sábado, 27 de mayo de 2017

LAS PRISAS SON MALAS PARA LIBRARNOS DE RAJOY


Soy un convencido, que para salvaguardar la salud democrática de nuestro país, se debe intentar sacar del gobierno a este PP corrupto, y pronto. Los recientes acontecimientos que han sucedido en el Poder Judicial, no hacen sino ahondar en esa necesidad. Desde que se mantenga en sus cargos a un Ministro, un Fiscal General y un Fiscal Anticorrupción pese a estar reprobados en el Parlamento; y que en estos días a eso se le sumen ceses y nombramientos teledirigidos desde el Ejecutivo, son la constatación de que el Ejecutivo es impermeable al rechazo que sus actuaciones puedan encontrar entre los miembros de la Judicatura, las asociaciones de jueces y fiscales, y del conjunto de los ciudadanos. Todo esto sirve para poner en cuestión, si en realidad somos un estado de derecho, o solamente un estado de la derecha.

Estos acontecimientos pueden hacer que parezca plausible la Moción de censura presentada por UP contra Rajoy, e incluso oportuna. Pero al contrario, resulta un error por extemporánea, dada la división de fuerzas existente en el Parlamento español,y porque una moción de censura, no solo es para quitar al presidente del gobierno, sino para poner a otro a Gobernar. Lo primero ya he dicho que me parece deseable, pero lo segundo necesita su tiempo, y en la actual situación parlamentaria precisa de una negociación previa y sin prisas. Si no se plantea así, no se estará hablando de una Moción con posibilidades de triunfo sino de otra cosa. Creo que haría bien UP en hacerle caso a sus socios de Compromís. Hoy se reafirma en que no lo hará y que seguirá adelante con esta iniciativa.

Quien me lee, sabe que siempre me he manifestado favorable a un encuentro de las fuerzas de izquierda, como única posibilidad de cambio de gobierno, y está podría ser una ocasión para ello. Pero me pregunto si en UP es eso también un objetivo a corto plazo o no lo es. No sé si alguien en UP ha pensado, que en el actual escenario político, y con el control mediático ejercido desde Génova 13, su iniciativa puede acabar tachada de ridiculez y que acabe convertida en un elemento que espante a parte de su electorado. Si el PP maneja sus resortes de poder, la moción será utilizada para mostrar la soledad, la impotencia y la incapacidad de UP para lograr consensos, y con ellos a toda la izquierda. Sin hablar con nadie antes, sin negociar nada antes, sino recurriendo a la política de hechos consumados, nunca ha podido suponer Iglesias que los demás la iban a admitir sin rechistar. Si la moción no se gana, lo que acabará provocando es el reforzamiento de Rajoy.

Si por la cabeza de Iglesias en algún momento ha llegado a pasar que pudiese existir un atisbo de apoyo en el partido al que él se lo negó no hace tanto tiempo, habría que tacharle de necio, e Iglesias puede ser otras cosas, pero desde luego no un descerebrado que da puntadas sin hilo. Todo apunta, no a que le esté pidiendo peras al olmo sin saberlo, sino a que lo que quiere es talar el olmo, y de paso colgarse la medalla de ser el único leñador anti corruptos del país. Rajoy fuera sí, pero si el objetivo no es ganar la moción y sacarle del gobierno, se eternizará en la Moncloa. Las prisas son malas consejeras en muchas cosas, y aquí también

lunes, 22 de mayo de 2017

Sanchez, la oportunidad de demostrar qué es, o qué no es

El PSOE no es un partido raro, sino un partido como todos los demás, en el que los militantes siempre acaban demostrando ser mejores que sus representantes. Con su participación masiva de ayer, una mayoría de militantes  socialistas ha apostado por una socialdemocracia española que no quiere que sea cómplice de las políticas neoliberales, como si lo ha sido en otros países europeos, lo que la ha situado en riesgo de desaparición en los mismos. Una mayoría que ayer alzo su voz para decir que estaba hastiada de mantener su partido con unas estructuras anticuadas, y donde el poder era ejercido en exclusiva por un grupo de notables, y que se lo reparten internamente entre quienes lo integran. Ese núcleo de poder, se ha sentido con derecho a ningunear a una militancia con la que solo ha contado, cuando ha interesado a sus miembros, pero que ayer le plantó cara y dijo ¡basta!

Fue ayer, cuando en contra de lo que parecía indicar la lógica de los avezados de la política, Sánchez se convertía por segunda vez en Secretario General del PSOE, alcanzando una victoria por algunos cuestionada, pero verdaderamente incuestionable. Sánchez contra pronóstico de los pronosticadores, se ha permitido renacer de sus cenizas y regresar a la Secretaría General, y hacerlo  con más poder del que tuvo antes. Esta vez no ha  contado con el apoyo, de quienes en sus anteriores primarias, Sanchez creyó que le apoyaban, pero que en realidad lo hicieron, por creerlo dócil y manipulable. Pese a no contar con ese apoyo, si se repasa el resultado electoral y se analiza el recuento de votos, la victoria de Sanchez hay que entenderla como contundente.

A la favorita Diaz, le ha ocurrido lo mismo que hace unos meses a Hillary. Ella estaba tan confiada en su victoria, que solo se puso a trabajar, cuando se dio cuenta que el tirón de Sanchez entre la militancia no se desinflaba como sus asesores esperaban, pero ya era demasiado tarde para sus aspiraciones. Ni su propuesta de representar a “un PSOE ganador” le ha servido para evitar un resultado en votos, inferior incluso al número de avales que presentó como candidata, lo que permite muchas lecturas. Y lo que es peor para su imagen, la Díaz de ayer noche, no se parecía en nada a la del “tengo abierta la mano”, "todo mi cariño..." o "a mí me gusta ganar". Con su aptitud tras el recuento, hizo sonar sus frases a hipocresía populista.

Parece que algún estratega del equipo e Diaz, no tuvo suficiente aprendizaje en la lección de hartazgo que dieron las bases socialistas en 1997, cuando eligieron a Borrell frente a Almunia, también favorito de la dirección. Si el estratega es el mismo de entonces, ha vuelto a chocar contra el muro de la libertad de decisión del militante. Pero eso pasa hoy a un segundo plano, porque lo evidente ahora es que sobre todo ha sido derrotada la manipulación mediática, esa que se reflejaba en las portadas de muchos medios y en los mensajes de muchos tertulianos, que solo defendían sus intereses, pero deformaban la realidad y hacían ver que su defensa era de los intereses generales del país. Diarios como El País, ABC, LA Razón y El Mundo, hoy confirman esa sospecha, y por eso se han despachado a gusto con mensajes como "El PSOE se radicaliza", o "España se rompe". Sobre todo, meceré mención cum laude la editorial de El País de hoy, como poco, impropia de un diario que se dice progresista.

Y junto a la manipulación mediática, también ha sido derrotada la arrogancia, la complicidad, los enchufados, una gestora poco imparcial, y unos “barones" que veían la paja en el ojo ajeno y no la alpaca en el propio. La victoria de Sanchez, tiene el mérito de obtenerla frente a los de siempre, aunque debe ser sabedor de que gestionarla precisa de algo más que lo hasta ahora demostrado por el nuevo Secretario General. Pese a esa dificultad, Sanchez está en condiciones de recuperar gran parte del terreno perdido por el PSOE en los últimos años, pero para conseguirlo debe jugar sus bazas con inteligencia, generosidad y prudencia. Su intervención de anoche apuntó esas tres cualidades.

Porque lo más prudente hoy por parte de Sanchez, es no echar las campanas al vuelo, sabedor de que su tarea no solo consistirá en construir un nuevo partido donde quepan todos y todas, si no que simultáneamente, tendrá que demostrar que ha aprendido a cuidarse de nuevas traiciones y puñaladas por la espalda. No es extraño que suponga, que los que ya conspiraron para defenestrarle una vez, ahora no acepten de buen grado el nuevo rumbo que deberá tomar el PSOE. Es más, la comparecencia de Díaz ayer tras su derrota, no permite pronosticar que desde hoy no se vaya a encontrar resistencias.

Si todos dicen públicamente, que a partir de hoy hay que remar juntos, no solo deberá hacerlo Sanchez, sino también sus dos competidores ayer y todos los militantes, independientemente del candidato que contó con su apoyo. Lo que no resultaría inteligente por parte de nadie, es que sintiéndose del PSOE, aunque no hayan apoyado a Sanchez, prefieran quemar el barco, antes que permitir que la dirija alguien que no es su timonel favorito, porque lo quieran o no, si es el compañero al que la mayoría de tripulantes le ha entregado la responsabilidad del timón. Lo absurdo no solo sería provocar el incendio, también lo es preferir quedarse en puerto y no embarcar.

Ya no habrá excusas, para que este PSOE no esté al lado de la clase trabajadora. Ahora nos falta por conocer, si  votantes  y  militantes están en la misma sintonía, y aquellos apoyan el rumbo decidido ayer por estos últimos . Es hora de  que en el PSOE se trabaje por recuperar a los votantes perdidos. Y para quienes aún desconfían de su figura, ayer las urnas le han vuelto a dar a Sanchez la oportunidad de demostrar qué es, o qué no es. Y esa duda, es la primera que debe quedar despejada.


martes, 9 de mayo de 2017

EL MINISTRO MENTIROSO

Se califica de mentiroso a quien acostumbra a mentir. El calificativo es sinónimo de embustero, farsante, tramposo, Y, curiosamente, antónimo de “franco”, lo que tiene morbo en este país nuestro.

Que al frente del ministerio de Justicia, Rajoy mantenga a Rafael Catalá, un personaje que miente compulsivamente cuando el interés de su partido así lo requiere, es actuar de manera impropia para el gobierno de un país europeo. En países de nuestro entorno, un solo error en el curriculum, ha sido motivo suficiente para ceses fulminantes de cargos públicos. Pero esto es España y aquí lo que se tiene en cuenta es cuanto sabes sobre quien te puede nombrar y cesar, y en eso parece que Catalá tiene un airbag contra accidente. 


Este señor, mintió en sede parlamentaria en 2015 a propósito de la privatización del Registro civil. En octubre de ese mismo año, volvió a hacerlo sobre las inversiones que se realizarían en Marbella con el importe de las multas del caso “Malaya”. En febrero de este año, ha vuelto a mentir en referencia al caso del presidente de la Comunidad de Murcia. Y hace unos días ha mentido, calificando de falsos los intentos de cese a los fiscales de la Operación Lezo por parte del Fiscal Jefe anti corrupción, cuando conocía que eran ciertos.


Catalá debe pensar que el poder judicial está militarizado, y por eso considera que lo que es “anómalo” no es que se trate de impedir la actuación de un fiscal, sino que las fiscales no hagan caso a su jefe y firmen lo que esté les diga. Pero lo que peor le sienta, no es que la orden de que los fiscales se rebelen, sino que los ciudadanos lo sepan. Para él, todo es una cuestión de jerarquías y si el jefe dice “blanco”, los subordinados tienen que hacer lo negro blanco. No le importa que el jefe ejerza presiones en su trabajo, porque para él, el delito no son las presiones, sino el hecho de no haberlas denunciado.

Una persona mentirosa no merece un mínimo de respeto, y jamás puede mantener una trayectoria honesta. No son creíbles las decisiones tomadas por un mentiroso. No son justas las decisiones de un mentiroso. Un mentiroso al frente del ministerio de Justicia invita a pensar al ciudadano que la existencia de mafias organizadas no es un asunto exclusivo de las películas. Si las mentiras no son cortadas a tiempo, el mentiroso se siente reforzado por la sensación de impunidad. Que Rajoy mantenga en el cargo a un ministro mentiroso, es un atentado contra lo dignidad de los ciudadanos que se merecen una mejor justicia.

lunes, 8 de mayo de 2017

LOS ERRORES DEL EQUIPO DE DIAZ

El planteamiento de Susana Díaz de convertir el proceso de recogida de avales en una exhibición de su fuerza en todas las federaciones, no solo ha fracasado, sino que se ha convertido en una demostración de la ceguera política con la que sus asesores de campaña se manejan. Debieron pensar que contar a su favor con tertulianos, medios de comunicación y el apoyo de todo el que tiene un nombre en el partido, les sería suficiente para arrasar. Fallaron en un pequeño detalle, no se dieron cuenta de que la militancia está bastante cabreada, de ver como al partido de sus amores le han desviado de su ideología.

Eso explica, que todo lo que hoy huele a continuidad, sea para esa militancia un motivo de rechazo. El militante se siente traicionada por la abstención que ha permitido continuar gobernando a Rajoy. Lo que la gestora creía un cambio justificado del secretario general por el bien del PSOE, ha acabado viéndose como un cambio para que quienes lo propiciaron  puedan quedarse con el solar, y eso ha convertido a Sanchez en el mártir de su ambición, y en el símbolo del rechazo a la decisión de abstención que la Gestora impulsó. A Sanchez le está bastando con poner en valor, el “socialista y obrero” de las siglas del PSOE, para lograr que quienes veían su dignidad perdida para siempre, se enorgullezcan de que Sanchez pretenda recuperar el significado de esas siglas. Es una invitación a la militancia socialista a sentirse de nuevo rebeldes con causa.

El número de avales obtenido, solo pone de relieve que tanto Diaz como Sanchez están en disposición de triunfar en las primarias. La primera porque cuenta con los aparatos regionales, y el segundo porque cada día que se conoce un nuevo desmán atribuible al PP, se refuerza un sentimiento de rabia entre las bases socialistas, t el rechazo a quienes decidieron la abstención, y el hecho de que sigan apareciendo corrupciones vinculadas al partido gobernante, es algo que escapa al control del equipo de Diaz, que no puede evitarlas. Pero, además, Diaz debería explicara a los militantes socialistas, porqué la derecha ahora tiene suficientes votos para aprobar los presupuestos de Rajoy, y sin embargo debía abstenerse para que fuese presidente. Igual los que decidieron la abstención, no pensaron en la factura que eso iba a suponerle a Diaz, que ya el mismo día del Comité de octubre figuraba como candidata a SG en todas las quinielas.

Verificado el recuento de avales, siguen siendo tres los candidatos, y aún no hay nada decidido. Sánchez tiene fácil recurrir a construir un relato ganador y apelar al voto útil de quienes, sin antes haberle avalado,  también se sienten contrarios a la abstención del PSOE. En el 30% que no ha avalado a ningún candidato, hay un caladero de esos votos anti abstención, muy importante para Sanchez. Mientras, Diaz aparece feliz y contenta de vencer en avales, y en sus entrevistas de ayer y hoy, parece celebrar ya un triunfo que sin embargo sabe que no tiene hoy garantizado. Y lo que es peor, está contenta aunque sabe que gane o pierda, la recomposición del partido no va a ser fácil, para el nuevo o nueva SG.

Tampoco en Génova están tranquilos con el recuento de avales. Para ellos, que pueda ganar Sanchez es símbolo de inestabilidad, porque solo consideran estable un gobierno que esté presidido por el PP, y eso no les parece viable con Sanchez de SG del PSOE. Quizás ese sea el motivo, por el que desde el PP han salido en defensa de la Diaz al verla no arrasar en los avales, pero el favor que le están haciendo es muy cuestionable, puesto que contar con su apoyo, con el de la iglesia y el del poder económico, suena entre la militancia del PSOE a todo, menos a socialismo.

Y no fueron solo esos los errores del equipo de Diaz. También sus asesores erraron cuando acusaron a Sanchez de haber presentado avales falsos, porque al final ha sido a Diaz a quien más se le han anulado avales en la verificación. Y no debieron medir bien, que fuera de Andalucía, Sanchez superaría los avales de Diaz, ni que su número en Cataluña y Euskadi sería tan pobre para quien pretende ser SG de todo el partido, por lo que en el entorno de Diaz se lo deben hacer mirar. A dos semanas de la elección en primarias, parece que arrogancia y soberbia en demasía, han impedido hasta ahora al equipo de Diaz ver la realidad. Nada como darse contra un muro, para saber que es difícil que se cumplan sus pronósticos iniciales.

Pero lo que es innegable, porque si lo ha evidenciado la distribución de los avales, es que representantes y representados no parecen apostar por lo misma solución. Diaz está más cerca de los representantes, y Sanchez de los representados

miércoles, 3 de mayo de 2017

UP Y PSOE A LA VEZ QUE ACIERTAN SE EQUIVOCAN

 
Nadie destaca que los Presupuestos Generales presentados por el PP solo serán apoyados desde los grupos de derecha en el Parlamento español, cuando hace unas semanas todos afirmaban que el PSOE los apoyaría. No parece importar tanto, que esos presupuestos consoliden los recortes al estado de bienestar, porque el foco mediático ahora está puesto en el anuncio de la moción de censura promovida desde UP. No se pretendería, pero se ha conseguido desviar la atención del votante de izquierdas sobre algo tan importante como las cuentas del Estado, y focalizarle en la eterna disputa en la izquierda española.

 Una secuencia de hechos. Llamada de Iglesias a Fernandez, donde le dice que va a presentar una moción de censura. No le especifica ni contenidos, ni candidato, solo se informa de la situación excepcional que vivimos, de las circunstancias extraordinarias que acontecen, y de la voluntad de presentarla. Cinco minutos después UP informa del asunto a los medios. No debió ser suficiente el error cometido repartiendo ministerios unilateralmente, sino que ahora de nuevo se actúa unilateralmente, y se presenta la moción. Iglesias sabía antes de llamar, que no existe entre ambas formaciones confianza suficiente para alcanzar ese acuerdo, pero hace la llamada.

Lo quiera o no, actuando así Iglesias, le da razones a Fernandez para que pueda calificar su comportamiento como “poco serio”. Ambos saben, que detrás de esa falta de confianza, no solo están las cúpulas de los dos partidos, sino que en gran medida a ello han contribuido las redes sociales, donde las descalificaciones, (aun siendo en algún caso justificables) contra el PSOE y muchos de sus miembros, y declaraciones de dirigentes socialistas afirmando que UP es el enemigo y no el PP, han ayudado poco a acercar orillas para pactar nada. Se ha visto como una carga de profundidad de UP, para con un PSOE inmerso en un proceso de elecciones interno. Lo mínimo que podía esperar como respuesta UP, es que se califique su moción de oportunista.

Hoy puede leerse la carta de Fernandez respondiendo a Iglesias. Independientemente de que se comparta o no la decisión de rechazo por la Gestora, el texto de respuesta no parece el idóneo, porque huele a mediocridad, parece hecho con mal tono, puede resultar irrespetuoso, e incluso habrá quien piense que rezuma soberbia. Me pregunto, ¿Era necesario publicar la carta de la respuesta? ¿Es esa la respuesta más adecuada al momento político? Ya se sabe que para gustos los colores, pero no creo necesario usar un grado de agresividad. Y tampoco hubiese estado mal que alguien la revisase antes de enviarla. Contiene un último párrafo y una postdata con exceso de pimienta con lo que se busca lucimiento y no acercamiento. Permite diferentes interpretaciones, la afirmación “reunirse ambos dirigentes resulta inútil”, y UP interpreta que se califica de inútil la moción de censura en sí.

Olvidando las misivas. Si la intención de Iglesias, como afirma, es que Rajoy rinda cuentas en el congreso, para hacerlo no necesita del apoyo de otros grupos parlamentarios. No parece la suya una manera de tender puentes, ver sin matices a todo el  PSOE respondiéndole, en lugar de leer quien firma la contestación, que es una Gestora, olvidándose al hacerlo así, que hay muchos militantes, simpatizantes y votantes del PSOE que no están de acuerdo con las decisiones que desde su constitución ha adoptado esa Gestora y que esperan con las primarias cambiar esa situación.

Otro dato. Iglesias afirma que vista la respuesta, el PSOE no cambia. ¿Se plantea alguien en el partido de Iglesias, que el acercamiento del PSOE podría producirse con UP pero no con Iglesias? ¿Por qué si la Gestora no es todo el PSOE, Iglesias tiene que ser todo Podemos? Las distancias no son una cuestión de los militantes, sino de las cúpulas. En UP, muchos ya fabrican coronas fúnebres para el entierro del PSOE, pero puede que se equivoquen, quienes piensan que por no apoyar la moción de Iglesias el PSOE obligatoriamente se dirige hacia el abismo, igual es que olvidan, que esa moción tiene su talón de Aquiles en ser, hoy por hoy, una moción unilateral, con las ventajas e inconvenientes que ello representa.

Sería absurdo no admitir, que el PSOE salió de las Generales tocado, y que lo acontecido en el Comité Federal de octubre, le ha dejado más tocado aún. Pero que en el momento en que trata de recomponerse, desde UP se le lance un nuevo torpedo a la línea de flotación, solo da la razón a quienes ven en el partido de Iglesias al enemigo y no al socio. Si se quería un acercamiento, se habría esperado unas semanas para intentar el dialogo con la nueva Ejecutiva, en lugar de hacerlo con una Gestora que, independientemente de no compartir su impulso a la abstención, tampoco tiene absoluta libertad de movimiento y eso es imprescindible en un interlocutor con el que se quieren buscar puntos de encuentro.

Y por si aún no es suficiente, se ha rematado el intento de acercamiento convocando una manifestación el día anterior a la votación para SG del PSOE. Igual Iglesias espera que en el PSOE se le agradezca que la convocatoria no se ha hecho en la  calle Ferraz. Visto el escenario, el PSOE debe girara a su izquierda, y UP haría bien en avanzar en solidez y coherencia, si se plantean seriamente una alianza, que además, solo parece imaginable con Sánchez en la SG socialista, y ambos buscar una alianza a la portuguesa. No estaría de más que alguien en Podemos se plantease, si no sería más importante que entre Psoe y UP sumen una mayoría que permita una alternativa de izquierda en este país, frente a lo que parece ser su objetivo, legitimo, de ganar en votos al PSOE y así conseguir su ansiado sorpasso.

Mientras falta estrategia política en la izquierda, y le sobra ruido mediático, Rajoy y su banda siguen con mayoría en las Instituciones del Estado, deteriorándose con ello la calidad de nuestra democracia. En mi opinión, UP y PSOE a la vez que aciertan se equivocan, en un movimiento reciproco. Naturalmente que hay  motivos sobrados para presentar una moción de censura, pero si no se cuidan las formas, la sensación es que UP solo persigue quedar bien ante unos ciudadanos cansados de que les roben, de paso cepillarse al PSOE, pero no echar a Rajoy de verdad. No dudo en calificar la postura del PSOE de falta de vista, pero tampoco en señalar a la de UP como falta de miras.


Para el ciudadano de a pie unos tienen demasiada gente aferrada a un cargo, y otros demasiados politólogos estrategas. Entre unos y otros la casa sin barrer, y los ciudadanos cada día tenemos menos esperanzas de ver un gobierno decente.

lunes, 1 de mayo de 2017

1º DE MAYO

1 de Mayo, Fiesta de los Trabajadores. De quien tiene trabajo. De reivindicación de quien trabaja en condiciones precarias. Día para alzar su voz quienes carecen de trabajo.
Como trabajador de la sanidad, debo reivindicar una sanidad pública de calidad y financiada al cien por cien desde los Presupuestos Generales el Estado. Una sanidad donde sus trabajadores tengan unas condiciones laborales no precarias, con estabilidad laboral, y donde solo sean los méritos profesionales, lo que se valore para la promoción interna. Hoy es un buen día (aunque todos lo son), para reivindicar que no se utilice nuestra salud o nuestra enfermedad para que se haga negocio con ellas, porque no es admisible que también se mercantilice la salud.
Que eso se hace a diario, lo sufrimos todos. Para justificar convertir la salud en negocio, se sigue una táctica rastrera, consistente en destrozar la sanidad pública a base de listas de espera y malas condiciones laborales a sus trabajadores, y de esa manera hacer visible la necesidad del modelo privado, pero eso sí, pagando ese modelo con recursos públicos. Tristemente ya tenemos gran parte del sistema sanitario privatizado directa o indirectamente, y si se quiere arreglar la situación, es imprescindible revertir la privatización como se ha empezado a hacer en la Comunidad Valenciana.
Para que se conozca por los ciudadanos esa necesidad de revertir lo actualmente privatizado, estos deben conocer la infame situación a la que se ha conducido el sistema público de salud y a sus profesionales, mientras que desviando recursos públicos, no se ha hecho nada más que favorecer a los hospitales y clínicas privadas. Ha crecido el gasto sanitario, pero no ha crecido el gasto sanitario público en la misma proporción. No parece aceptable qué se esté destruyendo el sistema sin que desde la izquierda se haga nada por evitarlo, e incluso existen Comunidades donde se actúa con complicidad.
Son demasiados años asistiendo a un expolio progresivo de lo público, contemplando un deterioro permitido en silencio, y cada día que pase se hace más necesario expulsar a los que actuando como parásitos de lo público, solo han buscado su beneficio. Que no nos engañen, no es malo ni lo público ni la gestión pública, pero si es necesario mejorar su control, porque si no se ha mejorado es porque se hace adrede para justificar como bondadoso lo privado. Si algo funciona mal, denunciemoslo, pero no caigamos en la trampa de que lo privado es mejor.
Buen Primero de Mayo

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...