martes, 24 de abril de 2018

EL DERECHO A UNA MUERTE DIGNA


Hace unos días conocíamos el fallecimiento del Dr. Luis Montes. Esa triste noticia, ha vuelto a situar en primera plana, el siempre discutido asunto del derecho a una muerte digna, y la necesidad de su regulación en nuestro país. La mayoría de nosotros recordará al Dr. Montes, por la persecución injustificada e injustificable, a la que fue sometido por parte de la Comunidad de Madrid. Menos mal, que como asevera el refranero, el tiempo acaba por poner a cada cual en el lugar que le corresponde, y aunque con intervención de la justicia, su nombre quedó rehabilitado, y su figura será un referente para muchos médicos.

Quienes le conocían personalmente, le describen como un profesional muy humano, digno, decente, honesto y consecuente con su forma de entender lo que es la tarea fundamental de un profesional de la salud. Desde aquella injusta persecución, Montes se dedicó a defender el bien morir, y hoy muchos profesionales de la salud, reconocemos el impulso que supuso su figura y su beligerancia para avanzar en ese objetivo. Si en vida consiguió que la justicia dejara limpio su nombre, tras su muerte, hemos sido muchos los que le hemos rendido nuestro personal homenaje, seguramente no el que su lucha y su apuesta a favor de una muerte digna para todos nosotros merecía.

Necesitaríamos muchos profesionales de su calidad humana, para que nuestro sistema sanitario recuperase la credibilidad perdida ante muchos ciudadanos, arrebatada por los abusos del poder y la creencia de algunos en que el cortijo era suyo, y que todo valía para lograr sus fines. En sus tiempos, el hospital de Leganés era un referente humanista, aunque por los gobernantes madrileños se considerase un nido de rojos, que no podían tolerar. Quizás por eso, ante la imposibilidad del descredito profesional, acabaron recurriendo a la infamia. El tiempo ha venido a mostrar, que quienes contra él actuaron, buscaban regalar la sanidad pública a empresas privadas, esperando que luego estas les abriesen sus puertas giratorias.

Hoy el Dr. Montes ya descansa, pero ninguno de quienes con crueldad le persiguieron, a sabiendas de su inocencia, ha entonado el “mea culpa”, demostrando así que no conocen lo que significa honradez. El gran pecado de Montes fue, creer que una muerte dolorosa es tan evitable, como inútil es permitirla. El ejercicio de la medicina no es mantener la vida a cualquier precio, sino que su objetivo principal es curar cuando es posible, y ante imponderables, fundamentalmente conseguir calidad de vida en los pacientes y evitarles el dolor. Las ideas políticas o religiosas, pertenecen a la privacidad del individuo, y eso nada tiene que ver con la obligatoriedad de morir con dolor. Un tratamiento no es de izquierdas ni de derechas.

Es común encontrar quien alega problemas de conciencia, pero respetar lo que nos dicta nuestra conciencia nunca puede conllevar el incumplimiento de la ley. Nunca las ideas políticas, pueden estar por encima de la aplicación de tratamientos paliativos, siempre que estos se hayan prescrito conforme a protocolos clínicos y de acuerdo con la legalidad en vigor. Más que los profesionales de la medicina, deberían ser los familiares de los enfermos quienes exigiesen la aplicación de los cuidados paliativos y la obligación de su cumplimiento por parte de los sanitarios, siempre atendiendo a la situación particular de cada paciente.

Pero fijar donde está el limite, sigue siendo algo cuestionado, mientras el derecho a una muerte digna siga sin resolverse en España. Pero visto lo visto, aunque sólo sea por respeto a la memoria del Dr. Luis Montes, creo que es mejor no regularlo mientras gobierne un partido en cuya cúpula son mayoría quienes, en lugar de legislar en base a criterios estrictamente clínico-asistenciales, puedan antes obedecer a una ideología ultra católica. Regular el derecho a una muerte digna, precisa meditarse con sosiego, y hacerlo en absoluta libertad.

martes, 10 de abril de 2018

VITAMINA D

La vitamina D se relaciona con el síndrome metabólico en mujeres posmenopáusicas
28 de marzo de 2018

Las mujeres posmenopáusicas con deficiencia de vitamina D tienen mayor riesgo de síndrome metabólico que las que tienen niveles suficientes, según sugieren los datos de un estudio de cohorte transversal. Los niveles de 25-hidroxivitamina-D [25 (OH) D] por debajo de 20 ng / ml también se relacionaron con una mayor probabilidad de niveles altos de triglicéridos y colesterol de lipoproteínas de baja densidad (HDL).

"Estos resultados sugieren que el mantenimiento de niveles séricos adecuados de 25 (OH) D en mujeres posmenopáusicas puede reducir el riesgo de desarrollar [síndrome metabólico], una condición que se sabe que está relacionada con los eventos cardiovasculares y la mortalidad en este grupo", escribió. Eneida Boteon Schmitt, MD, de la Facultad de Medicina Botucatu de la Universidad Estatal de Sao Paulo en Brasil, y sus colegas.

DE MINISTROS, GOBIERNOS Y OTRAS HIERBAS

1.- La situación catalana cada día resulta más esperpéntica. El nivel de despropósitos que somos capaces de alcanzar no tiene límites, y la decisión judicial de hoy, solo viene a incrementar la tensión ya existente. Si alguien piensa que esto puede arreglarse solo con autos y sentencias se equivoca. O se hace política o estaremos condenados a correr en un callejón sin salida.

2.- Difícil de entender, que siendo pésima la gestión que se hace del país y del Estado por este gobierno, y sabiendo que el poder judicial ha hecho agua repetidamente ante los tribunales europeos, para algunos ambos merezcan un apoyo ciego. Creo que es muy diferente defender la Constitución, de creer que solo hay una manera de interpretarla.
Mientras la tensión crece. La derecha tiene claro que eso la beneficia. ¿En que beneficia actuar como muleta de esa derecha al PSOE, sin mostrar una posición diferenciada de ella en el asunto catalán? Sabios hay en Ferraz. Pero ¿Y si se están equivocando? Nadie es infalible, o eso me enseñaron.

3.- Solo quien no quiere verlo, ignora que los españoles somos las víctimas de un poder dirigido por una banda canallesca. Es imposible no pensar que se burlan de nosostros cuando dicen que están al servicio de todos los ciudadanos.
Si a eso añadimos que tenemos una jefatura del Estado impuesta por un dictador, que no podemos someter a refrendo; y que la diferencia de trato que dispensa la justicia depende de quien es a quien se juzga, el resultado invita a cuestionar si realmente esto puede definirse como un Estado de Derecho.
¿Qué hay que hacer para que se nos garantice una transparencia absoluta en la administración de lo público que disipe esta duda?.

4.- Gran acuerdo PP-C's sobre pensiones. Recoge lo incumplido con las mínimas desde 2011, no modifica el índice de revalorización, y cada partido interpreta el acuerdo de forma diferente, estando sólo en sintonía con que se aproximan las elecciones y hay que engañar al personal. Si no les aprueban los Presupuestos del Estado, dicen que si no pueden subir las pensiones será por culpa de los demás.
Si esto no es tomar a los españoles por tontos, que venga Dios y lo vea. Claro que desde el jueves tendremos la bandera a media asta en señal de luto por la muerte del hijo de dios.
Debe ser para que no tenga que venir a la tierra y ver esta nueva cortina de humo electoralista.
¡Qué país!

5.- Demostración de que en el PP les da exactamente igual ocho que ochenta.
El Ministerio de Sanidad acaba de fichar a una alto cargo de Feijóo imputada por homicidio. El fichaje está siendo investigada en un juzgado de Santiago por los retrasos en los tratamientos de la hepatitis C que causaron la muerte a seis pacientes. El juez y la Fiscalía le imputan un doble delito de homicidio imprudente y prevaricación.
Igual lo que busca la ministra es desacreditar aún más la sanidad pública, por si no lo hace suficientemente el hecho de que ella sea la ministra. En cualquier caso, lo que no es cuestionable es que se trata de una provocación innecesaria.
 
6.- !PENSIONISTA! QUE NO TE ENGAÑEN
La revalorización de las pensiones la realiza el gobierno por Decreto, sin necesidad de que para ello se aprueben los Presupuestos Generales.
¿No te lo crees? Pues compruebalo tu mismo. En 2017 si podían y ahora dicen que, o se aprueban los presupuestos, o es imposible revalorizar las..
MENTIRA. COMPRUEBA COMO CONTINÚAN TOMANDONOS POR TONTOS.
LO DICE EL BOE
 
7.- Preysler asegura:
"Rivera ha venido a casa. Mario y él son amigos y en muchas cosas piensan igual"
Gracias Isabel, aunque ya imaginaba que vosotros y el erais tal para cual.
8.- Debe ser por miedo al más allá, sino no se explica. Pero tampoco se explica tanta tolerancia con esto en un estado que en su Constitución se define aconfesional. Este PP, que dice defender la Constitución, solo parece preocupado en su defensa contra lo que a él le parece.

9.- Los cargos públicos de nuestras administraciones (estatal, autonómicas y locales), no pintan nada en estas procesiones católicas.
Si no son creyentes, que no vayan. Y si lo son, que lo hagan entre los asistentes y no como parte de la comitiva oficial.
Esto también es una forma de electoralismo y populismo de salón o paseíllo.
Penoso que se usen los sentimientos religiosos para esos fines. Y la iglesia a esos políticos para los suyos.

10.- Quienes se manifiestan, periodistas que opinan sin tapujos, o artistas que se expresan libremente, son perseguidos a la más mínima. Sin embargo, nadie persigue a los políticos que mienten sin pudor, que niegan lo que es una evidencia, que utilizan sus influencias, que nunca rinden cuentas, ni asumen sus responsabilidades.
Vamos para atrás en lo que respecta a la calidad de nuestra democracia. Y lo peor, sin freno y cuesta abajo.
 
11.- Señores de la oposición. ¿Tan difícil les resultaría poner una demanda, contra quien corresponda, por colocar las banderas a media asta por orden de Cospedal?
Deberían sentir vergüenza por permitir que está señora nos dé un viaje por el pasado franquista, y se vaya de rositas, sin coste político ni jurídico alguno para ella y su partido.

 12.- !Menudos novios tiene la muerte!. Pa habernos matao

13.- Da igual que partido gobierne, si no se cuestiona el sistema, no habrá cambio. Habrá diferencias en como gobiernan con mayor o menor dosis de autoritarismo y de anacronismo, tanto en lo político como en lo social. El problema de fondo está en el sistema político que tenemos.

14.- El hospital de Alzira retorna a la gestión pública. La gestión privada de la sanidad no ha demostrado ser mejor ni más barata. Todo el dinero público derrochado en favor de amiguetes y multinacionales, de haberse puesto a disposición de la investigación, a la sanidad valenciana le habría ido mucho mejor.
A ver cuando empiezan otros a copiar el ejemplo de Alzira, e inician el proceso para revertir a la gestión pública sus hospitales hoy privatizados.

15.-  La clase política española actual, es un reflejo de lo que es el sistema de partidos. Hoy en todos los partidos, estorban quienes más valen, mientras que se consideran como más válidos, quienes se han especializado en el arte de la palmadita al líder. Este sistema sólo premia a los aduladores, y olvida los méritos y el trabajo callado. La consecuencia la vemos cada día: no están los mejores y los partidos van por detrás de los ciudadanos, y cuándo estos se movilizan, siempre pillan a los partidos desubicados, obligados a sumarse a las iniciativas ciudadanas, por carecer ellos de propias.

16.- CADA VEZ QUEDAN MENOS QUE NO ESTÉN PRIGADOS EN ALGÚN ASUNTO
El exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo no solo ha cobrado el sueldo que le correspondía como ministro, sino que también ha percibido una pensión de jubilación durante al menos dos años. Este subsidio, financiado por el Parlamento Europeo, beneficia a todos los antiguos eurodiputados. El exministro recibió durante al menos dos años una doble pensión del Parlamento Europeo que en total sumaba más de 60.000 euros anuales.
 
17.- Cristina "en diferido".
Cifuentes se matriculó en diferido, asistió a clase en diferido, se examinó en diferido, aprobó en diferido, e hizo el trabajo del Master en diferido. Por eso ahora da las explicaciones en diferido, pone la querella en diferido, y se esconde en diferido. No le pidáis que dimita, que no piensa hacerlo, y si lo hiciera, lo haría en diferido, que para eso es la almumna modelo de la escuela de Mari Loli Cospedal.
Banderas a media asta en diferido nos esperan, si cae la Cris.

18.- ¿Para qué sirve reprobar a un ministro? Para nada, porque después de la reprobación siguen con las competencias. La conclusión es que el PP hace y deshace a su antojo.
Pero dicho lo anterior, la pregunta es ¿qué hacen los partidos de la oposición ante eso? Prácticamente tragarse los sapos y nada más, con lo que la reprobación queda como algo meramente testimonial.
Y así estamos. Unos por acción y otros por omisión, la casa se sigue sin barrer.

 19.- Arias Cañete, el devorador de yogures pasados de fecha, a su sueldo como eurocomisario por la gracia de la Marca España de 20.000 euros mensuales, le suma una pensión pagada con fondos públicos y gestionada por una sicav. La cantidad recibida dicen que está declarada y gravada por las autoridades españolas pero nadie dice a cuánto asciende. Puedo afirmar que es superior a la pensión media de un jubilado español

20.- Más nos valdría que el ministro de educación se preocupase de la transparencia en la universidad española (como es su obligación), y se deje de perder el tiempo en cantarle a su "novia la muerte".
Parece que estaban profetizandolo lo de Cifuentes politicamente muerta con su cantico, Catalá, Zoido, Cospedal y Mendez de Vigo.!Que visionarios!

21.- ¿Violencia callejera? Seguramente.
¿Terrorismo y rebelión? A mi entender, NO
¿Es que a alguien se le ha ido la pinza y se ha puesto a jugar con gasolina junto al fuego? Que poco aprendemos de los tropezones que nos pegamos..
¿Alguien en los gobiernos sabe lo que significa "hacer el ridículo?
 
22.-  Vale. Lo de Casado es distinto de lo de Cifuentes,.
Pero ¿Qué nivel de autoexigencia tiene Casado que ni asitió a clase y le convalidaron 18 de 22 asignaturas?.
Perdón, se me olvidaba que existe la ciencia infusa.

23.-  Si nos fijamos en la sonrisa de Mariano, la chulería de Soraya, la prepotencia de Mari Loli, y la mirada de Fatima, todo lo que ocurre puede resultar explicable.

24.-  A ver si lo coges Cris: Tu amiga Espe lamenta que no se lleve dimitir sino "resistir" y se alegra de no tener un máster.

25.- La juez del CIE de Algeciras envía sus órdenes a Zoido con acuse de recibo para evitar más incumplimientos.
Vamos que Zoido dice que respeta las decisiones judiciales,pero no les hace ni puñetero caso. A ver que escusa pone ahora.

26.- El coste laboral español, es un 30% inferior a la media de la eurozona, y permanece estancado desde 2012 habiendo crecido solo 10 céntimos en 2017.
El milagro mariano es que a pesar de esto, ya hemos salido de la crisis. Somos diferentes, de toda la vida.
27.- El Gobierno concedió 26 indultos en 2017, seis de ellos a condenados por corrupción. En el primer trimestre de este año, ha concedido ya 9 indultos, cinco de ellos, más de la mitad, por solicitud de las cofradías de Semana Santa.
Si esto no es propio de un país aconfesional de charanga y pandereta, que alguien lo explique.

LO QUE INSPIRA CIFUENTES

¿Algún compañero de Master, vio a Cristina por clase? Esta señora acostumbra a hacerse ver en cualquier sitio donde va.
Ahora nos dicen sus profes, que publicar las pruebas de que Cifuentes ha hecho el master vulnera la protección de datos. Nunca se puede vulnerar la protección de datos, (y menos tras la que se ha montado) siendo ella un cargo publico. Los ciudadanos tenemos derecho a conocer la verdad sin cortapisas, respecto a la actuación de los representantes públicos.
Lo que ocurriría en un país decente, es que la fiscalía habría actuado ya de oficio porque estamos ante una presunta falsificación de documento por parte de Cifuentes, o de no ser así, debería hacer lo contrario, actuar contra eldiario.es por publicar una información falsa.
Menos mal que hoy se ha conocido, que ya alguna asociación de alumnos universitarios ha llevado el asunto ante la fiscalía, y esta tendrá que intervenir si o si. Porque de no hacerlo, igual, nos encontramos que nadie mueve un dedo.
Alguno personaje seguro que ya estaba pensando, en también obtener cualquier titulo universitario sin tener el menor problema, aprovechando este precedente de Cris,
¿Para que hay que examinarse? Si basta con unos euros, lo mismo que antes a algunos les bastaba con un buen jamón.
Nos guste o no, este pais con Mariano, cada día es más "vintage"
Pregunta a la Sra. Cifuentes:
si usted se atreve (presuntamente) a falsificar el expediente de un máster que solo le sirve para adornar su currículum, porque no lo necesita para ejercer su cargo, ¿de qué no será (presuntamente) usted capaz para mantenerse en el poder?
Esto demuestra que le sobran ambición e impaciencia, pero le falta decencia. Presuntamente, claro.
Solo quien no quiere verlo, ignora que los españoles somos las víctimas de un poder dirigido por una banda canallesca. Es imposible no pensar que se burlan de nosostros cuando dicen que están al servicio de todos los ciudadanos.
Si a eso añadimos que tenemos una jefatura del Estado impuesta por un dictador, que no podemos someter a refrendo; y que la diferencia de trato que dispensa la justicia depende de quien es a quien se juzga, el resultado invita a cuestionar si realmente esto puede definirse como un Estado de Derecho.
¿Qué hay que hacer para que se nos garantice una transparencia absoluta en la administración de lo público que disipe esta duda?.
Cristina "en diferido".
Cifuentes se matriculó en diferido, asistió a clase en diferido, se examinó en diferido, aprobó en diferido, e hizo el trabajo del Master en diferido. Por eso ahora da las explicaciones en diferido, pone la querella en diferido, y se esconde en diferido. No le pidáis que dimita, que no piensa hacerlo, y si lo hiciera, lo haría en diferido, que para eso es la almumna modelo de la escuela de Mari Loli Cospedal.
Banderas a media asta en diferido nos esperan, si cae la Cris.
La presidenta de Madrid se matriculó en su máster de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) tres meses después de que arrancaran las clases. No fue vista en el aula por sus compañeros de curso en todo el año. Tampoco apareció en los exámenes y dos años después de terminar el curso, en 2014, una funcionaria que no estaba asignada a estas tareas, Amalia Calonge, entró en su expediente de forma irregular y cambió dos “no presentados” por dos notables.
No fue este el único papel importante en esta historia de Amalia Calonge. Cifuentes intentó que esa misma funcionaria, tres años más tarde, recogiese su título en su nombre para evitar aparecer ella misma en la secretaría de la Universidad.
Cristina Cifuentes y Amalia Calonge se conocen hace años. En un primer momento, el equipo de la presidenta de Madrid lo negó. “He hablado con la jefa y me dice que no tiene ni idea de quién es”, aseguró una portavoz de la presidenta a eldiario.es. Pero después, en una entrevista en Onda Cero, Cifuentes admitió que sí se conocían, y también que Calonge le acompaño “amablemente” a recoger su título. Este selfie de ambas está hecho ese día: el 16 de noviembre de 2017. Hasta que eldiario.es publicó este escándalo, Calonge tenía esa imagen como foto de perfil en su WhatsApp.
Cifuentes intentó que la misma funcionaria que le cambió las notas recogiese el título del máster en su nombre. Amalia Calonge coincidió con la presidenta de Madrid en la toma de posesión del actual rector. La funcionaria no pudo retirar el título de Cifuentes porque necesitaba un poder notarial


Lo peor del "Extrañó caso del Master en diferido de Cris", no es en sí su caso concreto, sino lo que invita a sospechar sobre como funciona la Universidad Pública española. Penoso si se confirma que por la cara (o por el bolsillo) se puede obtener currículum en ella.

Parece que este caso es un poco especial. Falsificar firmas entra en materia penal. Ahora dirá que ella no ha sido y será verdad que ella personalmente no ha sido, porque tonta no es, pero ¿y lista?¡

Noticia!
La Universidad Rey Juan Carlos impartirá un Master para poder entender lo del Master de Cifuentes.
Abierto el plazo de matrícula. Date prisa antes de que Cifuentes pasé a ser "esa señora de la que usted me habla".

De Ignacio Escolar
"Asusta el cinismo de Cifuentes. Asusta lo barato que sale en España mentir, y lo difícil que resulta que algunos políticos asuman su responsabilidad. Asusta saber que nadie en el PP la cree, pero que todos asumen que es mejor que siga porque quitarla en este momento les viene mal. Asusta que nadie en Ciudadanos se trague sus mentiras, pero que también calculen que electoralmente les viene mejor tocada que hundida, y que por eso aún no la vayan a tumbar. Asusta esa bancada de diputados del PP de Madrid que hoy dan aplausos y ovaciones a Cifuentes con la misma efusividad acrítica con la que antes aplaudieron a Ignacio González, Francisco Granados o Esperanza Aguirre. Exactamente igual.
Asusta el talento de Cifuentes para mentir sin apenas pestañear".

Caso Cifuentes:
Ciudadanos solicita una comisión de investigación para decidir si es tolerante con la impunidad o puede continuar presumiendo de ser un partido que apuesta por la regeneración.
Mientras se decide por una u otra cosa, lo único que les preocupa es la rentabilidad electoral que puedan obtener alargando la agonía del PP madrileño.
Vamos que de partido nuevo y regenerador, na de na, que son más de lo mismo, los alumnos aventajados en la tolerancia que con la corrupción practica el PP.

Increíble pero cierto. ¿De qué más nos tenemos que enterar para que esta caradura dimita? ¿qué más necesita Rivera y su partido para exigirle la dimisión?

Con lo de Cifuentes, algunos perecen haber descubierto la pólvora por sorpresa. Lo que esto demuestra, es que aún perviven las viejas tradiciones entre nosotros, y lo que han hecho es cambiarle el nombre, y ahora llaman "Corrupción" a lo que antes se llamaban "favores".
Esta ha sido la forma habitual de actuar de quienes tenían poder, su forma de hacer las cosas de toda la vida. Aunque ahora muchos se rasgan las vestiduras sorprendidos por como ha funcionado una Universidad, todo el mundo conocía que estas cosas sucedían, pero que nunca se llegó al escándalo por que ese mecanismo de funcionamiento era algo asumido como habitual.
Los "favores" se devolvían por la gente con "padrino" o de buena familia. Y en este caso, lo diferente es que a Cifuentes la han pillado con el carrito del helado, y encima doña Cristina lo ha embrollao con su soberbia y pedantería.
De sorpresa poca.


Poca gente sensata puede ser capaz de entender, por qué Cifuentes sigue en una huída hacia adelante que no la lleva a ninguna parte. Si ella fuese sensata, sabría que no tiene ya escapatoria posible y que cada vez la salida a este asunto es más negra.
Pero ella vive en una realidad paralela, como poco demencial, la de alguien que parece creer sus propias mentiras, y que entre prepotencia y soberbia, hasta parece convencida de que una vez hizo un master de algo. Ella insiste, pero cada vez cava más profundo su pozo.
Y si demencial lo suyo, no lo es menos lo de la cúpula del PP. Por muchos aplausos y selfies en Sevilla, todos saben que Cifuentes ya es un cadáver politico, eso si, víctima del fuego amigo, y eso convierte en más incomprensibles aún esos aplausos de los suyos que lo saben.
¿Es que en el PP madrileño no hay nadie que pueda sustituirla? ¿ de verdad no tienen a nadie para sustituirla? Triste que alguien así gobierne Madrid, y mucho más que alguno de esos forofos que más la aplauden hoy que ya huele a cadaver, pueda acabar siendo el nuevo presidente madrileño.
Y los de Ciudadanos dudando si son galgos o son podencos. PP y C's son tal para cual, y no se puede dilucidar si son más impresentables los del PP por corruptos, que los de C's por actuar como sus complices.


BLANCO Y EN BOTELLA.

Cuentan hoy los medios, que Cristina Cifuentes obtuvo su título de máster en una universidad pública con notas falsificadas. Y lo documentan.
En un país normal y con una universidad decente y transparente, esto no podría ocurrir. El proyecto de master sería público y estaría colgado en la red, y se podría comprobar que es un proyecto real y no el resultado de "un corta pega"
En un país decente, con una democracia y un estado de derecho normales, el cargo público que hubiese hecho esto, habría dimitido ya, pero aquí no pasará nada, porque este no es un país normal, y nada en su política es normal.
Primero le ha tocado pringarse al rector, defendiendo lo indefendible. Luego vendrá su partido, que cerrará filas en torno a esta señora,, como si no existiera un mañana.
Para finalizar nos convenceran de la utilidad del Master Permanente Irrevisable. Ya se sabe que al final todo debe quedarse en "la familia"

 Secuencias

1 El registro de secretaría confirma que Cifuentes no aprobó el máster en 2012. Aunque tanto el rector de la universidad pública madrileña Rey Juan Carlos como Cristina Cifuentes aseguran que aprobó el trabajo de fin de máster el 2 de julio de 2012.
2 Cifuentes cambia ahora de versión y se encomienda a las explicaciones de la universidad.
3 Nadie encuentra el trabajo de fin de máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid.
4 Cristina Cifuentes obtuvo su título de máster en una universidad pública con notas falsificadas.
5 El registro del expediente de Cifuentes modificado dos años después.
6 El PP veta la comparecencia de Cifuentes en la Asamblea este jueves.
7 Rivera pide explicaciones pero ni rompe el pacto ni solicita la dimisión.
8 La misma universidad que regaló un máster a Cifuentes contrató como profesora a su hermana de manera ilegal.
9 El acuerdo entre Ciudadanos y PP para investir a Cifuentes incluye la dimisión por cualquier engaño en el currículum.
10 El profesor del máster falsificado de Cifuentes fue colocado por el PP en el Ayuntamiento de Pozuelo.
11 Cifuentes fue miembro del Consejo de Administración fundacional de la Rey Juan Carlos.
12 El director del máster fue alto cargo de Rajoy en el primer Gobierno de Aznar.
13 El rector de la Rey Juan Carlos atribuye a un error en la transcripción el cambio de las notas de Cifuentes.
14 Opacidad, contrataciones ilegales, plagios y plazas a dedo definen 20 años de la Rey Juan Carlos.
15 TVE recoge el caso de las notas de Cifuentes dando por buena la versión del rector y eludiendo citar a eldiario.es.
16 Estos son los recortadores de becas a los estudiantes. El motivo: no hacen falta.
No se les cae la cara de vergüenza porque para eso hay primero que tener vergüenza.

jueves, 5 de abril de 2018

CIFUENTES: LO NIEGO TODO, INCLUSO LA VERDAD



A los seres humanos se los puede agrupar en dos tipologías: unos, los que antes de tomar una decisión, piensan en lo que pueda provocar; y otros, que no piensan si sus decisiones, pueden afectar a los demás. El caso Cifuentes viene a demostrarnos que los españoles de a pie, estamos rodeados de individuos de esta segunda especie, gente que se pasa por el forro de sus caprichos, todos los valores que nuestros padres nos enseñaron para convivir en sociedad, sin pensar en el daño que con su forma de actuar puedan provocarle a esa sociedad.

El posicionamiento del PP ante el indefendible caso Cifuentes, recuerda a aquel franquismo que en su tramo final se disfrazaba de amable. No reconocía que sus justificaciones de la represión nunca eran suficientes, como ahora son insuficientes las explicaciones de la presidenta madrileña, y con las que solo contribuye a embarrar aún más, el ya cenagoso ambiente que rodea este asunto. De nada valen todas las propuestas que les han formulado para salir del embrollo. Escuchar ayer a esta señora, además de provocar con su prepotencia la nausea, da miedo. Es como si sus predecesores en el cargo se hubiesen reencarnado en ella, como si estuviésemos condenados a vivir una historia interminable de la indecencia política perpetua en la villa y corte. 

Repasar todo lo que acontece alrededor del poder, invita a pensar que en este país hay mas canallas de los que nos podemos imaginar. Que ya no solo están en la política, sino que han llegado también a las universidades publicas. Porque lo que ayer contaba Cifuentes pone en tela de juicio a todo el profesorado de las universidades, como si todos ellos fuesen capaces de aprobar sin exámenes y sin necesidad de asistencia del alumno, aún siendo esta exigible. Lo quieran o no, el relato de ayer, les convierte a muchos en sospechosos, en cómplices, en conniventes, al no dar respuestas claras a las interpelaciones de los medios de comunicación sobre este asunto. Parecen estar en un intento por salvarse a ellos mismos, sin importarles el desprestigio que eso produce a la institución universitaria. 

Si lamentable es el nivel de la clase política, no lo es menos el de los responsables de muchas instituciones públicas como universidades, empresas públicas, entidades sociales. Miedo da pensarlo, y solo reconforta saber, que ni mucho menos eso es generalizable a todas ellas, ni a todo el profesorado universitario, mayoritariamente decente y honesto. Pero el deterioro de la imagen del mundo universitario en general, consecuencia de lo que estamos conociendo por este caso, es innegable. Cualquiera puede pensar, que la universidad se ha convertido en un mercado de títulos para los amiguetes, que el poder, no solo tiene en su mano a la prensa afín, y a los empresarios a los que da dinero y ventajas legales, sino que también tiene sus tentáculos en la universidad. Este caso lo que cuestiona, no es la credibilidad de Cifuentes, sino la de la universidad en general y la de la Universidad Rey Juan Carlos muy en particular. La U. Rey Juan Carlos tiene todas las papeletas para que le sea difícil recuperar su credibilidad

Demasiados nombres del PP en sus filas, para pensar que se trate solo de una coincidencia, ratificado por un catedrático que la ha calificado de "Oficina de colocación del PP y amigos". Los datos conocidos, vienen apuntan en esa dirección, y el descredito por amiguismo se lo ha ganado a pulso. Son muchos los nombres afines al PP, que aparecen vinculados a esa universidad, familiares de la propia Cifuentes, de Ruiz-Gallardón, de Granados, de Mayor Oreja, o el defensor tertuliano del PP Francisco Marhuenda. A eso se añaden cargos del PP como el director del polémico máster, Álvarez Conde; González Trevijano, su antiguo Rector y magistrado del TC propuesto por el PP; el Rector, Fernando Suárez, también del PP, que saltó a la fama por plagio; o su actual rector, Javier Ramos, elegido con la recomendación de Suárez, por todos los amigos y familiares que dominan el claustro. 

Lo importante no es, que también, si Cifuentes miente, si se ha beneficiado de su cargo, o si ha recibido trato de favor, sino hasta donde ha caído la credibilidad de una universidad pública, y como eso cuestiona la legalidad en la concesión de sus títulos. No puede quedar un atisbo de duda, respecto al cumplimiento estricto de la legalidad con la que estos se otorgan, y que se hace en base a los conocimientos y valía, y nunca por amiguismo, pero tantos días de silencio de su profesorado no ayuda a ello. El caso Cifuentes es la punta del iceberg, que ha permitido visualizar las dudas sobre el correcto funcionamiento de la universidad española, muchos ya han verbalizado antes, sin llegar a convertirse en un asunto mediático como si lo es ahora. La universidad no puede permanecer callada y con ello otorgar, mientras Cifuentes afirma que, aunque existen normas y procedimientos, lo más normal es no cumplirlos, y que cumplir la regla es la excepción. Eso siembra dudas sobre la cualificación que otorgan esos títulos a nuestros titulados como Master. Y tampoco es entendible su silencio, mientras Cifuentes afirma que, si en la tramitación se produjeron fallos, o hay falsificación de firmas, no es ella sino la universidad quién debe dar explicaciones. Los alumnos y sus padres, que con enorme esfuerzo personal y económico hayan cursado un Master, no se merecen ese silencio.

En el PP, para sostener sus mentiras, nunca se duda en desprestigiar a quien haga falta, a las instituciones públicas, a los funcionarios, a la policía, y ahora, como lo necesitan, sin rubor lo hacen con la universidad pública. Y como siempre que no tienen respuestas, su salida es la misma, derivar a los jueces para que estos busquen la verdad, aunque ellos la conozcan a fondo. La U. Rey Juan Carlos debería desmentir a Cifuentes y al PP por toda esta sarta de mentiras, y si no lo hace, está admitiendo que ha existido un trato de favor a mucha gente por su proximidad PP. Lo hagan o no, el daño causado es difícilmente reparable, y el descrédito y el desprestigio provocado a las universidades públicas, madrileña y española, serán difíciles de restituir. Aún no es tarde, y bien harían cortando de raíz cualquier duda sobre la transparencia de su funcionamiento, hoy cuestionado. Cifuentes es lista, y se ha aprovechado de como funciona el circo, y sencillamente, se les ha adelantado a los de su partido. 

Todo es predecible ya en la política española. Cifuentes ayer parecía querer convencerse a sí misma de que el PP y C´s le van a permitir quedarse, que esto ha sido solo un mal trago, se sabe un cadáver político, aunque hable de linchamiento.  Cifuentes es la reina del cinismo, porque solo así, alguien puede admitir que todo lo que se ha publicado es verdad, y anunciar una querella penal contra el mensajero. Luego tenemos a la oposición: el PSOE anuncia una moción de censura; Unidos Podemos pide su dimisión; C's le mantiene su apoyo, y disimula su tolerancia proponiendo una comisión de investigación. Predecible todo, porque cada uno tenía un papel encomendado, y no ha habido sorpresas. Si existiese un poco de sentido común, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos forzarían la dimisión de esta señora y del Rector de la URJC por el bien de las instituciones madrileñas, más cuando ya una de las firmantes del acta del tribunal, reconoce que su firma ha sido falsificada.

 Si no lo hacen, el panorama que se nos presenta a los que apostamos por la justicia social en este país, cada vez es más pesimista. Si alguien nunca se sale del guion, ese es M. Rajoy. Le muestra su apoyo públicamente a Cifuentes, como ha hecho con tantos correligionarios de su partido a los que después acababa diciendo no conocer. Todo dentro de la lógica, porque si M. Rajoy no ha dimitido con lo que ya le ha caído a su partido, no puede pensar que Cifuentes deba hacerlo por haber faltado a clase. 

Tampoco ha defraudado en lo previsto Ciudadanos, que, como siempre, a las primeras de cambio, no puede evitar que se le vea el plumero, y no precisamente el de quitar el polvo.

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...