún partido en la derecha moderada, le interesa analizar el porqué de sus resultados, ni cual es la causa del porque se han dejado comer la tostada por la ultraderecha. La estrategia es la huida hacia delante, poner los focos en lo malo que es lo que hacen los otros por la izquierda, y tapar lo malo que han podido hacer ellos.
Se llenaban la boca con la consigna de que "había que desbloquear la situación para salvar a España" que era lo único importante. Pero hoy, a quienes intentan desbloquear les acusan de buscar solo salvarse ellos. Quieren, que desde el principio quede muy claro, que los firmantes del acuerdo lo van a tener todo en contra. Se olvidan que lo que hace más necesario que nunca este acuerdo, es precisamente eso, que las dos formaciones que lo protagonizan, tras la repetición electoral lo tienen todo en contra.
Deberían recordar, quienes tratan de dar ejemplo de su amor a España con una verborrea fanática y trasnochada, que no basta con una simple ducha, para quitarse de la piel el rastro que deja la mugre de haber ido dopados a las elecciones, o de haber robado a manos llenas, o de hacer su virtud a base de mentiras, o de confundir la defensa de la libertad con las prohibiciones, o de disfrazar el fascismo con un “atado y bien atado”. Y es que a los del “como Dios manda” parece importarles un pimiento la constitucionalidad de una Constitución que ni votaron ni se quitan de la boca, o que son las urnas las que mandan, aunque no sean ellos los protagonistas de ese mandato.
Estamos en tiempos que mas que vísceras nos exigen políticas. La derecha económica, la política y la mediática ya han empezado sus trabajos forzados para evitar lo que ven inevitable. Su objetivo es impedir que ese acuerdo termine en la formación de un gobierno. Si se analiza la situación, el miedo que tratan de transmitir y que sus rostros expresan, no es a que ese proyecto de gobierno de coalición fracase, sino a que resulte un éxito. La furia que este incipiente acuerdo ha desatado, es la prueba de que algo bueno para los de abajo pueda estar ocurriendo. De no ser así, quienes siempre vivieron arriba, seguirían en sus palacios de invierno.
Como siempre, sin preocuparles lo que ocurre abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...