domingo, 26 de julio de 2015

VILLA NO QUIERE DEJAR LA SILLA




Parece que ha pasado un siglo pero han sido solo cuatro años. Como la luz al final del túnel, las cosas en nuestra Comunidad parecen coger un rumbo diferente y en principio esperanzador para los desesperanzados. Algo está cambiando en Castilla La Mancha, aunque una cosa no cambia. Como si de una lapa marina aferrada a la roca se tratara, el Director General de RTVCM no está dispuesto a dejar el cargo ni con agua caliente. Ya sabe que el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha va a modificar la ley para desbloquear esta situación kafkiana, pero junto al partido que le puso, el PP, pretende hacerla si no eterna, al menos prorrogable. Lo suyo es mantenerse al frente de la radio y la televisión públicas regionales hasta el último día posible, y aunque el PP se desvincula de su actitud, todo apunta a que el partido de Cospedal está detrás de ese posicionamiento.

Desde su llegada a RTVCM, Villa se rodeó de profesionales procedentes de la Cope como él, olvidándose que en esta región tenemos muchos y buenos profesionales de la comunicación. Se trajo a sus fieles y los situó en los puestos de responsabilidad. Hizo que pasar de becario a responsable provincial fuera posible a condición de actuar a sus dictados. Montó una redacción paralela a la existente, y  a su medida, compuesta de profesionales incapaces de cuestionar sus órdenes (el paro te hace esclavo sin darnos cuenta), y marginó a quien no le reía sus gracias en la plantilla. Ni sindicatos ni nada, se permitió obviar la existencia de un comité de empresa incluso cuando este le envió una propuesta de expediente disciplinario a un trabajador. Pero sobre todo lo que consiguió fue el desprestigio de la cadena, algo que hoy parece casi irreparable.

Y es que cuatro años han sido suficientes, para que bajo su dirección, el medio regional sea ya más conocido por Telecospedal que por su nombre Castilla La Mancha televisión. La estrategia seguida por este seños ha sido tan simple como sustituir la información por opinión, pero eso sí, siempre revestida del matiz conservador que Villa ha mostrado desde la Cope y como tertuliano. Bajo su dirección, ha sido continua la censura y la manipulación informativa al servicio del PP. Pero incluso ahora, sabiendo que la derrota electoral de Cospedal suponía su salida de la dirección de la televisión regional, se ha permitido actuaciones partidistas y pro populares como considerar la toma de posesión del nuevo presidente regional como noticia de segunda fila, y no emitir ni el perfil político del nuevo presidente.

Ha demostrado ser un anti demócrata que obvia la opinión ciudadana plasmada en las urnas mostrando que no le merece el menor respeto. No podía esperarse otra cosa de alguien, cuyas manipulaciones informativas han sido constantes comenzando desde su llegada al ente regional y aún no han cesado. Este señor se ha permitido incluso traspasar los límites de la ética profesional, y utilizar sin avergonzarse los fallecidos en el incendio de Guadalajara para atacar jugar un burdo juego de política barata sin escrúpulos ni la mínima dignidad y respeto a los fallecidos.

Su gestión ha merecido condenas jurídicas y sanciones administrativas que al parecer se ha pasado bajo el forro de sus caprichos. Son muchos los ejemplos de manipulación, pero uno llamativo es la información referente al ATC de Villar de Cañas, que habiendo sufrido un retraso en su autorización por el  Consejo de Seguridad Nuclear y sabiendo que el nuevo gobierno de Castilla-La Mancha no descarta su paralización, la televisión regional ha ocultado esa información a los castellano manchegos. El señor Villa se ha limitado a cumplir escrupulosamente  todo lo que Cospedal le ha ordenado y nada que cuestionase su tarea de gobierno podía tener reflejo informativa.

Ante sus tropelías, el colectivo de profesionales de la radio televisión regional, ha denunciado hechos propiciados por su director como indicarles que el relato de una manifestación se escribe antes de que se produzca, que el número de manifestantes que asisten no los cuenta el redactor sino que los cuenta él, que si un ciudadano es entrevistado en la televisión es porque opina bien de la presidenta, o que donde gobiernan los socialistas no se producen noticias positivas. Los profesionales han denunciado estos hechos porque las presiones de este señor coartando su libertad de expresión les han llevado al límite de su capacidad de aguante.

Pero aunque se resiste aún, sabe  que sus días de estancia al frente de la televisión regional están contados. Aunque la cúpula regional del PP maniobra e intriga en su defensa, los votantes del PP ya no le defienden de manera visceral. Ahora desde el PP la consigna es decir que RTVCM se va a convertir en Telepage, e incluso hasta algunos piden que  RTVCLM desaparezca para que no pueda usarse por ningún político (curiosamente son los mismos que antes se vanagloriaban de que la única verdad existente era la que daba Castilla La Mancha televisión), y si eso no cuela, argumentar que “Ahora más de lo mismo pero al revés, y que no cambia nada porque todos los políticos son iguales”.


Estamos un tercer grupo que opinamos que tanta paz lleve como descanso deja y que los castellano manchegos nos merecemos que nunca más se repita una gestión tan nefasta. A esto yo añadiría que la primera tarea de su sucesor será obligatoriamente la de desinfectar. Seré el primero en criticar a la nueva dirección si lo hace mal, pero hay que reconocer, que el listón de incompetencia está tan alto, que no creo que por muy fiel a sus ideas que pueda ser el sucesor, pueda llegar a ser tan sectario y tan orgulloso de serlo, como este personaje. Adiós Nacho Villa, adiós. Buen viaje lleves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...