miércoles, 3 de mayo de 2017

UP Y PSOE A LA VEZ QUE ACIERTAN SE EQUIVOCAN

 
Nadie destaca que los Presupuestos Generales presentados por el PP solo serán apoyados desde los grupos de derecha en el Parlamento español, cuando hace unas semanas todos afirmaban que el PSOE los apoyaría. No parece importar tanto, que esos presupuestos consoliden los recortes al estado de bienestar, porque el foco mediático ahora está puesto en el anuncio de la moción de censura promovida desde UP. No se pretendería, pero se ha conseguido desviar la atención del votante de izquierdas sobre algo tan importante como las cuentas del Estado, y focalizarle en la eterna disputa en la izquierda española.

 Una secuencia de hechos. Llamada de Iglesias a Fernandez, donde le dice que va a presentar una moción de censura. No le especifica ni contenidos, ni candidato, solo se informa de la situación excepcional que vivimos, de las circunstancias extraordinarias que acontecen, y de la voluntad de presentarla. Cinco minutos después UP informa del asunto a los medios. No debió ser suficiente el error cometido repartiendo ministerios unilateralmente, sino que ahora de nuevo se actúa unilateralmente, y se presenta la moción. Iglesias sabía antes de llamar, que no existe entre ambas formaciones confianza suficiente para alcanzar ese acuerdo, pero hace la llamada.

Lo quiera o no, actuando así Iglesias, le da razones a Fernandez para que pueda calificar su comportamiento como “poco serio”. Ambos saben, que detrás de esa falta de confianza, no solo están las cúpulas de los dos partidos, sino que en gran medida a ello han contribuido las redes sociales, donde las descalificaciones, (aun siendo en algún caso justificables) contra el PSOE y muchos de sus miembros, y declaraciones de dirigentes socialistas afirmando que UP es el enemigo y no el PP, han ayudado poco a acercar orillas para pactar nada. Se ha visto como una carga de profundidad de UP, para con un PSOE inmerso en un proceso de elecciones interno. Lo mínimo que podía esperar como respuesta UP, es que se califique su moción de oportunista.

Hoy puede leerse la carta de Fernandez respondiendo a Iglesias. Independientemente de que se comparta o no la decisión de rechazo por la Gestora, el texto de respuesta no parece el idóneo, porque huele a mediocridad, parece hecho con mal tono, puede resultar irrespetuoso, e incluso habrá quien piense que rezuma soberbia. Me pregunto, ¿Era necesario publicar la carta de la respuesta? ¿Es esa la respuesta más adecuada al momento político? Ya se sabe que para gustos los colores, pero no creo necesario usar un grado de agresividad. Y tampoco hubiese estado mal que alguien la revisase antes de enviarla. Contiene un último párrafo y una postdata con exceso de pimienta con lo que se busca lucimiento y no acercamiento. Permite diferentes interpretaciones, la afirmación “reunirse ambos dirigentes resulta inútil”, y UP interpreta que se califica de inútil la moción de censura en sí.

Olvidando las misivas. Si la intención de Iglesias, como afirma, es que Rajoy rinda cuentas en el congreso, para hacerlo no necesita del apoyo de otros grupos parlamentarios. No parece la suya una manera de tender puentes, ver sin matices a todo el  PSOE respondiéndole, en lugar de leer quien firma la contestación, que es una Gestora, olvidándose al hacerlo así, que hay muchos militantes, simpatizantes y votantes del PSOE que no están de acuerdo con las decisiones que desde su constitución ha adoptado esa Gestora y que esperan con las primarias cambiar esa situación.

Otro dato. Iglesias afirma que vista la respuesta, el PSOE no cambia. ¿Se plantea alguien en el partido de Iglesias, que el acercamiento del PSOE podría producirse con UP pero no con Iglesias? ¿Por qué si la Gestora no es todo el PSOE, Iglesias tiene que ser todo Podemos? Las distancias no son una cuestión de los militantes, sino de las cúpulas. En UP, muchos ya fabrican coronas fúnebres para el entierro del PSOE, pero puede que se equivoquen, quienes piensan que por no apoyar la moción de Iglesias el PSOE obligatoriamente se dirige hacia el abismo, igual es que olvidan, que esa moción tiene su talón de Aquiles en ser, hoy por hoy, una moción unilateral, con las ventajas e inconvenientes que ello representa.

Sería absurdo no admitir, que el PSOE salió de las Generales tocado, y que lo acontecido en el Comité Federal de octubre, le ha dejado más tocado aún. Pero que en el momento en que trata de recomponerse, desde UP se le lance un nuevo torpedo a la línea de flotación, solo da la razón a quienes ven en el partido de Iglesias al enemigo y no al socio. Si se quería un acercamiento, se habría esperado unas semanas para intentar el dialogo con la nueva Ejecutiva, en lugar de hacerlo con una Gestora que, independientemente de no compartir su impulso a la abstención, tampoco tiene absoluta libertad de movimiento y eso es imprescindible en un interlocutor con el que se quieren buscar puntos de encuentro.

Y por si aún no es suficiente, se ha rematado el intento de acercamiento convocando una manifestación el día anterior a la votación para SG del PSOE. Igual Iglesias espera que en el PSOE se le agradezca que la convocatoria no se ha hecho en la  calle Ferraz. Visto el escenario, el PSOE debe girara a su izquierda, y UP haría bien en avanzar en solidez y coherencia, si se plantean seriamente una alianza, que además, solo parece imaginable con Sánchez en la SG socialista, y ambos buscar una alianza a la portuguesa. No estaría de más que alguien en Podemos se plantease, si no sería más importante que entre Psoe y UP sumen una mayoría que permita una alternativa de izquierda en este país, frente a lo que parece ser su objetivo, legitimo, de ganar en votos al PSOE y así conseguir su ansiado sorpasso.

Mientras falta estrategia política en la izquierda, y le sobra ruido mediático, Rajoy y su banda siguen con mayoría en las Instituciones del Estado, deteriorándose con ello la calidad de nuestra democracia. En mi opinión, UP y PSOE a la vez que aciertan se equivocan, en un movimiento reciproco. Naturalmente que hay  motivos sobrados para presentar una moción de censura, pero si no se cuidan las formas, la sensación es que UP solo persigue quedar bien ante unos ciudadanos cansados de que les roben, de paso cepillarse al PSOE, pero no echar a Rajoy de verdad. No dudo en calificar la postura del PSOE de falta de vista, pero tampoco en señalar a la de UP como falta de miras.


Para el ciudadano de a pie unos tienen demasiada gente aferrada a un cargo, y otros demasiados politólogos estrategas. Entre unos y otros la casa sin barrer, y los ciudadanos cada día tenemos menos esperanzas de ver un gobierno decente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...