jueves, 8 de febrero de 2018

PIENSO, LUEGO ESCRIBO

A) Antes al españolito le condicionaba el miedo. Ahora le hemos añadido la resignación.

B) Una cosa es denunciar públicamente la manipulación y el engaño que se hace con promesas populistas que son inalcanzables, intentando demostrar que solo persiguen alcanzar el poder pero no transformar la sociedad.

Pero otra es que eso se utilice como excusa para así renunciar a una parte de nuestra propia ideología, convencidos de que así se nos diferenciará de ellas. Eso es caer en otra forma de populismo, solo que dirigida a otra parte distinta del electorado.

Como dice Sabina, "lo niego todo, aquellos polvos y estos lodos". Buen domingo

C) El mayor invento del sistema capitalista, no son los mercados. Es el pobre de derechas.

D) JxCat exige que Puigdemont sea votado en el Parlament, y que después su nombramiento sea suspendido por el Constitucional y acepte ser presidente simbólico desde Bruselas.

¿Y para cuando dejamos el triple salto mortal con doble tirabuzon en el alambre y sin colchoneta?
Se está bromeando, porque en serio no puede plantearse. ¿Qué tal si se elige otra persona y empiezan a andar?


E) Muchos en política siempre sonrien. Parecen disfrutar hablando de honestidad, de como actúan en beneficio de todos, en la defensa de los ciudadanos. Ese es el argumento más repetido por un cargo publico para justificar su actuación, ya sea acertada o errónea.

Pero a esos mismos, luego no les temblará el pulso ni admitirán, haberse dejado engatusar por el reconocimiento publico y el halago fácil. Eso me hace preguntarme ¿cuánta gente se vende? Aparentemente, sigue siendo la misma gente valida, la que ayer estaba comprometida en la defensa del interés colectivo. Pero a los que les ha bastado un nombramiento, o la promesa de un ascenso en la escalera, para anteponer su propio interés a la ideología y al interés colectivo. 

Y es que el propio interés, también se defiende con la boca cerrada ¿Cuántos alcaldes o concejales habrán pensado, que si levantaban la voz, estaban perjudicando a sus pueblos? Muchos. Y ¿cuántos han pensado que al hacerlo, además, también se perjudicaban ellos? Todos.

Quienes así actúan, un día, cuando ya no tengan cargo, se darán cuenta de que antes de traicionar a quienes confiaron en ellos, se han traicionado a ellos mismos. No son consciente de que este viaje, les dejara heridas abiertas, que aunque ellos las crean curadas, siempre acaban por abrirse de nuevo. Es la penitencia por una indecente negación a lo que siempre creyeron y expresaron.

El día menos esperado, en el momento más inoportuno.


F) Que ingrata es la política. Se permite hablar un cuarto de hora a quienes repiten lo de siempre, y se le retira la palabra a alguien que lleva cuarenta años luchando por su partido, porque para su despedida utiliza más de dos minutos.

Conduciendo así, el autobús vuelca seguro.
Haganselo mirar por favor.


G) La política es el arte de transformar una realidad negativa, el marcarse un objetivo y nunca rendirse, trabajar decidido a gestionar tanto las realidades como los sueños de los ciudadanos. Que 9,3 millones de españoles y españolas en edad de trabajar, estén en riesgo de pobreza, solo puede significar que el gobierno que tenemos ni está preocupado por transformar lo negativo, que se ha rendido a los intereses del poder económico, y que le importa un comino si se cumplen o no los sueños de los ciudadanos. 

H) La vida consiste en decidir entre si vivir el presenta resignado y preso del miedo, o utilizar el presente para definir un futuro capaz de ilusionar. La política pertenece a los ciudadanos, no a los iluminados, a los profetas o a los tecnócratas, y eso parece que se nos ha olvidado.

Los grandes perjudicados de ese olvido, los de siempre: los jóvenes y las personas mayores de 45 años. Mariano, no.


I) La derecha española hace populismo, porque sólo así puede calificarse que utilicen el dolor de las víctimas y sus familias para justificar el endurecimiento de la prisión permanente revisable.
¿Alguien ha pensado, en si no sería mejor la prevención, tanto educativa como con mejor dotación de recursos para las fuerzas de seguridad del Estado?

Pues no. Aquí la única solución que se les ocurre es vulnerar el ordenamiento jurídico, puesto que la pena de prisión es para reinsertar, y si el preso no lo hace, que lo determine un juez, y no los partidos políticos pensando sólo en cosechar votos.



J) El cerebro humano es complicado, tanto que en ocasiones parece tener vida propia, independientemente del resto de nuestro cuerpo ¿Quien no ha tenido en alguna ocasión, la sensación de que una situación ya la ha vivido antes? A este curioso fenómeno se le conoce como “déjà vu”.
No es algo paranormal, para algunos es hasta frecuente, y no por eso deja de ser ciertamente curioso. Quien percibe un “dejá vu” siente estar viviendo algo que le resulta familiar, pero que a la vez también le resulta extraño. Tiene relación con nuestras creaciones oníricas, por eso parece lógico que con frecuencia ocurra entre quienes nos confesamos soñadores. Y muchos hemos estado en política, precisamente por ser soñadores.

Hoy están en la politica gentes propensas al "deja vu", pero también muchos dispuestos a prometer un “jamais vu” que viene a ser como lo “nunca visto”. Se sienten inventores, cuando todo está inventado, y harían mucho mejor en preocuparse por copiar bien.

Buenas tardes.


K) ¡Soplan vientos de cambio! afirman unos. Mientras otros, solo ven un muro de metacrilato que hace percibir abiertas las ventanas, pero que es ese muro lo que impide entrar al aire. Siempre los muros más peligrosos fueron los transparentes, esos con los que unos engañan y otros muchos se dejan engañar hasta que tropiezan y se dan de bruces contra ellos. 

Cuando en una organización se prometen cambios, no perseguirlos hasta verlos hechos realidad, se convierte una forma piadosa de ayudarla a morir. De nada sirve repetir mil veces las consignas de cambio, los versos de libertad, los mensajes de igualdad, los abrazos de fraternidad. Para nada valdrán si al final todas y todos sus miembros no se sienten libres, iguales y hermanados.

Cuando eso no ocurre, aparecen las dudas y los cuestionamientos ¿Valieron la pena tantas horas de trabajo quitadas a la familia? ¿tantos viajes a tantas reuniones? ¿elaborar tantos mensajes? ¿se sentirán entonces frustrados, muchos y muchas antes convencidos?¿tanto para esto? ¿Podré volver a pensar que existen consignas de cambio en las que pueda creer?

El mensaje de cambio solo es creíble, si es un grito que brota de dentro. Si es impostado o se lanza por necesidad, no convence a nadie, decepciona a todos.

!Qué buenas! Mejores tardes todavía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...