jueves, 22 de febrero de 2018

ADIÓS FORGES


Hoy he ido al médico.
¿y qué te ha dicho?
¡Que huya!

Pocas mañanas al levantarse uno, siente la rabia que hoy sentí cuando mi hijo me dio la noticia de la muerte de Forges.

Con el se nos van cincuenta años de nuestra historia reciente, concentrados en un lápiz. Ha sido el humorista de la vida de muchos de nosotros, alguien que se convirtió en un compañero cada mañana desde allá por los años setenta, cuando con dos trazos de su lápiz, ponía voz a lo que sentíamos. Se va un maestro del humor, sí un maestro, porque con él todos hemos aprendido a ser críticos, y a reírnos de nosotros mismos. Un analista de su tiempo y un hombre comprometido con su tiempo, que nos ha enseñado con su humor de persona inteligente, como ponerle inteligencia al humor. Un libre pensador, un humanista, un defensor de la libertad, un historiador de este país, posiblemente el historiador más leído, lo que le convierte en genio. Recuerdo su "Historia de aquí" que además de hacerme sonreír, me hizo pensar y me enseño a desear un mundo más justo.

Pocos motivos me quedaban para hacerlo, pero con el se va el único que aún tenía para asomarme a El País.

Gracias por lo que nos dejas y por todos los buenos ratos que nos has hecho pasar. Adiós a alguien que en su lápiz llevaba el corazón, porque era su corazón el que dibujaba. Su muerte ha conseguido lo que pocos hechos en estos tiempos: ponernos a todos de acuerdo en que hoy se nos ha ido un grande.

Que la tierra le sea leve.

miércoles, 21 de febrero de 2018

CINCO COMENTARIOS

Artículo de Rodríguez Ibarra en El País. Con todo el respeto a su pasado: lo que dice para mí es infumable. Claro que para Cebrián será un Cohiba robusto.
 ----------------------------------------
 Acaban de decirme que siempre critíco, pero que nunca propongo nada.

Venga que voy a proponer algunas medidas, a ver que os parecen: Aumentar la fiscalidad a las empresas dedicadas al alquiler de viviendas; Una nueva Ley de arrendamientos que proteja tanto los derechos del propietario como los del inquilino; una regulación oficial de los alquileres de vivienda; un aumento del IBI a las viviendas que se encuentren vacías y adquiridas solo como inversión
Ya se que no me harán caso, puesto que si lo hacen ¿cuándo iban a vender todo el stock de viviendas que poseen los bancos, y los fondos buitre? Nunca. Ya se sabe que a los amigos no se les deben hacer esas putadas.
 ---------------------------------------

Sentencia del TC.

Tanto el catalán, como el galego, el euskera, como cualquier otro idioma del mundo mundial, son ante todo, cultura y conocimiento. Lo que debería hacer un buen gobernante es facilitar que todos los ciudadanos puedan acceder al aprendizaje de cuantos más idiomas mejor.
Claro que si eso ocurre, igual a la gente le importaría más la cultura y como se pisotean nuestros derechos, que la letra sin chicha de un himno, o si debe cantarse en la final de la copa de un rey.
Mu fuerte Mariano, mu fuerte.

-----------------------------------------

Por fin. De Guindos ya ha conseguido su retiro dorado. La parte buena es que hay uno menos aquí. La mala es ¿cuánto ha costado (o nos costará) ponerle allí?

------------------------------------------

Últimamente no suelo ver ese programa, pero anoche vi unos minutos de la entrevista a Cifuentes en la Sexta. Si poco lo veo, el oír a esta señora decir que vive de alquiler y que le quedan 3000 euros en la cuenta corriente, me hizo cambiar de canal.
Lo que vi era falsa modestia, victimismo propio de delincuentes y corruptos, y a alguien alejado de la realidad. La sensación es que le faltó pedir limosna.
¿De verdad piensa que los españoles la podemos creer? Es vergonzoso. O mintió o es una despilfarradora, y ambas cosas la inhabilitan para ejercer un gobierno.
Y lo que más la incapacita: estar convencida de que la "la gente es tonta".

ESTADO DE DESECHO


Repasar hoy los medios de comunicación, obliga a preguntarse, sobre hacia donde camina este país nuestro, tantas veces calificado de Estado de Derecho. Vamos para atrás como los cangrejos. Lo de tener derecho a la libertad de expresión, parece algo que aún no está adaptado a la legislación europea, y se siguen emitiendo sentencias a sabiendas que luego Estrasburgo las tirará para atrás, e incluso en algún caso, obligará a indemnizar al Estado español, (o sea , nos obligará a los españolitos a rascarnos el bolsillo).


Ayer un rapero era sentenciado a tres años y medio de cárcel. Hoy una jueza secuestra el libro "Fariña". Solo el hecho de en lugar de gobierno tener desgobierno, o que vivamos en un nuevo franquismo disfrazado, puede hacer explicable lo que ocurre. Porque junto a este resurgir de la inquisición, vemos como paralelamente, se califica de "algo normal" que un locutor de radio y TV, demuestre con sus comentarios, hasta donde puede estar arraigado el machismo en nuestro país, y leer a gente justificándolo porque está en el uso de su libertad de expresión.


Veamos lo del libro. Su autor se pondrá las botas de vender ejemplares mientras lo retiran o no de librerías e internet, gracias a la publicidad gratuita que esta censura le hace. Tal y como funciona la justicia, hasta dentro de muchos años, no sabremos si existe base jurídica para el secuestro del libro, porque lo lógico hubiese sido denunciar por calumnias a su autor y no retirar la obra. Y muy curioso también, que la denuncia se haga ante una jueza en Madrid, y no en Galicia de donde son el autor y el ex alcalde denunciante. Se quiera o no, esto es un insulto a la inteligencia del respetable, un nuevo intento de poner puertas al campo.


Lo hicieron con los titiriteros, con el Jueves, con Mongolia, siempre intentando amordazar a dibujantes, humoristas o escritores . Parece como si viviesen en un permanente campeonato interno entre los administradores de justicia, a ver quien hace la tontería mas gorda. Ahora dan la imagen de que lo más importante es la defensa del honor de gente de moral dudosa, no vaya a ser que se enfaden, y la caguemos o nos caguemos. Mientras, nadie se explica que partidos con cuentas opacas, faltos de escrúpulos hasta con su electorado, y cómplices de corruptelas y corrupciones, continúen sin ser puestos en su sitio, lo que nos convierte a la sociedad en su cómplice necesario.


Pero aquí no pasa nada. Nuestro sistema judicial, cada vez tiene más lejana la posibilidad de demostrar que es independiente. Lo vemos callar, cuando la ultraderecha ataca en publico a la democracia, a sus instituciones y a las organizaciones que la defienden. Lo vemos enfurecerse, y volverse ágil, cuando se dice algo en contra del poder o de quienes viven en sus alrededores, tanto que por nimio que sea lo dicho, puede ser considerado delito, incluso por solo narrar unos hechos opinables. Y que decir ya, si el comentario es alusivo a la iglesia o la Jefatura del Estado, entonces da igual la forma en que te expreses, te cae la del pulpo.


La Justicia parece que cada vez es menos de todos, y cada vez más una justicia de parte. Por eso Trump nos envidia. Aquí el libro sobre sus tejemanejes, nunca habría visto la luz. No sé como no ha decidido hacerse español por decreto. Mariano y los suyos estarían encantados, y hasta le pedirían una letra para el himno.

lunes, 19 de febrero de 2018

SANIDAD PÚBLICA, MOTIVOS DE QUEJA Y PARA SU CONTINUIDAD




Dicen nuestros mayores que la salud no tiene precio.  Pero si se revisan los datos económicos de nuestro sistema de salud, habría que llevarles la contraria y decirles que, en España hoy, sí lo tiene. Es fácil de comprobar como progresivamente ha ido disminuyendo el presupuesto de la sanidad pública, frente al incremento de las inversiones y de los ingresos en la sanidad privada en estos años. Lo que los recortes han hecho que se desatienda desde lo público, ha encontrado respuesta en la parte privada. Cualquier empresario tiene derecho a invertir para ganar, pero lo grave es que ese beneficio procede de fondos públicos, que en lugar de invertirse en el sistema público, se han abonado por contratar prestaciones en lo privado. Se puede afirmar si temor a equivocarse, que la salud en España, es cada día más un “negocio”.
Salvo excepciones, que en todo existen, a lo que asistimos es a un  desmantelamiento progresivo y sin pausa, de todo lo público. Y lo más llamativo, sin oponer demasiada resistencia, como si no fuésemos conscientes de que se nos está  quitando algo que poseíamos. Visto así, mientras la sanidad pública sigue un progresivo deterioro, la sanidad privada crece, hoy transformada en un negocio que suma cada día nuevos clientes y nuevos ingresos. Y al hablar de sanidad privada, no es de un profesional que abre una consulta para complementar un salario público que ha perdido poder adquisitivo, sino a grandes empresas, multinacionales, aseguradoras y fondos de inversión que han visto en la salud un caladero en el que echar sus redes para aumentar sus beneficios.
El origen del deterioro de lo publico debe buscarse, en que desde 2011, y pese a reiterados mensajes de recuperación en los últimos dos años, se mantienen todas las medidas restrictivas en la sanidad pública, motivo de que presente deficiencias. Por ello podemos afirmar que la situación del sistema sanitario público es fruto de una política bien definida, que persigue su desmantelamiento. Todo forma parte de un modelo para privatizar lo público, que no ha tenido suficiente con afectar a los trabajadores sanitarios y a las dotaciones de medios del sistema, sino que ahora también lo vemos ya como avanza en el campo de la investigación, y a la docencia de las universidades y al conjunto del sistema educativo.
Para esta y otras maniobras, siempre hay una misma justificación: la crisis económica. Los recortes no son exclusivos de una Comunidad Autónoma, sino que estos se han realizado en todas las CCAA, percibidos como una necesidad imperiosa ante la crisis, y no como una brutal agresión al sistema público, que es su verdadero objetivo. En todas las CCAA, la repercusión no ha sido la misma, y en realidad lo que se ha producido es un agravamiento de la brecha ya existente entre CCAA pobres y las más ricas, que solo ha servido para acentuar una desigualdad entre territorios cada vez mayor, por una financiación autonómica injusta e insuficiente.
Ahora nos anuncian que la tendencia está cambiando y que ya existe un repunte de los presupuestos destinados a sanidad. Pocos señalan que ese repunte en financiación, también es diferente según la Comunidad, y que viene a contribuir aún más a la desigualdad antes citada, puesto que no se realiza el mismo esfuerzo en todas ellas. Y tampoco se dice que, pese a ese aumento, todas están muy lejos de sus  cifras de gasto en  2009. No es una u otra Comunidad las que presentan datos de deterioro, sino el conjunto del sistema, y de ello hay que dar las gracias tanto al gobierno central como a los autonómicos, porque ninguno puede negar que cada vez ha invertido menos. Un dato para argumentar esta afirmación: de 2011 a 2015, el gasto público en sanidad pasó de 75.000 a 71.000 millones de euros.
Sin duda la mayor repercusión la hemos sufrido los trabajadores sanitarios, que hoy somos menos en número, y trabajamos en peores condiciones laborales, y con peores salarios. Hemos visto deteriorarse los servicios porque no se han cubierto las bajas, las libranzas, las ausencias, etc., escuchando que para eso no existen recursos económicos, pero si para la contratación de servicios en la sanidad privada, que se han dejado de prestar en la sanidad pública. En los últimos años, la prioridad de las políticas sanitarias nunca ha sido mejorar el sistema público, sino deteriorarlo.
Desde 1983, de forma progresiva, todos los gobiernos han permitido el trasvase de recursos de la sanidad pública a la privada. Aunque esa situación se agravó por el PP con la publicación y aplicación del RDL 16/2012. A esto se añade el hecho de permitir a las compañías de asistencia sanitaria privada seleccionar a sus pacientes, interesadas en atender solo los problemas menores, y nunca los procesos más costosos, para lo que se aseguran antes de la firma de cualquier contrato exigiendo un buen estado de salud del contratante. Y es que cuando se gestionan los cuidados de la salud con criterios de beneficio y según las reglas del mercado, los cuidados se convierten en un negocio. Si la salud se rige por criterios empresariales, deja de ser un bien de utilidad pública, el paciente deja de ser usuario y pasa a ser un cliente, se transforma en un objeto de lucro porque entonces importa más la cuenta de resultados de la institución, que su salud.
Lo vivido en los últimos años demuestra que no ha existido inconveniente en perjudicar el sistema público de salud, si al hacerlo se benefician los sistemas privados, a sabiendas que pocos españoles podrían pagarse una sanidad exclusivamente privada. Si a eso sumamos que la gestión de los servicios públicos tampoco ha sido un dechado de virtudes, el resultado es que muchos ciudadanos piensan en que es mejor la privada. La saturación de los servicios de  las urgencias de los hospitales públicos, o el incremento de las listas de espera, han sido piezas clave en el reforzamiento de esa idea.
Es frecuente escuchar que el elemento fundamental para una buena  asistencia es el hospital. Craso error, porque la realidad es que la saturación hospitalaria es la  consecuencia de haber situado en el centro del modelo asistencial al hospital, el hospitalocentrismo, que ha sido el causante del desmantelamiento de las gerencias de atención primaria. Si en primaria no se cubren las libranzas, no se cubren las vacantes, y hay cupos de más de 2300 pacientes por facultativo, sin una redistribución de recursos en función de demanda, etc., el paciente siempre acude a donde primero se le atiende. Y si la demanda no se atiende en primaria, y eso ocurre cuando una cita para el medico de familia tiene una espera de tres días por ejemplo, lo normal es que ese paciente acuda a un punto de atención continuada o a un servicio de urgencias y los sature, siendo mucho más costosa la asistencia hospitalaria que la del consultorio de primaria.  En este escenario, no se puede decir que los ciudadanos son los culpables de llenar las urgencias, o del mal funcionamiento del sistema. Cualquier trabajador del sistema sanitario público, sabe de sobra que no funciona todo lo bien que debiese y fuese deseable, pero el problema surge en la infradotación en primaria y no en el hospital.
Todo se convierte en un eslabón de la misma cadena, y lo expuesto contribuye a deteriorar y a impulsar el desmantelamiento del sistema sanitario público.  Y aunque por algunos no se quiera admitir, ha sido el modelo neoliberal el que ha hecho suyo como objetivo, apropiarse de la atención a la salud y de todos aquellos sectores cuya utilización es inevitable para el ciudadano. Ahí está lo que cada día ocurre con servicios como la educación, la sanidad, la energía, las pensiones, etc. El neoliberalismo persigue tener a su disposición, todo aquel servicio con el que pueda tener al ciudadano agarrado durante la mayor parte de su vida. Algunos pensaran que afirmar esto es ver fantasmas, pero los datos y como se aplican las correspondientes políticas, sugieren que todo forma parte de un plan bien tejido y estructurado. Nada ocurre por casualidad, y menos cuando hay dinero de por medio.
El sistema sanitario publico está sufriendo un ataque frontal, parte de una estrategia de asalto al llamado Estado del bienestar. Todo parece conducirnos a un modelo que los norteamericanos conocen bien: quien no gane un salario alto (lo que en España es cada vez es más raro), no podrá acceder a estudios, a la atención a su salud, a que se le suministre energía, etc. Esto nos convertirá en un país con una sociedad formada por obreros de salarios baratos, obligados a no poder aspirar a estudios superiores (restringidos para quienes puedan pagárselos),  a no poder afrontar el coste de la asistencia sanitaria, a sufrir la pobreza energética en el hogar, etc. Todos estos son elementos con gran impacto sobre la salud, y sobre la esperanza de vida. Las pensiones en ese contexto dejan de ser un problema, y como dicen en mi tierra, el negocio les sale redondo. Al menos eso me sugiere, ver como se mueven muchas piezas, a la vez o de forma sucesiva: aumenta la edad de jubilación, se deteriora el  servicio sanitario universal,  las pensiones pierden poder adquisitivo, etc. Todo contribuye a un deterioro de la salud de las personas mayores ¿cómo influirá esta situación en el número de pensionistas de nuestro país?
Un país se supone que es de sus ciudadanos, pero en el nuestro, se nos está obligando a asumir situaciones en las que importan más las grandes empresas que sus ciudadanos. Ser una sociedad en la que todos tengamos los mismos derechos, nos obliga a tener que luchar por ellos, y respecto al modelo sanitario, hay que luchar por una Sanidad Pública mejor y de calidad, pero a la vez se debe limitar la sanidad privada como negocio con cargo a la sanidad pública. No digo que no exista la sanidad privada, sino que ella se genere su clientela y sus beneficios por una oferta de mayor calidad que la pública, y no por el deterioro de lo público por un trasvase de los recursos a la privada. La subcontratación de servicios por la pública a la privada, solo puede ser admisible en una situación límite, excepcional y por un tiempo limitado.
Necesitamos un modelo sanitario fruto del consenso y no que cada cuatro años quiera modificarse. Tienen que sentarse los partidos con los sindicatos, las asociaciones de pacientes, las plataformas sociales y sanitarias, los ayuntamientos y las asociaciones de vecinos y desarrollar una ley que garantice la equidad de trato a todos los ciudadanos con independencia a cuales sean sus recursos económicos. La salud no puede acabar siendo un bien solo para quien pueda pagársela, y eso solo se evita incrementando la financiación al sistema sanitario público.
Un servicio público siempre es, y debe ser mejorable. Cierto que hay motivos para la queja sobre un deficitario funcionamiento de lo público, pero hay muchos más para la reivindicación de su continuidad y su mejora. Y en eso debemos estar juntos tanto por los ciudadanos como por los profesionales sanitarios.

sábado, 17 de febrero de 2018

UN PARLAMENTO BLOQUEADO


No es que haya aprendido muchas cosas en la política, pero si me han quedado percepciones que creo que con el tiempo se han convertido en aprendizajes. Hace unos días, leía un post en el blog de Fernando Tellado, profesor y experto en wordpress, y coincidía con él en varias cosas: que cuando estas en política no puedes separar lo público de tu vida privada; que te olvidas de aquello que te llevó a meterte en política, (abstraído por la gestión y los problemas) cuando creías que venías a provocar cambios sociales y devolver ala política la dignidad; que cuando has sido elegido, cada ciudadano es tu jefe; que de nada sirven los posicionamientos frentistas irracionales u oportunistas; o que la transparencia al político le provoca vértigo y le da miedo.
A estas yo le añadiría algunas más: que la mejor manera de equivocarse es cantar victoria antes de tiempo; que hay quien conoce de antemano sus errores y sus equivocaciones; que algunos no dimiten ni echándoles Zotal; que para el ejercicio del cargo público se precisa de madurez, virtud que debe cultivarse todos los días y lamentablemente a muchos se les olvida regar a diario y se les acaba por secar. Cuando estas reglas, básicas, no se tienen en cuenta, ni se respetan, y consecuentemente no se cumplen, empiezan a adoptar conductas y a tomar decisiones que se convierten en un problema y la calidad de la política decae, y esta involuciona.
Parece casi una evidencia hoy, que el poder nubla el entendimiento, y que quienes lo detentan, llegan a creerse infalibles. Por eso los ciudadanos perciben que su primer problema son los políticos en sí, y no su falta de capacidad para ejercitarse en el arte de gobernar. A muchos dirigentes les supone tener que ascender cada día a una montaña, el ejercer una actividad para la que no han estudiado ni se han preparado. De todo lo anterior surgen preguntas ¿Es actualmente el ejercicio de la política un proceso de involución? ¿Estar en el escenario público, llega a impedirnos asumir que existe el error y la equivocación?
Esta reflexión la hago en relación a que nuestro gobierno, parece haberse acostumbrado a que las cosas se resuelvan solas, a que las instituciones por sí mismas generen sus propios mecanismos de corrección, cuando la realidad demuestra que no es así, que lo que no se sanea se pudre, que la manzana podrida acaba con todas las manzanas del cesto. Gobernar es adoptar decisiones, aun cometiendo errores. 

Lo que no es de recibo, es que un país no avance porque en su Parlamento exista un mecanismo que permite bloquear la tramitación de las propuestas de la oposición. Esto es adulterar la representación de los ciudadanos y una forma de convertir la democracia en otra cosa.

EL PSOE Y SU NO APOYO A DE GUINDOS


Que el PSOE marque distancias con el PP en el asunto del nombramiento de De Guindos para la Vicepresidencia del BCE me parece un acierto. Ya está bien de seguir actuando como muleta del PP.
Pero lo que no ha hecho Ferraz es explicar de una forma más sencilla las verdaderas razones para negar ese apoyo, para que los ciudadanos lo entiendan. Y más cuando al PP le ha faltado tiempo para acusar a los socialistas de “falta de patriotismo” por no apoyar a un español para este cargo.
¿A qué español? ¿Al candidato que quiere Merkel? ¿Por qué es el candidato apoyado por Alemania? ¿Cuál será la contrapartida de España con ellos por la Vicepresidencia? Merkel apoya a De Guindos, a cambio de que luego Rajoy apoye a Jens Weidmann para el cargo de presidente del BCE el próximo año.
¿Quién es Jens Wiedmann? Ex asesor de Merkel, uno de los ideólogos de la austeridad expansiva y uno de los máximos responsables de que España sufriera la segunda Recesión en 2012. Como Presidente del Banco Central de Alemania se ha opuesto al presidente Mario Draghi, en su compra de deuda pública española. Si hubiese sido por Weidmann España ya estaría fuera del €uro y habría sufrido una depresión parecida a la de Argentina 2001.
Ahora imaginemos a esta pareja al frente del BCE, un binomio De Guindos-Wiedmann. Una pareja infumable para los países del sur de Europa.
Mariano juega a aquello de ¡¡¡Peor imposible!!!.. La Alemania de Merkel nunca regala nada. Y esto el PSOE debería explicarlo, no argumentar que no se le ha consultado o que desea una mujer en el BCE. El nombramiento responde a que Rajoy es el perrito faldero de Merkel, que le arroja un hueso para que juegue mientras ella se come el filete.

POR EL BULEVAR DE LOS SUEÑOS ROTOS

No me gustan los partidos construidos en pirámide de arriba a abajo. Siempre pensé, que las primarias locales deberían ser anteriores a las provinciales, estas a las regionales, y finalizar con el proceso federal. Sin embargo el sistema establecido en el PSOE, continúa siendo a la inversa, y eso que choca frontalmente con ese mensaje tan de la izquierda de hacer las cosas “de abajo a arriba”. Pero ahí sigue esa secuencia, aunque en las resoluciones del  socialista, ya se recoge la intención de estudiar invertirla, deben ser muchos los asuntos a los que se da prioridad, y esa idea sigue en el cajón de algún despacho esperando su momento. De aplicarse, posiblemente no existiría tanta influencia de lo que ocurre arriba sobre lo que debe ocurrir abajo.
Pero en tanto eso llega, tras las primarias federales, regionales y provinciales, ahora se inicia el proceso de renovación de las ejecutivas locales. En nuestra provincia, el más importante es sin duda el proceso en la capital, ya iniciado y que concluirá el próximo 18 de febrero con la designación de quien ocupará su secretaria general, la de la mayor agrupación de toda , con un censo de afiliados de 870 militantes. No es que no sean importantes en esta provincia las que se celebraran en otras agrupaciones como  y , pero todo apunta a que en éstas el pescado está vendido, y la verdadera disputa se dará en la capital.
En ella concurren dos candidatos de perfiles muy diferentes. Aún podría presentarse alguna otra candidatura, pero no ocurrirá porque, como en las primarias provinciales, supondría una división entre quienes apuestan por el cambio. Vaya por delante que, pese a no tener derecho a voto, de tenerlo, mi apoyo estaría con Francho Tierraseca, pero no se entienda esta afirmación, como un menosprecio a la candidatura de , sino que mi proximidad al proyecto que plantea Francho es mayor. Considero que el proyecto que representa la candidatura de Tierraseca se acerca mucho más a lo hoy necesario para que el socialismo de la capital se renueve. Una idea clara “acabar con la división sistemática de esta Agrupación Local tras cada elección de una Comisión Ejecutiva Municipal” lo que sólo puede verse como algo posible, si se da todo el protagonismo a la militancia, a lo que Francho se compromete.
Luego está mi conocimiento y amistad personal con el candidato, y eso me hace pensar que si alguien puede conseguirlo, es él. Francho Tierraseca tiene un buen curriculum: licenciado en Sociología y Ciencias Políticas, docente desde hace más de veinticinco años, y militante desde que comenzó el presente siglo. Ya fue concejal en el Ayuntamiento de Albacete, y actualmente es miembro del . Siempre he dicho que no me gusta que se concentren muchas responsabilidades en las mismas personas, pero si algunas pueden desempeñar varias, una de esas personas es Francho.
Le he visto fajarse en debates usando argumentos de peso en la defensa de sus posturas, y es uno de los militantes que en el Congreso de  cuando se disputaban la secretaria federal Rubalcaba y la tristemente desaparecida Carme Chacón, defendió en Comisión y consiguió que tuviese que votarse en plenario la propuesta de “un militante un voto”, algo que hoy a todos nos parece algo normal, pero que costó muchas horas de debate conseguir y que en ese congreso fue rechazado por el plenario. Y no todo son bondades en mi opinión. No considero que acertase, quizás mal asesorado, cuando optó por figurar en las listas al  en lugar de hacerlo en las del , en una candidatura para senador pesa la primera letra del apellido.
Pero si acertó eligiendo el momento oportuno para ejercer como portavoz de la ‘Plataforma en apoyo a  en Albacete, aunque se le puede reprochar que fuese reticente a hacer acto de presencia en otras acciones en apoyo a Sánchez anteriores. Pero es innegable que acertó en el cómo y en el cuándo aparecer, y que acertó al anunciar su candidatura a la secretaría general, argumentando su convencimiento y su compromiso, con que era el momento de dar la voz a la militancia, y que el militante no puede enterarse de quien se presenta, por que lo anuncie alguien que ya ostenta un cargo. A Francho no lo postularon, se postuló él. Mi apoyo es sincero, pero sabe que nunca otorgo cheques en blanco.
Quien resulte designado el día 18, tiene por delante mucho trabajo, porque parece que en  no han acabado de enterarse que la sociedad albacetense ha cambiado y si un partido quiere dirigir sus destinos, también tiene que cambiar y adaptarse a lo que sus ciudadanos hoy le demandan. Desde definir que ciudad de Albacete se quiere para este siglo XXI, porque aunque desde el PP se diga lo contrario, esta ciudad ha sido de las más golpeadas por la crisis y por las políticas de austeridad de un gobierno que ha puesto a los ciudadanos al servicio de la economía en lugar de la economía al servicio de todos los albacetenses. Hasta recuperar el interés objetivo que nunca debió aparcarse de colocar como prioridad de la política municipal, a los aspectos sociales y ambientales.
En lo orgánico, se encontrará una agrupación falta de cohesión, con muchos afiliados, con solicitudes de afiliación que duermen el sueño de los justos (Ningún albaceteño se puede dar de alta en el partido desde el 16 de diciembre de 2016), necesitada de saber que significa lo de “trabajar hombro con hombro” con el grupo municipal porque solo así se recuperara el contacto con unos ciudadanos que se han alejado poco a poco del partido en el que la mayoría de elecciones confió. Todo esto se resume en preparar a su partido para la próxima cita electoral, para lo que un partido unido es imprescindible.
Francho puede hacer que mucha gente recupere el orgullo de decir en voz alta “soy militante socialista”. Aunque, de todos los objetivos que se ha marcado, hay uno que merece para mí especial mención. Dice que se propone “abrir las puertas y ventanas de la  e incorporar a todos aquellos socialistas con y sin carné que quieran aportar su visión progresista en esta sede que ha de ser un punto de encuentro y debate de todas las gentes de izquierda de la ciudad bajo el liderazgo del PSOE”. Debería saber que no se lo pondrán fácil desde la almenara toledana, o al menos en todo lo que ese objetivo significa. Francho sabe, que ahora ese objetivo le sería mucho más alcanzable, si en el proceso de primarias regionales, el resultado hubiese sido distinto, y sabe que en ese resultado fue decisiva la no beligerancia del PSOE de Albacete. Pero agua pasada no mueve molino y tendrá que hacer el cesto con los mimbres de los que dispone.
El vencedor de estas primarias, necesita conformar una ejecutiva que refleje la realidad de la militancia de la capital, que es la única manera de que esta se sienta representada en ella. Conseguirlo resulta imprescindible para que los militantes se decidan a trabajar de nuevo por su partido. No se necesita una ejecutiva de gente que se parezca a la gente con la que convive, sino de gente que se sienta albacetense de a pie. Ese es, a mi entender (y siempre con el riesgo de equivocarme), el camino para que el PSOE pueda volver a liderar el futuro de esta ciudad.
Sea Francho o Emilio el triunfador el día 18, acometer todo lo anteriormente expuesto será de su responsabilidad, pero también de quienes en esta ciudad se llenan la boca definiéndose como socialistas. Sea cual sea la decisión de los militantes, yo tengo claras mi preferencias. Pero sobre todo lo que deseo, es que los habitantes de esta ciudad dejen de vagar por un bulevar de los sueños rotos en que para muchos, tanto los gobiernos del PP cómo la falta de unidad de la izquierda, la han convertido.

lunes, 12 de febrero de 2018

HABÍA UNA VEZ UN CIRCO


A diferencia de aquel circo recuerdo de la niñez de muchos, el circo del socialismo albacetense no alegra el corazón, sino que a muchos no sólo nos lo entristece, sino que además nos causa dolor al alma. Primero fue ruido en las redes, mucho, demasiado ruido. Luego un articulo de opinión que pone en mitad de la plaza, y ya subido en el cadalso, a un militante con nombre y apellidos. Su imperdonable pecado, reproducir lo que un medio de comunicación lleva tiempo expandiendo sin que nadie le pare los pies. Tranquilos y tranquilas, que aunque se vulnera la Ley de protección de datos, aún no se ha solicitado la prisión permanente revisable para el hecho.

A nadie le preocupa cazar al autor de la presuntamente calumniosa noticia, sino matar al mensajero. Hoy se conoce una carta a militantes de Albacete, firmada por muchos agraviados, en defensa de los que se sienten más agraviados todavía. Y a mi, que tantas veces tuve que escuchar que había que seguir la estrategia de que “los trapos sucios se lavan en casa”, precisamente por boca de alguno de esos firmantes, en lugar de producirme una sonrisa, me entristece, me duele y me sonroja. Porque no me dirán, que si esa es la regla a cumplir, no la están incumpliendo. Parece que ya no les resulta intolerable, que un militante escriba así sobre otro en un medio, o que se remita una carta, sabiendo que acabará en los medios. ¿Así propician la unidad? Debe ser que esa norma solo rige, en virtud de en que estatus de la militancia se vive. 

No han pensado que el denunciado se defenderá, y hará ruido. Qué lo lógico sería que lo defienda su agrupación por aquello de la presunción de inocencia, y se hará más ruido. Que algún versado en leyes le asesore, y habrá mucho más ruido. E incluso habrá hasta quien le aconseje al denunciado que les pida perdón a los denunciantes, y entonces ya habrá un ruido atronador. Puestos a que no les importe el ruido ¿Por qué contra el medio que lanza la noticia, no arremete nadie? Algunos recordarán aquellos tiempos felices, en los que todas las noticias de ese medio eran tan agradables y agradecidas. Pero como en toda relación interesada en esta vida, de aquellos abrazos (ya extraños entonces), vienen hoy estás reacciones como poco intimidatorias (nada sorprendentes ahora). 

Y es que se pongan como se pongan, el denunciado lo que ha hecho es recoger lo que se afirma en un medio audiovisual. Y si eso es así, perdonen, pero me llama mucho la atención, que no se hayan puesto a pensar, que al actuar de esta manera, están haciendo exactamente lo mismo que denuncian: uno se hace eco de una noticia en un medio, y los otros se hacen eco de unos mensajes en un grupo de whatsapp. Como poco, para hacérselo mirar, y perdonen la expresión, ¡que bajo se ha empeñado en caer el personal!

Seamos optimistas (que muchos me lo piden), y hagamos del pecado virtud. Este es un buen momento para comprobar si la nueva ejecutiva provincial, ha venido a cambiar las cosas y las formas. Dos movimientos puede hacer: por un lado debería salir en defensa del militante, y por otro, invitar a que se denuncie al medio presuntamente calumniador. Pero esperemos a ver que hace, porque mientras la bola crece, la nueva ejecutiva provincial calla. Y como no, eso solo lleva a pensar, que el día 18 hay que visitar las urnas. Nunca me gustaron los mártires, ni en primarias provinciales, y consecuentemente, tampoco en las primarias locales, y huele a eso. Diferencias, que en el caso provincial se respondió desde el minuto uno (no niego que justificadamente) mientras que ahora, la nueva ejecutiva provincial calla (no se si también justificadamente). Pero harían bien de no olvidarse, que en muchas ocasiones son los silencios los que más hablan. 

Para evitar que la bola de nieve siga creciendo, si todo es una difamación, el Secretario General provincial no puede seguir callado, sino que debería hacer gala de la predicada trasparencia. Y que mejor forma de hacerlo que aclarando todo, que publicando todos los datos fehacientes y constatables que alguien cuestiona, y así eliminar la más mínima duda, sobre la falsedad del contenido en las afirmaciones vertidas por ese medio. Y como no, invitar a su vez a los afiliados denunciantes, a denunciar también al medio. En definitiva, está ante una oportunidad única para hacer política: tomando decisiones. 

Cuando algo empieza a producir hedor, lo mejor es ponerse los guantes, lejía, cepillo de raíces, frotar y abrir las ventanas, aunque estos útiles de limpieza no estén expresamente citados en las resoluciones de ningún congreso. Mientras esto se aclara, ¡Quien te ha visto y quien te ve PSOE, otrora mío!

Buenas noches, y a ver si el 13 martes es más brillante que este lunes.

domingo, 11 de febrero de 2018

CURIOSIDADES MIAS

1.- Curioso que molesten y preocupen opiniones personales sobre un partido, y no preocupen los motivos por los qué algunos y algunas deciden marcharse.

2.-
No nos damos cuenta de lo efímeras que son la dicha y la gloria. Y aún peor, cuando nos creemos alguien, y olvidamos que seguimos siendo uno más entre los muchos nadies. El vértigo por alcanzar la altura, nos impide ver más allá. Algunos incluso se sienten con derecho a pisar a aquellos que abandonaron el juego, a los que optaron por hacer el camino solos. Ellos se han vuelto adictos a las fotos, al protagonismo, y por permanecer frente a la cámara, están dispuestos a jugarse todo a una carta.

Aún es pronto para que descubran que sólo somos una historia más. Otra que sigue a otra anterior. Un personaje en una secuencia que se repite, que nunca parece tener final, y en la que siempre el nuevo acaba por hacer bueno al malo de antes.

Fue entonces cuando escribí este corto poema

Me bajé en la estación de los malditos,
y mi tren siguió camino.
Decidí contarle mentiras a mi corazón.
Pero sin poder olvidar,
queriéndome engañar.
Sin cambiar de piel,
Dudando si merezco la mentira o el perdón.
Buscando el momento de seguir de nuevo camino.

3.-Son muchos quienes entran en política, porque les sobra ambición. Pero ni se imaginan lo inmensa que puede llegar a ser, la que poseen los que habitan en el piso de arriba.

EL MILAGRO DE FÁTIMA




Seis años han transcurrido ya de aplicación de la reforma laboral del PP. Cierto que la tasa de paro ha bajado casi diez puntos respecto a 2012. Pero ciertas también más cosas: ha significado más precariedad (salario mínimo para el 32% de los trabajadores); más temporalidad (un 26% de los contratos); mucho fraude (en horas trabajadas que no cotizan); y abusos de los empresarios (por aquello de “si quieres lo tomas y si no lo dejas” que hay cola para coger tu trabajo).

Y tampoco se limitan solo a eso. Ya no tenemos clase media española. Nuestro antes envidiado estado del bienestar, vive sus horas más bajas pese a que se recupera la macro economía. La mayoría de trabajadores ya se resignan a mal vivir, con tal de vivir. A otros pocos ya les basta con sobrevivir. Los jóvenes mejor cualificados se siguen marchando fuera si quieren encontrar un empleo digno. 

Y se puede seguir: existe un crecimiento negativo de la población por mayores fallecimientos que nacimientos. y mal vivir; la corrupción continúa, aunque ahora la consigna es afirmar que es de tiempo pasado, que hoy todo funciona, que nadie nos roba ya, (aunque solo puede creérselo el que se haya golpeado en la cabeza al caer); el futuro es más oscuro que trabajando en el carbón. 

¿Cuál es el verdadero milagro de Fátima? Que a pesar de eso, seguimos callados. Con el freno de nuestras aspiraciones echado. Que nadie se plantea salir a la calle para gritar ¡Ya basta!. Que no nos preguntemos ¿Qué pensaran de nosotros nuestros hijos el día que comprendan la penosa herencia social que les hemos legado? ¿Y nuestros nietos?

Nos os parece un verdadero milagro conseguir eso con la orgullosa raza hispana. El próximo milagro le corresponde a Dolors Monserrat dispuesta a conseguir que si el gobierno lo prohíbe por ley, los españoles no sentiremos dolor. !Animo! Un poco más, y pronto nos podrán intervenir quirúrgicamente sin anestesia.

viernes, 9 de febrero de 2018

EL NUEVO PSOE


No parece el mejor de los inicios, propiciar titulares como El PSOE Provincial de Albacete se renueva al cien por cien”. Sin una sola matización, es permitir que se diga lo que nos agrada oír, en lugar de buscar, desde el primer día, que en toda información referente al nuevo PSOE impere la verdad. Si lo prioritario es trasladar a la opinión publica la idea de que al socialismo de Albacete ha llegado la regeneración, eso exige, para empezar, ser absolutamente riguroso con la información. No sólo se calla y así se otorga, sino que incluso se alimenta esa afirmación. Debe pensarse si al hacerlo así, no se invita al rival político a pensar, que el discurso puede hablar de renovación, pero los hechos hacen pensar que los nuevos responsables siguen actuando como lo hicieron sus predecesores: disfrazando la realidad. Así no se debería haber empezado, sino poniendo los puntos sobre las íes.
Basta buscar en la hemeroteca, los titulares del 4 de marzo de 2012, y compararlos con los del pasado 29 de enero, para comprobar que la afirmación anterior no se ajusta a la verdad, y que son muchos los nombres que ya figuraban en la ejecutiva saliente y que ahora continúan en la nueva. Cierto que con responsabilidades diferentes en la mayoría de los casos, pero también hay quien sigue en la misma secretaría que ya ejercía. ¿Tan difícil es decir la verdad? La renovación será de proyecto, pero no de las personas al cien por cien. Si se puede afirmar en rigor, que en esta nueva ejecutiva no figuran los nombres de quienes en el PSOE de Albacete siempre resultaban los “imprescindibles”.  Eso si es para destacarse, y es lo que indica que, al menos en eso, algo se ha avanzado.
Esta nueva elocutiva, al hablar de renovación, lo que están afirmando es que han hecho suyo el discurso que en el anterior congreso provincial defendía la candidatura no oficialista, el mismo discurso que para muchos miembros de esta nueva ejecutiva, entonces les parecía merecedor del fuego eterno. Esa si es parte del cambio, de la renovación, pero no hablen de una ejecutiva absolutamente renovada, porque no es cierto. Parece un matiz menor, pero con ello se alimenta a los escépticos en creer que se quiere un verdadero cambio. Nadie debería extrañarse de que se tenga la duda de, si los postulados que inspiraron ese discurso se han asumido, o de si por el contrario, nos encontramos sólo ante otra operación de maquillaje que en unos meses conducirá a muchos miembros de las bases a la decepción.
Tampoco ayuda a pensar que las cosas vayan en esa dirección, el hecho de que, como siempre ha ocurrido, en pocas personas se siga concentrando mucho poder. Al institucional que algunos miembros de la nueva ejecutiva ya ostentaban, ahora le suman poder orgánico. Es como si el PSOE de Albacete no contase con banquillo, y sólo existiese un pequeño grupo de elegidos capacitados para jugar de titulares, para ejercer cargos. A los demás, les corresponde chupar banquillo, aplaudir y pagar la cuota. Concentrar mucho poder en pocas personas, es un signo del continuismo de la vieja escuela salobreña, que siempre impuso que lo orgánico y lo institucional debían caminar unidos eternamente. No hace tanto escuchábamos que “elegir un secretario general diferente al presidente equivaliese a debilitar al gobierno” ¿Se está secundando esa opinión? Esperemos que no.
Esa misma manera de actuar era la que, no hace tanto tiempo, enseñaba que antes de plantear una iniciativa como partido, había que pensar si sería compartida desde lo  gubernamental (da igual si en el ámbito de la Junta o la Diputación) porque si no era así, ya se sabía que se estaba perdiendo el tiempo. Si una propuesta no se consideraba buena por la institución, automáticamente se  convertía en algo inasumible por el partido. Es la eterna relación de sometimiento del partido a las instituciones. Para evitar ese problema, el método era infalible, haciendo que ambas responsabilidades recayesen en la misma persona, el problema ya no existía. Partido e institución en perfecta comunión ¿Vuelven o persisten en ese antiguo modelo? Si es así, tampoco en esto se nota la renovación.
Una muy “amplia ejecutiva” ¿Por qué? La sensación es que en el proceso de su elaboración han existido diferentes fases o momentos, fundamentalmente relacionados con la sensación de “arrasamos” de antes de las primarias, y el ajustado resultado final de estas. Se había hecho un esquema de secretarias imprescindibles, y al frente de ellas se colocaron como responsables los  nombres de los y las imprescindibles. Luego, empezaron a ser necesarios algunos compromisos durante la campaña en la búsqueda de consolidar apoyos. El resultado final de esta forma de hacer las cosas, el lógico exceso de compromisos con nombre y apellidos. La solución: aumentar las secretarias, añadir subsecretarias, crear áreas nuevas, e incluso instituir algún premio de consolación.

El final es una ejecutiva con sesenta y un miembros, lo que en principio, (ya solo por su dimensión) la convierte en masificada y poco operativa. Se puede justificar (alguno así lo hace) su amplitud, por la necesidad de dar representación a muchas agrupaciones. Puestos a usar ese argumento ¿no debería entonces haberse dado representación a todas ellas? ¿es que las hay de primera, de segunda y de preferente? La consecuencia es que algunas localidades con agrupaciones históricas y de entidad no se encuentran representadas en ella. El otro argumento para justificar esta composición, es que se quiere que la información llegue a toda la militancia. Un poco absurdo, porque comenzando por las nuevas tecnologías, y siguiendo por la llamada telefónica, eso estaba solucionado. Y si quiere hacerse cara a cara, bastaría con hacer lo que no se ha hecho por la anterior ejecutiva: convocar con mayor frecuencia el Comité provincial que, entre otras cosas, permite someter las decisiones a los representantes de todas las agrupaciones. La renovación prometida, no puede implicar como requisito, hacer una macro ejecutiva.

Tampoco nadie ha explicado porque no se entiende la renovación, con hacer una ejecutiva que reflejase la composición inter generacional del partido en la provincia de Albacete. La mayoría de los militantes supera los cincuenta años, pero al componer la ejecutiva se ha entendido la renovación como un concepto relacionado con la edad. Alguien se olvido que siempre hubo socialistas que, pintando canas, aportaban ideas renovadoras, y gente con pocos años que recordaba a su bisabuelo en sus planteamientos. Y también se olvidó que este partido en Albacete, ya se permitió el lujo imperdonable de perder una generación de socialistas, por el aferramiento al sillón de algunos, relegándoles a nunca alcanzar un puesto en las sucesivas direcciones.

Esos militantes, en su mayoría anónimos, han trabajado altruistamente por su partido y su papel se ha resumido a pegar y pagar: carteles y cuotas. Nunca nadie se acordó de ellos para los cargos. Lo que ahora se hace, por si no se han dado cuenta, implica que otra generación ya queda olvidada para estar en la dirección (salvo los militantes “corcho” esos que siempre flotan). Renovación no puede implicar nunca ingratitud con quienes más le dieron a ese partido. Si se olvidan estas cuestiones al elaborar la ejecutiva, el resultado es el de siempre una ejecutiva tras otra: los perdedores siempre son los jóvenes de antes y los mayores de hoy.
Con este error, lo más grave no es que ellos se sientan perdedores, es que el ganador nunca resulta ser el partido en su conjunto, sino individualmente los mejor posicionados, los que estuvieron el día adecuado en el sitio adecuado o junto al dedo adecuado. Y un detalle, esa forma de confeccionar una ejecutiva, como poco, tiene el riesgo de que la mediocridad pueda tomar asiento en las decisiones. La renovación del PSOE, tiene que pasar por dar un golpe en la mesa, un viraje decidido del timón a la izquierda, pero que además sea perceptible desde fuera.

Importante siempre lo que se ve dese fuera. No crear una Secretaría de Memoria Histórica por lo que ello hubiera significado como signo de identidad, para un partido que dice querer retornar a la izquierda, es un error. Lo mismo sucede con la no creación con rango de secretaria la atención a la Dependencia, otro símbolo de la política socialista. No vale justificarlo como “error involuntario”, una vez llegados aquí, ya ni valen las justificaciones porque no pueden cometerse errores. Pero serían tantos los detalles y los matices que se pueden exponer, que esto más que un articulo resultaría un ensayo.

No puede valer como  único argumento para la satisfacción, que algunos personajes nefastos para el socialismo de Albacete ya no están en ella. Naturalmente que hay mucha gente que se alegra de que esos personajes hayan desaparecido de la escena orgánica, pero eso no puede ser utilizado, como algunos pretenden, para que las bases no deban mirar más allá. La cruda realidad es que esos, en teoría apartados, permanecen en la esfera institucional, con capacidad de decisión política, y no todos ellos son electos. Como siempre ocurrió, se promete a las bases y a los ciudadanos el cielo, lo que siempre acabó demostrándose como un error. Pregúntense ¿Se está en condiciones de prometer que se tocará el cielo? ¿Qué ocurrirá si a las expectativas creadas se las decepciona? La nueva ejecutiva se daría con un canto en los dientes si llega a tocar la niebla que son las nubes bajas, para lo que necesita contar con el apoyo del partido regional.

Si ahora se decepciona de nuevo a los militantes, ¿qué será lo siguiente? ¿cerrar las puertas de la Casa del Pueblo?. La renovación del PSOE en Albacete debe significar modestia, para que las promesas de renovación y de cambio, suenen a compromiso y no a afirmación retorica, que no las convierta en viejas frases usadas para disfrazar un discurso que se dice nuevo. Aprendan de los errores pasados, o mejor aún, de los aciertos de otros. El relato nunca puede tener más importancia  que al proyecto, como se hizo en el anterior congreso, ese es el origen de que hoy estemos donde estamos. Así no resulta fácil confiar en quien puede sostener los cambios de criterio y de compañeros de viaje , sin arrugarse, si con ello el se garantiza seguir.

Coloquen delante las ideas, que esas arrastrarán votos, y no pongan delante los votos que los perderán si detrás no hay ideas. Tomen decisiones y no argumenten para no hacerlo que se está en periodo electoral, como siempre se ha hecho. Aparquen los grandes pronunciamientos y hablen haciendo. "La política ha dejado de ser una política de ideas para convertirse en una política de programas" como afirmaba Tierno. Y como todo el mundo tiene derecho a rectificar y cambiar, dejemos transcurrir los cien días de gracia de un nuevo gobierno. Observemos que rumbo le da al partido esta nueva ejecutiva, pero no prosigan con el exceso de relato (participación, cambio, renovación, etc.) y demuéstrennos que no sufren escasez de proyecto ( como se participa, qué cambios, qué nuevas formas, etc.).

Mientras la nueva ejecutiva se dedica intenta arrancar este nuevo PSOE, a algunos de nosotros, se nos ha pasado el arroz. Atrás se quedaron años de pegadas de carteles celebrando "100 años de honradez" o de lanzar con orgullo el mensaje de "podrán acusarnos de meter la pata pero no la mano". Volver a ese mensaje hoy, es imposible si el cambio no es radical, y el PSOE continúa con paños calientes, en lugar de esforzarse en demostrar que hay firme voluntad de corregir comportamientos pasados. Piensen que es eso lo que ha provocado que algunos que trabajamos durante años con honradez y de forma "altruista" hayamos optado por dejar la militancia, aunque nos duela. Si quieren parar eso, y la sangría de votantes vivida, piensen que igual la solución es tan fácil como mirar a la cara al militante y al ciudadano, y decirle siempre la verdad y nada más que la verdad.

Repito mis mejores deseos de éxito a la nueva ejecutiva. Aunque me temo que a alguno le sobra pragmatismo para mantenerse sentado, el mismo que le falta para intentar cambiar la sociedad. Es demasiado ancho el muro que separa la mentira del perdón. No pueden olvidarse que no tendrán una segunda oportunidad, si ahora fallan a sus militantes y a los ciudadanos.

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...