lunes, 12 de febrero de 2018

HABÍA UNA VEZ UN CIRCO


A diferencia de aquel circo recuerdo de la niñez de muchos, el circo del socialismo albacetense no alegra el corazón, sino que a muchos no sólo nos lo entristece, sino que además nos causa dolor al alma. Primero fue ruido en las redes, mucho, demasiado ruido. Luego un articulo de opinión que pone en mitad de la plaza, y ya subido en el cadalso, a un militante con nombre y apellidos. Su imperdonable pecado, reproducir lo que un medio de comunicación lleva tiempo expandiendo sin que nadie le pare los pies. Tranquilos y tranquilas, que aunque se vulnera la Ley de protección de datos, aún no se ha solicitado la prisión permanente revisable para el hecho.

A nadie le preocupa cazar al autor de la presuntamente calumniosa noticia, sino matar al mensajero. Hoy se conoce una carta a militantes de Albacete, firmada por muchos agraviados, en defensa de los que se sienten más agraviados todavía. Y a mi, que tantas veces tuve que escuchar que había que seguir la estrategia de que “los trapos sucios se lavan en casa”, precisamente por boca de alguno de esos firmantes, en lugar de producirme una sonrisa, me entristece, me duele y me sonroja. Porque no me dirán, que si esa es la regla a cumplir, no la están incumpliendo. Parece que ya no les resulta intolerable, que un militante escriba así sobre otro en un medio, o que se remita una carta, sabiendo que acabará en los medios. ¿Así propician la unidad? Debe ser que esa norma solo rige, en virtud de en que estatus de la militancia se vive. 

No han pensado que el denunciado se defenderá, y hará ruido. Qué lo lógico sería que lo defienda su agrupación por aquello de la presunción de inocencia, y se hará más ruido. Que algún versado en leyes le asesore, y habrá mucho más ruido. E incluso habrá hasta quien le aconseje al denunciado que les pida perdón a los denunciantes, y entonces ya habrá un ruido atronador. Puestos a que no les importe el ruido ¿Por qué contra el medio que lanza la noticia, no arremete nadie? Algunos recordarán aquellos tiempos felices, en los que todas las noticias de ese medio eran tan agradables y agradecidas. Pero como en toda relación interesada en esta vida, de aquellos abrazos (ya extraños entonces), vienen hoy estás reacciones como poco intimidatorias (nada sorprendentes ahora). 

Y es que se pongan como se pongan, el denunciado lo que ha hecho es recoger lo que se afirma en un medio audiovisual. Y si eso es así, perdonen, pero me llama mucho la atención, que no se hayan puesto a pensar, que al actuar de esta manera, están haciendo exactamente lo mismo que denuncian: uno se hace eco de una noticia en un medio, y los otros se hacen eco de unos mensajes en un grupo de whatsapp. Como poco, para hacérselo mirar, y perdonen la expresión, ¡que bajo se ha empeñado en caer el personal!

Seamos optimistas (que muchos me lo piden), y hagamos del pecado virtud. Este es un buen momento para comprobar si la nueva ejecutiva provincial, ha venido a cambiar las cosas y las formas. Dos movimientos puede hacer: por un lado debería salir en defensa del militante, y por otro, invitar a que se denuncie al medio presuntamente calumniador. Pero esperemos a ver que hace, porque mientras la bola crece, la nueva ejecutiva provincial calla. Y como no, eso solo lleva a pensar, que el día 18 hay que visitar las urnas. Nunca me gustaron los mártires, ni en primarias provinciales, y consecuentemente, tampoco en las primarias locales, y huele a eso. Diferencias, que en el caso provincial se respondió desde el minuto uno (no niego que justificadamente) mientras que ahora, la nueva ejecutiva provincial calla (no se si también justificadamente). Pero harían bien de no olvidarse, que en muchas ocasiones son los silencios los que más hablan. 

Para evitar que la bola de nieve siga creciendo, si todo es una difamación, el Secretario General provincial no puede seguir callado, sino que debería hacer gala de la predicada trasparencia. Y que mejor forma de hacerlo que aclarando todo, que publicando todos los datos fehacientes y constatables que alguien cuestiona, y así eliminar la más mínima duda, sobre la falsedad del contenido en las afirmaciones vertidas por ese medio. Y como no, invitar a su vez a los afiliados denunciantes, a denunciar también al medio. En definitiva, está ante una oportunidad única para hacer política: tomando decisiones. 

Cuando algo empieza a producir hedor, lo mejor es ponerse los guantes, lejía, cepillo de raíces, frotar y abrir las ventanas, aunque estos útiles de limpieza no estén expresamente citados en las resoluciones de ningún congreso. Mientras esto se aclara, ¡Quien te ha visto y quien te ve PSOE, otrora mío!

Buenas noches, y a ver si el 13 martes es más brillante que este lunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estupidez

  "Es solo por su estupidez que algunos pueden estar tan seguros de sí mismos". Franz Kafka, escritor checoslovaco. Nunca podemos ...