viernes, 28 de abril de 2017

A DECIDIR TOCAN

Estamos acostumbrados a decidir en base a lo que vemos hacer a los demás, por modas, o a lo que nos dicen las personas más próximas a nosotros, pero debemos intentar tener un criterio propio. No hay verdades absolutas, nuestras verdades las creamos cada día. La militancia socialista deberá decidir su apoyo a uno de los tres aspirantes a la secretaría general del PSOE, y el miedo a equivocarse lastra a algunos militantes, aún indecisos. Disponer de toda la información posible, nos facilitará la adopción de una decisión, sin olvidarnos que también un exceso de racionalidad puede llevarnos a cometer un error. Para ello nada mejor que comenzar aceptando que muchos tenemos una duda razonable, porque entre una opción u otra, siempre tenemos sus ventajas e inconvenientes.

Pero cuando la decisión implica también un componente ideológico, no todo lo podemos fiar a la racionalidad, sino que aparece la emoción y los sentimientos. Antes de decidir, siempre hay que analizar, y aquí va esta aportación que no es sino mi visión desde que se ha iniciado el proceso de primarias. Dos opciones me parecen con mayores posibilidades de obtener un respaldo mayoritario entre los socialistas con derecho a voto el próximo 21 de mayo, y esa afirmación no es un menosprecio al tercer candidato, solo es aceptar que en las encuestas disponibles, no se le espera.

De Díaz no se conoce un proyecto elaborado, sino un listado de eslóganes como  "100 por 100 PSOE" o "Este PSOE es mucho PSOE". Durante tres meses se limitó a señalar que concurriría como candidata, pero como en un tira y afloja: “me voy a presentar”,” tal vez lo haga”, “estoy convencida de presentarme”, “lo pre anuncio”, “lo digo…, hoy no, será mañana”. Comenzó la recogida de los avales utilizando con plena disposición, de las estructuras del partido en los territorios. Del resto de difusión de sus mensajes, y de poner en valor su figura, se están encargando curiosamente, los medios de comunicación posicionados junto a la derecha.

En ese escenario no es de extrañar, que sus rivales califiquen de clientelismo al proceso de recogida de avales., sobre todo porque los otros dos candidatos conocen bien lo que eso significa, puesto que no hace tanto tiempo, ellos lo utilizaban en beneficio propio. Pero tampoco es extraño ver a militantes que sin que nadie les haya realizado una indicación o solicitud de su aval, se sienten en la obligación con el cargo público de su localidad, provincia o región, entendiendo que no apoyar al candidato o candidata que apoya ese líder, es negativo para el partido en ese ámbito orgánico.

Los actos de precampaña de Diaz, han tenido un coste económico del que nadie ha dado ninguna aclaración, o efectuado una explicación creíble hasta ahora. Su figura es la de quien ha puesto más sus oídos para escuchar lo que le dicen, quienes por encima del partido y de sus militantes, se atribuyen estar en posesión de la verdad. Diaz se ha prestado a ser el instrumento con el que esos infalibles del socialismo han llevado a cabo su plan para perpetuarse en la toma de decisiones, y esa obediencia incapacita cualquier mensaje de compañerismo dirigido a la militancia. Esa militancia, cada vez ve más en Diaz a alguien que fue capaz de eliminar al Secretario General elegido por sufragio universal entre todos, y eso dificulta poder verla como solución, cuando se la identifica mucho más con el origen del problema.

Si intentamos analizar el modelo de partido que propugna Diaz, vemos que su  apuesta es por una organización representativa, vertical, donde sea el líder y su cúpula quienes conduzcan a la militancia. Ello la lleva a que difícilmente pueda desprenderse de una imagen oligárquica y de caudillismo, que muchos tachan de democracia casi orgánica. Recuerda la figura de la líder del peronismo, de un populismo que hoy huele a algo rancio. Pocos pueden olvidar que ella ha sido uno de los artífices de la abstención que ha permitido el gobierno al PP.

Sobre la ideología ligada a su proyecto, todo apunta a que su apuesta es por una política liberal, colaboradora con el sistema financiero, partidaria del manteniendo de la monarquía como algo hoy incuestionable, y dispuesta a no cuestionar el papel de la Iglesia católica. Todo esto la aleja del giro hacia la socialdemocracia que desde las bases del socialismo se está demandando. Su posición no da respuesta a la cuestión de la sangría de votos del socialismo por votantes, tradicionalmente socialistas, que  se han ido a opciones más de izquierda, aunque en número sean casi el mismo de los que han permanecido con su voto.

A la opción de Sanchez, no puede negársele, que está encabezada por alguien que antes ha cometido muchos errores, por lo que es lógico que no cuente con una confianza absoluta, pero tampoco puede negarse que una parte muy importante de la militancia está convencida de que en este tiempo ha aprendido de ellos. Siempre se le va a poder reprochar, que siendo Secretario General tuvo la oportunidad de cambiar, pero en cambio alcanzó un acuerdo con Ciudadanos, posiblemente por obediencia a los dictados del Comité Federal, pero errando al fin y al cabo. Se le reprocha que sea de "izquierdas" ahora, pero tampoco se le puede negar su derecho a rectificar.

Sanchez si ha elaborado un proyecto, definido por una propuesta de un nuevo modelo de partido, basado en la democracia interna, y donde los militantes sean quienes decidan los grandes objetivos de la formación política. Propone cambios en la forma de organización que propicien que el secretario general lo sea por elección e todos los militantes. Sus rivales ven en su figura revanchismo contra quienes propiciaron su salida de la secretaria general forzando su dimisión en un Comité Federal. Pero sin duda esos ataques feroces y redoblados desde las direcciones regionales, han convertido su figura en un “mártir del aparato del partido” y en el ídolo de una militancia cansada del protagonismo excluyente de ese aparato.

La difamación sobre la financiación de la pre campaña de Sanchez, contrasta claramente con el silencio respecto a la financiación de la de Diaz. Explicar ese proyecto de cambio en el modelo de partido y en la toma de decisiones, ha sido su objetivo pre primarias en sus actos, que fueron financiados mediante sufragio colectivo o crownfunding, sistema cuestionado por la misma gestora que no cuestionó la financiación de los de Diaz. En su discurso apuesta por la democracia participativa junto a la representativa y por la democracia interna. El modelo social por el que Sanchez aboga es el de justicia social frente a la caridad, del laicismo frente a mantener los privilegios de la iglesia católica, por cuestionar la forma del Estado, y por la consulta sobre la misma, por una política socialdemócrata enfrentada al funcionamiento actual del sistema financiero.

Tampoco se deben pasar por alto los equipos de ambas opciones. Junto a Diaz muchos de los actuales barones y cargos del partido y personajes como los ex presidentes, ex secretarios generales o Madina. Pero junto a ellos, también hay  figurantes como el tal Heredia y su "Margarita, hijaputa, antes de opinar afíliate al PSOE" o su afirmación gloriosa “el PP es solo un adversario, el enemigo a combatir es Podemos”, o  Verónica Pérez, y su «yo soy la única autoridad en el PSOE», o los errores en el currículo de la telonera de su presentación. En el caso de Sanchez, las figuras son de menos renombre pero también por ello con un menor desgaste público, como Borrell, Narbona, Tapias, Elorza, Tezanos o Escudero.


En esta tesitura, la Operación Lezo, y la moción de Censura a Rajoy propiciada por Podemos, son elementos que pueden tener una influencia en la decisión de los militantes pero en ningún caso parecen cuestiones fundamentales a la hora de que el militante tome la decisión de apoyar a uno u otro. La  decisión no corresponde a las direcciones, ni a los infalibles del partido. Con mejor perfil de uno u otro candidato, con un modelo de partido e ideológico más acertado o menos, pero diferentes, con presiones o sin ellas, son las bases quienes ese día tienen la palabra y el voto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...