domingo, 22 de enero de 2017

PSOE y cláusula suelo, o cómo no se ejerce la oposición

Creo que os puede interesar su lectura a todos los que, como yo, tenéis una hipoteca con cláusula suelo, y para saber que, ni aún con la sentencia europea a nuestro favor, el gobierno y quienes le apoyan, han dejado de jugar a favor de los bancos. Me lo publican hoy en el regional La Cerca y espero que pueda aportar otra visión del asunto.
Este es el enlace de la publicación

http://www.lacerca.com/noticias/columnas_opinion/psoe_clausula_suelo_o_ejerce_oposicion-346735-1.html


Vergonzoso debería resultarnos, a los clientes de la banca, la forma en que el gobierno quiere dar cumplimiento a la sentencia del  que declara nulas las cláusulas suelo de las hipotecas, al considerar estas abusivas por vulnerar la Directiva 93/13. El proceso extrajudicial que se ha establecido por el , no ha tenido en cuenta las objeciones presentadas por las organizaciones de consumidores. Si el Decreto regulador se analiza, claramente acaba defendiendo los intereses de los bancos, aunque a primera vista pueda parecer lo contrario. Con este mecanismo extrajudicial se elude el cumplimiento de una sentencia clara y que demuestra la errónea actuación que tuvo nuestro .
Del gobierno del PP es tan esperable su actuación como vergonzosa resulta. Que el PSOE se lo permita, no solo es incomprensible siendo oposición, como bochornoso es para el socialismo, conocedores de como cualquier reclamación ciudadana ante un banco resulta un calvario, mientras que para un banco engañar a los ciudadanos acaba saliéndole gratis. Con esta fórmula de solución, el Gobierno se ratifica una vez más en que está a favor de los bancos, y demuestra que le importa un bledo el cumplimiento de la sentencia TJUE. Pero si uno se pregunta ¿Por qué el PSOE no ha exigido que el gobierno obligue a los bancos a devolver lo que han cobrado de más, de oficio y sin necesidad de una gestión del administrativa o judicial del afectado? La respuesta invita a pensar que también se posiciona junto a la banca y no junto al ciudadano.
Si mi cláusula suelo es probablemente nula según el TJUE, la situación se supone que es a mi favor. Entonces ¿por qué he de negociar con el banco con sus condiciones o con las del gobierno? ¿Por qué no puedo poner las condiciones yo? Está claro que el banco ha actuado aprovechándose de mí, Incluso diría que temerariamente, y ahora el gobierno también lo hace con este mecanismo extrajudicial. Si se analiza el mecanismo que establece, y aunque dice pretender que no se saturen los juzgados, la realidad acaba siendo un mecanismo a favor de los bancos, que trataré de explicar.
Se obliga al banco a informar a todos sus clientes con esa cláusula y a responder al cliente que le reclame a partir del 23 de febrero, en un plazo de tres meses. Le cláusula, según el gobierno, puede resultar abusiva o no, lo que parece absurdo, puesto que el banco no ofrecería nada si la cláusula no es válida, y que en el decreto se afirme tras la sentencia del TJUE, que un juzgado pueda no declarar nula la cláusula suelo es absurdo. Si el banco entiende que es ilegal, hará una oferta de lo cobrado de más, mas los intereses de demora, y a esa oferta el cliente debe responder en quince días. Pero si el banco estima que su cláusula es correcta, tocará iniciar la vía judicial. En el texto no concreta el tipo de referencia para calcular los intereses de demora, siendo recomendable el tipo de interés legal del dinero, que al ser variante cada año, hace complicado el cálculo del cliente. Pero bueno, supongamos ya acordada la cuantía a devolver, entonces el banco la devolverá en metálico o amortizando esa cantidad de tu hipoteca.
Otra curiosidad del decreto está en que si no aceptas y acudes a la vía judicial, el juez tendrá en cuenta lo que el banco te ofreció para estimar a quien condena en costas, en función de si el juez te reconoce más que el banco (las costas las paga el banco), o te reconoce lo mismo o menos, y ya no está claro quien las paga. En cualquier caso, hasta aquí todo puede parecer un procedimiento lógico e incluso justo a primera vista. Pero si se analiza en profundidad, la situación no lo es tanto, puesto que una hipoteca no es algo tan simple.
Lo primero es que en una hipoteca, no solo existe como única clausula la llamada suelo, sino que contiene muchas más y no todas legales. Por lo tanto si recurrimos judicialmente el contrato hipotecario, no solo se reclama la cláusula suelo, sino todas las que sean ilegales en ese contrato de préstamo, y con que una sola de las clausulas resulte ilegal, ya no te condenaran a costas, puesto que el juez estará estimando parcialmente tu demanda. Entonces hay que preguntar ¿por qué el mecanismo extrajudicial se mete en una materia que en cada caso será una situación diferente?
Y lo mismo ocurre con la cuantía a reclamar, que según sea cada contrato tendrá un cálculo diferente dependiendo de las clausulas nulas, y que tendrá que calcular en cada caso el juzgado, y que por tanto no corresponde fijarla ni al cliente reclamante ni al banco demandado. Además vemos como el mecanismo extrajudicial establecido, considera que existe el riesgo para el cliente de tener que abonar las costas si es menos la devolución de lo solicitado, con haber indicado que el cliente no debe reclamar una cuantía concreta sino lo que en justicia le corresponda, evitaría ese riesgo de que pudiese tener que pagarla el cliente, y parece como una amenaza a quien no se acoja al mecanismo que el gobierno establece. Por ultimo indica que se debe regularizar la situación del cliente con , sin tener en cuenta que si se opta por la vía judicial, cuando se ejecute la sentencia, estaremos en ejercicios fiscales ya prescritos.
Dicho todo lo anterior, es fácil deducir, que con el mecanismo establecido, lo que harán los bancos es aprovecharse de quienes por necesidad urgente en recuperar lo que indebidamente han pagado al banco por una clausula suelo ilegal. Afirmo esto, porque quienes no tengan prisa por recuperar lo que indebidamente le han cobrado y reclamen por vía judicial, los intereses legales de esas cantidades cobradas de más, se aplicaran desde el día que se cobraron y hasta el día en que el banco lo devuelva, y dado que el interés legal es mayor que el interés que cualquier banco da por el dinero en tu cuenta, el tiempo que se retrase la resolución judicial, convierte la cantidad indebidamente cobrada en un depósito a alto interés, casi resulta una inversión. ¿Quiénes serán los que no tendrán prisa por recibir la devolución? Los que más tienen, que es a quienes favorecerá no acogerse al mecanismo extrajudicial establecido. Es aquello de dinero llama a dinero.
Conocida la actuación del Gobierno en el rescate bancario a fondo perdido en casi su totalidad, a nadie le puede resultar extraño que muchos desconfiemos de la imparcialidad del gobierno como mediador entre clientes y bancos, y sobre todo cuando por la sentencia del TJUE no deja lugar a dudas y pone, aunque solo sea por una vez, a los bancos en una situación de debilidad judicial, y hace que el tiempo corra en su contra y no en contra de los clientes.
Comenzaba este artículo afirmando que de un gobierno del PP se podía esperar esta maniobra vergonzante. Del PSOE lo esperable era que se opusiese y no permitiera aprobar el decreto. Y sobre todo de un partido socialista, lo que esperaba es que se preocupara de que en ese decreto, el gobierno recogiese una la solución para quienes han visto imposible pagar sus hipotecas por los intereses ilegales fijados en sus cláusulas, y han acabado siendo desahuciados por el banco de su vivienda y que les ha supuesto perderla.
Actuar así, si se entiende como “ejercer la oposición”. Algo muy diferente a abstenerse y permitir con ello la aprobación de una vía extrajudicial que, como todo lo que parte del PP, vuelve a favorecer a los que más tienen. En esta ocasión, de nuevo, a los bancos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...